EL Rincón de Yanka: 2011

inicio








jueves, 22 de diciembre de 2011

NO TEMAS. NO TENGAS MIEDO. ¡FELIZ NAVIDAD!





NO TEMÁIS
A todos vosotros, amados del Señor: Paz y Bien.


Para quienes conocéis de cerca tantos motivos de miedo, para vosotros es la palabra de la revelación en la noche santa de Navidad:

No temáis, os traigo la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador, ... el Mesías, el Señor. Los pastores se llenaron de temor porque el ángel del Señor se les presentó en la noche, y la gloria del Señor los envolvió de claridad. Se llenaron de temor y era fundada la razón para temer, pues ellos, hombres de labios impuros, vieron la gloria tres veces santa del Dios de Israel. Se llenaron de temor, y sólo la santidad que los había rodeado podía pronunciar sobre ellos palabras de paz:

“No temáis”. Considerad, queridos, el misterio que se os revela: El que a los testigos de la gloria de Dios les dice: “no temáis”, es el mismo que dice a los testigos del nacimiento del Señor: “os traigo la buena noticia, la gran alegría”. ¿Por qué los pastores se llenaron de temor por la claridad que los envolvió en la noche, y no temieron el encuentro con el Señor que en la noche había nacido? Temes la gloria que te envuelve, porque la claridad de Dios no es huésped habitual de tu tienda; y no temes el nacimiento del Señor, porque el nacimiento de un niño siempre ha formado parte de tu vida. Sales de la luz que te atemoriza y vas corriendo sin temor por ver al que ha nacido para alegría de su pueblo. Temes el resplandor del cielo que te envuelve, y abrazas al niño que la pobreza de la tierra envolvió en pañales. Y cuando lo hayas abrazado sin ningún temor, volverás a la oscuridad de tu noche, dando gloria a Dios por todo lo que has visto y oído. Os hablo, queridos, como si fueseis los pastores de aquella noche de Belén, pues sois los que veláis en esta noche de la fe.

Para vosotros es el evangelio que trae el ángel del Señor, la gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor. Para vosotros es la paz que se anuncia a los hombres que Dios ama. Y vuestra ha sido la decisión de ir derechos hasta “la casa del pan” = Belén, hasta la mesa que para los pecadores preparó el amor de Dios. Allí, envuelto en los pañales humildes de nuestra tierra, nos esperaba aquel cuya gloria infunde justo temor:

allí oímos su voz, nos asombramos de su pequeñez, adoramos su escondida grandeza; allí aprendimos las razones de un cántico nuevo, de una nueva bendición, con los que, alabando a Dios, volvimos desde nuestra Eucaristía a nuestra noche. Ahora, si me lo permite vuestra caridad, como si el ángel del Señor os hablase, aún os daré otra señal para que podamos reconocer, ver y oír al Salvador, pues aquél cuya gloria, santidad y justicia infunde sagrado temor, aquél a quien los pastores encontraron envuelto en pañales y recostado en un pesebre, aquél a quien los creyentes reconocemos presente en la humildad de la Eucaristía, es el Señor que viene a nuestro encuentro en el que tiene hambre, en el que tiene sed, en el emigrante, en el que no tiene trabajo, en el enfermo: es nuestro Señor, y viene en los pobres como nuestro Salvador.

¡Feliz Navidad!

miércoles, 21 de diciembre de 2011

¿POR QUÉ COMPRAS EN UNA GRAN SUPERFICIE? 8 FALSAS RAZONES







                                            Comercio vecinal, 
                                                  mayoritario  y cercano

                             MACROCENTRO COMERCIAL




¿POR QUÉ COMPRAS
EN UNA GRAN SUPERFICIE?
8 FALSAS RAZONES



Las Grandes Superficies son el más claro ejemplo de un modelo de consumo social y ambientalmente insostenible. A pesar de ello, existen algunos mitos sobre los beneficios que nos reportan a los consumidores:

I. "Es un lugar en el que puedo hacer multitud de cosas a la vez: comprar la comida, la ropa, ir al cine..."

En contra de los que nos dice la publicidad, la oferta cultural, de ocio y de actividades en las Grandes Superficies es muy limitada y de poca calidad si la comparamos con lo que ofrece una ciudad de tamaño medio. Además, no se incluye casi ninguna oferta gratuita y hay que contar con los gastos añadidos de transporte para acceder a ellas.

II. “En una Gran Superficie tengo mucha más variedad de productos y libertad para elegir lo que quiero. Además, nadie me molesta ni me manipula.”

Los productos que pueden encontrarse en una Gran Superficie, aunque parecen muy variados, pertenecen a unas pocas multinacionales del sector. Por ejemplo, los productos frescos ya sólo suponen el 45% de los alimentos. Las luces, la música, los amplios espacios... todo está preparado para que nos consideremos libres a la hora de elegir y, sin embargo, gastamos de media un 20% más de lo que teníamos previsto.

III. "Allí puedo encontrar lo más novedoso de cada marca"

Las últimas novedades de las Grandes Superficies son en su mayor parte una estrategia publicitaria. En realidad, las innovaciones en el producto son pequeñas, como pequeños son los beneficios que nos traerán respecto del anterior producto. Además, estas supuestas mejoras son muy caras porque en buena medida pagamos su coste publicitario.

