EL Rincón de Yanka

inicio








miércoles, 24 de agosto de 2016

MARÍA PITA E INÉS DE BEN, HEROÍNAS DE LA CORUÑA: "QUIEN TENGA HONRA, QUE ME SIGA"

MARÍA PITA E INÉS DE BEN, 
HEROÍNAS DE LA CORUÑA 

«Quen teña honra, que me siga»
Los únicos héroes oriundos de la Coruña fueron mujeres. Exceptuando en la historia más reciente a los héroes del Orzán, los agentes de policía Rodrigo Maseda, José Antonio Villamor y Javier López. Ya que Sir John Moore, era escocés y Juan Díaz Porliercartagenero.
Mientras Agustina se batía en Zaragoza contra los franceses, otras heroínas populares adquirieron gran peso durante la Guerra de Independencia. Así fue el caso de Manuela Malasaña –la joven madrileña que murió durante el levantamiento del 2 de mayo– o de Clara del Rey –que fue herida de muerte ese mismo día en el Parque de Artillería de Monteleón–. El relato nacional de una mujer guerrera que defiende su tierra frente a una invasión extranjera es, en cualquier caso, un mito recurrente en distintos países de Europa, pero además traza un antecedente directo con la historia de María Pita, la defensora de La Coruña en 1589 frente a la Contraarmada Inglesa. Tras el desastre de la Armada española en 1588, Isabel I de Inglaterra ordenó a Francis Drake lanzar un contraataque contra España, la conocida como «Contraarmada», que curiosamente tuvo un destino tan trágico como el de su precursora española.

Nuestra heroína, que según cuentan las crónicas era una “recia y alta mujer, más bien gruesa que esbelta, con rostro agraciado, si no bello, nariz aguileña algo ganchuda y ojos negros y muy vivaces, peinando largos cabellos negros”, vivía, junto a su segundo marido, Gregorio de Rocamonde quien poco tiempo después caería gloriosamente defendiendo su barrio, en el barrio coruñés de la Pescadería.

A falta de la experiencia española para la organización de una operación de grandes dimensiones, que tampoco había servido de nada a éstos, la aventura de la escuadra inglesa acabó en un irremediable desastre. El primer objetivo fue La Coruña, que albergaba a algunos barcos supervivientes de la Empresa inglesa todavía en reparación. Y aunque los ingleses tomaron parte de la ciudad, la actuación heroica de las milicias, entre las que se contaba la popular María Pita, forzaron la huida de los extranjeros sin obtener botín. Cuando los ingleses abrieron una brecha en la muralla y comenzaron el asalto de la ciudad vieja, María Pita acudió a esta posición y mató a un alférez inglés con una espada.


La historia de Pita, no en vano, guarda muchas similitudes con la que luego protagonizaría Agustina de Aragón. Se dice que la gallega mató al alférez inglés precisamente con la espada de su marido fallecido durante el asalto, Gregorio de Recamonde, en un relato muy parecido al de la defensora zaragozana, que se unió al combate contra los galos por acudir junto a su marido artillero. Según la leyenda, acuchilló al inglés al grito de «Quen teña honra, que me siga» («Quien tenga honra que me siga»), lo cual desmoralizó a la tropa inglesa, compuesta por 12.000 efectivos, provocando su retirada. Junto con María Pita, otras mujeres de La Coruña ayudaron a defender la ciudad, siendo el caso mejor documentado el de Inés de Ben, herida en la batalla, aunque ninguna adquirió tanta notoriedad.


Tras la contienda, Felipe II concedió una pensión a Pita que equivalía al sueldo de un alférez más cinco escudos mensuales. La guerrera gallega, que se casó otras dos veces (en total fueron cuatro veces), es hoy en día recordada, entre otras cosas, por la estatua de bronce que decora la Plaza de María Pita, en la ciudad de La Coruña, donde se representa a la heroína alzando una lanza y a sus pies el cuerpo sin vida del alférez inglés.


La Invencible Inglesa

Inmediatamente después del fracaso de la Armada Invencible 1588, Isabel I de Inglaterra preparó una flota de represalia de proporciones aún mayores que su antecesora. Fue la llamada Contra Armada o Invencible Inglesa. Su objetivo era aprovechar la debilidad de la marina española tras el descalabro de la Invencible, y asestar un demoledor golpe a España que acabase con la guerra ya iniciada.Para ello debía cumplir tres misiones.

La primera y fundamental era destruir, en Santander, la Invencible regresada, que estaba en urgente reparación. Conseguido esto dejaría a España huérfana de flota en el Atlántico europeo.
Entonces tendría el mar expedito para cumplir su segunda misión: conquistar Lisboa. Así convertiría a Portugal en país satélite de Inglaterra y penetraría en el imperio luso. Para ello conducía al Prior de Crato, pretendiente al trono luso que Felipe II acababa de heredar de su madre, Isabel de Portugal. Crato había firmado previamente unas rigurosas clausulas que, de cumplirse, transformaban a Portugal en un protectorado de Inglaterra.
Su tercera misión era apostarse en las Azores y capturar la flota de Indias. De este modo, Inglaterra sería la nueva dueña del Atlántico y se aprestaría a usurpar las rutas oceánicas españolas.


