EL Rincón de Yanka

inicio








jueves, 29 de enero de 2015

"SIN ALTERIDAD Y SIN CORTESÍA TODO ESTARÁ PERDIDO" CHARLES CHAPLIN





"Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado y sentimos muy poco. Más que máquinas necesitamos humanidad. Más que inteligencia, necesitamos amabilidad y cortesía. Sin estas cualidades la vida será violenta y todo estará perdido". El Gran Dictador, Charles Chaplin


"Todos estamos llamados a ser custodios de nuestro prójimo. El Señor nos pedirá cuentas de las responsabilidades que se nos confía, del bien o del mal que hemos hecho al otro". "Porque la mayor responsabilidad del contraste entre la riqueza y la miseria que existen en las grandes ciudades es de las autoridades públicas, "pero también cada uno de nosotros es corresponsable , en el bien y en el mal". Papa Francisco

Como nos dice Elie Wiesel, premio Nóbel de la paz de 1986:

"... deseosos de pasar la página de la Historia, en el umbral de un
nuevo desafío ético que excluya el dogma de la identidad, el "YO"
SOY "YO", frente a la alteridad, al "TÚ" ERES "TÚ", que
al tiempo niega o "ningunea".

Sin ALTERIDAD no hay SOLIDARIDAD, no hay HUMANIDAD: Adherirse a la causa del otro".


VER+:
Kangili-kangili


miércoles, 28 de enero de 2015

POEMAS DE VERSOS MUERTOS





POEMAS DE VERSOS MUERTOS

Bebo palabras sin sentido
acostado en lechos repletos de poemas,
cubiertos de sabanas blancas de lino
perfumadas con suaves toque de música clásica,
versos escritos a la nada,
recitados a ninguna parte,
huérfanos de madre y padre
exclamados a las más altas 
de la desesperaciones humanas,
a la angustia
a la soledad eterna.

¡Dejadme morir en paz!,
en el paraíso de los poetas
rodeado de mis sonetos
de mis baladas
de mis amores de colores,
cerca de mis rapsodas amigos
de sus parnasos
de sus musas amantes.

Suenan silabas huecas 
palabras muertas
que claman la zozobra de mis recuerdos,
pido que se me entierre 
con mis letras, 
junto a mis ninfas divinas, 
con mis penas y mis anhelos
a la vista del mar,
donde un lobo solitario custodia
mi mausoleo,
atisbando un concierto de sirenas
a la luz de la luna llena.

RESERVADOS LOS DERECHOS DE AUTOR ©



sábado, 24 de enero de 2015

SUMÉRGEME.... CANSADO DEL CAMINO, SEDIENTO DE TI, UN DESIERTO HE CRUZADO, SIN FUERZAS HE QUEDADO, VENGO A TI






SUMÉRGEME
Jesús Adrián Romero

Cansado del camino, sediento de ti
un desierto he cruzado, sin fuerzas he quedado,
vengo a ti.

Luché como soldado y a veces sufrí
y aunque la lucha he ganado,
mi armadura he desgastado,
vengo a ti. (2x)

Sumérgeme en el río de tu Espíritu,
necesito refrescar este seco corazón
sediento de ti. (2x)




martes, 20 de enero de 2015

EL SILENCIO HABLA







A menudo, nos asusta el silencio, quizá porque lo asociamos a momentos de soledad o porque no sabemos vivirlo, o interpretarlo, o aplicarlo bien. A veces, es ese silencio el que otorga sentido a la palabra.

"Al principio no fue la palabra, sino el silencio, y del silencio emergió la palabra con sentido" F. Torralba

Nuestra sociedad está llena de alboroto, griterío, bullicio, ruidos; factores decisivos para ocasionar un cierto desconcierto. Creemos que sólo con la palabra, podemos persuadir, convencer, establecer lazos; por cierto: una palabra, que a menudo cae en el olvido, se la lleva el viento, o carece de todo interés para el que la escucha.

Casi todos creemos que si nos quedamos en silencio, si callamos, somos percibidos como individuos que no tienen nada que decir, que somos ignorantes o que carecemos de argumentos para aportar. En una palabra que somos perdedores, poco sociables, y éstos, no nos engañemos, interesan a pocos. Con frecuencia, siento, como si en esta sociedad, el silencio no fuera soportable. 

Los silencios, no son un elemento fortuito en la comunicación. El silencio, los silencios se gestionan. Ello da pie a que tengan diversos significados en medio de una conversación, presentación, mitin, entrevista de trabajo… En este sentido, podemos distinguir:

El silencio objetivo, que se define: como la ausencia de sonido sin otra connotación. Forma parte de la puntuación normal de una frase.

