EL Rincón de Yanka: diciembre 2009

inicio

#GALICIANOARDELAQUEMAN

#GALICIANOARDELAQUEMAN








jueves, 31 de diciembre de 2009

Y LLEGA UN NUEVO AÑO...



Hazte una promesa pequeñita que hará grande tu vida:
vivir este día..
Piensa que este día es único,
que las oportunidades de esta fecha,
esta luz,
este lugar,
esta hora,
no volverás a tenerlas nunca más.
Porque cuando el día termine,
tu oportunidad será distinta,
será otra la luz,
otra la fecha,
otra la hora,
otro el momento.
Las palabras que no digas ahora...
tendrán luego otro tono,
tal vez otra intención...
Se ajará la caricia que no das.
¿Cuánto hace que no escuchas las voces de tu propio corazón?
Hazlo hoy.
En este día.
Porque este día no volverá a repetirse.
Y si lo pierdes, lo habrás perdido para siempre.

Poldy Bird






VENTUROSO Y BIENAVENTURADO AÑO NUEVO 2010










¡CORRE POR TU VIDA!


«Despierta, tú que duermes,
levántate de entre los muertos
y la luz de Cristo brillará sobre ti.»
Ef 5,1-20



¡CORRE POR TU VIDA!



Corre por tu vida en Cristo.
Corre por tu vida dejando tus falsos dioses
que te oprimen con miedos.
Corre por tu vida dejando de creerte en un dios.
Corre por tu vida dejando de vivir como si no existiera Dios.
Corre por tu vida a Cristo, con Cristo, por Cristo.

 




martes, 29 de diciembre de 2009

QUITARÉ EL CRUCIFIJO

Ilustrísimos Sre/as Diputado/as:

Soy profesor en centro público y me dirijo a sus Ilustrísimas para comunicarle que procederé inmediatamente a la retirada del crucifijo tanto en el aula como en mi despacho, no esperaré a que me obligue la futura Ley de Libertad Religiosa que prepara el Gobierno. ¡¿Cómo hemos podido tardar tanto en darnos cuenta de que estamos en un Estado aconfesional y ninguna religión tiene carácter oficial?! ¡Debemos avergonzarnos del daño que hemos podido causar por mantener ese símbolo tan insultante en nuestros espacios públicos! ¡Y cuánta falta de respeto y de sensibilidad democrática hacia los ciudadanos que no profesan tal religión!


Es imperdonable haber mantenido públicamente el símbolo de ese personaje judío que mereció tal muerte por denunciar la corrupción de los poderes políticos y religiosos de su época, por oponerse a la opresión y abusos que los gobernantes imponían al pueblo, por andar con prostitutas, ladrones e ilegales, que entregó su vida hasta el sacrificio en cruz por andar defendiendo la libertad, la dignidad y la igualdad de todos los seres humanos.

No tardaré ni un minuto más en retirar el crucifijo por el que muchos millones de personas han entregado su vida. Retiraré el crucifijo porque no quiero seguir siendo responsable de que los alumnos y ciudadanos que lo vean descubran los valores de entrega, radicalidad, esfuerzo, amor y solidaridad que expresa ese judío colgado de la cruz, con los brazos abiertos en señal de acogida y perdón. Quitaré el crucifijo, no sea que quien lo vea caiga en la cuenta que hoy sigue habiendo muchos crucificados por las mismas causas y a los que sí habría que retirarlos también de sus cruces.
 
Quitaré el crucifijo pues no quiero que mis alumnos piensen que entregar la propia vida por los demás es el valor más sublime. En su lugar, ilustrísimas señorías, he pensando poner un preservativo, o un blister de píldoras del día después o una cureta cruzada con un fórceps con el que se provoca la interrupción del embarazo, cualquiera de ellos representaría perfectamente el valor supremo de la libertad. Pero pensándolo mejor, no sería buena idea, porque no todos lo entenderían y además no queda nada estético colocar junto a la foto del Borbón un condón.

