EL Rincón de Yanka

inicio








domingo, 25 de junio de 2017

🚢🚶⛪ EL CAMINO INGLÉS (THE WAY OF St JAMES) DESDE EL REINO UNIDO INGLATERRA EUROPA


 Peregrinación desde la abadía de Finchale hasta la catedral de Durham por ser puntos de desembarco.


🚢🚶⛪

"Ultreia, suseia, Santiago" 
(Ánimo, que más allá, 
más arriba, está Santiago). 

Desde la abadía de Finchale -el auténtico comienzo del Camino Inglés a Santiago- hasta la catedral de Durham. Se superaba así la cifra de los que habían protagonizado la del año anterior, que tuvo el honor de ser la primera en medio milenio. La Coruña y Ferrol fueron amplia y repetidamente citadas por la profesora Penélope Johnson en su explicación inicial a los peregrinos como lugares de desembarco, «donde echaban pie a tierra los antepasados después de una travesía que en algún momento habrá que recuperar».

El recorrido fue de algo menos de ocho kilómetros pero de un gran simbolismo, puesto que no solo era el que hacían los peregrinos en la Edad Media sino que fue prohibido bajo pena de muerte por el rey Enrique VIII de Inglaterra. El Ayuntamiento de Durham colaboró ahora con el grupo de voluntarios, a su vez potenciado el año pasado desde el Xacobeo, empeñado este en recuperar la tradición en tierras del noreste de Inglaterra muy cercanas a Escocia.


Una vez en Finchale, el profesor Benjamin Dodd hizo una documentada exposición sobre la vida de San Godric, fundador de la abadía y él mismo peregrino a Compostela, a lo que siguió la intervención de la profesora Johnson muy centrada en Galicia y resaltando el valor histórico de La Coruña y Ferrol, así como el paisaje del Golfo Ártabro.


El recorrido se realizó sin incidentes. Al llegar al centro de Durham, al nutrido grupo se unió el alcalde, concejales y hasta dos personas que, vestidas a la usanza medieval y tocando una gaita, los condujeron hasta la catedral, en un ritual no solo elegante sino también muy solemne.

A todos los participantes se les entregó un folleto informativo remitido desde Galicia y centrado en el Camino Inglés, y una certificación de que habían realizado los primeros kilómetros de esa ruta jacobea.

Camino Inglés

No solo los peregrinos ingleses optaban por iniciar las rutas del Camino de Santiago desde las costas coruñesas hacia Santiago de Compostela. En realidad, el conocido como Camino Inglés, con sus variantes desde A Coruña o Ferrol, era en el alto y bajo medievo un compendio de itinerarios recorridos por devotos ingleses, sí, pero también escoceses, irlandeses, escandinavos o flamencos, esto es, del norte y oeste de Europa, con destino a la Catedral de Santiago. Por ello eran varios los puertos de partida y no menos los destinos, a menudo fijados a merced de las tempestades que sacudían los navíos de poco calado que traficaban en los puertos secundarios gallegos. El juego de entrantes y salientes del accidente que los romanos bautizaron como Magnus sinus Artabrorum, o golfo Ártabro, constituía en conjunto el punto de arribada de las peregrinaciones, valiéndose luego, por tierra, de los antiguos Caminos Reales y otras sendas.

Unos trescientos años después de la inventio –o descubrimiento de la tumba de Santiago en el siglo IX- la peregrinación pasó a convertirse en un fenómeno de masas al que no eran ajenos los pobladores anglosajones, entusiastas de las marchas a santuarios europeos.

Una ruta marítima para evitar a los asaltantes 
y reducir el tiempo de peregrinaje

Suponía el itinerario anfibio una ruta práctica y segura. Aventurarse al viaje por mar, no exento de riesgos, reducía el peregrinaje a unas tres semanas, ida y vuelta, frente a los cerca de cinco meses que duraba el periplo para aquellos que cruzaban Francia y los duros Pirineos por unos caminos infestados de maleantes y ladrones de todo pelaje.

El Camino de Santiago Inglés alcanzó su apogeo en el siglo XV, periodo de mayor afluencia de súbditos y barcos ingleses que tenían como destino el puerto de A Coruña, rada que ostentaba ya entonces el permiso oficial aduanero para la descarga de mercancías y pasajeros. Los desembarcos más numerosos se documentaron coincidiendo con los años santos 1428, 1434 y 1445. Registros similares de peticiones de licencias de embarque para los peregrinajes por mar desde las Islas Británicas dejaron constancia de los periodos jacobeos. Esas fechas redundan en que los años santos se suceden con una cadencia regular de seis, cinco, seis y once años, o lo que es lo mismo, 14 cada siglo.

