EL Rincón de Yanka: agosto 2016

inicio

#GALICIANOARDELAQUEMAN

#GALICIANOARDELAQUEMAN








miércoles, 31 de agosto de 2016

PARODIA DE "ELLA Y ÉL" CANTADA POR LUIS WEVER




Parodia. ¿Qué sucedería si Ricardo Arjona hubiera sido venezolano y hubiera hecho la canción de "Ella y El" inspirada en un paraguanero y una cubana del Barrio Adentro o CDI ?
Aquí la respuesta.




martes, 30 de agosto de 2016

"VALIENTE" DE NACHO Y LOS FANTÁSTICOS

 "Valiente"
Nacho y Los Fantásticos 

Ya casi rompo las cadenas,
ya casi grito que llegó la libertad.
Siento que mi alma estará llena
y mi corazón también en paz.
Volveré a poner mis pies sobre la carretera,
caminaré a un mejor futuro 
ya la espera desespera.
Desespera ver perder 
tanto, en el daño de una era,
yendo hacia atrás con tantas ganas 
de llevar la delantera.

Cómo quisiera ver 
que se regrese el tiempo,
volver a los momentos 
de magia y de ensueño,
la suerte que yo tuve cuando pequeño.

Tengo que ser valiente, valiente,
la fe nunca la debo perder,
tengo que ser más fuerte,
más fuerte,
subir mi voluntad a otro nivel,
de espíritu rebelde;
valiente
para mejorar este presente
y por fin saber lo que se siente.

Librarse de la tiranía
de un movimiento en agonía,
de la dura situación de cada día.
¡Que vuelva la alegría!
No pares que ya vamos en la vía,
seguir luchando es la garantía.
Si es que mis horas se fueran, 
parado en tierra y guerreando,
prefiero eso que estar con la crisis modelándote
un carro, mil joyas
y otro anhela tener comida en la olla.

valiente, valiente,
la fe nunca la debo perder,
tengo que ser más fuerte,
más fuerte,
subir mi voluntad a otro nivel,
de espíritu rebelde;
valiente
para mejorar este presente
y por fin saber lo que se siente.
Caminar en libertad,
ir por las calles así, normal.

Como ayer,
sin temer,
cuando llegue la paz.
Caminar en libertad,
ir por las calles así, normal.

Mi mejor recuerdo de cuando niño
es que la gente se trataba con cariño.
Caminar en libertad,
ir por las calles así, normal.
Ninguno somos más que gente
y una parte de la gente 
no está usando el corazón ni la mente.

Caminar en libertad,
ir por las calles así, normal.
Tiempos que añoro.
A veces lloro
pero casi siempre río
de amor
por mi Venezuela,
por mi Patria,
por mi madre, por mi escuela:
"Mi Felicidad".
Como antes te lo dije
con Víctor Muñoz 
en la otra canción
que también se pegó.

#Valiente #Nachoylosfantásticos #1sep #1S




ESTA TIERRA ES MÍA (THIS LAND IS MINE) JEAN RENOIR - #SOSVENEZUELA #TIRANICIDIO #CUBAZUELA




Escena del discurso del profesor acusado falsamente de asesinato. Toda una explicación de como la tiranía se abre paso sobre la democracia. Con una portentosa interpretación de Charles Laughton, que hace un canto a la libertad, a la dignidad, a los derechos humanos, por su carácter antibelicista y su exposición sobre los ideales que deberían sostener a la humanidad. 

“La lucha es muy dura; no solo hay que luchar contra el hambre y contra la tiranía, hemos de luchar primero contra nosotros mismos. La ocupación, cualquier ocupación en cualquier país es posible solo porque estamos corrompidos. Soy el primero en acusarme: por flaqueza y por comodidad no protesté de que se mutilara la verdad en nuestros libros de texto...“

Aunque la escena que más se cita de “Esta tierra es mía”, la película de Jean Renior, es el monólogo del gran Charles Laughton durante el juicio, en el que denuncia la hipocresía de los comerciantes que se enriquecen con la guerra y el mercado negro y llama a la resistencia activa contra la ocupación, mi preferida es la escena final en la que Albert Lory, el maestro, lee a sus alumnos varios artículos de la Declaración de los Derechos del Hombre antes de ser detenido por los alemanes. 


"Me temo que ya no daré más clases. No sé cuánto tiempo me queda aún. Como la lección de hoy será muy breve, he querido elegir un buen libro. Uno que me prestó el Profesor Sorel. No lo quemaron como los otros porque lo escondí en mi casa y así lo salvé del fuego. Todo lo que vais a oír ahora es algo que escribieron grandes hombres. Fue escrito en una noche de entusiasmo hace ya mucho tiempo: ciento cincuenta años. Eran hombres de diferente condición. Los había prósperos y muy pobres. Religiosos, comerciantes...Y no entraron en polémica. Se pusieron de acuerdo en aquella noche maravillosa. Otros hombres querrán destruir este libro. Es posible que acabe en el fuego pero no lo borrarán de la memoria. Vosotros lo recordaréis siempre. Y de ahí vuestra enorme importancia. Sois el nuevo país. 