Por ello he decidido sustituir el crucifijo por una Obra de Arte, de esas que nuestros artistas universales han producido y que están expuestas en los Museos de todo el mundo para que sean apreciadas por millones de ciudadanos. Una obra de arte no debe escandalizar ni provocar ningún perjuicio en las convicciones íntimas de quien la admira. He pensado en artistas como el genial Salvador Dalí, paisano de los de ERC, o en Mariano Benlliure, paisano de la Sra. Pajín, aunque me tienta poner a mis dos artistas favoritos, uno extremeño, Zurbarán; y otro como yo, andaluz, el universal Velazquez. Y sería de gran ayuda que me ayudasen a decidirme, debajo están ilustradas mis preferencias .

Atte, Santiago Vela.




CANTO POR LA VIDA









miércoles, 23 de diciembre de 2009

EL PÁJARO AZUL






El lago azul estaba por debajo de la colina.
Sobre ella, como parecía, no voló
A Través de las aguas, con el frío,
Un pájaro de alas azul se pálido.

El cielo era azul, por fin,
El cielo azul por debajo de mí en azul.
Un momento antes de que el pájaro hubiera pasado,
Cogió su imagen, mientras volaba.

.

Mary Elizabeth Coleridge
Música de Charles Villiers Stanford




martes, 22 de diciembre de 2009

TÚ MISMO ERES NAVIDAD




"A cuantos le recibieron les dio poder de venir a ser hijos de Dios"  Jn 1,12






Si eres nómada, viajero de geografías y culturas, y permites que sus vientos rocen e impregnen tu piel y llegue hasta la médula de tus huesos.

Si tu patria y tu casa es el camino y vives sin domiciliarte, pues así entras en relación con todas las estaciones de la vida.

Si te sabes buscado y sientes que una presencia brota de tu fondo, inefable, inmaculada.

Si de ti nace una fuente, como un río donde todos pueden beber y volverse como tú viajeros y nómadas.

Si crees que en el más extraño de los rostros alguien aguarda calladamente desvelarse, como un amanecer. 

Si en los éxodos cotidianos sabes que Él está ahí, que tú estás ahí, en las horas de calma y en el estruendo de la agitación.

Si nada te retiene y no eres de nadie prisionero.

Si redimes la Navidad perseguida y encarcelada y amas el llanto de su alumbramiento.

Si descubres que todos los latidos, el del mar, el de las estrellas, el del fuego, el de la tierra entera, es tu latido, un único latido.
 
Si olvidas tu edad, tu rostro y te dejas absorber hacia adentro.

Si en lugar de inventariar diferencias te das cuenta que a la luz de tu mirada se van borrando las separaciones y todo regresa a su unidad original.


José Fernández Moratiel





lunes, 21 de diciembre de 2009

EN BUSCA DE LA INOCENCIA


 

La palabra más terrible que haya sido pronunciada contra nuestro tiempo es quizá ésta: «Hemos perdido la inocencia.» Eloi Leclerc


Una vez Annie Dillard escribió sobre la inocencia algo así: “La inocencia no es prerrogativa de niños y de cachorros, y mucho menos de las montañas y de las estrellas fijas, que no tienen prerrogativa alguna. No hemos perdido totalmente la inocencia; el mundo no es un lugar tan malo como parece. Como cualquier otro buen don del espíritu, la nocencia está ahí si la quieres, gratuita para quien la pida, como han acentuado otras voces más potentes que la mía. Es posible buscar la inocencia como los perros de caza acosan a las liebres: resueltamente, movidos por una especie de amor, estrellándose contra los riachuelos, aullando y perdidos en campos y bosques, dando vueltas en círculo, saltando sobre setos y colinas, con los ojos muy abiertos, ladrando fuerte a todos los que viven inconscientes del anhelo más profundo e incomprensible, una llama enraizada en el corazón…, y aquel concierto de pájaros gorjeando a coro, como eco que resonaba desde las montañas”.
.

