EL Rincón de Yanka: junio 2010

inicio

CALENDARIO DE ADVIENTO 2017

CALENDARIO DE ADVIENTO 2017








miércoles, 30 de junio de 2010

¿PEREGRINO O TURISTA?


Compadezco a los responsables que organizan retiros o  peregrinaciones. Para complacer tantas exigencias a los cómodos viajeros: las comidas y quejas personalizadas. Vamos de marqueses, de perfeccionistas en el trabajo de los demás y de repugnantes sofisticados.
¡Cuánto antitestimonio cristiano, social y humano! 
Y cuando viajas, representas a tu familia, a tu pueblo, a tu país. Compórtate bien... Y así  no maldecirán tu casa.


¿Peregrino o turista quisquilloso?



Todo augura a que en los próximos meses, miles de personas de la más diversa índole, condición, edad y nacionalidad van a tomar dirección a Santiago. 
Se anuncia, pues, una saturación en las sendas, mayor incomodidad en los alojamientos y esperas en restaurantes y fondas. Unido a la satisfacción de la consolidación de la ruta, la preocupación se centra ahora en que el espíritu de cordialidad, generosidad y encuentro prime sobre cualquier otra cosa. Y son muchas las voces críticas que llaman la atención sobre una cuestión sin resolver: ¿cuánto de turista tiene, o mejor dicho, debe tener un peregrino?

"El turista exige, el peregrino agradece"
La peregrinación es un acto tradicionalmente religioso, aunque tanto en su historia como en la actualidad, el componente cultural está extraordinariamente presente. Sin embargo, si se atiende a lo dicho por sus protagonistas, los propios peregrinos, la búsqueda de la espiritualidad y el encuentro con uno mismo son determinantes. El peregrino no es un paseante, un viajero, un ciclista ni, por supuesto, un turista que opta por una posibilidad barata -aunque incómoda- de pasar unos días de vacaciones. Por lo tanto, se espera que su comportamiento sea lo más alejado a un cliente que demanda una atención. La solidaridad, la autosuperación y la generosidad son valores esenciales, en armonía con el arte, la naturaleza y las gentes que se llegan a conocer. "El camino parecía una carrera, incluso había coches que apoyo, que alimentaban y reservaban camas en los albergues".

Honradez, generosidad, austeridad y curiosidad cultural definen al auténtico peregrino
"Me parece un poco triste que la esencia del Camino se pierda". Son testimonios que pueden leerse en el foro aludido, aunque la mayoría de las experiencias son positivas -"Quiero agradecer desde aquí a todos los hospitaleros, que con su apoyo y su dar sin pedir, con su bondad y su amor, nos confortan en el camino"- o quieren servir de consejo -"A todos los peregrinos que salen de Roncesvalles o que quieren hacer mas de 300 kilómetros les aconsejaría que intercalaran noches en pensiones o en habitaciones para descansar mejor"-.

El peregrino debe entender que el uso que hace de todo lo que encuentra en el Camino, desde los albergues, hasta la naturaleza, las ermitas románicas y las fuentes, es un préstamo, con lo que debe dejarlo igual, si no mejor, que como lo encontró.

Ser peregrino en los albergues
Una de las cuestiones que más preocupa a quien comienza el peregrinaje es el lugar donde podrá dormir. En invierno y a principios de primavera y otoño, la capacidad de los albergues absorbe sin problemas la llegada de caminantes, pero de mayo a septiembre el número de camas es muy inferior a la demanda. No en vano, si en 1987 eran 2.500 las personas que completaron la Compostelana, los últimos datos, de 2003, hablan de cerca de 300.000.