IV. "Ahorro tiempo: allí lo hago todo más rápido al tenerlo todo en el mismo sitio. Además, el horario de apertura es más amplio y me viene mejor"

La sociedad de consumo está obsesionada con el tiempo. Las Grandes Superficies se presentan como la mejor opción para optimizar las compras, pero en realidad no es así, porque no se contabilizan el tiempo de transporte hasta allí, las colas para pagar o el tiempo que perdemos recorriendo pasillos y tiendas y mirando productos. Además, los horarios que ofrecen las Grandes Superficies se sustentan en la precariedad laboral de sus trabajadores: turnos más largos y menos vacaciones, salarios injustos y deterioro de sus derechos laborales.

V. "Yendo a las Grandes Superficies te ahorras dinero. Mi economía no da para andar comprando en mercados y tiendecillas de barrio"

Varios estudios demuestran que no existe un único establecimiento donde todos los productos sean más baratos. Por ejemplo, la verdura fresca suele ser más cara en las Grandes Superficies e Hipermercados. Además, tenemos que añadir a esto el gasto en transporte y ese 20% más de lo que nos habíamos propuesto comprar.

VI. "No tengo más remedio que ir, donde vivo no hay más tiendas"

El actual modelo de crecimiento urbanístico privilegia a las Grandes Superficies como opción de compra y como centro de ocio, así que el pequeño comercio se ve amenazado. A la hora de elegir dónde vivimos debemos tener en cuenta los beneficios que el pequeño comercio de barrio aporta al consumidor y apoyar en lo posible su subsistencia.

VII. "Son el lugar más seguro para poder hacer las compras. Temo por mí y por mi familia"

Las Grandes Superficies aparecen como réplicas idílicas de las ciudades, pero todo limpio, eternamente iluminado y cuidado hasta en su último detalle. En realidad, si en vez de acudir a estos espacios promoviéramos el pequeño comercio y el ocio local en nuestras calles, éstas tendrían más tránsito de personas y vida.

VIII. ¿Y por qué no comprar en una Gran Superficie?"

Comprar en una Gran Superficie es apostar por un modelo social y ambiental insostenible, ahondando en el actual modelo de sobreproducción neoliberal que tantas injusticias sociales y desequilibrios medioambientales conlleva. Las Grandes Superficies destruyen la actividad económica local, crean empleos de baja calidad, deslocalizan la producción, hacen dependientes a los productores del Sur y maximizan los beneficios de muchas grandes multinacionales. También fomentan un modelo de transporte contaminante y participan de forma activa en la reordenación especulativa del territorio.

VER:




VER +:



IMMANUEL SONGS OF PRAISE

ENMANUEL,
NUESTRO DIOS ESTÁ CON NOSOTROS,
Y SI DIOS ESTÁ CON NOSOTROS,
¿QUIÉN PODRÁ ESTAR CONTRA NOSOTROS? NUESTRO DIOS ESTÁ CON NOSOTROS,
ENMANUEL
...¡MIRAD VUESTRA LUZ HA LLEGADO!







lunes, 19 de diciembre de 2011

LOS AMOS DEL MUNDO (15/11/1998)


Artículo del escritor español Arturo Pérez-Reverte, publicado en “El Semanal” el 15 de noviembre de 1998, y que ahora, diez años después, aparte su lenguaje escatológico, se revela como una auténtica profecía.


 
LOS AMOS DEL MUNDO
Arturo Pérez-Reverte


Usted no lo sabe, pero depende de ellos. Usted no los conoce ni se los cruzará en su vida, pero esos hijos de la gran puta tienen en las manos, en la agenda electrónica, en la tecla intro del computador, su futuro y el de sus hijos. Usted no sabe qué cara tienen, pero son ellos quienes lo van a mandar al paro en nombre de un tres punto siete, o de un índice de probabilidad del cero coma cero cuatro.
.

Usted no tiene nada que ver con esos fulanos porque es empleado de una ferretería o cajera de Pryca, y ellos estudiaron en Harvard e hicieron un máster en Tokio -o al revés-, van por las mañanas a la Bolsa de Madrid o a la de Wall Street, y dicen en inglés cosas como long-term capital management, y hablan de fondos de alto riesgo, de acuerdos multilaterales de inversión y de neoliberalismo económico salvaje, como quien comenta el partido del domingo.
.

Usted no los conoce ni en pintura, pero esos conductores suicidas que circulan a doscientos por hora en un furgón cargado de dinero van a atropellarlo el día menos pensado, y ni siquiera le quedará a usted el consuelo de ir en la silla de ruedas con una recortada a volarles los huevos, porque no tienen rostro público, pese a ser reputados analistas, tiburones de las finanzas, prestigiosos expertos en el dinero de otros. Tan expertos que siempre terminan por hacerlo suyo; porque siempre ganan ellos, cuando ganan, y nunca pierden ellos, cuando pierden.
.

No crean riqueza, sino que especulan. Lanzan al mundo combinaciones fastuosas de economía financiera que nada tiene que ver con la economía productiva. Alzan castillos de naipes y los garantizan con espejismos y con humo, y los poderosos de la tierra pierden el culo por darles coba y subirse al carro.
.

Esto no puede fallar, dicen. Aquí nadie va a perder; el riesgo es mínimo. Los avalan premios Nóbel de Economía, periodistas financieros de prestigio, grupos internacionales con siglas de reconocida solvencia. Y entonces el presidente del banco transeuropeo tal, y el presidente de la unión de bancos helvéticos, y el capitoste del banco latinoamericano, y el consorcio euroasiático y la madre que los parió a todos, se embarcan con alegría en la aventura, meten viruta por un tubo, y luego se sientan a esperar ese pelotazo que los va a forrar aún más a todos ellos y a sus representados.
.