"El asombro es la base de la adoración".
Tomas Carlyle




Uno de los más profundos apoyos de la moralidad y de la espiritualidad es la inocencia; si no su realización total, al menos ciertamente su deseo. Igual que un niño rebosante de salud anhela la experiencia de un adulto, un adulto sano siente añoranza por el corazón de un niño. Perder el deseo de la inocencia es perder la propia alma. Efectivamente, perder la inocencia es perder la propia alma. Perder totalmente el deseo de la inocencia es una de las cualidades que confirman estar ya en el infierno.
.

¿Qué es la inocencia?
.

Dillard la describe como el estado sin complejo ni cohibición del alma en cualquier momento de pura entrega o dedicación a cualquier objeto. Para ella, la inocencia es la mirada fija de admiración, el amor despojado de toda lujuria, algo semejante a lo que James Joyce describe en “Un Retrato del Artista como Joven” cuando su héroe, el joven Esteban, ve a una joven medio-vestida en la playa, y en vez de sentirse impulsado por el deseo sexual se siente movido sólo por un asombro y admiración irresistibles.
.

El difunto Allan Bloom en “The Closing of the American Mind” (El Cierre de la Mente Americana) insinúa que, al fin, inocencia es castidad, y castidad es más que un simple concepto sexual. Para Bloom, tiene que darse un cierto tipo de castidad en todas nuestras experiencias, es decir, necesitamos experimentar cosas sólo si podemos, y cuando podamos, experimentarlas de tal modo que permanezcamos sólidos, que no nos desintegremos. Sencillamente, perdemos nuestra inocencia cuando experimentamos algo de tal forma que nos “des-aglutina”, que de alguna manera destruye nuestra integridad. Y podemos llegar a “des-aglutinarnos” de muchas maneras –moral, psicológica, emocional, espiritual o eróticamente.
.

Bloom, insinúa que hoy a la mayoría de nosotros nos falta castidad y que de alguna manera nos hemos vuelto ya “des-integrados”. Esto, según él, se manifiesta no sólo en tasas disparadas y alarmantes de suicidio, crisis emocional y nerviosa y abuso de la droga y del alcohol, sino, y más comúnmente, en un cierto estado de muerte que nos deja “eróticamente cojos”, sin fuego en nuestros ojos, y con poca dosis de lo sublime en nuestros corazones y en nuestros sueños.
.

Pero la inocencia del adulto no es exactamente la inocencia natural del niño. Para un adulto la inocencia ya no puede ser ingenuidad, sino que tiene que ser más bien algo que llamaríamos mejor “segunda ingenuidad”. Es ingenuidad pos-crítica. Tenemos que distinguir entre infantilismo, la inocencia espontánea del niño que está enraizada en la falta de experiencia, y el “ser-como-niños”, la postura pos-crítica de un adulto informado y experimentado, que ha asumido de nuevo el asombro de un niño.
.

¿Cómo definió Jesús la inocencia? Identificó la inocencia con dos cosas: Tener el corazón de un niño y tener el corazón de una virgen: A no ser que tengáis el corazón de un niño no entraréis en el Reino de los Cielos. El Reino de Dios puede compararse a diez vírgenes que esperan al novio.
.

Para Jesús, el corazón de un niño es un corazón fresco, receptivo, lleno de capacidad de asombro, lleno de respeto, y que no contiene todavía la dureza y el cinismo que se endurecen dentro de nosotros a causa de las heridas y del pecado. Para Jesús, el corazón de una virgen es un corazón que puede vivir con paciencia frente a la no-consumación, sin requerir la sinfonía acabada. Es inocente porque puede vivir sin romper tabúes saludables, sabiendo que, como un niño, muchas de las cosas que desea profundamente no se pueden obtener aún. El corazón del niño es un corazón que todavía confía en la bondad, y el corazón de la virgen no pone en prueba a su Dios.
.