Los albergues de peregrinos son alojamientos que ayuntamientos, parroquias, asociaciones y otras instituciones ponen a disposición de los peregrinos. Por lo general no tienen establecida una tarifa para ofrecer cama, pero esto no significa que sean gratuitos. Su mantenimiento, la atención prestada y los gastos que generan deben ser sufragados con las aportaciones voluntarias de quienes disfrutan de ellos. En muchos albergues se han visto obligados a solicitar, en verano sobre todo, un pago en euros, a modo de voluntad, pues precisamente esa voluntad estaba muy vacía. Otras normas que rige en ellos es que está prohibido pasar en estos albergues más de una noche, salvo causa de fuerza mayor, y que los peregrinos que recorren el Camino a pie tienen preferencia, hasta las 8 de la tarde, para obtener alojamiento. Son reglas que velan por un buen y equilibrado funcionamiento.

Hacer la peregrinación a Santiago implica cierta sobriedad en los gastos, por lo que no es de recibo pedir refugio barato y gastar el dinero sin control en bienes prescindibles. Ser un auténtico peregrino denota honradez y austeridad. En cuanto a los hospitaleros, hay que decir son voluntarios que, con mejor o peor acierto, desean atender al caminante con esmero, por lo que se debe valorar y apreciar su esfuerzo, muchas veces abnegado. Si no se encuentra sitio en un albergue, se puede optar por hostales rurales que han proliferado en los últimos años. También se puede preguntar a los lugareños, que en muchas ocasiones ofrecen generosamente cena y cama en sus propias casas.


Enviar a Apezz

lunes, 28 de junio de 2010

GRATITUD




"Que cada uno dé como propuso en su corazón,
no de mala gana ni por obligación,
porque Dios ama al dador alegre".   2 Corintios 9:7






Enviar a Apezz

sábado, 26 de junio de 2010

HOY ES CONTRADICTORIO SER CRISTIANO Y SER DEL PSOE


Si eres de este PSOE: no eres cristiano ni socialista.
SER CRISTIANO ES SER POLÍTICAMENTE ACTIVO E INDEPENDIENTE Y NO PARTIDISTA (que no es lo mismo que partidario)


Sobre todo estos medios y estos "periodistas" y estos "teólogos": "Necesitamos romper con la ideología y dar la palabra al Evangelio". Porque el que es partidista, dependiente de una ideología, no es independiente, no es justo sobre todo con la Verdad. Hay muchos que no creen en Cristo sino que creen en Marx. Y sin Cristo no hay ni opción por los pobres. Sólo será algo platónico. Por eso mismo los pobres desconfían de ellos. No tienen entrañas de misericordia porque no tienen Gracia, sino Doctrina, pura doctrina. Hay mucho fundamentalismo dogmático y rigorista, también, entre los "progres".


Hay mucho fundamentalismo dogmático y rigorista, también, entre los "progres". En su pretensión de poseer la verdad revelada, el progresismo ha desembocado en un nuevo fundamentalismo de lo "políticamente correcto" y de la ideología de género. Amplificado por la tecnología de las redes sociales, señala a quienes piensan distinto para lapidarlos y exponerlos ante el mundo como herejes de una nueva religión. Comparto y defiendo —con necesarios matices— los valores liberales del progresismo; pero rechazo su intolerancia cada vez más parroquial.

Mientras el Gobierno celebraba con risas la aprobación de la ley Aído, este concejal del PSOE en Paradas, Sevilla, pedía la baja en el partido. Defender la cultura de la muerte no es lo que le enseñaron aquellos viejos militantes de los que aprendió a ser cristiano y socialista.

-Ser católico y de izquierdas ¿no es una contradicción?

-En absoluto. De hecho, no son pocos los autores que describen cómo la izquierda toma históricamente sus fundamentos del cristianismo. Sin embargo…

-¿Sin embargo?

-No deja de ser cierto que hay ocasiones en el ejercicio de la vida pública en que fe y razón entran en contradicción. Y hay que estar atentos para dar una respuesta acertada.

-Usted la ha dado.

-La decisión la tomé por motivos políticos, entendiendo la política como consecuencia inmediata de mi compromiso como cristiano.