Pero el flujo floreciente de penitentes religiosos por el Camino de Santiago Inglés, aumentado por el eco propagandístico de las cruzadas y los caballeros que en su viaje a Tierra Santa se apartaban a esta costa, se vio menguado casi hasta el extremo con la reforma protestante.

Tanto la variante desde A Coruña, también conocida por Camiño do Faro, como la iniciada en el puerto de Ferrol, no suponen más que un afluente al caudaloso Camino Francés. Sin embargo, la importancia histórica de esta ruta Camino de Santiago favoreció la instauración de monasterios, hospitales y las órdenes religiosas que se encargaban de su atención. En definitiva, los valedores del peregrino.

La travesía por el temible océano

"No se piensa en reír cuando se embarca para Santiago. Para muchos es un dolor. Desde que se sube a bordo en Sandwich, en Winchelsea, en Bristol, o allí donde se puede, el corazón empieza a temblar. Lleva rápida la canoa, marinero, para que nuestros peregrinos se diviertan un poco, ya que algunos gemirán antes de que sea medianoche". Así reza este inquietante fragmento del poema Pilgrims Sea-Voyage and Sera-Sicknes. Si la peregrinación por tierra era todo un reto de supervivencia, la marítima, en ocasiones, aún ponía más a prueba las aptitudes y la fe del peregrino. En los siglos tempranos de la peregrinación a Santiago, a bordo de naves mercantes medievales de tipo kogge y hulk, hacinados como una mercancía más y tras haber pagado el costoso pasaje de ida y vuelta, los peregrinos de allende los mares se dirigían al País de Santiago.

La odisea marítima hasta las costas de Galicia y del Cantábrico gozó de mucho auge entre los siglos XII y XV. Mientras que un peregrino a pie empleaba, en el mejor de los casos, una estación del año o varias para ir y regresar de Santiago, por mar podía consumir de diez días a tres semanas, a lo sumo, siempre dependiendo de las tempestades, la dirección de los vientos y mil y un imprevistos. Conforme las peregrinaciones se hicieron más frecuentes, los armadores tuvieron que solicitar para cada viaje alguno de los permisos de la Corona, que les autorizaba a embarcar un número determinado de peregrinos. Durante la travesía, los peligros podían acechar tanto del exterior como del interior de la nave. Los pasajeros con menos recursos viajaban en condiciones deplorables, expuestos a infecciones o a enfermar por comer alimentos en mal estado.

Según cita el historiador y especialista en temática jacobea, Francisco Singul, en el prólogo de la obra Los Caminos de la mar a Santiago de Compostela "Escandinavos, flamencos y británicos fueron los pueblos que, por su situación en la fachada atlántica, emplearon con mayor empeño las vías marítimas para alcanzar A Coruña, Ferrol, Ribadeo, Muros y Noia" . 

Noruegos como el rey Sirgud Jorsalafar en 1108 o San Reginaldo III en el año 1151 viajaron a Galicia, como apunta el profesor Vicente Almazán en Dinamarca Jacobea, Historia, Arte y Literatura. Almazán también cita la magna expedición de 1217, donde participaron daneses, noruegos, renanos y frisones, y recoge las palabras del cronista: "teniendo el viento a nuestro favor llegamos el viernes siguiente a La Coruña, habiendo anclado nuestros navíos salimos al día siguiente hacia Compostela y después de haber ido a adorar a Dios y al Santo Apóstol regresamos a La Coruña donde tuvimos que esperar nueve días a que se calmaran los vientos que nos eran contrarios".

Los ingleses utilizaron sobre todo los puertos de Dartmouth, Plymouth, Bristol, Southampton, Londres y Newcastle para embarcar hacia Galicia. Los irlandeses hicieron lo propio desde Galway, Kinsale y Dublín, según recogen Feliciano Novoa y Pilar Ramos en Los caminos de la mar a Santiago de Compostela. 

La Rochelle, Burdeos y Bayona también vieron desembarcar peregrinos que continuaban a pie por el Camino Francés. En el Cantábrico, puertos del Camino de la Costa como los de San Sebastián, Castro Urdiales, Laredo, Gijón y Ribadeo, fueron también recurrentes. 

"La Coruña se consideraba el puerto de Santiago", como añade Vázquez de Parga en el primer tomo de Las Peregrinaciones a Santiago de Compostela. Varios autores de los aquí comentados hacen alusión al Año de la Perdonanza de 1434, cuando se autorizó el embarque de 2.310 peregrinos, debido al cual el precio de los derechos de anclaje en el Puerto de La Coruña aumentaron de 2.000 a 14.000 maravedíes. En palabras de Braulio Valdivieso en Aventura y Muerte en el Camino de Santiago: "el ansia de los jacobeos era llegar a la Tumba Apostólica o errar hasta la muerte que transportaba a la vida eterna" .