El silencio subjetivo:

Puede ser simplemente que has perdido el hilo de la conversación y adoptas un aire pensativo: con una mirada inconsciente a tu cerebro, con el fin de recuperar la información perdida, o una mano en la boca como diciendo: “habla de una vez”

El silencio con pausas: simplemente, esperamos una respuesta. Ese silencio lo solemos acompañar con un gesto de la mirada, o señalando con la mano al interlocutor. En realidad estás comunicándole: “he acabado, ahora te toca a ti”

Otro silencio con pausas, (que de casual no tiene nada), es aquel que tiene una carga dramática o teatral. El ejemplo claro de un actor, conferenciante, político… Es ese silencio estudiado, que utiliza hábilmente, después de haber acabado una frase, actuación… que considera parte importante de su mensaje. Su fin: ganarse un aplauso, la carcajada del público… acompañando ese silencio (accesorio imprescindible para su actuación) con los gestos de su mirada hacía el auditorio, con la cabeza alta, brazos abiertos, las palmas de las manos hacia fuera y el pecho y la columna erguida. Clara señal de autoconfianza.

Silencios de sumisión, que denotan cierta falta de confianza. Los típicos silencios, que asienten o niegan con la cabeza gacha.

Los silencios en forma de poder: el que ejerce un profesor o un jefe, cuando se acerca a observar, con una mirada fija y una expresión impávida, lo que estás haciendo. Sin lugar a dudas, consigue intimidarnos.

Silencios que otorgan. Silencios que quieren evitar conflictos. Silencios que muestran desinterés. Personas que siguen el refranero español: en boca cerrada no entran moscas…

Silencios colectivos, obligados. Silencios de sujetos que prefieren callar a decir bla,bla,bla.

Yo creo que la inmensa mayoría, necesitamos rellenar las pausas silenciosas, aunque sólo sea, para hablar del tiempo… me remito a la prueba del ascensor.

A menudo, nos asusta el silencio, quizá porque lo asociamos a momentos de soledad o porque no sabemos vivirlo, o interpretarlo, o aplicarlo bien.
A veces, es ese silencio el que otorga sentido a la palabra.







domingo, 18 de enero de 2015

LEVÁNTATE Y ANDA








ANDA... LEVÁNTATE 

No tengas miedo
Tú no te rindas
No pierdas la esperanza

Puede ni podrá el desconsuelo 
Retando a la esperanza
Anda... levántate y anda...

No tengas miedo no desesperes no pierdas la confianza

No tengas miedo
Yo voy contigo siempre y a dónde vayas

No dejes que envejezca un solo sueño
Cosido a alguna almohada
Anda... levántate y anda...

No tengas miedo
Yo te sujeto
Sólo confía y anda

No tengas miedo
Voy a cuidarte
Y te alzaré cuando caigas

Siempre puedes empezar de cero
¡Yo lo veo todo nuevo! 
Anda... levántate y anda...

Tú eres mi sueño y mi causa
No pienses
Que voy a dejarte caer
Voy a despertarte
Yo estaré a tu lado
Para que cada día sea un nuevo renacer
Y para rengas vida.
Anda... levántate




sábado, 17 de enero de 2015

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS: "DAME DE BEBER"






SEMANA DE ORACIÓN 
POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

Buscar la unidad durante todo el año

Todo el que bebe de esta agua... Viaje, sol abrasador, cansancio, sed… « Dame de beber ». Este es el deseo de todo ser humano. Dios, que se hace hombre en Cristo (Juan 1, 14) y se vacía a sí mismo para compartir nuestra humanidad (Filipenses 2, 6-7), es capaz de decirle a la mujer samaritana: « Dame de beber » (Juan 4, 7). Al mismo tiempo, este Dios que sale a nuestro encuentro nos ofrece el agua viva: « el que beba del agua que yo quiero darle, nunca más volverá a tener sed sino que esa agua se convertirá en su interior en un manantial capaz de dar vida eterna » (Juan 4, 14). El encuentro entre Jesús y la samaritana nos invita a probar agua de un pozo diferente y también a ofrecer un poco de la nuestra. En la diversidad nos enriquecemos mutuamente. La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos constituye una ocasión privilegiada para la oración, el encuentro y el diálogo. Es una oportunidad para poder reconocer las riquezas y los valores que están presentes en el otro, el distinto, y para pedir a Dios el don de la unidad.

«Todo el que bebe de esta agua sigue volviendo », dice un proverbio brasileño que siempre se repite cuando un huésped se marcha. Un refrescante vaso de agua, de chimarrão, de café, de tereré, son signos de aceptación, de diálogo, de convivencia. El gesto bíblico de ofrecer agua a quienquiera que llegue (Mateo 10, 42), como un modo de dar la bienvenida y de compartir, es algo que se repite en todas las regiones de Brasil.

El estudio y la meditación de este texto que se propone para la Semana de Oración quiere ayudar a las personas y a las comunidades a que se den cuenta de la dimensión dialógica del proyecto de Jesús que llamamos el Reino de Dios.

El texto afirma la importancia de que la persona conozca y comprenda su propia identidad para que la identidad del otro no se perciba como una amenaza. Si no nos sentimos amenazados, seremos capaces de percibir la complementariedad del otro: ¡Sola, una persona o una cultura, no es suficiente! De este modo la imagen que surge de las palabras « dame de beber» es una imagen que habla de complementariedad: beber agua del pozo de otra persona es el primer paso para experimentar el modo de ser del otro. Esto lleva a un intercambio de dones que enriquece. Cuando se rechazan los dones del otro se hace mucho daño a la sociedad y a la Iglesia.