Declaración de los Derechos del Hombre. 
Artículo primero: Todos los hombres nacen y permanecen libres con los mismos derechos (...). 
Bien, he de irme. No por perjudicar a la sociedad que sois vosotros, sino porque perjudico a la tiranía (…). 

Adiós, ciudadanos".





lunes, 29 de agosto de 2016

TO BELIEVE (CREER) DE MATEO EVANCHO


CREER
MATEO EVANCHO

Antes de que me acueste a descansar 
Pido al Señor una pequeña petición 
Yo sé que tengo todo lo que podría necesitar 
Pero esta oración no es para mí 
Hay demasiada gente hoy en día 
Permite que cese toda lucha para que tus hijos pueden ver la paz 
Que no tienen un lugar tranquilo para alojarse 
Y limpia todas sus lágrimas de dolor 

(Coro) 
Para que tengan esperanza en medio de la desesperación 
Y que crean en un día 
Cuando el hambre y la guerra pasarán 
Que sepan que cada gorrión Tú lo cuentas 
Que podemos sanar los corazones que lloran 
Que Tú escuchas cada clamor y cada oración 
Permíteme siempre tratar de creer 
Por favor, ayúdanos a que no ignoremos 
Para que tengamos esperanza en medio de la desesperación 
Los gritos de angustia de los pobres 
O que el dolor nunca se irá 

(Coro) 
Y creer en un día Cuando el hambre y la guerra pasarán 
y hay mucho que me hace falta por entender, 
Que sepamos que cada gorrión tú lo cuentas 
Que tú escuchas cada clamor y cada oración

 (Oración hablado) 
Padre, como ves, yo soy sólo una niña, pero si tu Gracia me rodea, 
Para que tengamos esperanza en medio de la desesperación 
voy a hacer lo mejor que pueda... 
¡Te prometo que voy a hacer lo mejor que pueda! 

(Coro) 
Y creer en un día 
Cuando el hambre y la guerra pasarán 
Que sepamos que cada gorrión tú lo cuentas 
La imagen amorosa de ti 

Que tú escuchas cada clamor y cada oración 
(Que tú escuchas cada clamor y cada oración) 
Ayúdanos a hacer tu voluntad, oh Padre 
En nombre de todo lo que es verdadero 
Ayúdanos a que podamos ver en el otro, 
Tu Imagen amorosa

================================================= 
'TO BELIEVE' 

Before I lay me down to rest 
I ask the Lord one small request 
I know I have all I could need 
But this prayer is not for me Too many people on this day 
That you hear each cry and listen to each prayer 
Let all fighting cease that your children may see peace 
Don't have a peaceful place to stay 
Wipe their tears of sorrow away 

(chorus) 
To believe in a day 
When hunger and war will pass away 
To have the hope amidst despair 
That every sparrow's counted Let me try always to believe 

That you hear their cries and listen to each prayer 
That we can hear the hearts that grieve 
Please help us not ignore 
The anguished cries of the poor 
Or their pain will never leave 

(chorus ) 
To believe in a day 
When hunger and war will pass away 
To have the hope amidst despair 
That every sparrow's counted 

(spoken prayer) 
That every sparrow's counted Father, as you see, 
I'm just a child And there's so much to understand 
But if Your Grace should surround me 
Then I'll do the best I can I promise, 
I'll do the very best I can 

(chorus plus) 
To believe in a day When hunger and war will pass away 
To have the hope amidst despair 

The loving image of 
You That you hear each cry and listen to each 
Prayer {Hear each cry and listen to each prayer} 
Help us do Your will oh Father In the name of all that's true 
And we'll see in one another 
The loving image of You




domingo, 28 de agosto de 2016

EL PODER DE UNA SONRISA: TÚ ERES INCREÍBLE - VALIDATION (VALIDACIÓN)


¡El poder de una sonrisa!
TÚ ERES INCREÍBLE


“Son necesarios cuarenta músculos 

para arrugar una frente, 
pero sólo quince para sonreír”. 
 Swami Sivananda

Todos necesitamos la aprobación de los demás para sentirnos bien, necesitamos ser queridos, valorados por lo que realmente somos, considerados, que se valore nuestro trabajo y nuestro esfuerzo, que vean más allá de la primera vista. De esto mismo habla el corto Validation 2007 (Aprobación) que muestra el poder que un solo hombre puede lograr sobre la vida de los demás.
Kurt Kuenne, director de esta mini-película de 16 minutos, ha ganado varios premios por sus obras. Pero no es sólo eso lo que importa, es el mensaje que se transmite, la forma de construir el discurso y la propia obra en sí, que despierta en el espectador un sentimiento de identificación y consigue que éste acabe con una sonrisa al conocer su historia.




sábado, 27 de agosto de 2016

DECÁLOGO DE WILLIAM BOETCKER (Y NO DE ABRAHAM LINCOLN) Y 7 CRÍMENES NACIONALES

    El decálogo de William Boetcker
    El decálogo fue atribuido a Abraham Lincoln por un habitual error de investigación de Ronald Reagan, pero es originario del reverendo Boetcker (como lo son los 7 crímenes nacionales). La gran mayoría de la sociedad viola el decálogo, y cae en todos los crímenes. Creo que es una gran oda al Liberalismo, a la independencia y una clara muestra de repudio al socialismo estatista y colectivismo en general.