14 de las 18 localidades por las que transcurre la ruta hasta Santiago de Compostela pasan a formar parte de su estructura

La recién creada "Asociación do Camiño Inglés" tendrá su primer presidente en Manuel Mirás, actual alcalde de Oroso, mientras que la vicepresidencia corresponde al concello de Ordes; la secretaría queda en manos de Betanzos y la tesorería de Carral y los tres vocales son para Mesía, Pontedeume y Narón. 

La asociación estará constituida por 14 de los 18 concellos o ayuntamientos de la provincia de A Coruña por los que transcurre esta ruta: Ferrol, Narón, Neda, Fene, Cabanas, Pontedeume, Miño, Paderne, Betanzos, Abegondo, Carral, Mesía, Ordes, Oroso y Santiago. Tan solo no se han sumado a ella las localidades de A Coruña, Culleredo y Cambre.

El Camino Inglés es una ruta jacobea con muchos cientos de años de tradición utilizada por los peregrinos del norte y oeste de Europa que llevaba en barco a las costas de A Coruña con destino a Santiago de Compostela. Entre estos peregrinos se encontraban sobre todo ingleses, aunque también escoceses, irlandeses, escandinavos o flamencos, que tomaban las variantes que nacen en A Coruña o Ferrol. Actualmente es una ruta en auge que cada vez toman más peregrinos y que va aumentando sus servicios y alojamientos dedicados al peregrino. Además, desde hace unos meses ya es posible obtener la compostela partiendo desde Ferrol o Coruña.





VER+:



Atrévete: 

Haz el Camino de Santiago de Compostela




sábado, 24 de junio de 2017

👨👩 MORFOPSICOLOGÍA: LA CARA ES EL ESPEJO DEL ALMA, DE LA PERSONALIDAD


👨👩
Entrevista a Julián Gabarre: 
La cara revela nuestra personalidad

EL ROSTRO Y LA PERSONALIDAD


Aunque se dice que Aristóteles fue el primero en observar semejanzas en el comportamiento de personas físicamente parecidas, el concepto de morfopsicología fue acuñado en 1937 por el psiquiatra francés Louis Corman, según el cual las estructuras fisiológicas tienden a expandirse cuando las condiciones le son favorables.


¿Sabía que las características de nuestro rostro dejan entrever nuestra personalidad, nuestras capacidades y aptitudes, nuestro tono vital y la manera con que afrontamos la vida, si somos optimistas o pesimistas, si somos o no sinceros, si actuamos con altruismo o nos corroe el egoísmo... además de muchas cosas más? Pues todo ello es posible gracias a la Morfopsicología, una disciplina de la que en España se conoce más bien poco.
La Morfopsicología intenta abrirse paso en el mundo académico desde años. En Francia ya ha llegado a la Universidad como disciplina; en España se imparten cursos pero sólo en una escuela privada de Barcelona por Julián Gabarre Mir, diplomado en Morfopsicología y Profesor Agregado de la Société Française de Morphosychologie, estando considerado uno de los mayores expertos del mundo.
Pues bien, Julián Gabarre acaba de editar en Flumen una obra que va a permitir a quienes no dominan la lengua de Moliere introducirse por fin en una disciplina a la que cabe augurarle un futuro prometedor. La obra -El rostro y la personalidad- es un excelente manual plagado de ilustraciones explicativas que hacen realmente sencilla y amena la comprensión de los fundamentos de esta nueva ciencia. Y por tal motivo quisimos hablar con él.

-¿Qué es exactamente la Morfopsicología?
-Una disciplina que permite conocer la personalidad de cualquier persona -su inteligencia, carácter, aptitudes y actitudes- a través de la observación y el estudio de su rostro y que ayuda a conocer cuáles son sus mejores cualidades y qué otras debe potenciar.

-¿Y por qué el estudio del rostro y no de todo el cuerpo?
-Porque la única parte del cuerpo que generalmente está siempre a la vista de los demás es el rostro y éste es, además, la parte morfológicamente más diferenciada del ser humano, la más delicadamente modelada, aquella en que la vida de la conciencia aflora y se refleja en él pudiendo ser observado por los demás. El rostro es, de alguna manera, la manifestación primaria del "yo".

-Vamos, que el antiguo dicho de que "la cara es el espejo del alma" ha resultado cierto...
-Sí, entendiendo alma, etimológicamente, como el psiquismo de cada persona.