Y en cuanto sale bien la primera operación ya están arriesgando más en la segunda, que el chollo es el chollo, e intereses de un tropecientos por ciento no se encuentran todos los días.

Y aunque ese espejismo especulador nada tiene que ver con la economía real, con la vida de cada día de la gente en la calle, todo es euforia, y palmaditas en la espalda, y hasta entidades bancarias oficiales comprometen sus reservas de divisas. Y esto, señores, es Jauja.
.

Y de pronto resulta que no. De pronto resulta que el invento tenía sus fallos, y que lo de alto riesgo no era una frase sino exactamente eso: alto riesgo de verdad. Y entonces todo el tinglado se va a tomar por el saco. Y esos fondos especiales, peligrosos, que cada vez tienen más peso en la economía mundial, muestran su lado negro. Y entonces -¡oh, prodigio!- mientras que los beneficios eran para los tiburones que controlaban el cotarro y para los que especulaban con dinero de otros, resulta que las pérdidas, no.
.

Las pérdidas, el mordisco financiero, el pago de los errores de esos pijolandios que juegan con la economía internacional como si jugaran al Monopoly, recaen directamente sobre las espaldas de todos nosotros. Entonces resulta que mientras el beneficio era privado, los errores son colectivos y las pérdidas hay que socializarlas, acudiendo con medidas de emergencia y con fondos de salvación para evitar efectos dominó y chichis de la Bernarda.
.

Y esa solidaridad, imprescindible para salvar la estabilidad mundial, la pagan con su pellejo, con sus ahorros, y a veces con sus puestos de trabajo, Mariano Pérez Sánchez, de profesión empleado de comercio, y los millones de infelices Marianos que a lo largo y ancho del mundo se levantan cada día a las seis de la mañana para ganarse la vida.
.

Eso es lo que viene, me temo. Nadie perdonará un duro de la deuda externa de países pobres, pero nunca faltarán fondos para tapar agujeros de especuladores y canallas que juegan a la ruleta rusa en cabeza ajena.

Así que podemos ir amarrándonos los machos. Ése es el panorama que los amos de la economía mundial nos deparan, con el cuento de tanto neoliberalismo económico y tanta mierda, de tanta especulación y de tanta poca vergüenza.


ver +:



LA GRAN ESTAFA DE UNICEF




¿PARA QUÉ SIRVE la UNICEF?

El último informe del Estado de la Infancia en el mundo demuestra a las claras que la organización más poderosa e internacional del mundo para acabar con los más graves problemas de la infancia no sirve nada más que para camuflar su inoperancia. Este es el balance de los siete objetivos (ya de por sí de un posibilismo inaceptable moralmente) que se propusieron en 1990 para alcanzar en el 2000...

  1. Reducir la mortalidad infantil y la de niños menores de 5 años en un 33%. Dicen que se ha logrado en un 14%. En Africa subsahariana sigue habiendo 172 muertos por mil nacidos frente a los 6 por mil de los países enriquecidos.
  2. Reducir en un 50% la tasa de mortalidad de las madres. En esto el informe no advierte ningún cambio.
  3. Reducir la desnutrición grave y moderada (la terminología sigue siendo inmoral) de los menores de 5 años en un 50%. La reducción fue de un 17%, y dicen que total en Iberoamérica.
  4. Que todo el mundo tenga acceso al agua potable. Aún hay 1.100 millones que no lo tienen según el informe.
  5. Servicios sanitarios que permitieran eliminar todos los excrementos. La mejora fue de un 5%. Aún más del 40% de la población mundial carecen de él.
  6. Acceso de un 80% a la educación básica y a terminar primaria. Aún hay más de 120 millones- dicen- sin escolarizar.
  7. Reforzar la protección de la infancia en circunstancias especialmente difíciles – otro eufemismo parecido al de “las peores formas de explotación”-. No hay datos. 
Reconocen que 33 de cada 100 niños no están anotados en ningún Registro Civil. 

¿Para cuando ACABAR CON EL HAMBRE Y TODAS LAS FORMAS DE ESCLAVITUD INFANTIL?. ¿Puede la UNICEF plantearse moralmente algo menos que esto? Y si sólo se propone objetivos parciales que nunca cumple en los plazos debidos, formando parte de ella las naciones más poderosas del mundo, ¿qué explicaciones tiene?. ¿Pensará acabar con el problema aplicando políticas de “control de la población”, es decir, acabando con los niños? Si la UNICEF no sirve para acabar con los graves problemas de la infancia, ¿PARA QUÉ SIRVE LA UNICEF, señor Ruiz Jiménez?



UNICEF CONTRA LOS NIÑOS

UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) nació en 1946 con el objetivo preciso de atender a los niños víctimas de la guerra de Europa y de China. Durante décadas, UNICEF ha disfrutado probablemente de la mayor reputación entre todas las grandes organizaciones internacionales.

UNICEF había ganado esta reputación mediante un intenso compromiso para mejorar la salud y la vida de los niños.

A partir de los años sesenta adoptó las teorías de control de la población a través de la promoción de contraceptivos, la difusión de la práctica de la esterilización y el apoyo a los programas de reducción de los nacimientos en base al informe titulado «Posible papel de UNICEF en la planificación familiar». En el se plantea la planificación familiar (que incluye el aborto) como «uno de los medios más eficaces para combatir la pobreza».