En su novela “The Stone Angel” (El Ángel de Piedra), Margaret Laurence describe a una mujer, Hagar Shipley, quien, un día, después de oír casualmente a un niño que la llama “vieja bruja”, se examina a sí misma en el espejo y se queda horrorizada por lo que ve. Apenas reconoce su propia cara, y lo que ve le da miedo. ¿Cómo puede uno, en proceso imperceptible para sí mismo, cambiar y llegar a ser tan diferente, tan frío, tan sin vida, y tan vacío de frescura e inocencia? Esta experiencia nos puede pasar a todos nosotros y, de hecho, nos pasa a muchos de nosotros.
.

Si hemos dejado ya de ser el tipo de persona, de la que el niño que llevamos dentro puede hacerse amigo con facilidad, entonces quizás ha llegado ya el momento de buscar la inocencia como los perros de caza acosan a las liebres, decididamente, estrellándose en los arroyos, aullando en los campos perdidos, impulsados por una especie de amor.


http://www.ciudadredonda.org/subsecc_ma_d.php

.
LEER EL LIBRO "SABIDURÍA DE UN POBRE"
http://www.fratefrancesco.org/lit/prosa/leclerc.htm

.
"Jesús se hizo niño para enseñarnos a confiar".
Baltasar Pardal Vidal

 



domingo, 20 de diciembre de 2009

¡EMANUEL!





¡Emanuel!

¡Dios humanidad!

Transitas por este mundo,
hecho carne, sentimiento y dolor,
constancia y liberación.

¡Dios esperanza!

Nos das aliento en las luchas cotidianas,
de los pueblos que caminan las rutas necesarias
del compromiso y de la liberación.

¡Dios humildad!

Te ofrezco mi corazón como pesebre,
como cuna de tus sueños que son los míos.
Te ofrendo mi esfuerzo cotidiano,
Mis lágrimas y mis alegrías que son tuyas.

¡Dios realidad!

Permite en este tiempo que cuide tu fragilidad,
niño nacido en nuestra tierra que se libera,
del imperio que siempre persiste en las ambiciones
de quienes se han convertido en lobos sanguinarios
de hombres y mujeres de nuestra tierra.

¡Dios hermano!

Ejemplo solidario hecho cotidianidad,
vives en nosotros y a través de nuestras acciones.
Somos tus brazos y manos tendidas a los débiles,
aquellos olvidados por la sociedad y la religión,
dignificados por tu acción y amor infinitos.

¡Dios salvación!

Encendemos esta luz en tu honor,
para que alumbre nuestros corazones,
que ofrecemos pronta y sinceramente,
encendidos por la llama de la fe.

¡Emanuel!

Dios eternamente con nosotros y nosotras,
transitamos contigo caminos de divinidad.
Construcción de Nueva Humanidad,
Hombres y Mujeres libres,
Cielo y Tierra Nuevos.

Obed Juan Vizcaíno Nájera.
Maracaibo- Venezuela.






viernes, 18 de diciembre de 2009

MENSAJE ECUMÉNICO NAVIDEÑO







Cristo es la imagen del Dios invisible,
el primogénito de toda creación,
porque en él fueron creadas todas las cosas,
las que hay en los cielos y las que hay en la tierra,
visibles e invisibles;
sean tronos, sean dominios,
sean principados, sean potestades;
todo fue creado por medio de él y para él.
Y él es antes que todas las cosas,
y todas las cosas en él subsisten.
.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Angels We Have Heard on High (ÁNGELES QUE HEMOS ESCUCHADO EN LAS ALTURAS)








Ángeles que hemos escuchado en las alturas
Cantando dulcemente en las llanuras
cantan dulcemente por la noche
y las montañas en respuesta
Haciéndose eco de su alegría valiente.

Gloria, in excelsis Deo! Gloria, in excelsis Deo!
Gloria, in excelsis Deo! Gloria, in excelsis Deo!

Pastores, ¿por qué este jubileo?
¿Por qué estas canciones de ánimo feliz?
¿Qué gran luminosidad se ve ?
¿Que inspiran su canción celestial?
¿Qué buenas noticias se enteró?

Vamos a Belén a ver
A Él en cuyo nacimiento le cantan los ángeles;
Vamos, adorar de rodillas,
Cristo, el Señor, el Rey recién nacido.