Esa Contraarmada contaba con más de 150 barcos ( La Armada Invencible española contaba con 120 barcos) y unos 23.000 hombres era capitaneada por el almirante Francis Drake y por el general John Norris (el más prestigioso militar inglés de su tiempo, como general en jefe de los ejércitos transportados). Las claras órdenes dadas por su reina de dirigirse directamente a Lisboa las torció a su gusto el más famoso de los piratas (Drake) que prefirió venir en busca del desquite contra la ciudad desde la que había partido la Gran Armada, un año antes hacia Inglaterra).Se dispuso a atacar primero, el que entendían el puerto más débil, el de La Coruña.

Ataque a La Coruña (1589)

Las defensas de La Coruña eran bastante deficientes. El 4 de mayo la flota inglesa se asomaba al puerto de la ciudad gallega. La San Juan, la Princesa y la Diana se apostaron junto al fuerte de San Antón y cañonearon, apoyadas por las baterías del fuerte, a la flota inglesa a medida que esta se iba introduciendo en la bahía, forzando así a los atacantes a mantenerse alejados. Unos 8.000 ingleses desembarcaron al día siguiente en la playa de Santa María de Oza, en la orilla opuesta al fuerte, llevando a tierra varias piezas de artillería y batiendo desde allí a los barcos españoles que no podían cubrirse ni responder al fuego enemigo. Finalmente, los marinos españoles tomaron la decisión de hundir las naos y resguardar las galeras en el puerto de Betanzos, dejando a la mayor parte de las tripulaciones en la ciudad para unirse a la defensa.



Durante los siguientes días, las tropas inglesas bajo mando de John Norris atacaron la ciudad, tomando sin demasiada dificultad la parte baja de La Coruña, saqueando el barrio de La Pescadería, y matando a unos 500 españoles, entre los cuales se contaron numerosos civiles. Tras esto, los hombres de Norris se lanzaron a por la parte alta de la ciudad, pero esta vez se estrellaron contra las murallas españolas. Apostados tras ellas, la guarnición y la población de la villa, incluyendo a mujeres y niños, se defendió con total determinación del ataque inglés, matando a cerca de 1.000 asaltantes. Fue durante esta acción donde se distinguió la que hoy en día sigue siendo considerada heroína popular en la ciudad de La Coruña: Doña María Mayor Fernández de la Cámara y Pita, más conocida como María Pita. La leyenda cuenta que muerto su marido en los combates, cuando un alférez inglés arengaba a sus tropas al pie de las murallas, doña María se fue sobre él con una pica y lo atravesó, arrebatándole además el estandarte, lo que provocó el derrumbe definitivo de la moral de los atacantes. Otra mujer que aparece en las crónicas de la época por su distinción en los combates fue doña Inés de Ben. 

La historia quiere por capricho y desidia 
que este llena personajes en el olvido. 
Muchas veces sin causa aparente, 
es el tema que nos ocupa de una mujer.

Casi nada se sabe a cerca de este prodigio de mujer, solo que al momento del suceso se hallaba felizmente casada, tenía dos hijos y un próspero negocio de mercería y quincallería en la Pescadería. Había trabajado de forma intensa en el reparo de las murallas y sus cubos llevando tierra, al igual que lo hacían otras muchas mujeres ,y cuando se encontraba en esta labor resultó herida por una descarga de arcabucería, siendo trasladada al hospital de orden del oidor Francisco Maldonado. Según los testigos por ella presentados ante la Real Audiencia para que se le resarciera de todo el daño causado, Inés de Ben, viuda de Sebastián Fernández –muerto este la jornada del día 5–, recibe dos balazos de los ingleses, uno en la cabeza y otro en el muslo durante la defensa de la ciudad. Así consta en una certificación médica que se expide en Ferrol el 12 de julio de 1590. Los ingleses entraron en la Pescadería y robaron todo lo que en su tienda había, por lo que solicitaba a la ciudad que se le abonase la pólvora, balas y cuerda que había suministrado para la defensa de la ciudad, cuya hacienda tasaba en 800 ducados, y destacando que su marido había muerto el primer día de la invasión y ella había sido herida el 14 del mismo mes. Como resultado de aquellas graves heridas en la cabeza quedará casi ciega, pobre y con dos hijos a los que atender.
En aquel pleito, que no está finalizado o al menos no se conoce su parte final, los testigos de Inés de Ben fueron Antonio Osorio, alabardero de la Real Audiencia, Gregorio Sánchez, soldado de la compañía del Capitán Juan Varela, Juan de Luaces Bezerra, alabardero de la Real Audiencia, y Pedro Fernández, alguacil del corregidor de La Coruña. Se adjunta también el informe del licenciado Diego de Salazar, cirujano de la Armada, en el cual indica que curó a Inés de Ben de muchas heridas graves en la cabeza y en el muslo izquierdo.