Las delegaciones de Suecia, India y Pakistán apoyaron la idea de que UNICEF participara en programas de control de la población; mientras que las delegaciones de los países católicos se opusieron junto con las naciones africanas, a excepción de Nigeria, que también respondieron con un claro «no», afirmando que se trataba de programas racistas y eugenésicos (selección de la raza).

Para evitar la división dentro de la organización, la propuesta se redefinió, como también ha sucedido con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se cambió el nombre a los programas de reducción de los nacimientos por el de «salud reproductiva» de madres y niños y el de "manejo de embarazos no deseados". En el leguaje usual de la ONU, "servicios de salud reproductiva" ha incluido frecuentemente el aborto, y "el manejo de embarazos no deseados" es una rutina usada por los pro abortistas y organizaciones no gubernamentales como un eufemismo para el aborto como la manera apropiada en que se manejan los embarazos no deseados para terminarlos. Esta redefinición de las propuestas supuso que en 1966 UNICEF gastara 700.000 dólares en programas de planificación familiar incrementándose dicha cifra hasta los años 80 en que se dedicó anualmente cerca de 5 millones de dólares en programas de control de la población aplicados en más de 30 países.

A partir de los 80, UNICEF se asoció con la International Planned Parenthood Federation (IPPF), la asociación más poderosa del mundo en la promoción del aborto y de la anticoncepción. La IPPF ha proporcionado ilegalmente equipos abortivos de aspiración al vacío a países como Filipinas, Bangladesh, Corea, Singapur, Hong Kong, Vietnam e India. Esta colaboración fue puesta de manifiesto en el informe "The Population Reports" de la Universidad de Baltimore en el que se informa de manera detallada sobre todos los proyectos de control de la población en los que ha participado hasta la fecha UNICEF:

* Entre 1987 y 1990 UNICEF participó de manera sustancial en programas de planificación familiar en Nepal, Malawi, Jamaica, Burundi, Kenia, Cabo Verde, Tanzania y China. De acuerdo al Fondo de Naciones Unidas para la Población, UNICEF ha contribuido a pagar los programas del Consejo de Población, el organismo que sostiene la patente de la píldora abortiva RU486 en los Estados Unidos.

* En 1987 en la Conferencia Internacional para mejorar la salud de mujeres y niños a través de la planificación familiar, celebrada en Nairobi (Kenia), UNICEF apoyó abiertamente el aborto como «servicio legal, de buena calidad y accesible a todas las mujeres».

* En el año 1992 UNICEF anuncia que había distribuido sustancias abor- tivas en Ruanda y Zaire.

* En 1992, UNICEF presionó dentro de la ONU para legalizar el aborto en los países en los que es ilegal. Ese mismo año publica un manual en el que se recomienda la distribución de productos abortivos para los refugiados a través de un medio conocido como el Aspirador Manual Endouterino. El equipo se usa "con éxito", provisto por el Alto Comisionado para los Refugiados, la OMS, la UNICEF y el Fondo para la Población, en los campos de refugiados de Bosnia, Afganistán y África Central. Este instrumental abortivo se encuentra hoy todavía disponible a través del catálogo de Artículos del almacén de UNICEF.

Desde 1996 hasta hoy las posiciones de la UNICEF se han radicalizado. Siendo defendidas por Carol Bellamy, quien desde 1995 hasta el 2005 ha sido la directora ejecutiva de UNICEF, siendo sustituida por Ann Veneran de la misma corriente ideológica. Bellamy, siendo senadora del Partido Demócrata en el Estado de Nueva York, se dio a conocer como una de las más radicales promotoras del aborto. Batió records de votaciones a favor de propuestas legislativas a favor de su liberalización.

La reiterada participación de UNICEF en programas de reducción de los nacimientos llevó en 1990 al arzobispo Renato Martino, observador permanente de la Iglesia Católica en la ONU, a la denuncia pública de éstas practicas abortivas: «La Iglesia ve con gran alarma algunas repetidas propuestas en el sentido de que esta agencia de las Naciones Unidas, establecida para el bienestar de la niñez, se involucre en la destrucción de vidas humanas que ya existen, y promueva el aborto en aquellos países cuya legislación soberana no lo permite. La Iglesia se opone firmemente a estas propuestas no solamente en el terreno moral, sino también porque constituirían una desviación inaceptable de los propósitos formulados por UNICEF en favor de la niñez. Lo que es más, estas proposiciones parecen revelar una forma peligrosa de neo-colonialismo, a la que los países en desarrollo son justificadamente sensibles, y a través de la cual el poderoso tratará de imponer al menos fuerte prácticas contrarias a los valores culturales, sociales, morales y religiosos, que históricamente han constituido su herencia y los han sostenido en su camino hacia la independencia y el desarrollo. La Iglesia mantiene, que los intereses de los niños serán promovidos y asegurados por el verdadero desarrollo de los países, el cual dará los derechos educacionales, económicos y sociales, a los que su derecho a la vida los ha hecho acreedores.»

La Iglesia Católica ha condenado específicamente «el imperialismo contraceptivo» en los países del Tercer Mundo, pidiendo «respeto a las culturas tradicionales, en las cuales las mujeres no desean utilizar abortivos, los hombres no quieren que sus hijos sean abortados, y la esterilización es un insulto a la dignidad y la integridad humana, porque destruye la fecundidad de los hombres y las mujeres». (Presentación de la Iglesia Católica a la Conferencia Internacional de Organizaciones de Ciencias Médicas, 19 de julio de l99l.)