    1. Usted no puede crear prosperidad desalentando el ahorro.
    2. Usted no puede fortalecer al débil debilitando al fuerte.
    3. Usted no puede ayudar a los pequeños aplastando a los grandes.
    4. Usted no puede ayudar al pobre destruyendo al rico.
    5. Usted no puede elevar al asalariado presionando a quien paga el salario.
    6. Usted no puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana.
    7. Usted no puede promover la fraternidad de la humanidad admitiendo e incitando el odio de clases.
    8. Usted no puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.
    9. Usted no puede formar el carácter y el valor de un hombre quitándole su independencia, libertad e iniciativa.
    10. Usted no puede ayudar a los hombres permanentemente realizando por ellos lo que éstos pueden y deben hacer por sí mismos.
    Siete crímenes nacionales

    1. No pienso.
    2. No sé.
    3. No me importa.
    4. Estoy demasiado ocupado.
    5. Dejemos las cosas como están.
    6. No tengo tiempo para leer ni descubrir.
    7. No me interesa.

    viernes, 26 de agosto de 2016

    CUIDANDO DE MAMÁ Y PAPÁ: ¿QUIÉN CUIDARÁ DE ELLOS CUANDO ELLOS YA NO PUEDAN CUIDAR DE SÍ MISMOS?


    Reportaje sobre el desafío que supone para las familias occidentales cuidar de los padres en edad avanzada. En su gran mayoría son mujeres y se encuentran atrapadas entre el cuidado de sus mayores, la crianza de sus propios hijos y sus tareas laborales a tiempo completo.



    La sociedad occidental se enfrenta a una nueva realidad. Sus ancianos superan en número a los jóvenes y la mayoría vivirá más tiempo de lo que el hombre lo ha hecho nunca. Ante esta situación, ¿quién cuidará de ellos cuando ellos ya no puedan cuidar de sí mismos?


    Cerca del 90% de la asistencia a los ancianos en Estados Unidos, recae sobre las familias. La mayoría de los cuidadores son mujeres, las denominadas “mujer sándwich”, a menudo, atrapadas entre criar a sus hijos, un empleo a tiempo completo y el cuidado de sus padres.

    El 70% de los familiares que trabajan fuera del hogar tienen que hacer frente a una obligación moral que, en una gran mayoría de los casos, colisiona con la laboral. Problemas laborales en materia de horarios o de remuneración, son los inconvenientes más comunes entre estos empleados. Incluso miles de ellos se debaten entre abandonar su carrera profesional o trabajar a tiempo parcial, lo que supone que muchos, principalmente las mujeres, lleguen pobres a su propia vejez.





    El amor de un padre


    Una muy triste y verdadera historia de amor de un padre a su hijo.

    Este video trata la historia de un padre soltero siempre al cuidado de su hijo, al pasar los años... su hijo se vuelve adulto y él en un anciano de 58 años, al llegar a esa etapa éste se enferma y cae en demencia y en el peor de los casos se comportan como un bebé, desde ese momento los papeles empiezan a cambiar y tuvo que estar al cuidado de su padre.

    Un excelente video con un gran mensaje de motivación que te hará reflexionar.
    Para todos aquellos que todavía tienen los padres, por favor amarlos antes de que fuera demasiado tarde. Al principio te costara trabajo asumir esa responsabilidad, pero acuérdate del amor que él te daba, devuélvele ese amor depositado en ti, porque será ese momento cuando mas lo necesite.


    VER+:




    jueves, 25 de agosto de 2016

    CASO ALCÁCER: LA EXECRABLE RED INTERNACIONAL DE PEDERASTAS INFANTICIDAS: MAFIA Y POLÍTICA


    MIGUEL RICART

    Han transcurrido ya 20 años del ABOMINABLE Y SATÁNICO asesinato de las "Niñas de Alcácer" que conmocionó a la sociedad española. Un crimen que perdura en la Triste Memoria de todos los españoles y en el que todos los acontecimientos destinados a clarificar la Verdad de lo que verdaderamente ocurrió a lo único que llevaron fue a demostrar, hasta qué punto determinados hechos pueden ser "manipulados" por "oscuros y poderosos intereses" desde las más profundas "cloacas del poder". 

    ¿Los "supuestos asesinos" y sus familias cobrando "jugosamente" de los "fondos reservados" del Estado?. 

    Este libro escrito por el Investigador Juan Ignacio Blanco, uno de los investigadores que más tiempo y esfuerzo dedicó a la resolución de este crimen. 
    Un libro que fue "prohibido" por una sentencia judicial....


    El triple crimen de las tres niñas de Alcàsser conmocionó a toda España. Las niñas fueron violadas, torturadas y asesinadas. Juan Ignacio Blanco es un veterano periodista y criminólogo que junto al padre de una de las niñas, se lanzó en una cruzada para saber la verdad y encontrar a los verdaderos culpables.