En 8 de octubre de 1593 se realizan las diligencias y la citación de los testigos tiene lugar el 19 del mismo mes, testificando el 8 de noviembre Antonio Osorio, quien declara que “Inés de Ben, tenía mercería, pólvora y cuerda y que los dio para la defensa”. Inés había llevado tierra para reedificar la muralla y sus cubos con otras mujeres, cuando resultó herida. En este mismo sentido testifican Gregorio Sánchez y Luaces de Bezerra, mientras que Pedro Fernández, agrega que “fue el teniente corregidor quien tomó la cuerda y pólvora” añadiendo a su testimonio “Inés estuvo herida de muerte y en esos momentos se encontraba con dos hijos, pobre y sin ayuda”.
Todos los llamados a testificar testimoniaron a favor de Inés de Ben, pero unos años más tarde ella seguía en la misma situación de miseria que cuando inició el pleito. 
Había sido una de las heroínas que permaneció en primera fila desde el inicio del asedio inglés, no recibiendo ninguna mención a su sacrificio. Quedó casi ciega y en la miseria cuando estaba llamada para la gloria. Ni siquiera quedó de ella una migaja de fama para la posteridad.
Extraña paradoja del destino de una mujer que se quedó sin nada a cambio de haberlo dado todo.


En cambio, María Pita fue nombrada por Felipe II alférez perpetuo, y el capitán don Juan Varela fue premiado por su actuación al mando de las tropas y milicias coruñesas.


Finalmente, y ante la noticia de la llegada de refuerzos terrestres, las tropas inglesas abandonaron la pretensión de tomar la ciudad y se retiraron para reembarcar el 18 de mayo habiendo dejado tras de sí unos 1.000 muertos españoles, y habiendo perdido por su parte unos 1.300 hombres, además de entre 2 y 3 buques y 4 barcazas . Además, en aquel momento las epidemias empezaron a hacer mella entre las tropas inglesas, lo cual unido al duro e inesperado rechazo en La Coruña contribuyó al decaimiento de la moral y al aumento de la indisciplina entre los ingleses. Tras hacerse a la mar, otros diez buques de pequeño tamaño con unos 1.000 hombres a bordo decidieron desertar y tomaron rumbo a Inglaterra. El resto de la flota, a pesar de no haber conseguido aprovisionarse en La Coruña, prosiguió con el plan establecido y puso rumbo a Lisboa.





martes, 23 de agosto de 2016

23 DE AGOSTO: ESTAMOS DE ANIVERSARIO: ¡FELIZ DÍA INTERNAUTA! GRACIAS A TIM BERNERS-LEE

¡Feliz día Internauta!

Según Wikipedia, Internauta es un neologismo resultante de la combinación de los términos Internet y del griego ναύτης (nautes, navegante), utilizado normalmente para describir a los usuarios habituales de Internet o red. En resumen un internauta es todo aquel que navega constantemente en la red.

Y si te lo estabas preguntando hoy precisamente se cumplen 25 años desde que un 23 de agosto de 1991 Tim Berners-Lee publicó online el primer servidor Web con su primera página en los laboratorios del CERN dando lugar a lo que se conoce como Internet o la WWW (World Wide Web). 

Esta web, la de la imagen, no contenía más que unos cuantos enlaces y texto. Era muy sencilla y no contaba con imágenes ni apenas opciones de estilo. Pero ya estaba hecho. Gracias al trabajo realizado por Tim Berners–Lee años antes ya era posible compartir información entre grupos y personas que utilizaban distintos sistemas, incompatibles entre sí. La revolución había comenzado y de eso ya 25 años.

Tim Berners-Lee no patentó el invento sino que lo registró bajo una licencia de libre uso; lo que hoy llamaríamos de "software libre".
Desde entonces mucho ha llovido y no será la primera vez que la neutralidad de la Web se habrá visto comprometida, que algún gobierno trate de hacerse con su control o escuchar nuestras charlas online. Pero aquí estamos, 25 años que han pasado volando.


VER+:

EL PADRE DE INTERNET: TIM BERNERS-LEE




IDEOLOGÍA RELATIVISTA DE GÉNERO LOCO DEL TODO VALE

 
LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO LOCO: 
PATÉTICA


Tras la directriz de Barack Obama (El Complaciente) ordenando que el uso de los servicios y vestuarios en todos los colegios e institutos del país no dependa del sexo del usuario, sino del «género» que declare cada cual (amenazando con sanciones a quienes incumplan la directriz), el Instituto de Política Familiar de Washington acudió al campus universitario para interrogar a los alumnos sobre la cuestión... pero obligándoles luego a extraer las consecuencias.




De qué van en realidad 

las «guerras del cuarto de baño»
Sí, la llamada guerra del cuarto de baño no va de baños, va sobre todo de guerra. Es una nueva fase de la Guerra Cultural. Quienes pensaban que la guerra había terminado rindiéndose al "matrimonio" entre personas del mismo sexo pronto verán que eso es solo el principio. 
La denominada guerra del cuarto del baño no tiene nada que ver con los cuartos de baño... ni de armarios... y tiene todo que ver con una guerra. Permitir que cada cual utilice el cuarto de baño que prefiera no es sino la última fase de la revolución sexual. Forma parte de una guerra implacable para imponer una igualdad irracional, que ahora pretende quebrar las últimas barreras públicas que diferencian los sexos. 