Esta denuncia se concretaría en 1996 con la retirada de la simbólica contribución anual que realizaba y que buscaba alentar la generosidad de los católicos.

Pero hoy en día seguimos asistiendo al lavado de cara de UNICEF (tarjetas navideñas vendidas a través de instituciones como Correos, Caja Madrid,… equipo de fútbol español que lleva en sus camisetas la propaganda de UNICEF, concesión del premio Príncipe de Asturias) para seguir manteniendo su reputación de compromiso para mejorar la salud y la vida de los niños, mientras la realidad nos afirma que se ha convertido en un pilar del imperialismo antinatalista.

Podemos afirmar que UNICEF es uno de los grandes enemigos de los niños.

Carlos Martínez, médico.
(Publicado en la Revista Autogestión)


Autor: solidaridad.net- Fecha: 2007-07-03




EL CUENTO DE NAVIDAD DE UNICEF
(Un Negocio Inicuo Centrado En Forrarse)


domingo, 18 de diciembre de 2011

¡AY!... PARA NAVIDAD (Chuntunqui)













Sergo Villar nació en Buenos Aires en 1914 y falleció en Lanús en un accidente automovilístico en 1955. Músico excelentemente dotado tanto como estimable pintor, fué un buen ejecutante de guitarra, piano, charango y caja. Constituyó el prestigioso conjunto "Cantos y Leyendas".

Ay!... Para Navidad (Chuntunqui)
Chuntunqui de la Nochebuena. Letra y música de Sergio Villar. Publicado originalmente en 1944 y grabado por "Los Chalchaleros" en 1962.
 
 

sábado, 17 de diciembre de 2011

LAS PERSONAS TIENDEN A DEFENDER AL SISTEMA, AUNQUE SEA INJUSTO O CORRUPTO






Las personas tienden a defender al sistema, aunque sea injusto o corrupto.
Esta propensión se da sobre todo bajo cuatro condiciones: la amenaza, la dependencia, la imposibilidad de escape o el escaso control personal
Yaiza Martínez | Miércoles 14 Diciembre 2011



"El pueblo que valora sus privilegios por encima de sus principios, pronto pierde unos y otros".
"Uno se merece lo que tolera y acepta".




Según una teoría de la psicología cognitiva conocida como “justificación del sistema”, los seres humanos tienden a defender los sistemas en los que están inmersos, aunque éstos sean corruptos o injustos. Una investigación realizada por psicólogos estadounidenses ha revelado que esta actitud se da principalmente bajo cuatro condiciones: cuando el sistema está amenazado, cuando se depende del sistema, cuando resulta imposible escapar al sistema o cuando los individuos pueden ejercer un escaso control personal. Los resultados de este estudio explicarían porqué las poblaciones, a menudo, no se alzan contra situaciones que dañan sus propios intereses. Por Yaiza Martínez.





¿Por qué los seres humanos tienden a mantenerse fieles a los sistemas o instituciones en los que están inmersos -ya sean éstos un gobierno, una empresa o un matrimonio- aunque no se sientan satisfechos con ellos? ¿Por qué las personas se resisten a cambiar los sistemas, aunque éstos sean corruptos e injustos?



Un artículo reciente, aparecido en la publicación Current Directions in Psychological Science, editada por la Association for Psychological Science (aps) de Estados Unidos, arroja luz sobre las condiciones que determinan la tendencia de los individuos a defender su status quo, aunque éste no les merezca la pena.



Esta tendencia humana a proteger los sistemas ha sido descrita en el marco de la llamada “Teoría de justificación del sistema” (SJT) de la psicología social. La SJT propone que la gente tiende a afanarse por defender y sostener su situación, esto es, por verla como buena, legítima y deseable, aunque no lo sea.



De esta forma, los seres humanos no sólo mantienen actitudes favorables hacia sí mismos (justificación del ego) y hacia su propio grupo social (justificación del grupo), sino que también lo hacen hacia órdenes sociales mayores (justificación del sistema).



La necesidad de creer



Uno de los autores del artículo, el psicólogo de la Fuqua School of Business de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, Aaron C. Kay, añade en un comunicado de la aps que la justificación del sistema es un “proceso pro-activo: cuando alguien justifica su status quo, llega a verlo como éste debiera ser”.



Kay y su colaborador, el estudiante de graduado de la Universidad de Waterloo, en Canadá, Justin Friesen, revisaron estudios nacionales y de laboratorio para tratar de comprender las situaciones que fomentan la justificación del sistema.



Aunque la gente “no justifica sus sistemas sociales siempre, sí que hay una mayor propensión a hacerlo en ciertas circunstancias”, escriben los investigadores. Estas circunstancias son: la amenaza del sistema, la dependencia del sistema, la imposibilidad de escapar al sistema, y un escaso control personal.



En primer lugar, los científicos constataron que, efectivamente, cuando los seres humanos se sienten amenazados, se defienden a sí mismos, y también a sus sistemas.



miércoles, 14 de diciembre de 2011

EL PELIGRO DE LA SUPERFICIALIDAD


"Si eres superficial, egotista, consumista, materialista, marquista, crédulo, relativista, partidista, consumes mucha televisión y eres como Vicente; entonces, considérate un estúpido, antes de que sea demasiado tarde".    Yanka

Ser reflexivo es ser profundo

La reflexión lleva no sólo a constatar sin ilusionismos la realidad, sino a transformarla con valentía. Para ello es preciso buscar la verdadera causa de los acontecimientos que nos rodean, y también de nuestras propias decisiones y elecciones. Conocerse y conocer a los demás, conocer bien un corazón humano, el propio, es conocer el de la humanidad. No es bueno dejarse llevar de la verborrea de palabras e imágenes que bombardean la conciencia, sin dejar tiempo para reflexionar, para separar el grano de la paja, la apariencia de la realidad. Ser reflexivo es profundizar en el ser de las cosas, en su valor y en su sentido.