    Durante el programa de radio, al que Juan Ignacio Blanco asistió como invitado, se desvelaron ciertos detalles de la investigación del caso, que pretende demostrar que un poder en la sombra impidió la investigación de lo ocurrido y la detención de los criminales.

    Juan Ignacio Blanco formula la teoría de que el triple crimen de Alcasser, guarda relación con un pacto de estado en España, entre los diferentes grupos que luchaban por hacerse con todo el poder en este país y que solo hubo durante esta monarquía parlamentaria otro pacto de estado similar al "Pacto de Alcasser": los "Pactos de la Moncloa". Después de este macabro crimen, hubo paz entre estos grupos del poder formados por destacados miembros de La Casta política española.

    El veterano periodista asegura que delante de una de las camas, estaba el cuerpo de una de las niñas, y 40 "peces gordos" relacionados con el mundo de la política y las finanzas, fueron pasando uno por uno acercándose a esa camilla mientras eran grabados y/o fotografiados , siendo conscientes en todo el momento.

    Juan Ignacio Blanco desvela una vez más, las múltiples incongruencias que presenta la versión oficial de los hechos. Uno de los dos acusados (Antonio Anglés) acusado del triple rapto, torturas y violaciones de los asesinatos era homosexual, un detalle que hace impensable que las secuestrase para violarlas. Las autoridades españolas aseguran que Antonio Anglés consiguió fugarse de prisión pero Juan Ignacio Blanco niega después de haber estado en la prisión, niega esta posibilidad. Antonio Anglés se encuentra oficialmente desaparecido pero es probable que haya sido asesinado por los mismos autores que mataron a estas tres niñas. El otro acusado y detenido que fue detenido y condenado no era mas que un chivo expiatorio. Los agricultores que encontraron los cadáveres de las niñas, no querían hablar de este asunto. El miedo y la represión se extendió contra aquellos que querían saber lo ocurrido.

    La existencia de un vídeo con contenido snuff que fue entregado al sacerdote de un pueblo por uno de los participantes y que fue entregado al Ministerio de Interior español, después de que tanto el padre de una de las niñas como Juan Ignacio Blanco guardasen una copia, nunca vio la luz y las autoridades se desentendieron del hallazgo.

    Juan Ignacio Blanco desvela los sinsabores de enfrentarse al estado español, perdió muchas amistades por el camino, fue vetado en los medios de comunicación que dejaron de encargarles artículos, fue sentado en el banquillo de los acusados por sus investigaciones en numerosas ocasiones, unos hombres secuestraron a su esposa dentro de un coche y le amenazaron con matar a su marido si seguía investigando. El investigador asegura que dejó el asunto y se considera afortunado porque otros compañeros de profesión tuvieron peor suerte. Juan Ignacio Blanco cita el caso del periodista Antonio Herrero que según el criminólogo fue asesinado por envenenamiento mientras practicaba submarinismo, el periodista Ismael Fuente Lafuente que murió en un extraño accidente en el mar en la República Dominicana o el periodista Pepe Rei, que acabó en silla de ruedas después de extraño un accidente de tráfico.

    Tengo entendido que el periodista Juan Ignacio Blanco cree que le dejaron investigar hasta que nombró a cuatro presuntos culpables de hechos dantescos en un programa de televisión. ¿Por qué? Es un método de presión sobre los protagonistas y participantes en un crimen tan execrable. Al descubrirse los cadáveres, y al existir material fotográfico o videográfico con los rostros de los participantes y el cadáver de una de las niñas, no hay lugar de dudas de que no se trataría de un montaje.

    De este modo, todos los participantes guardarán silencio del asunto y se prestarán a colaborar entre ellos para seguir ostentando el poder en España. La única forma de salir de este círculo es suicidarse o que una mano negra "le suicide".

    Todo apunta a que estamos ante unos brutales crímenes perpetrados por elementos de La Casta española, de no ser así, no habría tantos obstáculos en el camino para saber la verdad.




    JUAN IGNACIO BLANCO HABLA SOBRE LA RED INTERNACIOANL PEDERASTA


    JUAN IGNACIO BLANCO - UN TÉCNICO PREOCUPADO





    SIR JOHN MOORE, HÉROE DE LA BATALLA DE ELVIÑA DE LA CORUÑA


    Sir John Moore, el amigo inglés


    La figura del general británico Sir John Moore ha dejado una huella muy especial en la historia de la ciudad de La Coruña. 


    Moore, al mando de un gran ejército inglés, luchó contra los franceses en Elviña, una de las batallas más importantes libradas durante la Guerra de la Independencia española.

    Durante los primeros años del siglo XIX , La Coruña fue la primera ciudad gallega que decidió alzarse en armas contra el dominio del Imperio Napoleónico. Será en 1808 cuando ingentes tropas de soldados británicos llegan al noroeste de España dispuestos a impedir que el dominio del imperio vecino avance por la Península. 