Verlo en un pesebre previsto
Jesús, Señor del cielo y la tierra;
María, José, prestar su ayuda,
Con nosotros cantamos el nacimiento del Salvador.
.
VER +:





viernes, 11 de diciembre de 2009

EL DERECHO Y EL DEBER FUNDAMENTAL DE LA FE EN LA VIDA PÚBLICA Y SOCIAL: PERSONALIZAR Y CON-VIVIR LA FE


Se ha instaurado en la sociedad la resignación o la falsa creencia de que la religión es algo que pertenece al ámbito privado del ser humano, de tal forma que la práctica y enseñanza de las misma debe situarse en el ámbito familiar y más interno del individuo.
Algo que está reñido absolutamente con la libertad religiosa que es innata al hombre.



¿Y POR QUÉ NO EL LAICISMO A LO PRIVADO?
Por tanto el derecho que yo tengo a profesar una religión es algo que no me otorgan las leyes, sino que me otorga mi condición de ser humano libre. Por tanto no es función de los poderes públicos el garantizar la libertad religiosa per se, porque es algo innato al hombre que por tanto ya está garantizado, sino que su obligación es evitar que esos derechos sean pisoteados.

Más aún. El estado de derecho no es el guardián en ningún caso de las libertades individuales del hombre, sólo debe velar por que nadie vulnere esos derechos propios del ser humano. La libertad de prensa, la libertad de expresión o la misma libertad religiosa existen a pesar del estado, es decir, el hombre hace uso de ellas con y sin estado, con y sin leyes, con y sin derecho.

Por tanto creer que las leyes son necesarias para regular las libertades y los derechos fundamentales, que no hay que olvidar que priman sobre los derechos del colectivo, es cometer un error. Ningún político, sea del partido que sea, tiene derecho a decidir sobre los derechos que tengo yo como persona. Así pues cuando alguien regula la libertad de expresión de los medios o la libertad religiosa del hombre está vulnerando un derecho inviolable e inlegislable del ser humano. Lo único que se podría permitir es que el estado de derecho legislase (véase por ejemplo el artículo 20 de la Constitución) para garantizar que nadie violase esos derechos propios del hombre.

Y de igual manera, condenar la religión a lo privado es cohibir la libertad religiosa del hombre. Para el creyente la religión y Dios, entendido como el ente supremo de la existencia, son pilares fundamentales en su vida, o sea, que es impensable que uno de los pilares de nuestra vida quede relegado a un segundo plano en detrimento de otros pilares importantes, pero no tan trascendentes. Por tanto la expresión religiosa, entendida desde el respeto al diferente, debe así mismo cuidarse y garantizarse en la vida pública.

Y alrededor de este eje gira el tan desgastado tema de la aconfesionalidad del estado. Un estado que se crea democrático debe optar como única posibilidad por la existencia de un estado aconfesional, que no laico. El estado aconfesional protege la libertad del individuo a ser un ser religioso, algo que repito le es innato, y sin dañar a nadie garantiza a su vez el derecho de agnósticos y ateos. Es por tanto el estado aconfesional el que protegiendo la religión la mantiene a su vez al otro lado de la frontera de las funciones insustituibles del estado, sin beneficiarla pero también sin perjudicarla.

El estado laico, sin embargo, parte indudablemente del sentimiento ateo y por ende en nuestra sociedad del no respeto a la religión. La asepsia del estado hacia lo religioso se garantiza con el respeto mutuo y a la vez con la separación, sin una sumisión del derecho a la religión ni viceversa, algo que sólo la aconfesionalidad garantiza. El estado laico parte de una concepción dominante que prima el supuesto derecho del estado a legislar la libertad religiosa innata del hombre, dejando al hombre religioso en inferioridad con respecto al no religioso.

