EL Rincón de Yanka: SER LA PALABRA DADA, TU HONOR Y CUANDO SABES TU MISIÓN

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

lunes, 1 de agosto de 2016

SER LA PALABRA DADA, TU HONOR Y CUANDO SABES TU MISIÓN







‘En medio de las tinieblas originarias, antes de tenerse conocimiento de las cosas’, apareció “nuestro padre” (Ñande Ru papa tenonde, el último de todos, pero el primero) como un colibrí, (ave sagrada) que dejaba rastros de claridad por donde pasaba. Luego aparece la lechuza y deja rastros de oscuridad, es la noche. El colibrí asume la forma humana y crea el fundamento del lenguaje humano”. Lo primero, antes del Universo, antes de cualquier creación, existió la palabra, que es sagrada, según los guaraníes.

“La palabra es dios para los guaraníes. Cuando nosotros decimos algo, a través de la boca sale dios en pequeñas porciones. Solemos insultar a los demás calificándolos de indios cuando no hablan, pero el guaraní no habla cuando no tiene algo que decir, porque la palabra es sagrada”.

El que habla se convierte en un Ñe’engatú, que para nosotros es un hablador, pero que significa hablar perfectamente entre los guaraníes. 
“Cuando hablan, tienen que decir la verdad. No pueden mentir. El indígena observa y habla de lo que hay. Cuando él habla, él es o existe. Ellos siempre respetaron la palabra. Luego creen en el amor al prójimo y en un himno sagrado”. 

Entre los guaraníes, los genios tutelares o jarýi, son los guardianes de la naturaleza o póra. Todo se tiene que usar de manera correcta. Si hay excesos, como tumbar varios árboles en vez de uno, los jarýi aparecen en forma monstruosa para asustar y hasta matar a los infractores. Es un sistema de freno para cuidar la naturaleza, todo debe estar en equilibrio.


Gran Bendición

Bendigo tu bien, 
que solo lo bueno te acompañe.
Bendigo tu inteligencia, 
que siempre sepas lo que debes hacer. 
Bendigo tu belleza, armonía, y pureza, 
para que todo el mundo se sienta bien a tu lado.
Bendigo tu salud, que nunca te enfermes...
Bendigo tu prosperidad, 
que jamás te falte nada...
Bendigo tu libertad, 
que nunca estés atado a nada indeseable...
Bendigo tu amor, 
que siempre tengas a tu lado a quien amar, 
pero sobre todo bendigo el amor 
que vive en tu interior, 
que siempre este latente y jamas sientas 
que te hace falta...