    Mientras en el puerto de La Coruña desembarcan 16.000 soldados y 2.000 caballos al mando del general Sir David Baird, el general Sir Jhon Moore hacía lo mismo en Lisboa formando así el gran ejército que se había de enfrentar a los galos. Moore se situó en Salamanca, bajo aviso de la llegada de un potentísimo ejército francés al mando de los mariscales Soult y Ney. Desde allí, sus tropas se extendieron por Zamora, Valladolid y León , teniendo que replegarse a Astorga ante la potencia de la infantería francesa. El mismo Napoleón dio órdenes tajantes al mariscal Soult de perseguir, sin tregua ni descanso, a los ingleses. De este modo, las unidades británicas fueron acosadas y perseguidas por los galos hasta llegar a La Coruña, objetivo de ambos ejércitos.

    En la mañana del 16 de enero de 1809 los dos ejércitos beligerantes se situaron uno frente a otro, los galos en Peñasquedo y los británicos en las alturas cercanas al río Mero: era la batalla de Elviña. El encarnizamiento llegó a tan altas cotas que, primero Baird y después el propio Moore, que presenciaban y dirigían a sus tropas, sufrieron heridas de tal gravedad que tuvieron que ser evacuados del escenario de combate y muerte. A lo largo de esta famosa y cruenta batalla se registraron un gran número de bajas entre ambos contendientes.

    John Moore, herido por una bala de cañón, fue trasladado a la casa del comerciante Genaro Fontenla, en medio del Cantón Grande, donde murió, desangrado, aquella misma tarde, tras haber dado una serie de instrucciones sobre el embarque de lo que quedaba de su ejército.

    El grueso de las fuerzas británicas llegó a La Coruña e inició, rápidamente, su reembarque, pues ya habían llegado todos los transportes ingleses al puerto herculino. Tan solo quedaron pequeñas unidades en Elviña, encargadas de retrasar, en lo posible, el inevitable avance galo sobre La Coruña.
    Se puede decir que en esta batalla no hubo ni vencedores ni vencidos porque ambos frentes consiguieron sus objetivos. Los ingleses lograron reembarcar sus tropas en La Coruña, mientras que los franceses expulsaron a los británicos y tomaron la ciudad para sus dominios.

    EN EL ENTIERRO DE SIR JOHN MOORE 

    Ni un redoble se oyó, ni un solo compás fúnebre: subimos su cadáver a la escarpa con prisa y ni un soldado hizo la salva de ordenanza sobre el enterramiento que ofrecimos al héroe. De noche y a escondidas le dimos sepultura removiendo la tierra con nuestras bayonetas. La turbia luz de un rayo de luna se esforzaba y daba la linterna su lumbre mortecina. No le contuvo el pecho ningún torpe ataúd ni en sábana o mortaja llegamos a ceñirlo. Yacía como es propio que repose un soldado: envuelto en su capote militar solamente. Pocas y breves fueron allí nuestras plegarias. Ni una sola palabra de pésame dijimos. Pero su muerto rostro miramos con fijeza pensando amargamente en el incierto día. Pensando -al excavarle un estrecho camastro y al mullirle una almohada con nadie compartida—que sobre su cabeza hollarían extraños y enemigos, en tanto que el mar nos distanciaba. Vanamente hablarían de un alma,ya ausentada, acusándolo encima de sus restos ya fríos. Pero no ha de importarle mientras pueda seguir su descanso en la tumba que le excavó un brítano. Llevábamos mediada la penosa tarea cuando sonó la hora de nuestra retirada.iba la artillería de largo alcance oyéndose en el fuego que, terco, hacía el enemigo. Despacio y con tristeza lo bajamos allí, recién vuelto, sangrante, del campo de su fama. Ni una línea grabamos, ni una piedra erigimos. Nos marchamos dejándolo a solas con su gloria. 

    Cuando los franceses tomaron la ciudad, construyeron una tumba por orden de su rival Mariscal Soult, y éste  fue derrotado en la campaña de Portugal por Wellington.

    Trad. de María Victoria Atencia


    EN EL ENTIERRO DE SIR JOHN MOORE

    Ni un redoble se oyó, ni un solo compás fúnebre:
    subimos su cadáver a la escarpa con prisa
    y ni un soldado hizo la salva de ordenanza
    sobre el enterramiento que ofrecimos al héroe.
    De noche y a escondidas le dimos sepultura
    removiendo la tierra con nuestras bayonetas.
    La turbía luz de un rayo de luna se esforzaba
    y daba la linterna su lumbre mortecina.
    No le contuvo el pecho ningún torpe ataúd
    ni en sábana o mortaja llegamos a ceñirlo.
    Yacía como es propio que repose un soldado:
    envuelto en su capote militar solarnente.
    Pocas y breves fueron allí nuestras plegarias.
    Ni una sola palabra de pésame dijimos.
    Pero su muerto rostro miramos con fijeza
    pensando amargamente en el incierto día.
    Pensando -al excavarle un estrecho camastro
    y al mullirle una almohada con nadie compartida—
    que sobre su cabeza hollarían extraños
    y enemigos, en tanto que el mar nos distanciaba.
    Vanamente hablarían de un alma,ya ausentada,
    acusándolo encima de sus restos ya fríos.
    Pero no ha de importarle mientras pueda seguir
    su descanso en la tumba que le excavó un brítano.
    Llevábamos mediada la penosa tarea
    cuando sonó la hora de nuestra retirada.
    iba la artillería de largo alcance oyéndose
    en el fuego que, terco, hacía el enemigo.
    Despacio y con tristeza lo bajamos allí,
    recién vuelto, sangrante, del campo de su fama.
    Ni una línea grabamos, ni una piedra erigimos.
    Nos marchamos dejándolo a solas con su gloria.