Palabras, noticias, encuestas, imágenes impactantes golpean nuestra mente y nuestros sentidos. Los medios de comunicación, a un ritmo cada vez más trepidante, aturden la percepción de las audiencias con titulares sensacionalistas, hechos morbosos, juicios precipitados y provocadores. A menudo no muestran la realidad como es. Un experto en comunicación señalaba a sus alumnos, profesionales del periodismo: “-Noticia es aquello que hace exclamar a un espectador: ¡Atiza!”. Se trata entonces de acaparar la atención, de fascinar al lector, oyente o espectador, de mantenerle atento y a merced de los estímulos sensibles que se le envían desde tabloides, receptores de radio y pantallas. Mensajes que a menudo no presentan elementos de juicio consistentes, que sólo trasladan calificativos manipuladores, eslóganes persuasivos, imágenes seductoras. No dar tiempo para pensar, no dar tiempo para aburrirse, introducir ritmos frenéticos al informar, al narrar, al opinar; cambiar enseguida, entretenerse para pasar el tiempo, para que el tiempo pase sin dejar ni reflexión ni huella.

Insoportable superficialidad

Superficialidad e inestabilidad empobrecen al hombre si carece de una formación humanística que equilibre sus facultades. Atrofian su vida racional y acaban reduciéndole a un animal que se mueve sólo por instintos y reflejos sensoriales.

La superficialidad caracteriza a una mentalidad ávida de divertimiento (una reunión, un libro, el matrimonio, una actividad de catequesis, una clase, el trabajo, etc. serán buenos si son divertidos), que huye a toda velocidad hacia la periferia del ser, que en realidad es inconsistencia pura. Es «la insoportable levedad» de un ser que en realidad no se sabe para qué es, porque ha sido desvalorizado, porque se desconfía de la razón y de la fe como agentes rectores de la persona. Una enfermedad mortal se avecina: la intrascendencia inaguantable de la vida, que lleva a la destrucción del hombre por medio de su vaciamiento interior.

Una persona superficial no profundiza porque no reflexiona. Reflexionar requiere tiempo, silencio, capacidad de observación, diálogo sereno, meditación, criterio.

Una persona superficial se queda en la apariencia, en la espuma de las cosas, personas, palabras, decisiones, actitudes. No será capaz de apreciar la importancia de los largos plazos, de la paciencia y de la esperanza en la formación de la personalidad.

Una persona superficial se deja llevar de ideas subjetivas. No discierne entre opiniones, se deja llevar por simpatías y antipatías, o por intereses. Las ideas subjetivas, que no miran a la verdad ni a la equidad, no suelen ser originales. En la mayoría de los casos son plagio de lo que se ve, se oye, se lee, de lo que se lleva en el momento con éxito aparente y llamativo. El superficial olvida que la moda es lo que antes pasa de moda, los triunfos masivos los que antes se desvanecen.

Profecía luminosa

Escribía Pío XII, anticipándose a su tiempo: “Es de suma importancia formar cuidadosamente el sentido crítico de los jóvenes, a la edad en que se abren a la vida cívica y social. No ciertamente para halagar el gusto por la crítica a la que dicha edad está excesivamente inclinada, ni para favorecer su espíritu de independencia. Se trata de enseñar a pensar y vivir como hombre, en un mundo en que los medios de difusión de las noticias y las ideas han adquirido una fuerza de penetración tan apremiante. Saber leer un periódico, juzgar una película, criticar un espectáculo, saber, en una palabra, conservar el dominio del juicio y de los propios sentimientos contra todo cuanto tiende a despersonalizar al hombre, esto se ha convertido en una exigencia de nuestro tiempo.”






VER +:

domingo, 11 de diciembre de 2011

Cristo en casa de los campesinos (Le Christ chez les paysans) Fritz von Uhde








En este cuadro de 1887-1888, Uhde pone en imagen la bendición, la oración que precede las comidas. Si Cristo se puede reconocer por su aureola, su barba y su larga túnica, está sobre todo muy cercano de los campesinos. Aparece como un humano solidario de los pobres, el "verdadero pueblo de Dios".

Como en El Ángelus de Millet, aquí es un personaje femenino el que expresa mayor fervor. La madre se inclina hacia Cristo, levantando la mirada hacia el, mientras que los hombres simplemente bajan la cabeza, en un gesto tradicional de recogimiento. Se trata de un estereotipo bastante difundido en aquella época ya que se considera que es sobre todo por mediación de las mujeres que se mantienen las tradiciones religiosas, en particular en las zonas rurales.

El cuadro de Uhde fue comprado por el Estado en 1893, ya que los políticos habían sin duda entendido el mensaje sobre todo humanitario del cuadro.