Un estado que legisla lo religioso con una sensación de superioridad, por ende un estado laico y ateo, es el camino de la destrucción del hombre, el camino inexorable hacia el relativismo moral y la muerte de Dios que defendía Nietchze. Por eso el estado debe valorar ante todo, por encima de las leyes-que además son fluctuantes y cambiantes según las necesidades-, al individuo libre en sí mismo. Primar al estado, por tanto al colectivo, y a las leyes, por tanto al deseo de la oligocracia injustamente elegida por el pueblo dominado por el hombre-masa, sólo conduce al fin de nuestra decadente civilización.

He ahí por tanto que se hace imprescindible la aconfesionalidad del estado. Así se garantiza un trato justo al hombre religioso, sin sumisón a la religión, y sin la renuncia a los principios democráticos y legales en las que se asienta el estado de bienestar. Por tanto el respeto escrupuloso desde las altas esferas hasta las cloacas del estado a las religiones y a sus formas de organización son el primer requisito para considerar a un estado como democrático.

Si consideramos imprescindible la separación de lo legislativo, lo ejecutivo y lo judicial; si creemos fielmente en la separación Iglesia-estado; si vemos con buenos ojos la independencia del poder de los medios de comunicación y al revés...

¿Por qué hay que respetar a unos y no a otros?
¿Por qué se garantizan las elecciones democráticas, pilar básico de la democracia, y no la libertad religiosa?

Muy sencillo, porque se quiere convertir a lo religioso en algo subordinado al resto de ámbitos, de tal forma que apretando la tuerca se consiga al final el tan ansiado deseo de muchos de destruir definitivamente la religión de la vida pública.

Por tanto es evidente que la sociedad supuestamente avanzada va camino del retroceso. No avanzamos en libertades, sino que vamos hacia la destrucción de lo tradicional, de lo incómodo y de las libertades propias del hombre en general. Se nos quiere hacer creer que no aceptamos la democracia por defender públicamente lo religioso y estar en contra del relativismo moral. Pero lo que no podemos tolerar es la marginación de lo religioso al ámbito privado como antesala a su destrucción definitiva, paso previo a su vez de la destrucción misma del hombre.

Como tampoco se puede judializar la vida y la cultura de un pueblo. Porque haya un individuo que no quiera lo común y mayoritario de una sociedad, utiliza los legalismos estúpidos; Es como aquél único vecino que denunció que le molestaban las campanadas de la iglesia del pueblo y el 99,99 del pueblo tiene que recoger firmas para que vuelvan a repicar como siempre había sido.

La estupidez a la enésima potencia:
Ver: http://www.andaluciainformacion.es/portada/?i=35&a=68513&f=0


Al final el hombre se esconde en el colectivo para negar las libertades individuales y se hunde en el relativismo para negar lo común y mayoritario, la máxima que muy bien explicara San Agustín: nadie niega a Dios, sino aquel a quien le conviene que Dios no exista.


La religión en la vida pública
Alberto Esteban
.




MARÍA, ¿TÚ SABIAS?










jueves, 10 de diciembre de 2009

La 'no discriminación' centra el Día de los Derechos Humanos


La discriminación se alimenta de la desconfianza, el resentimiento, la violencia y la inseguridad, y no tiene aspectos beneficiosos para la sociedad.

"Por tanto, me gustaría animar a la gente de todos los sectores --políticos, líderes, miembros de la sociedad civil, medios de comunicación, profesores y a cada persona-- que honre el Día de los Derechos Humanos y que abrace la diversidad y tome medidas concretas y duraderas para poner un fin a la discriminación".



NACIONES UNIDAS. La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, afirmó este jueves que el concepto de no discriminación centra la conmemoración del Día de los Derechos Humanos pero afirmó que la discriminación es endémica y apuntó a las mujeres y a las minorías como los grupos que más la sufren.
.

Veintiséis de los 30 artículos de la Declaración Universal comienzan con las palabras "todos" o "nadie". "Todo el mundo debería disfrutar de todos estos derechos y nadie debería ser excluido; todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos", afirmó Pillay en la conmemoración de este día que se celebra hoy coincidiendo con el aniversario de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en 1948.
.