-¿Desde cuándo existe como disciplina?
-El deseo de adivinar lo que se encierra en el interior del individuo, en su psique y en su mente, es tan antiguo como la humanidad. Y, en ese sentido, ya desde los tiempos prehistóricos los hombres han practicado en alguna medida una fisiognomía rudimentaria. Pero sería el doctor Louis Corman, psiquiatra e investigador francés quien, tras rechazar el dualismo de René Descartes y aproximarse a las ideas de Spinoza -para quien cuerpo y espíritu son las dos caras de una misma realidad-, crearía la disciplina de la Morfopsicología.
Obviamente, las investigaciones y estudios que le llevaron a su estructuración son complejas y resultaría difícil resumir en una breve entrevista los fundamentos científicos en los que se basa. Pero puedo asegurarle que he verificado y constatado personalmente a lo largo de 21 años sus postulados.

-Y si esta disciplina es ya tan veterana, ¿por qué no se imparte en las facultades de Psicología y Psiquiatría?
-Lo ignoro. Quizá -dice sonriendo- haya cierto recelo por parte de la clase dirigente. No resulta cómodo para nadie -pero mucho menos para los personajes públicos- que la gente pueda saber mirándoles sólo a la cara cómo es uno realmente y no cómo aparenta ser. A quien no le importa es a quien no tiene nada que ocultar.

-¿Es una ciencia de aplicación directa?
-Inmediata. Supone un paso radicalmente distinto al que la Psicología tradicional nos ha acostumbrado porque, además, nos lleva siempre al origen, allí de donde surge el carácter. Permite el diagnóstico del temperamento que dirige nuestra actividad en el mundo así como el pronóstico de los procesos de adaptación activo, afectivo y del conocimiento. Formarse en ella le sería pues de gran utilidad a médicos, psicólogos, psiquiatras, periodistas, profesores, maestros, abogados, jueces, directivos de empresa, comerciales, expertos en recursos humanos...
A los profesionales de la medicina porque pueden obtener con ella una información previa del paciente privilegiada. A los psiquiatras y psicólogos clínicos porque entenderán mejor los comportamientos individuales y grupales del paciente y de su familia y porque la transferencia del paciente al terapeuta se hace más fácil y con inmediatez. A los educadores, profesores y padres porque tendrán así una herramienta de gran ayuda ya que sabrán cómo orientar la educación de cada uno de los alumnos o de sus hijos. Sabrán, por poner un ejemplo, que un niño con ojos grandes tiene mayor capacidad de asimilación que la mayoría pero también que le cuesta más concentrarse por lo que en la escuela le deberíamos poner en primera fila y al lado de otro con ojos pequeños y boca pequeña ya que éste tiene más capacidad de concentrarse y menos tendencia a hablar, sobre todo si la boca tiene poco tono.
Y, por supuesto, le es útil a cualquier persona que desee potenciar sus relaciones familiares, sociales o íntimas.

-¿Y sirve para orientar profesionalmente a nuestros hijos?
-A nuestros hijos y a cualquier persona ya que, como he dicho, se pueden ver las tendencias naturales de cada individuo, conocer sus mejores cualidades y capacidades y, por consiguiente, dónde tendría mayores posibilidades de triunfar a poco que éstas se estimulen. Con lo que les ayudaremos a ser más felices. Muchas personas que me vienen a consultar sobre sus relaciones con los hijos me dicen: "Si le hubiera conocido antes habría aprendido a comprender mejor a mis hijos". En las consultas de relaciones de pareja ocurre lo mismo.

-Luego es igualmente aplicable al mundo de la empresa...
-A los expertos en recursos humanos les aporta grandes ventajas. Porque a la hora de seleccionar personal se puede detectar desde el principio si el candidato, por ejemplo, es complementario con el jefe o con el equipo que va a trabajar. En las negociaciones colectivas e individuales también es una herramienta de apoyo importante puesto que vemos si la persona es influenciable o no y en qué es influenciable, si en la cuestión mental, en la emocional o en la instintiva.
Asimismo, si sé qué predomina en cada persona -el pensamiento, los sentimientos o los instintos- también sabré cómo motivarla mejor. Algo muy útil, igualmente, en el caso de los comerciales y comerciantes ya que les hará obtener mayores ventas y sabrán fidelizar mejor a sus clientes.

-Estoy pensando en que para escoger pareja también puede ser interesante...
-Soy consciente de que una pareja de enamorados es incapaz de escuchar. La pasión es enemiga de la lucidez y es difícil que una persona a la que le atraiga otra escuche nuestro consejo. Por tanto, en estos casos aprendemos generalmente con los golpes de la vida. Pero deberíamos recordar que sentirse atraído por alguien no implica que uno piense de manera similar, que tenga los mismos gustos, inquietudes, intereses, aficiones, formación, expectativas... Además, del otro nos suele atraer inconscientemente aquello de lo que carecemos y, por tanto, la atracción se hace por los polos opuestos. De ahí que cuando decrece la pasión suelan quedar sólo los antagonismos, que serán fuente de ruptura. Obviamente, si dos enamorados supieran algo de Morfopsicología sabrían con antelación la posible armonía o dificultad de su relación en el futuro.