  
«La tradición pervive por la fe del pueblo» Federico Rico, ABAD

miércoles, 7 de diciembre de 2011

GAITA CON GAITA (GAITA GALLEGA CON GAITA ZULIANA) GALICIA FUSIÓN VENEZUELA






Gaêlica

SE TRATA DE UN GRUPO VENEZOLANO "GAÉLICA" DE MÚSICA CELTA VENEZOLANIZADA, EMPEZARON COMO UN HOBBIE DE FUSIONAR MÚSICA CELTA PURA, CON RITMO AFRO-VENEZOLANOS, ELLOS SE DEFINEN COMO UN ENSAMBLE DE MÚSICA DEL MUNDO, SIN MÁS OS PIDO QUE DISFRUTÉIS DE ESTA GAITA MARAIRLANGALLEGA.







Fusión de la gaita gallega con la gaita zuliana de Venezuela. La gaita zuliana es un ritmo musical original del estado Zulia en Venezuela utiliza las maracas, el furro o furruco, la tambora, el cuatro, charrasca...




VER +:


martes, 6 de diciembre de 2011

ME DA MIEDO DECIR "SÍ"


Me da miedo decir "sí"
Michel Quoist

 

Me da miedo decir "sí". ¿Adónde me acabarás llevando? Me da miedo sacar la paja más larga, me da miedo firmar la hoja en blanco, me da miedo decir un sí; que traerá cola. Y con todo no puedo vivir en paz. Tú me sigues, me cercas por todos lados. Y yo busco el ruido porque me da miedo oírte, pero Tú te deslizas en el menor silencio. Yo cambio de camino cuando te veo venir pero al fin de este nuevo sendero Tú me estás esperando. ¿Dónde me esconderé? En todas partes te encuentro: ¡ No hay modo de escaparse de Tí !

Y yo tengo miedo de decir "sí", Señor. Tengo miedo de darte la mano: te quedarías con ella. Tengo miedo de cruzarme con tu mirada: eres un seductor. Tengo miedo de tu exigencia: eres un Dios celoso. Estoy acorralado y trato de esconderme. Estoy cautivo, pero me debato y lucho sabiéndome vencido. Tú eres más fuerte, Señor. Tú posees el mundo y me lo quitas. Cuando extiendo la mano para coger a una persona o una cosa, todas se desvanecen delante de mis ojos. Y no, no es agradable eso de no poder cogerse nada para uno: si corto una flor se me marchita entre los dedos, si lanzo una carcajada se me hiela en los labios, si danzo un vals me quedo jadeante y nervioso. Y todo me parece vacío, todo se me hace hueco. En torno a mí Tú has hecho el desierto. Y tengo hambre y sed y el mundo no podría alimentarme.

¡Pero si yo te amaba, Señor! ¿Qué es, entonces, lo que yo te he hecho? Yo trabajaba por Ti y yo me entregaba. Oh gran Dios terrible, ¿qué más quieres?

Hijo mío, Yo quiero más de ti y del mundo. Antes tú me dabas tu acción y eso no me sirve para nada. Tú me invitabas a bendecirla, me invitabas a sostenerla, querías interesarme en tu trabajo. Pero fíjate bien, al hacerlo hijo mío, tú invertías el juego. Yo antes veía tu buena voluntad, te seguía con los ojos, pero ahora quiero más: no se trata de que tú hagas tu acción, sino la voluntad de tu Padre del cielo. Di "sí" hijo mío. Necesito tu "sí" como necesité antaño el de María para venir al mundo, porque soy Yo quien debe meterse en tu trabajo, entrar en tu familia, en tu barrio, Yo, y no tú. Porque es mi mirada la que penetra y no la tuya, es mi palabra la que arrastra y no la tuya, es mi vida la que transforma y no la tuya. Dame todo, ponlo todo en mis manos. Yo necesito tu "sí" para desposarme contigo y descender a la tierra, necesito tu "sí" para seguir salvando al mundo.

Oh, Señor, tus exigencias me dan miedo, pero ¿quién puede resistirte?

Para que tu Reino llegue y no el mío, para que se cumpla tu voluntad y no la mía, ayúdame a decir "sí".



sábado, 3 de diciembre de 2011

HAY QUE REPENSAR LA FE O REPENSAR A LOS TEÓLOGOS: "TEOLOGISTAS" RACIONALISTAS


TEOLOGÍA SIN DIOS NO ES TEOLOGÍA


"Creer en Dios no es pensar en Dios, 
sino sentir -sentipensar- a Dios". 
Pascal
 
Esta frase ya se la dije al testigo de Jehová 
y racionalista de Torres Queiruga.
Y me respondió que no había leído sus libros. 
Es católicamente soberbio...

El propio Dios tiene todo que ver en nuestra donada Fe Amorosa con el don de conversión y de quebranto que se vive en gerundio: Convirtiendo...

Porque todo es GRACIA...

He escuchado a muchos teólogos y me han parecido muy soberbios y muy racionalistas. Además van de intelectuales. Son muy teóricos y muy egoístas. Hablan de cosas que no han experimentado ni vivenciado. Creen pensando y no sentipensando a Dios.
Son los nuevos escribas. Jesús no escogió a ningún escriba o teólogo como discípulo.

No viven la GRATUIDAD. Que El Señor les quebrante (es una bendición)...
 