    Trad. de María Victoria Atencia

    THE BURIAL OF SIR JOHN MOORE 
    AT CORUNNA

    Not a drum was heard, not a funeral note,
    As his corse to the rampart we hurríed;
    Not a soldier discharged his farewell shot
    O’er the grave where our hero we buried.
    We buried him darkly at dead of night,
    The sods with our bayonets turning;
    By the struggh’ng moonbeam’s misty light,
    And the lantern dimly burning.
    No useless coffin enclosed his breast,
    Not in sheet nor in shroud we wound him,
    But he lay like a warrior taking his rest
    With his martial cloak around him.
    Few and short were the prayers we said,
    And we spoke not a word of sorrow;
    But we steadfastly gazed on the face that was dead,
    And we bitterly thought of the morrow.
    We thought as we hollowed his narrow bed,
    And smoothed down his lonely pillow,
    That the foe and the stranger would tread o’er his head,
    And we far away on the billowl
    Lightly they’ll talk of the spirit that’s gone
    And o’er his cold ashes úpbraid him,»
    But little he’ll reck, if they let him sleep on
    In the grave where a Briton has laid him.
    But half of our heavy task done
    When the clock struck the hour for retiring;
    And we heard the distant and random gun
    That the foe was sullenly firing.
    Slowly and sadly we laid him down,
    From the field of his fame fresh and gory;
    We carved not a line, and we raised not a stone—
    But we left him alone with his glory_

    Charles Wolfe








    EPITAFIO

    Aquí yace John Moore, 
    muerto de noche y frío y fiebre y plomo, 
    o sólo de una oscura tristeza anticipada. 
    El puño de su sable ulceró su agonía 
    —no quiso desceñirse — 
    y su sangre cayó entorpeciendo el suelo, 
    para cubrir su herida excavaron 
    un surco del tamaño de un hombre, 
    aproximadamente, 
    y a la tierra lo echaron, como el que dice, a tientas. 
    Sus soldados huyeron sobre un mar de delfines 
    y sólo entonces por la razón de su muerte. 
    Descansa en paz, oh Moore. 
    Que, por decir tu nombre, 
    brille como una lámpara mi voz ante tus ojos. 

    María Victoria Atencia




    miércoles, 24 de agosto de 2016

    MARÍA PITA E INÉS DE BEN, HEROÍNAS DE LA CORUÑA: "QUIEN TENGA HONRA, QUE ME SIGA"

    MARÍA PITA E INÉS DE BEN, 
    HEROÍNAS DE LA CORUÑA 

    «Quen teña honra, que me siga»
    Los únicos héroes oriundos de la Coruña fueron mujeres. Exceptuando en la historia más reciente a los héroes del Orzán, los agentes de policía Rodrigo Maseda, José Antonio Villamor y Javier López. Ya que Sir John Moore, era escocés y Juan Díaz Porliercartagenero.
    Mientras Agustina se batía en Zaragoza contra los franceses, otras heroínas populares adquirieron gran peso durante la Guerra de Independencia. Así fue el caso de Manuela Malasaña –la joven madrileña que murió durante el levantamiento del 2 de mayo– o de Clara del Rey –que fue herida de muerte ese mismo día en el Parque de Artillería de Monteleón–. El relato nacional de una mujer guerrera que defiende su tierra frente a una invasión extranjera es, en cualquier caso, un mito recurrente en distintos países de Europa, pero además traza un antecedente directo con la historia de María Pita, la defensora de La Coruña en 1589 frente a la Contraarmada Inglesa. Tras el desastre de la Armada española en 1588, Isabel I de Inglaterra ordenó a Francis Drake lanzar un contraataque contra España, la conocida como «Contraarmada», que curiosamente tuvo un destino tan trágico como el de su precursora española.

    Nuestra heroína, que según cuentan las crónicas era una “recia y alta mujer, más bien gruesa que esbelta, con rostro agraciado, si no bello, nariz aguileña algo ganchuda y ojos negros y muy vivaces, peinando largos cabellos negros”, vivía, junto a su segundo marido, Gregorio de Rocamonde quien poco tiempo después caería gloriosamente defendiendo su barrio, en el barrio coruñés de la Pescadería.