En el texto de Juan 4, Jesús es un forastero que llega cansado y sediento. Necesita ayuda y pide agua. La mujer está en su territorio; el pozo pertenece a su pueblo, a su tradición. Es dueña del cántaro y es la que tiene acceso al agua. Pero ella también tiene sed. Se encuentran y ese encuentro ofrece a los dos una oportunidad inesperada. Jesús no deja de ser judío por haber bebido el agua que le ofrece la mujer samaritana. La samaritana sigue siendo ella misma al abrazar el camino de Jesús. Cuando reconocemos que tenemos necesidades recíprocas, tiene lugar la complementariedad en nuestras vidas de un modo más enriquecedor. «Dame de beber» supone que tanto Jesús como la samaritana piden lo que necesitan del otro. «Dame de beber» nos empuja a reconocer que las personas, las comunidades, las culturas, las religiones y los distintos grupos étnicos se necesitan unos a otros.

«Dame de beber» implica una acción ética que reconoce la necesidad que tenemos los unos de los otros para vivir la misión de la Iglesia. Nos obliga a cambiar nuestra actitud, a comprometernos en buscar la unidad en medio de nuestra diversidad a través de una apertura a una variedad de formas de orar y de espiritualidad cristiana.

Oración

Dios todopoderoso, sopla en nosotros el viento de la unidad que reconoce nuestra diversidad.
Sopla en nosotros la tolerancia que acoge y nos hace comunidad.
Sopla en nosotros el fuego que une lo que está separado y que cura lo que está enfermo.
Sopla en nosotros la gracia que vence el odio y nos libera de la violencia.
Sopla en nosotros la vida que se entrega y vence la muerte.
Bendito sea el Dios misericordioso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, que hace nuevas todas las cosas. ¡Amén!

¡Dios de todos los pueblos, enséñanos a atravesar Samaría para encontrarnos con nuestros hermanos y hermanas de otras Iglesias!
¡Concédenos ir allí con un corazón abierto
para que podamos aprender de todas las Iglesias y culturas!
Profesamos que Tú eres la fuente de la unidad.
Danos la unidad que Cristo quiere de nosotros. 
¡Amén!

Dios misericordioso, 
a menudo nuestras Iglesias se dejan llevar por una lógica de la competencia.
Perdona nuestro pecado de presunción.
Estamos fatigados de esta necesidad de ser los primeros.
Concédenos descansar junto al pozo. Refréscanos
con el agua de la unidad sacada de nuestra plegaria común.
Que tu Espíritu que aleteaba sobre las aguas primordiales
saque unidad de nuestra diversidad. 
Amén.

Dios, manantial de agua viva, haz de nosotros testigos creíbles de unidad por medio tanto de nuestras palabras como de nuestras vidas. Ayúdanos a comprender que no somos los dueños del pozo y danos la sabiduría para reconocer y agradecer la misma gracia en los demás. Transforma nuestros corazones y nuestras vidas para que seamos auténticos portadores de la Buena Noticia. Y condúcenos a vivir el encuentro con el otro como un encuentro contigo. Te lo pedimos en el nombre de tu Hijo Jesucristo, en la unidad del Espíritu Santo. Amén.

En humildad, como hijos de Dios y hermanos y hermanas de Cristo, recibimos el perdón de Dios y respondemos a su llamada de hacer nuevas todas nuestras relaciones.

Que el Señor Dios
te bendiga y te proteja,
llene tu corazón de ternura y tu alma de alegría
tus oídos de música y tu nariz de perfume,
tu lengua de cantares portadores de esperanza.

Que Jesucristo, el agua viva, esté
detrás de ti para protegerte,
delante de ti para guiarte,
a tu lado para acompañarte,
dentro de ti para consolarte,
encima de ti para bendecirte.

Que el Espíritu dador de vida
sople dentro de ti para que tus pensamientos sean santos,
actúe dentro de ti para que tus actos sean santos,
llene tu corazón para que tu amor sea santo,
te fortalezca para que puedas defender lo que es santo.

Que haga de tu corazón su morada,
refresque su aridez y derrita su frialdad
y encienda en lo más íntimo de tu ser el fuego de su amor,
concediéndote una fe auténtica, una esperanza firme y un amor sincero y perfecto. Amén.




Francisco: La unidad no es que todos piensen lo mismo



jueves, 15 de enero de 2015

LIBERTAD DE EXPRESIÓN NO ES LIBERTAD DE OFENSIÓN U OPRESIÓN: LIBERTINAJE





El derecho de Libertad de Expresión no puede implicar el derecho de ofender ni atacar ni incumplir otros derechos humanos como los de libertad religiosa o de pensamiento. Libertad, es entender y aceptar que todos los seres humanos poseemos iguales derechos.

Libertad de Expresión NO ES = Libertad de Ofensión u Opresión: Insultar y denigrar cualquier otro Derecho Humano como la libertad de pensamiento o credo