-Le reformulo la pregunta del principio: ser católico y militante del PSOE…

-Hoy es una contradicción. No entiendo la postura de quienes se dicen católicos y han promovido la ley con su apoyo en las Cortes. Quienes así han actuado deberían plantearse a quién sirven sus conciencias.

-La suya ¿dónde se formó?

-En mi pueblo, Paradas, cuna de solidaridad y donde el cristianismo se ha hecho patente en multitud de manifestaciones cotidianas.

-¿Qué me dice de la casa de sus padres?

-Que era un hogar humilde y una escuela de valores eminentemente cristianos. Y eso que mis padres no tenían incorporado el hecho religioso al día a día.

-¿Usted cuándo lo hizo suyo?

-Descubrí la fe en el colegio público donde estudié y en la catequesis de comunión en la parroquia de San Eutropio.

-Ese descubrimiento ¿fija un antes y un después?

-Supone un hecho capital que marcará determinantemente la fundamentación, el porqué, de las decisiones importantes de mi vida, pese a algunas etapas difíciles.

-¿Por ejemplo?

-En el instituto solicité la asignatura de Ética y no la de Religión, y en la parroquia me alarmaba cuando veía que era más importante lo estético que el fundamento de la fe. Fue una etapa de rebeldía.

-¿Quién le devolvió al redil?

-Julián Gómez del Castillo, una persona que, teniendo yo dieciséis años, me impactó y cautivó para el resto de mi vida. Todo en él era una alabanza al Señor. Amó a la Iglesia incondicionalmente y me transmitió con su ejemplo el valor de la justicia y la solidaridad.

-Hable más de él.

-Era un converso promotor de militantes cristianos capaces de encarnar el valor de la pobreza evangélica. Julián ha sido la persona que más me ha acercado a Dios.

-O sea, que es su modelo de fe.

-Él y Guillermo Rovirosa. No entiendo al uno sin el otro. Estoy seguro de que algún día serán elevados a los altares.

* Entrevista íntegra en el número 267 del semanario
Joaquín Montero, ex militante socialista.
.
Gonzalo Altozano 07/03/2010




Enviar a Apezz

jueves, 24 de junio de 2010

NO DEJES QUE SE APAGUE TU LUZ


 “Vosotros sois la luz del mundo.
Una ciudad situada en lo
alto de una montaña no puede esconderse;
ni tampoco se enciende una luz
y se la oculta debajo de una vasija,
sino que se la pone en un candelero
para que alumbre a todos los que están en la casa.
Pues bien, así es como debe alumbrar
vuestra luz ante la gente,
para que, al ver la bondad de vuestras obras,
todos glorifiquen a vuestro Padre
que está en los cielos.”   Mateo 5:14

Somos Luz para el mundo necesitado y oprimido, 
o estamos escondidos u ocultos,
o nos glorificamos a nosotros mismos.
 

Enviar a Apezz

miércoles, 23 de junio de 2010

UN SACERDOTE "NORMAL" NO ES NOTICIA


CARTA DE MARTÍN LASARTE, MISIONERO SALESIANO URUGUAYO EN ANGOLA AL *NEW YORK TIMES



 

Querido hermano y hermana periodista:
.
Soy un simple sacerdote católico. Me siento feliz y orgulloso de mi vocación. Hace veinte años que vivo en Angola como misionero. Me da un gran dolor el profundo mal que personas que deberían ser señales del amor de Dios, sean un puñal en la vida de inocentes. No hay palabra que justifique tales actos. No hay duda que la Iglesia no puede estar, sino del lado de los débiles, de los más indefensos. Por lo tanto todas las medidas que sean tomadas para la protección, prevención de la dignidad de los niños será siempre una prioridad absoluta.