    A falta de la experiencia española para la organización de una operación de grandes dimensiones, que tampoco había servido de nada a éstos, la aventura de la escuadra inglesa acabó en un irremediable desastre. El primer objetivo fue La Coruña, que albergaba a algunos barcos supervivientes de la Empresa inglesa todavía en reparación. Y aunque los ingleses tomaron parte de la ciudad, la actuación heroica de las milicias, entre las que se contaba la popular María Pita, forzaron la huida de los extranjeros sin obtener botín. Cuando los ingleses abrieron una brecha en la muralla y comenzaron el asalto de la ciudad vieja, María Pita acudió a esta posición y mató a un alférez inglés con una espada.


    La historia de Pita, no en vano, guarda muchas similitudes con la que luego protagonizaría Agustina de Aragón. Se dice que la gallega mató al alférez inglés precisamente con la espada de su marido fallecido durante el asalto, Gregorio de Recamonde, en un relato muy parecido al de la defensora zaragozana, que se unió al combate contra los galos por acudir junto a su marido artillero. Según la leyenda, acuchilló al inglés al grito de «Quen teña honra, que me siga» («Quien tenga honra que me siga»), lo cual desmoralizó a la tropa inglesa, compuesta por 12.000 efectivos, provocando su retirada. Junto con María Pita, otras mujeres de La Coruña ayudaron a defender la ciudad, siendo el caso mejor documentado el de Inés de Ben, herida en la batalla, aunque ninguna adquirió tanta notoriedad.


    Tras la contienda, Felipe II concedió una pensión a Pita que equivalía al sueldo de un alférez más cinco escudos mensuales. La guerrera gallega, que se casó otras dos veces (en total fueron cuatro veces), es hoy en día recordada, entre otras cosas, por la estatua de bronce que decora la Plaza de María Pita, en la ciudad de La Coruña, donde se representa a la heroína alzando una lanza y a sus pies el cuerpo sin vida del alférez inglés.


    La Invencible Inglesa

    Inmediatamente después del fracaso de la Armada Invencible 1588, Isabel I de Inglaterra preparó una flota de represalia de proporciones aún mayores que su antecesora. Fue la llamada Contra Armada o Invencible Inglesa. Su objetivo era aprovechar la debilidad de la marina española tras el descalabro de la Invencible, y asestar un demoledor golpe a España que acabase con la guerra ya iniciada.Para ello debía cumplir tres misiones.

    La primera y fundamental era destruir, en Santander, la Invencible regresada, que estaba en urgente reparación. Conseguido esto dejaría a España huérfana de flota en el Atlántico europeo.
    Entonces tendría el mar expedito para cumplir su segunda misión: conquistar Lisboa. Así convertiría a Portugal en país satélite de Inglaterra y penetraría en el imperio luso. Para ello conducía al Prior de Crato, pretendiente al trono luso que Felipe II acababa de heredar de su madre, Isabel de Portugal. Crato había firmado previamente unas rigurosas clausulas que, de cumplirse, transformaban a Portugal en un protectorado de Inglaterra.
    Su tercera misión era apostarse en las Azores y capturar la flota de Indias. De este modo, Inglaterra sería la nueva dueña del Atlántico y se aprestaría a usurpar las rutas oceánicas españolas.


    Esa Contraarmada contaba con más de 150 barcos ( La Armada Invencible española contaba con 120 barcos) y unos 23.000 hombres era capitaneada por el almirante Francis Drake y por el general John Norris (el más prestigioso militar inglés de su tiempo, como general en jefe de los ejércitos transportados). Las claras órdenes dadas por su reina de dirigirse directamente a Lisboa las torció a su gusto el más famoso de los piratas (Drake) que prefirió venir en busca del desquite contra la ciudad desde la que había partido la Gran Armada, un año antes hacia Inglaterra).Se dispuso a atacar primero, el que entendían el puerto más débil, el de La Coruña.

    Ataque a La Coruña (1589)

    Las defensas de La Coruña eran bastante deficientes. El 4 de mayo la flota inglesa se asomaba al puerto de la ciudad gallega. La San Juan, la Princesa y la Diana se apostaron junto al fuerte de San Antón y cañonearon, apoyadas por las baterías del fuerte, a la flota inglesa a medida que esta se iba introduciendo en la bahía, forzando así a los atacantes a mantenerse alejados. Unos 8.000 ingleses desembarcaron al día siguiente en la playa de Santa María de Oza, en la orilla opuesta al fuerte, llevando a tierra varias piezas de artillería y batiendo desde allí a los barcos españoles que no podían cubrirse ni responder al fuego enemigo. Finalmente, los marinos españoles tomaron la decisión de hundir las naos y resguardar las galeras en el puerto de Betanzos, dejando a la mayor parte de las tripulaciones en la ciudad para unirse a la defensa.



    Durante los siguientes días, las tropas inglesas bajo mando de John Norris atacaron la ciudad, tomando sin demasiada dificultad la parte baja de La Coruña, saqueando el barrio de La Pescadería, y matando a unos 500 españoles, entre los cuales se contaron numerosos civiles. Tras esto, los hombres de Norris se lanzaron a por la parte alta de la ciudad, pero esta vez se estrellaron contra las murallas españolas. Apostados tras ellas, la guarnición y la población de la villa, incluyendo a mujeres y niños, se defendió con total determinación del ataque inglés, matando a cerca de 1.000 asaltantes. Fue durante esta acción donde se distinguió la que hoy en día sigue siendo considerada heroína popular en la ciudad de La Coruña: Doña María Mayor Fernández de la Cámara y Pita, más conocida como María Pita. La leyenda cuenta que muerto su marido en los combates, cuando un alférez inglés arengaba a sus tropas al pie de las murallas, doña María se fue sobre él con una pica y lo atravesó, arrebatándole además el estandarte, lo que provocó el derrumbe definitivo de la moral de los atacantes. Otra mujer que aparece en las crónicas de la época por su distinción en los combates fue doña Inés de Ben. 