“Fuego, Dios de Abraham, Isaac y Jacob”, y no, Dios de los Filósofos y los sabios”. Es decir, que Pascal apuesta por el Dios Fuego, por el Dios vivo en contraposición a un Dios teórico o conceptual. Él experimentó al Dios vivo, al Dios de la Fe, y en tal vivencia transformadora, comprendió con asombro gozoso que la irrupción de la realidad de Dios es muy diferente en comparación con lo que la filosofía griega o la filosofía matemática de un Descartes pudieran explicar sobre Dios.
El Cardenal Joseph Ratzinger (actual Papa Benedicto XVI) señala que el Dios de la Fe es el Dios del Nombre, del monoteísmo, y el Dios de los filósofos es el de Aristóteles como el Dios concepto, el Dios Motor Inmóvil o el Dios garante de Descartes. Se debe tener presente que Blaise Pascal (1623‐1662) forma parte del pequeño grupo de filósofos que escriben para conocerse a sí mismos, dedican su vida a ello y no para resolver problemas conceptuales. La religión es vivencia, la filosofía es teoría, luego, el Dios de la religión es vivo y personalmientras que el Dios de los filósofos, vacío y rígido.


 
 


HAY QUE REPENSAR LA FE


Algunos insisten en ello, hay que repensar la fe. A mí me provoca un cierto grado de estupefacción. Yo siempre he creído que primero hay que tener fe y para ello nada mejor que dar a conocer aquello en lo que se cree. Lo de repensar la fe, me suena a jugarreta de sabios y eruditos. Y es que la fe no hay que pensarla, digan lo que digan, teólogos o iluminados de diverso pelaje. La fe hay que vivirla y darla a conocer. No se trata de una elucubración intelectual que necesita de conocimientos filosóficos y lecturas difíciles de digerir. Eso se lo dejaremos a los intelectuales de la fe, que los hay y de diversa condición: unos tienen la misma fe que nosotros profesamos, otros intentan desmontar esa misma fe, y algunos se atreven a insinuar que los creyentes estamos condenados al ostracismo si no convivimos con la modernidad.

En este punto cabría determinar qué es la modernidad, en qué consiste. Y puestos a ver con los ojos del Evangelio la cosa está bien clara. No parece que tengamos que acomodarnos a la sociedad, sino ser fermento y levadura que impulse al cambio radical, a la metanoia, a la trasformación de esta misma sociedad. Estamos rodeados de hombres de buena voluntad que tratan de convencernos de la bondad de su pensamiento, pero nos alejan del espíritu de Jesús. Se empeñan en humanizar la fe despojándola de ritos y ceremonias. Y está bien, forma parte de las bienaventuranzas ocuparse de los demás, ser samaritanos. Pero no basta sólo el hacer. En realidad si no se nace de nuevo, a la manera que Jesús le indicaba a Nicodemo (Juan 3, 8-12), poco lograremos. Y nacer de nuevo es mirar las cosas con los ojos de arriba no con la mirada de nuestro siglo, sino con la perspectiva del Espíritu.

Humanizar la fe ha dejado a la gente tirada en las cunetas. Se ha hecho una labor maravillosa de asistencia social, que siempre estuvo en el origen de la Iglesia. Pero, amigos, si no vivimos esa relación de unión entre Dios y nosotros, poco lograremos. Quien se empeñe en un asistencialismo desprovisto de horas de oración, conseguirá una estupenda ONG, un maravilloso hospital, una admirable escuela. Pero no por ello tiene ganada la partida. Y es que nuestra fe pide horas de intensa entrega espiritual, horas que nos hacen comprender que la Iglesia está formada por gente diversa y en ello precisamente reside su grandeza, en poner los dones de cada uno al servicio de toda la comunidad. Sin menospreciar ni al más insignificante de los trabajadores de la viña del Señor. Quien en definitiva se encarga de hacernos crecer en la fe, de moldearnos según “el agua y el Espíritu”. “Lo que nace del hombre es humano; lo engendrado por el Espíritu, es espiritual. Que no te cause, pues, tanta sorpresa lo que te he dicho: Tenéis que nacer de lo alto”. (Juan 3, 6-7).

Resulta gratificante encontrarse con hombres y mujeres buenos, pero no nos olvidemos que nosotros debemos estar llenos de la gracia de Dios para convertir sus corazones. Somos instrumentos en la mano del Señor que nos mando predicar por todo el mundo. No dijo sólo sed amables y serviciales y ya está todo hecho. “Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenarlo, sino para salvarlo por medio de Él. El que cree en Él no será condenado; por el contrario el que no cree en Él ya está condenado, por no haber creído en el Hijo único de Dios. El motivo de esta condenación está en que la luz vino al mundo y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque hacían el mal. Todo el que obra el mal detesta la luz y la rehúye por miedo a que su conducta quede al descubierto. Sin embargo, aquel que actúa conforme a la verdad, se acerca a la luz, para que se vea que todo lo que hace está inspirado por Dios”. (Juan 3, 16-21).

A mí me gusta recordar una frase que dice “dentro del desorden siempre hay un orden”. En el caos de la vida, también hay un orden de prioridades. Si la vida es una entrega permanente al Señor y a los demás, aunque nuestras obras sean insignificantes, a los ojos de Dios serán más que suficientes. Por eso me gusta pensar en la comunión de los santos, en que todos juntos intercedemos unos por otros. Y que no nos salvamos solos. Formamos parte de la Iglesia y debemos presentarla como una gracia y un don maravilloso que nos hace ser hermanos unos de otros. Por supuesto el Evangelio de Juan será interpretado según diversos exégetas. Todos ellos mucho más versados que yo en Sagrada Escritura. Pero lo que trato de significar es que el regalo de la fe no es tanto pensar mucho, sino más bien ser dóciles al Señor, amar mucho a Dios y a los demás. Y de esto último sí que se nos juzgará.


Carmen Bellver


VER+:

EL DIOS DE LA FE Y EL DE LOS FILÓSOFOS