"Pero aún hoy la discriminación es endémica. Las mujeres trabajan dos tercios de las horas laborables a nivel mundial y producen la mitad de los alimentos que se consumen en el mundo", afirmó la Alta Comisionada. "Pero sólo ganan el diez por ciento de los ingresos mundiales y son propiearias de menos del uno por ciento de las propiedades mundiales", añadió, y lamentó que, a pesar de las mejoras significativas logradas durante el siglo pasado, las mujeres y las niñas aún son discriminadas.
.

"Cada día, se produce el abuso físico o sexual de innumerables niñas y mujeres, y la gran mayoría de los autores no reciben castigo", afirmó.

Pillay añadió que las minorías de todas las regiones del mundo se enfrentan aún a amenazas graves, así como a la discriminación y al racismo, y suelen estar excluidas de la vida económica, política, social y cultural que sí está disponible para las mayorías en los países donde viven.
.

"A problemas similares se enfrentan los 370 millones de indígenas que suponen el cinco por ciento de la población mundial", indicó. "Suelen ser marginados, privados de algunos derechos fundamentales y carecen del acceso a los servicios básicos", añadió.
.

Una de las formas más peligrosas de discriminación, advirtió, es la que se hace por motivos raciales y étnicos, que se encuentra "en todo el Planeta". "Si no se controla, puede llevar al odio, a la violencia y puede llevar hasta un conflicto a gran escala, a crímenes contra la Humanidad o al genocidio", aseguró Pillay.

"La discriminación que se basa en la religión o creencias que se profesan puede ser igual de destructiva. En algunos países, a los miembros de ciertos grupos se les restringe la libertad de ejercicio de su religión y se les priva de sus derechos fundamentales", lamentó. "En casos extremos puede llevar a la violencia sectaria, a las muertes y al conflicto", añadió.
.

Otros muchos grupos se enfrentan a la discriminación en mayor o menor medida. "Algunos de ellos son fácilmente definibles como personas con capacidad, apátridas y los ancianos", indicó Pillai.



SETAS (HONGOS) CRECIENDO EN UNA INSTANTANEA



Vídeo realizado con 1.661 fotografías en un periodo de tiempo de 5 días, 18 horas y 25 minutos a una foto cada 5 minutos, el resultado es sorprendente.






miércoles, 9 de diciembre de 2009

LA GAITA ZULIANA DEL AÑO 2009




“Pronunciar el nombre de la Virgen de Chiquinquirá
al cantarle es como si estuviera
diciendo palabras benditas,
algo dulce y bonito,
y al vez es inexplicable la emoción
que se siente cuando uno está parado
frente de ella cantándole,
y eso hay que vivirlo para poderlo expresar”. 
.
Ricardo Cepeda




lunes, 7 de diciembre de 2009

BIENAVENTURANZAS DEL ADVIENTO


Felices quienes siguen confiando, a pesar de las muchas circunstancias adversas de la vida.

Felices quienes tratan de allanar todos los senderos: odios, marginaciones, discordias, enfrentamientos, injusticias.

Felices quienes bajan de sus cielos particulares para ofrecer esperanza y anticipar el futuro, con una sonrisa en los labios y con mucha ternura en el corazón.

Felices quienes aguardan, contemplan, escuchan, están pendientes de recibir una señal, y cuando llega el momento decisivo, dicen: sí, quiero, adelante, sea, en marcha…

Felices quienes denuncian y anuncian con su propia vida y no sólo con meras palabras.

Felices quienes rellenan los baches, abren caminos, abajan las cimas, para que la existencia sea para todos más humana.

Felices quienes acarician la rosa, acercan la primavera, regalan su amistad y reparten ilusión a manos llenas con su ejemplo y sus obras.

Felices quienes cantan al levantarse, quienes proclaman que siempre hay un camino abierto a la esperanza, diciendo:

“No tengáis miedo, estad alegres. Dios es como una madre, como un padre bueno que no castiga nunca, sino que nos acompaña y nos alienta, pues únicamente desea nuestra alegría y nuestra felicidad”.


MIGUEL ÁNGEL MESA