Muchas personas me consultan cuál es el fallo de su relación y se sorprenden cuando les hago ser conscientes de las tendencias naturales de ambos, causa de esa desarmonía.



"La tierra no pertenece a nadie, salvo al viento"

"El mejor destino es el de supervisor 
de nubes acostado en una hamaca".

José luis Rodríguez Zapatero, el hijo del pedo



































-¿Me puede poner un ejemplo?
-Claro. Mire, si yo soy un hombre pasivo que tiendo a la comodidad, generalmente me atraerá una mujer muy activa; y a la mujer muy activa yo le atraeré porque en mí ve la calma. Pero cuando llevemos mucho tiempo juntos yo me preocuparé menos de la conquista y tenderé a la comodidad, a estar en el sofá; sin embargo, a ella, le apetecerá -por ejemplo- ir a hacer deporte o a bailar. En suma, será ella la que tirará del carro y yo iré montado en él, lo que poco a poco irá minando nuestra convivencia existiendo una alta probabilidad de que me abandone.

Si soy un hombre poco sociable me atraerá una mujer con necesidad de protagonismo y representación pero cuando estemos casados, como yo no necesito ni me gusta ir a fiestas o actos sociales aunque a ella le fascine, ello será fuente de discusión y probablemente de ruptura. Podría seguir pero se haría interminable...
A mi consulta acuden cada vez más parejas al borde de la ruptura pero haciéndoles conscientes de sus antagonismos ha habido una comprensión más rápida y cediendo cada uno algo han hecho la relación más llevadera; pero sólo con una justa comprensión.

Hace unas semanas vino un señor con algunas fotografías de su mujer y me preguntó cuál era la causa de que no quisiera hacer el amor con él. Se trataba de un hombre con unos instintos muy potentes y un cerebro muy racional pero su zona emocional, sentimental, era prácticamente nula; o sea, la típica persona asocial. Le pregunté entonces cuántas veces había regalado flores a su mujer, cuántas veces se había sacrificado por ir a una fiesta -a él no le gustaba ir y a su mujer sí-... Y unas cuantas preguntas más por el estilo. Se quedó sin saber qué decir y tomó nota. Luego, más tranquilo, me llamó para darme las gracias ya que él no era consciente de sus carencias.

Para que un matrimonio funcione debe haber afinidades, amor y armonía sexual. Y para lograrlo es esencial que se sientan en la "misma longitud de onda". Asimismo, uno debe entender que el otro, como él mismo, necesita sus parcelas propias de autonomía.

El currículum está escrito en la cara


-¿Con la Morfopsicología se puede saber si una persona, por ejemplo, es activa, impulsiva, tenaz o egoísta?
-Sí, se puede saber casi todo: su grado de inteligencia, su carácter, sus aptitudes, sus actitudes.... Se puede saber si uno es activo a nivel intelectual, afectivo o instintivo y dónde será más generoso en estos niveles. También podemos deducir el grado de sensibilidad de cada persona y cómo es su sexualidad; si es activa, imaginativa y generosa o si es receptiva, pasiva o egoísta; las tendencias naturales de fidelidad o infidelidad; qué tipo de inteligencia tiene: si es lógica, intuitiva, concreta o abstracta; si es perseverante o inconstante...
Por ejemplo, hace unas semanas recomendé a un joven de 1,75 de estatura y 130 kilos de peso para un puesto de informático (programación y gestión), un muchacho que había tenido ya muchas entrevistas y no le contrataban porque un obeso tiene tendencia a la inactividad física. Sin embargo, con la Morfopsicología observamos que a nivel mental era muy activo. Lo presentamos a la empresa y les dimos las explicaciones pertinentes ya que tienen confianza en esta disciplina y el resultado es extraordinario. Si no hubiésemos sabido Morfopsicología este hombre, por razones de estética -que hoy tanto se valoran-, no hubiera encontrado trabajo a pesar de que es un gran profesional de excelente rendimiento.

-Empieza a darme la impresión de que la Morfopsicología puede ser tildada de determinista...
-De ninguna manera: la Morfopsicología no es determinista. En el ser humano hay influencias genéticas, medioambientales, sociales, educacionales, nutricionales, afectivas... Ahora bien, si el medio ambiente nos cambia, la cara también nos cambiará; y si nuestro psiquismo cambia, nuestra cara cambiará. Eso está comprobado.
Saber Morfopsicología puede, pues, hacernos conscientes de nuestras virtudes y defectos y, conociéndolas, cambiarlas, mejorarlas o potenciarlas. Por tanto, la Morfopsicología no es sinónimo de petrificación sino de evolución, de educación de nuestra sensibilidad con vistas a una mayor adaptación al medio.