Afrontémoslo: una vez que se sostiene que cualquiera puede utilizar el cuarto de baño en el que se sienta cómodo, las palabras "hombre" y "mujer" en la puerta carecen de sentido, dado que cualquiera puede entrar. Según la extraña lógica de los guerreros del cuarto de baño, o bien construyes servicios iguales para cada uno de los "géneros" que aparecen en escena (y ya son unos sesenta) o los integras en uno (o dos) baños que puedan utilizarse indiscriminadamente. Como es obvio, ésta es la única solución económicamente viable.

Por tanto, todo esto va de mucho más que de hacer que la gente se sienta cómoda: es el principio del fin de los baños, vestuarios o cualquier otro lugar privado diferenciados por sexo. Es una auténtica transformación cultural que convierte el sexo biológico de cada cual, de una realidad social y pública, en una opinión, capricho o fantasía privados.

Las denominadas "guerras de los cuartos de baño" no tienen que ver sólo con los depredadores sexuales, como muchos sostienen. Aunque, por supuesto, algunos de ellos se servirán de las nuevas normas en la utilización de los servicios públicos para abusar de sus víctimas. Con lo que sí tienen que ver es con la eliminación de todo vestigio de modestia, decencia y sentido de la vergüenza que aún queda en la sociedad, con la desaparición de ese manto de protección para hombres y mujeres en sus momentos más privados.

La virtud de la modestia es parte del marco moral que sirve de razonable freno a las pasiones humanas menos violentas. La modestia gobierna las acciones externas para que puedan adecuarse a las exigencias de la decencia, la honestidad y el decoro que proceden de la naturaleza humana y de las costumbres sociales. El atuendo, las formas de hablar, las relaciones entre sexos... todo ello entra en ese marco para mantener en la sociedad el equilibrio y la virtud. Cuando no se respetan la decencia y la modestia naturales, la dignidad de la naturaleza humana se degrada fácilmente al nivel de las bestias.

Así, no es sorprendente, en este mundo de hoy tan hipersexualizado y violento, que haya quienes quieran acabar con todo tipo de restricciones y tabúes. Se han puesto como objetivo la modestia porque es ese natural y delicado sentido del límite para todos los actos que suscitan vergüenza. Y todas las protecciones necesarias para salvaguardar la castidad debe ser destruidas.

Por tanto, y contra lo que dice la propaganda, no se trata de obligar a la gente a sentirse incómoda. Nunca ha habido ni habrá controles policiales de identidad o de autoidentidad a la puerta de cada baño público. De lo que se trata es de honrar y preservar esas normas, probadas por el tiempo, que permiten funcionar a la sociedad y que ayudan a los individuos a mantener su dignidad personal.

Finalmente, las llamadas guerras del cuarto de baño no tienen nada que ver con la realidad, y tienen todo que ver con dar pábulo a las fantasías de quienes querrían escapar a los límites de la identidad y de la razón.

El nuevo activismo implica dar pábulo a la fantasía, que por definición es el poder de procesar o crear imágenes mentales irreales o improbables en respuesta a los caprichos psicológicos. En tiempos pasados, quienes tenían fantasías eran devueltos a la realidad basándose en la sociedad y la naturaleza. Hoy, se le está pidiendo a la sociedad en su conjunto que consienta y sea cómplice de las fantasías antinaturales de unos pocos.

Sí, la llamada guerra del cuarto de baño no va de baños, va sobre todo de guerra. Es una nueva fase de la Guerra Cultural. Quienes pensaban que la guerra había terminado rindiéndose al "matrimonio" entre personas del mismo sexo pronto verán que eso es solo el principio.

Esta nueva fase es una extensión y radicalización de la precedente. La diferencia es que la vieja fase destruyó las estructuras externas (tradición, costumbre o comunidad) que dificultaban la auto-satisfacción y el placer. La nueva fase intenta destruir esas estructuras internas (la razón, la identidad y el sentido del ser) que impiden el "derecho" a una recompensa instantánea.

La vieja fase de la Guerra Cultural todavía actuaba en el interior de las estructuras sociales que destruía, y por tanto daba a la gente más oportunidades de resistir. La nueva fase ataca el auténtico núceo del ser y de la identidad. Es más tiránica y permite menos oposición. Quien disienta es atacado con furia de forma inmediata: individuos, negocios, incluso estados enteros. 

Si hemos de volver al orden, la sociedad debe reconocer estos nuevos pasos como lo que realmente son. No se trata de una frívola guerra por el cuarto de baño o de armarios, sino de una Guerra Cultural tan total que se extiende incluso al uso del cuarto de baño.



Publicado en Crisis Magazine.

Traducción de Carmelo López-Arias




lunes, 22 de agosto de 2016

LIBRO "RECUERDE EL ALMA DORMIDA": ISABEL LA CATÓLICA




Libro reivindica la figura de Isabel la Católica, 
la mejor mandataria que ha tenido España


El escritor Rafael Álvarez Avelló publica su primera obra, «Recuerde el alma dormida», una novela sobre la historia de Castilla
El abogado y profesor universitario Rafael Álvarez Avelló es el autor de «Recuerde el alma dormida» (La Huerta Grande), una novela histórica con Jorge Manrique e Isabel la Católica como protagonistas. Aunque su vocación siempre fue la escritura, es la primera vez que Álvarez publica un libro, por lo que confiesa sentirse «contento y extraño, como el que ha alcanzado algo que ha perseguido mucho tiempo pero que no se lo cree del todo».

- ¿«Recuerde el alma dormida»?
Es el primer verso de las Coplas de Jorge Manrique a la muerte de su padre y este libro trata sobre la vida de Jorge.

«Recuerde el alma dormida
avive el seso y despierte
contemplando
como se pasa la vida
como se viene la muerte
tan callando».

Creo que es un título evocador en cuanto que es una poesía que estudiamos en el colegio y todo el mundo recuerda. Y tiene que ver con el motivo por el que escribí el libro: por mi incapacidad de olvidar las Coplas.

- Es la primera novela histórica que escribe...
Conocer nuestro pasado es saber de dónde venimos. Una de las grandes preguntas que toda persona se acaba haciendo antes o después. Conocer nuestro pasado nos ayuda a entendernos a nosotros mismos.
Saber porqué estamos aquí y porqué somos como somos. También nos permite aprender de los errores de otras épocas para no volvernos a cometer en el futuro. Y, además, la historia de Castilla (y de España) es fascinante.

- ¿Por qué ha elegido ese tramo de la historia de España?
La llegada al trono de Isabel la Católica es uno de los momentos claves de la historia de Castilla, de España y de la Humanidad. Su reinado lo cambió todo. Gracias a Isabel, y en dos generaciones, España se convirtió en un Imperio.
Pero Isabel tenía muchas cosas en contra para llegar al trono: no era la heredera legítima, nunca tuvo dinero y siendo muy joven tuvo que liderar uno de los dos bandos de Castilla. Y ni siquiera los de su bando creían que fuera capaz de gobernar (tampoco lo creía Fernando el Católico). Se equivocaron, claro. Isabel es, probablemente, el mejor gobernante que ha tenido España.

- ¿Y ese personaje concreto?
El libro cuenta la vida de Jorge Manrique al que le tocó vivir en ese momento histórico. A Jorge se le conoce por sus Coplas que muchos consideran la mejor poesía de la lengua castellana de todos los tiempos. Una poesía casi perfecta en donde se cuentan verdades muy importantes: el paso del tiempo, la igualdad de los hombres ante la muerte, la futilidad del placer, el recuerdo, etc.
Pero Jorge Manrique no era un poeta ni un filósofo. Era un guerrero, sometido a un padre ambicioso, que le tocó vivir una época muy violenta de la historia.
Después, al estudiar su personalidad, me encontré con que era un hombre sensible que quizá no quiso ser caballero. También un hombre normal, un hombre real con sus sentimientos y sus cosas buenas y malas. Y, desde luego, fue un genio.
En la novela destaca la presencia de muchos personajes femeninos. ¿Por qué? La pregunta que me hago es: ¿qué mueve el mundo: la guerra o la capacidad de querer? Aparentemente la guerra (estamos continuamente rodeados de ella).
Pero creo que no es así, creo que el mundo se mueve por una cadena (a veces invisible, a veces que pasa muy desapercibida) de actos de amor. Son las mujeres, desde su feminidad (desde su desbordante capacidad de amar), las que mueven el mundo. La guerra (tan masculina y absurda) no soluciona nada. Por eso las mujeres son tan importantes en mis libros.

- Usted es profesor y abogado. ¿Qué le ha llevado al mundo de la escritura?
Escribo por la irracional seguridad de que tengo que hacerlo, y de que si no lo hago estoy desperdiciando mi vida. Para mí escribir es un acto solitario y de introspección, de pensar en el ser humano utilizando mis ideas y mis sentimientos como conejillos de indias. Pero también me permite comunicarme con los demás. Creo que nada hay mejor para comunicarse que contar una buena historia.

- Ha estado escribiendo este libro 10 años, y es la primera obra que publica.
Me siento contento y extraño, como el que ha alcanzado algo que ha perseguido mucho tiempo pero que no se lo cree del todo.
He escrito una novela y ya no sé dónde acabo yo y donde empiezan ellos. Tantas vueltas he dado durante diez años, que ahora creo que todos ellos, en conjunto, son la parte más verdadera de mí mismo.
Esta novela no es sólo una gran novela histórica. Es también en cierto modo un ensayo filosófico sobre los temas trascendentes que subyacen en las coplas.