Veo en muchos medios de información, sobre todo en vuestro periódico la ampliación del tema en forma morbosa, investigando en detalles la vida de algún sacerdote pedófilo. Así aparece uno de una ciudad de USA, de la década del 70, otro en Australia de los años 80 y así de frente, otros casos recientes… ¡Ciertamente todo condenable! Se ven algunas presentaciones periodísticas ponderadas y equilibradas, otras amplificadas, llenas de preconceptos y hasta odio.

¡Es curiosa la poca noticia y desinterés por miles y miles de sacerdotes que se consumen por millones de niños, por los adolescentes y por los más desfavorecidos en los cuatro ángulos del mundo! Pienso que a vuestro medio de información no le interesa que yo haya tenido que transportar, por caminos minados en el año 2002, a muchos niños desnutridos desde Cangumbe a Lwena (Angola), pues ni el gobierno se disponía y las ONG's no estaban autorizadas; que haya tenido que enterrar decenas de pequeños fallecidos entre los desplazados de guerra y los que han retornado; que le hayamos salvado la vida a miles de personas en Moxico mediante el único puesto médico en 90.000 km2, así como con la distribución de alimentos y semillas; que hayamos dado la oportunidad de educación en estos 10 años y escuelas a más de 110.000 niños…

No es de interés que con otros sacerdotes hayamos tenido que socorrer la crisis humanitaria de cerca de 15.000 personas en los acuartelamientos de la guerrilla, después de su rendición, porque no llegaban los alimentos del Gobierno y la ONU. No es noticia que un sacerdote de 75 años, el P. Roberto, por las noches recorra las ciudad de Luanda curando a los chicos de la calle, llevándolos a una casa de acogida, para que se desintoxiquen de la gasolina, que alfabeticen cientos de presos; que otros sacerdotes, como P. Stefano, tengan casas de pasaje para los chicos que son golpeados, maltratados y hasta violentados y buscan un refugio.

Tampoco que Fray Maiato con sus 80 años, pase casa por casa confortando los enfermos y desesperados. No es noticia que más de 60.000 de los 400.000 sacerdotes, y religiosos hayan dejado su tierra y su familia para servir a sus hermanos en una leprosería, en hospitales, campos de refugiados, orfanatos para niños acusados de hechiceros o huérfanos de padres que fallecieron con Sida, en escuelas para los más pobres, en centros de formación profesional, en centros de atención a cero positivos… o sobretodo, en parroquias y misiones dando motivaciones a la gente para vivir y amar.

No es noticia que mi amigo, el P. Marcos Aurelio, por salvar a unos jóvenes durante la guerra en Angola, los haya transportado de Kalulo a Dondo y volviendo a su misión haya sido ametrallado en el camino; que el hermano Francisco, con cinco señoras catequistas, por ir a ayudar a las áreas rurales más recónditas hayan muerto en un accidente en la calle; que decenas de misioneros en Angola hayan muerto por falta de socorro sanitario, por una simple malaria; que otros hayan saltado por los aires, a causa de una mina, visitando a su gente. En el cementerio de Kalulo están las tumbas de los primeros sacerdotes que llegaron a la región… Ninguno pasa de los 40 años.

No es noticia acompañar la vida de un sacerdote "normal" en su día a día, en sus dificultades y alegrías consumiendo sin ruido su vida a favor de la comunidad que sirve. La verdad es que no procuramos ser noticia, sino simplemente llevar la Buena Noticia, esa noticia que sin ruido comenzó en la noche de Pascua. Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece.

No pretendo hacer una apología de la Iglesia y de los sacerdotes. El sacerdote no es ni un héroe ni un neurótico. Es un simple hombre, que con su humanidad busca seguir a Jesús y servir sus hermanos. Hay miserias, pobrezas y fragilidades como en cada ser humano; y también belleza y bondad como en cada criatura…

Insistir en forma obsesionada y persecutoria en un tema perdiendo la visión de conjunto crea verdaderamente caricaturas ofensivas del sacerdocio católico en las cuales me siento ofendido.