-¿Y con el libro que acaba de publicar se puede aprender Morfopsicología?
-Si una persona es paciente puede saber si la otra se mueve por el pensamiento, por los sentimientos o por los instintos, si es activa o pasiva, si es constante o inconstante y muchas cosas más. Aunque la Morfopsicología requiere perseverancia.

-¿Y cuáles son las principales características que se estudian en el rostro?
-En primer lugar, el grado de dilatación o retraimiento de la cara. En segundo lugar, la forma; es decir, lo que llamamos el modelado, que nos indica el grado de socialización y cómo son nuestros contactos; en tercer lugar, el tono; y, en cuarto, el marco y los receptores. Además, hay que estudiar el rostro dividiéndolo horizontalmente en tres partes: la superior nos habla de la cuestión cerebral, la media de la afectiva y la inferior de los instintos.

-¿Qué es un rostro "dilatado? ¿Y uno retraído?
-A grandes rasgos, un rostro dilatado es el propio de una persona gorda y uno retraído el de una persona delgada. La persona de rostro dilatado suele tener la cara ancha (a veces cuadrada) si se le mira de frente y convexa si se le observa de perfil. Asimismo, los ojos son más bien grandes, la nariz respingona, los labios carnosos y abiertos y la boca grande.
En cuanto a la persona de rostro retraído diré sólo que sus características son las opuestas. Pero hay que decir que no existe el retraído puro.

-¿Y cuántos tipos de rostro tiene establecidos la Mosfopsicología?
-El tipo de rostro o modelado puede ser, básicamente, de cuatro clases: redondo, plano, ondulado o abollado.
Las personas con el rostro redondo destacan por sus contactos suaves, fácil adaptación y buena receptividad. Pero su sensibilidad es lenta en despertar.
Las de rostro plano son personas poco flexibles y es difícil el contacto inicial con ellas. La cara refleja la tensión interna.
Las de rostro ondulado son personas con un alto grado de socialización, gente con dulzura y que se esfuerza a la hora de luchar.
Por su parte, las de rostro abollado son pasionales, conflictivas y de difícil equilibrio. Suelen tener reacciones bruscas.

-¿Qué es el tono energético?
-Hace referencia al grado de vitalidad de la persona, a su actitud general ante la vida: activa o pasiva.
Una persona con tono es extrovertida, activa, voluntariosa y de carácter influyente y valiente. Una átona, en cambio, denota falta de vitalidad y de actividad. Es más pasiva, introvertida, ansiosa y de mentalidad más cobarde.
Las personas con tono tienen en general rostros musculosos y firmes sin apenas grasa. Asimismo, sus órganos sensoriales -boca, nariz, ojos y oreja- suelen estar más bien expandidos.
Las átonas tienen la carne blanda, fofa, falta de tensión, caída. Y los receptores dan la impresión de hundirse.

-¿Y qué es el marco? ¿Y los receptores?
-Cuando hablamos del marco nos referimos al armazón óseo (frente, sienes, pómulos, mandíbula inferior y mentón) que acolchan los músculos. Y nos informa de las energías, las capacidades, las necesidades humanas. En suma, de la vitalidad y potencia -sobre todo física- de la persona así como de su capacidad de realización. Luego, el tono energético nos dirá si ese potencial está activado o no. En cualquier caso, tanto un exceso como una carencia de tono son negativos.
Los receptores sensoriales son, obviamente, los ojos, la nariz y la boca. Y nos dicen cómo administramos las energías que tenemos y cómo es nuestra comunicación.

-Por lo que infiero, el estudio bien hecho de un rostro no es tan simple..
-Ciertamente, no. Requiere conocimientos, tiempo y experiencia. Pero se aprende.

LOS ESTUDIOS DE MORFOPSICOLOGÍA

Julián Gabarre asegura que la fiabilidad de este tipo de análisis “está científicamente probada”: él mismo ha hecho una tesis doctoral donde analiza a más de 1.000 profesionales con un determinado rasgo facial, y demuestra que todos comparten el mismo patrón de comportamiento. En su opinión, en el futuro todos los procesos de selección usarán el análisis facial porque “en una entrevista puedes mentir y los test psicotécnicos se pueden falsear, pero la cara no la puedes modificar”. En un análisis psicomorfológico no importa que la persona sea más o menos agraciada, sino las relaciones entre sus rasgos. Así, uno de los elementos a analizar es el esqueleto facial, donde los expertos aseguran analizar las potencialidades del candidato. La cara se divide en tres zonas: 
“La superior (frente y ojos) es la de la actividad mental, la zona media la de la actividad emocional y la zona inferior la zona instintiva y el sentido práctico”.