El paso del tiempo, la vida que no deja de moverse, la futilidad del placer, el recuerdo, la igualdad de los hombres ante la muerte.
Las Coplas ponen sobre la mesa, las grandes cuestiones que en algún momento de la vida de cada hombre, surgen varando el camino, imposibles de esquivar.
A menudo sucede en el atardecer de la vida, cuando el hombre se enfrenta a lo efímero de su existencia.
¿Cuál es el gran drama del hombre, lo que le lleva a la desesperanza?
Exigir para nuestro tiempo las promesas de la eternidad.
Ya lo decía la filósofa francesa Simone Weil “Dios y el hombre son como dos amantes que se equivocan sobre el lugar de la cita; el hombre espera a Dios en el tiempo, y Dios espera al hombre en la eternidad”.

domingo, 21 de agosto de 2016

HUMAN: EL ROSTRO DE LA HUMANIDAD, ALIANZA SAGRADA REDENTORA

"Esta alianza sagrada puede salvar 
la belleza del mundo" 

Un viaje imprescindible 
Todos somos distintos pero somos uno 
Esta es la alianza que puede permitir vencer el mal, 
la pobreza y el dolor
Un dolor que te hace responsable del maltrato de aquella mujer, de la pobreza que tritura la vida de aquel hermano, del sufrimiento del que tuvo que dejar su casa y no le he acogido 

La película se ha realizado durante casi tres años y más de 60 países, 2000 personas han ofrecido su rostro y su testimonio para acercarnos al corazón de los seres humanos. El que la obra sea accesible gratuitamente se debe a a que Fondation Bettencourt Schueller ha financiado la producción con la intención de que esta mirada al corazón de la humanidad tenga el acceso más amplio posible. 
"Hacía daño a mis seres queridos. Medía el amor según el daño que hacía al otro. Fue al entrar en la cárcel cuando comencé a comprender lo que era. Conocí a alguien. Ella me hizo ver por primera vez lo que era el amor. Supo ver más allá de mi condena a cadena perpetua por el peor crimen que un hombre puede cometer: matar a una mujer y a un niño". Con esta historia arranca Human, una película-documental de Yann Arthus-Bertrand sobre la dualidad del ser humano. Un testimonio que, aunque difícil de elegir, es el que más impactó al director y fotógrafo francés. "El empezar la película con él fue obviamente una elección porque me ha marcado mucho", aclara Bertrand a una de las cuestiones que más le hacen los periodistas, aunque le cuesta destacar esta aguja entre un pajar.
Se trata de una obra comprometida que quiere dar imágenes y voz a nuestro mundo con la finalidad que reconozcamos nuestra alianza común. Tres son los grandes ejes de este proyecto audiovisual. El más significativo es el testimonio del rostro. En primeros planos van pasando mujeres y hombres, niñas y niños de todas las razas, religiones y países. Sobre un fondo negro la mirada se fija en las emociones y en las palabras que en forma de confesión nos hablan de la felicidad y el sufrimiento, de la violencia y el amor, del trabajo y de la familia. 

El segundo eje son las imágenes aéreas del mundo y la humanidad. En ellas se recoge la belleza de las formas del mundo, los paisajes que acompañan a los hombres, la dureza escondida del medio natural, el color deslumbrante en sus variaciones de Oriente a Occidente, de Norte a Sur. Y sobre el fondo de la mundanidad, la comunidad, los seres humanos como colectivo que respira formando un cuerpo que va desde los aficionados al fútbol o la música a los ejércitos, de los devotos a los que levantan un castell humano. 

Los seres humanos que habitan en la tierra. El último es la banda sonora compuesta por el músico francés, de origen marroquí y nacimiento en Jerusalén, Armand Amar. Su aportación nos muestra la diversidad de las músicas del mundo traspasadas de una potente fuerza espiritual que llega a mostrar la dimensión sagrada del canto que se hace danza y que acompaña el viaje por la humanidad. 

"Deseaba que hubiera un sentimiento de apertura, que el corazón y la tristeza se abrieran, que no hubiera contenciones" dice el compositor. Para espectador "Human" es una experiencia que exige recogimiento para entrar. La belleza y el color, la música minimalista casi litúrgica y la palabra como un prisma de emociones provocan en primer lugar la curiosidad de lo distinto. Aquí se produce el efecto de atracción. Cuando los planos se van desgranando, la narración va calando y la belleza se trastoca en dolor, el sufrimiento, los otros nos comunican sus heridas y sus gozos. Esto supone un ejercicio de sintonía. Pero no es un encuentro fácil, las diferencias son tantas en las formas, colores, miradas, tonos, lágrimas, incluso en las salidas pudorosas de plano. Hay un punto que la mirada se hace impúdica entrando en un dolor que te hace responsable del maltrato de aquella mujer, de la pobreza que tritura la vida de aquel hermano, del sufrimiento del que tuvo que dejar su casa y no le he acogido, de la violencia que destroza las vidas de quienes han pasado por ella. 

Hay momentos incluso donde vemos de frente al mal que puede existir en nosotros. En los ojos del soldado congoleño que busca venganza o del excombatiente americano que siente la sed de matar. Y en el fondo los paisajes de la pobreza, los campos de basura, el trabajo agotador, la belleza en el padecimiento no quita un ápice al dolor pero lo mira desde más allá. 

El reconocimiento es aquí un camino de descanso al corazón del otro que soy yo mismo. Y desde el fondo un relato de ascenso. Como la niña india de la calle que cada día recuerda a su padre muerte que le decía que hay que levantarse o el padre palestino al que asesinaron a su hija de 10 años y se niega a vengarse. O aquel soldado que ya no puede matar porque descubrió los ojos de su enemigo o aquella mujer maltratada que dijo basta, me voy. 

