EL Rincón de Yanka: LA FLOR DE ALMENDRO SIMBOLIZA "ESTAR DESPIERTO O QUE ESCUCHA"

inicio








viernes, 9 de febrero de 2018

LA FLOR DE ALMENDRO SIMBOLIZA "ESTAR DESPIERTO O QUE ESCUCHA"

LA FLOR DE ALMENDRO


El almendro es uno de los árboles cuyas flores brotan con mayor antelación. Si normalmente todas las flores suelen brotar en primavera, la flor del almendro lo hace ya a finales del mes de enero. Por este motivo se considera que el significado de la flor del almendro es “el despertar” o “estar despierto”. Es más, la palabra "almendra" tiene su origen en el idioma hebreo y significa literalmente “el que despierta o escucha”.

Israel había perdido durante la época de Jeremías la capacidad de escuchar, la pasión por amar y la actitud de guardar en el corazón las palabras de la vida. El pueblo elegido comenzaba a atravesar el largo invierno de su historia.

En este momento, Israel levantó los ojos y contempló Palestina. Era invierno, los árboles no tenían flores e, igual que Israel, parecía que también habían perdido el deseo de vivir. Pero desplegando la vista hacia la magnitud del horizonte, Israel descubrió un árbol en flor. Un árbol que en el frío del invierno era capaz de hacer germinar una flor blanca. Un árbol sitiado por la ausencia de vida que aun tenía fuerzas para alumbrar una flor. Con esta flor abierta escuchaba a los otros árboles, sus hermanos, y les anunciaba que aquel crudo invierno no duraría para siempre. La flor blanca y abierta pregonaba la primavera por llegar y daba testimonio de que, al final, siempre triunfa la vida.

Israel sumido en el invierno de su historia quedó impresionado por árbol que velaba a los otros, y con su flor abierta los sabía escuchar. Y puso nombre a aquel árbol, le llamó almendro, que en lengua hebrea significa “el árbol que vela” o “el árbol que sabe escuchar”.

Mediante la metáfora del almendro, Israel redescubrió que “saber escuchar a Dios y al prójimo” requiere silencio y paciencia pero, sobre todo, exige amar apasionadamente la vida, amar profundamente el corazón de los otros, creer que la humanidad será capaz algún día de hacer brotar sus flores en primavera y dar los mejores frutos de su ternura.
"Entonces me fue dirigida la palabra de Yahveh en estos términos: «¿Qué estás viendo, Jeremías?» «Una rama de almendro estoy viendo.» Y me dijo Yahveh: «Bien has visto. Pues así soy yo, velador de mi palabra para cumplirla.»" Jer 1, 11-12
Debido a que esta flor es de color blanco también se relaciona con las canas que nos salen a las personas cuando nos vamos haciendo mayores y que significarían que “la vejez está despertando en nosotros”. Jer 1, 11-12




Dios como un almendro
con la flor despierta;
Dios que nunca duerme
busca quien no duerma,
y entre las diez vírgenes
sólo hay cinco en vela.

Gallos vigilantes
que la noche alertan.
Quien negó tres veces
otras tres confiesa,
y pregona el llanto
lo que el miedo niega.

Muerto le bajaban
a la tumba nueva.
Nunca tan adentro
tuvo al sol la tierra.
Daba el monte gritos,
piedra contra piedra.

Vi los cielos nuevos
y la tierra nueva.
Cristo entre los vivos,
y la muerte muerta.
Dios en las criaturas,
¡y eran todas buenas!


Letra: Padre José Luis Blanco Vega, sj
Música: Hnas. Misioneras de Cristo Resucitado