También se analiza el “triángulo de los sentidos” formado por los ojos, nariz y boca, y su relación con el resto del rostro: por ejemplo, un triángulo grande muestra un gran potencial comunicativo. El tono o firmeza de las carnes que recubren el hueso facial es otro de los elementos que analizan los expertos: “Un tono elevado indica una personalidad activa, mientras que las carnes más caídas corresponden a profesionales emocionalmente contenidos y sosegados”. Además, la relación entre todos estos elementos tiene sus propias connotaciones: “Por ejemplo, una persona con unos pómulos grandes indica gran potencial comunicativo, pero si están cubiertos por carnes flojas este potencial estará inhibido”.

-En España, sin embargo, no está reconocida la Morfopsicología a nivel académico...
-No, aunque en la Universidad de Lille (Francia) ya se da como asignatura en la Facultad de Psicología. Nos aguarda una larga lucha pero estoy convencido de que acabará siendo reconocida. De hecho, la carrera de Psicología en España no tiene más de 40 años. La Grafología, que se admite en los tribunales, tampoco está reconocida en España. De hecho, en Italia se creó la Diplomatura Universitaria de Grafología en 1998.
Así pues, si demostramos la valía de estos estudios no tendrán más remedio que aceptarlos ya que es una herramienta muy útil que puede hacer mucho bien. Bueno, en malas manos también se puede hacer mucho daño. Por eso debe regularse.

-Y los estudios actuales, ¿qué duración tienen?
-Tres años. Hasta ahora sólo se podía Morfopsicología en Francia pero la primera promoción que ha cursado estudios en nuestro país se examinará en breve en Barcelona. Y pronto habrá cursos en Madrid. Eso sí, ya aviso que el plan de estudios es muy exigente.




VER+:

KINÉSICA O LENGUAJE CORPORAL



viernes, 23 de junio de 2017

🔫 EL NARCOESTADO CASTROCHAVISTA DEL CRIMEN ORGANIZADO INTERNACIONAL: CHINA, RUSIA, LA YIHAD, CUBA, LA FARC, ETC...


“Venezuela es pasar hambre o luchar”
🔫
Ya se oyen voces augurando el principio del fin de la autocracia en Venezuela. Pero, ¿y si fuera más bien el preludio de una dictadura declarada en un Estado abiertamente fallido? 

Dentro y fuera de Venezuela gana terreno la impresión de que los funcionarios a la orden del presidente Nicolás Maduro están acorralados, de que sus infracciones contra la Constitución del país y los derechos humanos universales han traspasado el umbral de lo tolerable en nombre de la “no injerencia en los asuntos internos de una nación”, de que ya no podrían reatar las hebras del hilo constitucional ni siquiera queriéndolo sinceramente, de que este es el principio del fin de la autocracia.

Pero, ¿qué pasaría si ese no fuera el caso, si todo esto fuera más bien el preludio de una dictadura declarada en un Estado abiertamente fallido, si el hecho de estar acorralada fuera precisamente lo que hace más peligrosa a la élite chavista? 

Evan Ellis presagia un escenario poco esperanzador para Venezuela, arguyendo que lo que allí sucede es inédito en el mundo. Ellis es profesor del Instituto de Estudios Estratégicos (SSI) del Army War College de Estados Unidos, especializado en la investigación del acontecer latinoamericano.

Dr. Ellis, varios analistas coinciden en que las mediaciones diplomáticas en la crisis venezolana deben ser orquestadas por los Gobiernos al sur del Río Bravo y no por Estados Unidos. ¿Qué cabe esperar de los latinoamericanos?
Evan Ellis: Lo que ocurre en Venezuela no es una cuestión de política o de relaciones internacionales, sino un golpe del crimen organizado de gran escala: un grupo de criminales ha tomado control del Estado y asaltado su tesorería. El problema de fondo es que no existe un mecanismo jurídico internacional ni un modelo de cooperación regional que permita rescatar a un Estado en esas circunstancias sin violar su soberanía. De momento no hay cómo liberar a Venezuela, a su gente y a sus recursos de quienes los secuestran a punta de pistola.
Desde hace mucho tiempo se argumenta que la flagrancia con que la élite chavista viola las reglas del juego democrático se debe a que ésta no tiene adónde huir. Objeto de imputaciones en Estados Unidos por violaciones de derechos humanos, enriquecimiento ilícito y otros delitos, abundan los civiles y los militares que no pueden salir del país sin ser perseguidos por Interpol. Conservar su fortuna mal habida y su libertad depende de que conserven el poder. Dado que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) impide que se realicen elecciones limpias, ¿cree usted que la negociación con el régimen de Maduro para que suelte el timón girará inevitablemente en torno a garantías de amnistía, salvoconductos o acuerdos de no extradición?