En medio de la profunda ambigüedad de lo humano emerge una fuerza de dignidad que el canto, entre el grito y la alabanza, nos recuerda. En medio de las cenizas resurge el ser humano desde el cansancio, la prostitución, la violación permanece el rostro que se muestra a la cámara. Aparece la felicidad como destello al ver nacer un hijo, al encontrar alguno que cree en ti más allá de la discapacidad, al educador que te saca del abismo, al amor posible y vivido, gozado y sentido. 
El verdadero interés de Human es que quedan vencidos los esteriotipos. La universalidad del dolor y de la culpa, del sentido y la felicidad nos acercan al Otro y mi piel se muda de color y mi lengua se trastoca en los sonidos de los diferentes idiomas. Todos somos distintos pero somos uno. Esta es la alianza que puede permitir vencer el mal, la pobreza y el dolor. Esta alianza sagrada puede salvar la belleza del mundo.





HUMAN es una invitación por el numero más amplio de gente posible. Una invitación a reflexionar el sentido a dar a la vida, a sus decisiones y sus engaños profundo.
Las preguntas a las cuales nos remiten el proyecto HUMAN son profundamente individuales, pero puedan encontrar repuestas colectivas en el movimiento mundial generado por las películas. Permiten crear un ligado y de reunir acerca de valores fuertes de solidaridad, de compartir, y del engaño.
En la línea directa de las películas, las conversaciones sociales tomaren una dimensión mundial y permitieren al la mayoría de tomar la palabra y responder a la pregunta siguiente 

- ¿Qué nos hace humano? 
(#WhatMakesUsHUMAN) y de dar sus impresiones sobre la película.
- La capacidad de superación, de progreso y de legar a las generaciones, con gratuidad, nuestros conocimientos de prosperidad benefactora, nuestro patrimonio cultural y humanístico. Y de trascendencia espiritual.

VER+:



sábado, 20 de agosto de 2016

ATRAPAR Y SOLTAR (CATCH & RELEASE) DE MATT SIMONS




Atrapar y soltar
 Catch & Release
Matt Simons 

Hay un lugar al que voy
en el que nadie me conoce.
No es soledad,
Es un lugar que me inventé,
es algo necesario.
las noches que he estado despierto
me descubre de qué estoy hecho
Deja que me inunde,
contando estrellas y peleando con el sueño.
estoy listo para perder pie,
Firme ante lo que venga,
llévame al lugar
en donde se revelan los misterios de la vida.
Día a día, estoy ciego para ver
pierdo toda noción del tiempo.
Lo meto todo dentro y despierto 
esa pequeña parte de mí.
solo estamos atrapando y soltando
y encontrar cómo de lejos ir.
Todo el mundo tiene su razón,
todo el mundo tiene su camino,
Podemos contarnos nuestros secretos
lo que se erige durante el día.
Se mete dentro de tu cuerpo
y recordar cómo amar.
y fluye directo por tu sangre.
puede ser aterrador
Hay un lugar al que voy,
nadie me conoce.
Si respiro realmente despacio,
lo dejo salir y lo dejo entrar,
en donde se revelan los misterios de la vida.
morir lentamente,
también clarificador.
Terminamos donde empezamos.
Así que deja que me inunde,
y encontrar cómo de lejos ir.
estoy listo para perder pie,llévame al lugar 
Firme ante lo que venga,
pierdo toda noción del tiempo.
Lo meto todo dentro y 
despierto esa pequeña parte de mí.
Día a día, estoy ciego para ver
Se mete dentro de tu cuerpo
Todo el mundo tiene su razón,
todo el mundo tiene su camino,
solo estamos atrapando y soltando
lo que se erige durante el día.
Where no one knows me
y fluye directo por tu sangre.
Podemos contarnos nuestros secretos
y recordar cómo amar. (bis) 
=============================
There's a place I go to
It's not lonely 
Take me off to the place 
It's a necessary thing
It's a place I made up
Find out what I'm made of
The nights I've stayed up
Let it wash over me
Counting stars and fighting sleep
I'm ready to lose my feet 
Everybody got their reason
Where one reveals life's mistery
Steady on down the line
Take it all in and wake up that small part of me
Lose every sense of time
And find how far to go
Day to day I'm blind to see
Everybody got their way 
No one knows me
We're just catching and releasing
What builds up throughout the day
And it flows right through your blood
It gets into your body
We can tell each other secrets
If I breathe real slowly
And remember how to love
There's a place I'm going
Lose every sense of time
Let it out and let it in
It can be terrifying
Also, clarifying
To be slowly dying
So let it wash over me
We end where we begin
Take me off to the place 
I'm ready to lose my feet
Steady on down the line
Where one reveals life's mistery
And it flows right through your blood
Take it all in and wake up that small part of me
Day to day I'm blind to see
Everybody got their reason
And find how far to go
Everybody got their way
What builds up throughout the day
We're just catching and releasing
It gets into your body 
We can tell each other secrets
And remember how to love
(bis)


viernes, 19 de agosto de 2016

MAMONCRACIA DEMOGRESCA: EL PODER Y LA MANIPULACIÓN INVISIBLE EN LAS DEMOCRACIAS OCCIDENTALES


 Poder y manipulación invisible 
en las democracias occidentales

Edward L. Bernays, sobrino de Sigmund Freud y uno de pioneros en el estudio de la psicología de masas, escribió en su libro Propaganda (1928), “La manipulación deliberada e inteligente de los hábitos estructurados y de las opiniones de las masas es un elemento importantes en las sociedades democráticas”. 
Aquellos que manipulan este oculto mecanismo de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder dirigente de nuestro país. Somos gobernados, nuestras mentes están amoldadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído hablar. Asimismo, fundamenta el sustento de todos los sistemas de gobierno en la “manipulación de la opinión pública”, al afirmar que “ los Gobiernos, ya sean monárquicos, constitucionales, democráticos o comunistas, dependen de la aquiescencia de la opinión pública para llevar a buen puerto sus esfuerzos y, de hecho, el Gobierno sólo es Gobierno en virtud de esa aquiescencia pública”. 

En otro de sus libros, “Cristalizando la opinión pública”, desentraña los mecanismos cerebrales del grupo y la influencia de la propaganda como método para unificar su pensamiento. Así,según sus palabras “la mente del grupo no piensa, en el sentido estricto de la palabra. En lugar de pensamientos tiene impulsos, hábitos y emociones. A la hora de decidir su primer impulso es normalmente seguir el ejemplo de un líder en quien confía. Este es uno de los principios más firmemente establecidos por la psicología de masas”, por lo que la propaganda del establishment será dirigida no al sujeto individual sino al Grupo en el que la personalidad del individuo unidimensional se diluye y queda envuelta en retazos de falsas expectativas creadas y anhelos comunes que lo sustentan. 

Así, el estadounidense Harold Lasswell (uno de los pioneros de la “mass comunicación research”), estudió después de la Primera Guerra Mundial las técnicas de propaganda e identificó una forma de manipular a las masas ( teoría de “la aguja hipodérmica o bala mágica”), teoría plasmada en su libro “Técnicas de propaganda en la guerra mundial (1927) y basada en “inyectar en la población una idea concreta con ayuda de los medios de comunicación de masas para dirigir la opinión pública en beneficio propio y que permite conseguir la adhesión de los individuos a su ideario político sin tener que recurrir a la violencia”, fruto del encefalograma plano de la conciencia crítica de la sociedad actual favorecida por una práctica periodística peligrosamente mediatizada por la ausencia de la exégesis u objetividad en los artículos de opinión y el finiquito del código deontológico periodístico que tendría su plasmación en la implementación de la autocensura y en la sumisión “nolis volis” a la línea editorial de su medio de comunicación (fruto del endemismo atávico de la servidumbre a los poderes fácticos del status quo) y que habrían convertido al periodista en mera correa de transmisión de los postulados del establishment o sistema dominante. 

El actual sistema dominante o establishment de las sociedades occidentales utilizaría pues la dictadura invisible del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular los ideales del individuo primigenio y transformarlo en un ser acrítico, miedoso y conformista que pasará a engrosar ineludiblemente las filas de una sociedad homogénea, uniforme y fácilmente manipulable mediante las técnicas de manipulación de masas. Así, el sociólogo y filósofo alemán Herbert Marcuse, en su libro “El hombre Unidimensional (1964), explica que “la función básica de los medios es desarrollar pseudonecesidades de bienes y servicios fabricados por las corporaciones gigantes, atando a los individuos al carro del consumo y la pasividad política”, sistemas políticos que serán caldo de cultivo del virus patógeno conocido como “autos-kratos” o autocracia, forma de Gobierno ejercida por una sola persona con un poder absoluto e ilimitado, especie de parásito endógeno de otros sistemas de gobierno (incluida la llamada democracia formal), que partiendo de la crisálida de una propuesta partidista elegida mediante elecciones libres, llegado al poder se metamorfosea en líder Presidencialista con claros tintes totalitarios (inflexible, centralista y autoritario), lo que confirma el aforismo de Lord Acton “El Poder tiende a corromper y el Poder absoluto, corrompe absolutamente”. 

Sin embargo, gracias a la interactividad que proporcionan las redes sociales de Internet (el llamado Quinto Poder que enlaza y ayuda a la formación de las identidades modernas), se estaría rompiendo el endémico aislamiento y pasividad del individuo sumiso y acrítico de las sociedades consumistas occidentales (Hombre unidimensional) y estaría ya surgiendo un nuevo individuo reafirmado en una sólida conciencia crítica, sustentado en valores caídos en desuso pero presentes en nuestro código atávico como la solidaridad y la indignación colectiva ante la corrupción e injusticia imperantes y dispuesto a quebrantar las normas y las leyes impuestas por el sistema dominante, Individuo Multidimensional generador de un tsunami popular de denuncia del actual déficit democrático, social y de valores e instaurador del caos constructivo que terminará por diluir el opiáceo inhibidor de la conciencia crítica (consumismo compulsivo). 

* Nació en Navarra en 1957. Escribe análisis sobre temas económicos y geopolíticos. Colabora, además de en Diario SIGLO XXI, en otros medios digitales españoles y latinoamericanos como Bottup, España Liberal, Libre Pensador, Socialdemocracia.org, Alainet, CubaNuestra, Plano-Sur.org, Entorno-empresarial.com o El Mercurio Digital.