    La historia quiere por capricho y desidia 
    que este llena personajes en el olvido. 
    Muchas veces sin causa aparente, 
    es el tema que nos ocupa de una mujer.

    Casi nada se sabe a cerca de este prodigio de mujer, solo que al momento del suceso se hallaba felizmente casada, tenía dos hijos y un próspero negocio de mercería y quincallería en la Pescadería. Había trabajado de forma intensa en el reparo de las murallas y sus cubos llevando tierra, al igual que lo hacían otras muchas mujeres ,y cuando se encontraba en esta labor resultó herida por una descarga de arcabucería, siendo trasladada al hospital de orden del oidor Francisco Maldonado. Según los testigos por ella presentados ante la Real Audiencia para que se le resarciera de todo el daño causado, Inés de Ben, viuda de Sebastián Fernández –muerto este la jornada del día 5–, recibe dos balazos de los ingleses, uno en la cabeza y otro en el muslo durante la defensa de la ciudad. Así consta en una certificación médica que se expide en Ferrol el 12 de julio de 1590. Los ingleses entraron en la Pescadería y robaron todo lo que en su tienda había, por lo que solicitaba a la ciudad que se le abonase la pólvora, balas y cuerda que había suministrado para la defensa de la ciudad, cuya hacienda tasaba en 800 ducados, y destacando que su marido había muerto el primer día de la invasión y ella había sido herida el 14 del mismo mes. Como resultado de aquellas graves heridas en la cabeza quedará casi ciega, pobre y con dos hijos a los que atender.
    En aquel pleito, que no está finalizado o al menos no se conoce su parte final, los testigos de Inés de Ben fueron Antonio Osorio, alabardero de la Real Audiencia, Gregorio Sánchez, soldado de la compañía del Capitán Juan Varela, Juan de Luaces Bezerra, alabardero de la Real Audiencia, y Pedro Fernández, alguacil del corregidor de La Coruña. Se adjunta también el informe del licenciado Diego de Salazar, cirujano de la Armada, en el cual indica que curó a Inés de Ben de muchas heridas graves en la cabeza y en el muslo izquierdo.

    En 8 de octubre de 1593 se realizan las diligencias y la citación de los testigos tiene lugar el 19 del mismo mes, testificando el 8 de noviembre Antonio Osorio, quien declara que “Inés de Ben, tenía mercería, pólvora y cuerda y que los dio para la defensa”. Inés había llevado tierra para reedificar la muralla y sus cubos con otras mujeres, cuando resultó herida. En este mismo sentido testifican Gregorio Sánchez y Luaces de Bezerra, mientras que Pedro Fernández, agrega que “fue el teniente corregidor quien tomó la cuerda y pólvora” añadiendo a su testimonio “Inés estuvo herida de muerte y en esos momentos se encontraba con dos hijos, pobre y sin ayuda”.
    Todos los llamados a testificar testimoniaron a favor de Inés de Ben, pero unos años más tarde ella seguía en la misma situación de miseria que cuando inició el pleito. 
    Había sido una de las heroínas que permaneció en primera fila desde el inicio del asedio inglés, no recibiendo ninguna mención a su sacrificio. Quedó casi ciega y en la miseria cuando estaba llamada para la gloria. Ni siquiera quedó de ella una migaja de fama para la posteridad.
    Extraña paradoja del destino de una mujer que se quedó sin nada a cambio de haberlo dado todo.


    En cambio, María Pita fue nombrada por Felipe II alférez perpetuo, y el capitán don Juan Varela fue premiado por su actuación al mando de las tropas y milicias coruñesas.


    Finalmente, y ante la noticia de la llegada de refuerzos terrestres, las tropas inglesas abandonaron la pretensión de tomar la ciudad y se retiraron para reembarcar el 18 de mayo habiendo dejado tras de sí unos 1.000 muertos españoles, y habiendo perdido por su parte unos 1.300 hombres, además de entre 2 y 3 buques y 4 barcazas . Además, en aquel momento las epidemias empezaron a hacer mella entre las tropas inglesas, lo cual unido al duro e inesperado rechazo en La Coruña contribuyó al decaimiento de la moral y al aumento de la indisciplina entre los ingleses. Tras hacerse a la mar, otros diez buques de pequeño tamaño con unos 1.000 hombres a bordo decidieron desertar y tomaron rumbo a Inglaterra. El resto de la flota, a pesar de no haber conseguido aprovisionarse en La Coruña, prosiguió con el plan establecido y puso rumbo a Lisboa.