Sólo le pido, amigo periodista, que busque la Verdad, el Bien y la Belleza. Eso lo hará noble en su profesión.

En Cristo,
P. Martín Lasarte, sdb

* El diario New York Times no llegó a publicar esta carta, que ahora circula por internet y que publicamos aquí por su interés, como ejemplo y testimonio de la vida entregada de muchos sacerdotes, religiosos y laicos en toda la Iglesia, que sin ser noticia, sí son -como dice el P. Lasarte- semilla de la Buena Noticia de Jesús.


Enviar a Apezz

miércoles, 16 de junio de 2010

SER POBRE NO ES SINÓNIMO DE DELINCUENTE

En un viaje en grupo al centro de Santo Domingo de República Dominicana, los guías turísticos nos dirigieron a comprar en unos determinados establecimientos. Mi Señora y yo nos fijamos en un mercado popular que tenía frutos tropicales y grandes ramas de canela, entre otros aromáticos productos. Al bajarnos del bus, les dijimos a unos compañeros que fuéramos mas bien al mercado a lo que nos contestó que les daba miedo esa gente mal vestida. Nosotros sí fuimos y disfrutamos de humanidad...


Me ha llegado una revista universitaria en la que se escribe sobre un barrio pobre donde “según estudios, es el lugar donde la mayoría de sus residentes son drogadictos, delincuentes y ex convictos con varias entradas en la cárcel por diferentes delitos”.

Me ha dolido el escrito porque no conozco ningún barrio pobre, ni asentamiento, ni bañado ni compañía del interior en el que “la mayoría de sus residentes” sean así.

Más bien son todo lo contrario. Pobres sufridos que han logrado sobrevivir en medio del empobrecimiento y que sin embargo conservan un corazón lleno de esperanza y alegría y acogida. Para mí, y llevo 13 años viviendo en un lugar semejante, son la reserva de bondad del Paraguay. Porque, a pesar de las dificultades de todo tipo que tienen, han logrado conservar la bondad, esta virtud esencial no se la va a robar nadie.
En cuanto a la cantidad de delincuentes que puede haber en barrios, asentamientos, bañados o compañías, es la misma que hay en los barrios selectos de las ciudades. La diferencia es que sus delincuentes son “ladrones de gallinas”, y los delincuentes de barrios selectos, además de los “ladrones de gallinas” importados, son algunos “ladrones de guante blanco”. Y no estamos mal por las gallinas robadas sino por las riquezas que se llevaron los otros.

Pa'í Oliva

VER +:


Enviar a Apezz

martes, 15 de junio de 2010

LA ESTUPIDEZ GOBIERNA EL MUNDO


Aristóteles definió tres formas de degeneración del gobierno: la tiranía, la oligarquía y la oclocracia, siendo esta última el gobierno de la muchedumbre, de la masa orteguiana.

Polibio, doscientos años antes de Cristo, llamó oclocracia al fruto de la demagogia, definiéndola como la tiranía de las mayorías incultas y el uso indebido de su fuerza para obligar a los gobernantes a adoptar políticas, decisiones o regulaciones desafortunadas.
YO INCLUIRÍA OTRO TÉRMINO:
"ILITIOCRACIA": EL GOBIERNO DE LOS ESTÚPIDOS
Muchos países y bastantes democracias, entre ellas la española, expulsan del poder a las élites mejor preparadas y se convierten en estúpidas. Uno de los peores rasgos del actual liderazgo mundial es que está siendo dominado por mediocres, lo que constituye una tragedia cuyas consecuencias ya se están viendo: mal gobierno, crisis económica, frustración ciudadana y un peligroso divorcio entre la sociedad y los que mandan.
El triunfo de la mediocridad Estados Unidos ofrece una imagen inquietante como líder mundial; la Unión Europea carece de un liderazgo solvente, capaz de adoptar las decisiones urgentes que necesita; muchos países se deterioran, víctimas de malos gobiernos; los ciudadanos se sienten mal gobernados y decepcionados. La mediocridad y la idiotez parecen dominar el planeta político. ¿Qué está ocurriendo? La respuesta está en los partidos políticos, que son eficaces maquinarias productoras de mediocres a gran escala. Los partidos políticos están imponiendo, poco a poco, un liderazgo mundial torpe y estúpido.