Consentir que la impunidad de estos criminales sea objeto de negociación equivaldría a haber dejado sin castigo ciertos desmanes cometidos por los nacionalsocialistas alemanes antes y durante la Segunda Guerra Mundial. El riesgo de semejante concesión es que sentaría un precedente peligroso: un grupo de criminales explota las necesidades de una población marginada, llega al poder por la vía de las urnas, se apropia de los recursos de la nación y termina saliéndose con la suya porque se le perdonan todos sus delitos.

Eso es inaceptable porque en la economía global moderna son varios los Gobiernos con ganas de imitar al de Maduro y repetir la tragedia venezolana. La gobernanza y el orden globales exigen que, independientemente de lo que pase, los funcionarios del Ejecutivo de Maduro sean procesados judicialmente con toda la dureza de la ley por haber saqueado las arcas del Estado, por haber violado los derechos humanos de su población y por haber pisoteado la Constitución Nacional. Habiendo dicho esto, reconozco que estamos ante un dilema…


En una entrevista televisada a finales de abril, la senadora uruguaya Verónica Alonso, de la formación opositora Partido Nacional, sugirió buscarle una “salida negociada” a la crisis venezolana que incluyera la oferta de un salvoconducto para Maduro. Más de un venezolano debe haber asentido; en las redes sociales no son pocos los que parecen estar a favor de que los mandamases del chavismo se queden con sus botines a cambio de que abandonen el país. Eso suena como un trueque muy odioso, pero así de extrema es la situación… 

Es casi imposible predecir que la situación venezolana terminará bien porque, aparte del presidente Nicolás Maduro, del segundo “hombre fuerte” del PSUV, Diosdado Cabello, y del vicepresidente de la nación, Tareck El Aissami, hay otros miembros de la cúpula civil y militar del chavismo involucrados en el narcotráfico, en la industria del contrabando y en otros delitos serios. Y todos ellos tienen claro que la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos y otras instancias internacionales poseen evidencias de sobra.

Hugo Carvajal, cónsul general de Venezuela en Aruba, fue detenido en la isla por sus vínculos con las FARC y el narcotráfico (24.7.2014). Leamsy Salazar, jefe de seguridad de Diosdado Cabello, se fue a Estados Unidos y acusó a Cabello de ser el jefe del “Cartel de los Soles” (26.1.2015). Dos sobrinos de la pareja presidencial fueron arrestados en Haití por tráfico de drogas (10.11.2015). Después de estos sucesos, la élite chavista sabe que puede perder sus fortunas y su libertad fácilmente si sale del país o si otro partido llega al poder en Venezuela.

Si la sociedad civil venezolana no puede recibir más que apoyo moral desde el extranjero, ¿qué puede hacer por sí misma para librarse de los que usted describe como “secuestradores” del Estado y “ladrones” de su tesorería? ¿Cómo ve usted la situación en Venezuela a corto plazo?

El despliegue adicional de cien agentes de contrainteligencia cubanos para detectar indicios de rebelión en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, la tendencia de los militares venezolanos a asumir competencias claves como la distribución de alimentos, el hecho de que el Gobierno de Maduro le entregue armamento a cuerpos paramilitares y hable de darle aún más armas a aún más paramilitares… todo eso apunta a que la élite chavista lo tiene todo para ganar si se aferra al poder, cueste lo que cueste, y todo para perder si no lo hace.

Apartando formas de resistencia más agresivas que las vistas hasta ahora, que sin duda desembocarían en una tragedia, no hay muchas otras opciones para sacar al país del atolladero en que está. Pero la población venezolana está desarmada porque así lo establece la Constitución…

Usted sostiene que la crisis político-institucional de Venezuela es algo sin precedentes. ¿De verdad no se puede aspirar a una transición pacífica hacia la democracia como la que tuvo lugar en España y Chile, por citar dos ejemplos?

La situación actual de Venezuela no se puede comparar con la de ningún otro Estado iberoamericano, sino con la de países como Zimbabue y Corea del Norte, donde las castas que tomaron control absoluto del Estado son capaces de infligir sufrimiento a sus habitantes hasta el punto en que la única opción que les queda es pasar hambre o luchar. Venezuela es pasar hambre o luchar. Los casos de Zimbabue y Corea del Norte dejan claro que no existe un mecanismo automático que genere movilización e impida la resignación frente a circunstancias terribles e injustas.




VER+: