EL Rincón de Yanka: POEMA CERO "0" Y "MAMÁ" DE CÉSAR BRANDON NDJOCU DAVIES

inicio








sábado, 10 de febrero de 2018

POEMA CERO "0" Y "MAMÁ" DE CÉSAR BRANDON NDJOCU DAVIES


POEMA CERO "0"

Y esa Nada, ha causado muchos llantos,
Y Nada fue instrumento de la Muerte,
Y Nada vino a ser muerte de tantos.
FRANCISCO DE QUEVEDO


Uno no quería contar con nadie,
y uno no entendía porque era impar, 
si antes de él había alguien, 
uno no quería contar con nadie, 
y uno sentía que después de él, 
estaba el infinito, 
y a uno, lo sempiterno le daba miedo, 
así que uno muerto de pavor
se fijo en cero, 
y cuando uno veía a cero, 
pensó que cero era el número más bonito, 
y aunque viniendo antes que él, era entero, 
uno pensó que en cero 
había encontrado el amor verdadero, 
que en cero había encontrado su par, 
así que decidió ser sincero con cero, 
y decirle que aunque era un cero a la izquierda, 
sería el cero que le daría 
valor y sentido a su vida, 
eso de ser el primero ya no le iba, 
así que le dio a cero una gran bienvenida, 
juntos eran pura alegría y se completaban, 
uno tenía cero tolerancia al alcohol,
pero con cero se podía tomar una cerveza cero, 
por su aniversario, aunque para eso, 
tuviesen que inventarse una fecha cero 
en el calendario. 

Cero era algo cerrado, 
y le costaba representar textos,
pero con uno hacia el perfecto código binario, 
eran los dígitos del barrio 
y procesaban el amor a diario, 
pero uno no sabe lo que tiene 
hasta que no lo tiene, 
así que uno perdió a cero 
y para cuando uno se dio cuenta, 
cero ya contaba de la mano con menos uno, 
que a pesar de ser algo negativo, 
le trataba como a una reina. 
Cero le gustaba que a menos uno 
fuera original, tener un hueco, 
y menos uno, un guión con el que podían jugar. 
Cero le gustaba que menos uno 
no fuese uno más, 
que menos uno no fuese ordinal, 
que fuese justamente competitivo 
y cuando jugasen al uno, 
menos uno no le dejase ganar cero, 
sentía que a diferencia de uno, 
menos uno si la trataba 
como un número de verdad, 
y menos uno no ponía peros 
ni pretendría darle valor a cero 
poniendo comas entre ellos. 

Menos uno no tenía complejos, 
y cuando hacían el amor, 
a menos uno le encantaba estar bajo cero, 
y uno volvía a quedarse solo, 
separado como una unidad. 
Sin cero, su vida se consumía como una vela, 
sin cero, el tiempo de él hacía mella, 
y uno empezó a contar sin cero, 
y se olvidó de los besos de cero, 
del sexo con cero, de los celos de cero, 
y no empezó a contar sin cero. 
Uno se olvidó de cero y le dijo adiós,
se olvidó de cero y tal vez hasta del amor, 
y empezó a contar, 
hacia lo que más miedo le daba, 
hasta el infinito, o tal vez, solo hasta dos.

CESAR BRANDON






MAMÁ
GANADOR FINAL DE "GOT TALENT" 2018 

Hola, esta carta debía haberla escrito hace dos años, así que por esta vez permitirme hablar en primera persona y os prometo que ya acabo.

Mamá, me encanta escribir a ordenador, aunque detesto todo lo que trae el Word 2016 como predeterminado.
Sonará extraño, pero es como si la existencia me hubiese concedido la habilidad de leer entre opciones de interlineado y la verdad es que detesto el cuerpo del Calibrí, los once puntos y el 1,0 de espaciado.

Mamá, me enseñaste que la vida resumía en pedir disculpas, dar las gracias y decir por favor y también en guardar cada cinco minutos los archivos de Word porque en cualquier momento podía producirse un apagón y nos quedábamos unos días sin luz.
Mamá, gracias por tu gratitud, por todo lo bueno y por preocuparte del cuándo, del cómo, del dónde y con quién salía.
Yo y mi juventud. 
A veces contestándote con mala actitud hasta que tú y tus collejas me recordabas que pa'mala tú.

Mamá, lo siento por entender demasiado tarde que por más veloz que sea el amor a primera vista siempre quedará segundo si se enfrenta al amor de madre.
Por enseñarme que padre no sólo es aquel que tiene un hijo, padres son todos aquellos a los que los sueños les quedan pequeños, a lo poco que duermen para cumplirlos y aparte.
Lo siento por buscar lo extraordinario en otros planetas, por contestarte con mensajes cuando ya había encontrado la vida para llamarte.

Mamá, ahora, ahora el mundo se detiene cuando hablo mamá, porque tú te casaste con la felicidad y no firmaste la separación de bienes.
Y ahora... jamás volverá a pasar por mi cabeza la idea de quitarme la vida, porque la felicidad me debe la mitad de todo lo que tiene.
Mamá, tal vez yo sólo sea un instante, como una de esas faltas de ortografía que en el Word 2016 se corrigen solas o se borra.

Mamá, tal vez yo sea eso, pero yo te quiero recta, a doble espacio y en Times New Roman...

Gracias.



MAMÁ - César Brandon
GANADOR FINAL DE "GOT TALENT" 2018