En democracia, la mayoría siempre tiene razón, aunque se equivoque, porque en la mayoría reside oficialmente la verdad. En esa característica de la democracia reside su grandeza y, al mismo tiempo, su mayor peligro y riesgo. Si las personas que influyen y hasta controlan a las mayorías son estúpidas o perversas, la misma democracia se torna imbécil, malvada o ambas cosas.

La democracia es un sistema para convivir en paz, no una garantía de eficacia y acierto. Si le dijéramos a un colectivo acostumbrado a obedecer "como sois soberanos, podéis gobernaros", lo más probable es que se abrieran las puertas del caos y de muchos males y problemas.

Todos los sistemas políticos y poderes necesitan organización, preparación y entrenamiento, pero la democracia lo necesita más que ningún otro sistema, porque sus posibilidades de convertirse en estúpida son enormes.
.

No puede existir democracia sin la complicidad y el esfuerzo común de la escuela, la actividad de los partidos políticos, la prensa, las corrientes de opinión y el valor de los principios. Todas estas fuerzas son imprescindibles para convertir al esclavo en ciudadano y generar un pueblo soberano y clarividente.

Otra necesidad de los sistemas políticos es contar con las élites mejores de la sociedad, la gente mejor preparada para gobernar por sus conocimientos, clarividencia y alta moralidad. Esas élites han participado en el gobierno del mundo desde el principio de los tiempos, pero la democracia, convertida en el imperio de los mediocres, gracias a la dictadura de los partidos políticos, es el primer sistema de la Historia que las ha expulsado del poder.

Cuando los partidos políticos, que se han convertido en la fuerza dominante y decisiva en las democracias, no tienen interés alguno en crear ciudadanos y se sienten más cómodos gobernando a masas aborregadas y llenas de incultura y miedo, entonces empiezan a promocionarse desde el poder la incultura, el sometimiento y hasta la brutalidad. En un mundo gobernado por los partidos políticos no puede haber sitio para la gente libre, ni para los ciudadanos que quieren autogobernarse, ni para las élites más preparadas. La democracia es pervertida por sus mismos protagonistas y es transformada en una vulgar dictadura de partido, imbécil, sin ciudadanos, sin inteligencia y muchas veces también sin moral.



La proliferación de democracias marcadas por la estupidez es ya una plaga en el siglo XXI porque los partidos políticos y sus dirigentes han decidido que les conviene más gobernar a rebaños estúpidos que a ciudadanos cultos y preparados para el autogobierno. En términos reales, han antepuesto los intereses personales y el control del poder a la salud democrática.

El avance de las democracias estúpidas crea una seria de problemas que tendrán pronto gran efecto en la convivencia, la cultura, la civilización y la misma configuración del mundo. El principal problema será la muerte de la democracia real y su sustitución progresiva por dictaduras de partidos, ya plenamente vigentes en algunas democracia degradadas, como la española. Sin embargo, habrá otras consecvuencias que causarán enormes daños, como la desaparición de las verdaderas élites intelectuales, técnicas y morales, que están siendo expulsadas del poder, de manera implacable, por unos partidos políticos dominados por mediocres.
.

Algunos pensadores sostenemos que los partidos políticos han representado toda una revolución en la estructura del poder mundial al conseguir que los mediocres y torpes. organizados y unidos, se impongan sobre los fuertes y los más inteligentes, que no tienen cabida en un mundo político dominado por la mediocridad.



Voto en Blanco