EL Rincón de Yanka: marzo 2016

inicio

CALENDARIO DE ADVIENTO 2017

CALENDARIO DE ADVIENTO 2017








jueves, 31 de marzo de 2016

¡QUE NO TE ENGAÑEN!: PIENSA POR TI MISMO CON SENTIDO CRÍTICO



























No es lo mismo promover la separación Iglesia-Estado que tratar de acabar con la Iglesia para IDEOLOGIZAR el estado.
No es lo mismo abogar por un estado laico, que tratar de acabar con la religión para promover el LAICISMO.
No es lo mismo manipular a una sociedad carente de criterio, que intentarlo allí donde existen REFERENCIAS éticas y morales. 

¡Que no te engañen!: 
utiliza el PENSAMIENTO CRÍTICO.

*
   VER+:

Difusión del humanismo clásico, renacentista y de inspiración cristiana. Valores humanos, ética, formación integral de la persona, espiritualidad, educación en valores y cultura. Renovación social. Biografías de filósofos, humanistas y grandes pensadores. Material bibliográfico y documental.



miércoles, 30 de marzo de 2016

LOS «NUEVOS DERECHOS» CONTRA LOS DERECHOS HUMANOS


Los «nuevos derechos» 
contra los derechos humanos
Decía mi querido y admirado padre Carlos Valverde, S.J. que los campos de exterminio nazi se gestaron años antes en las cátedras universitarias. Dicho de otra manera, el pensamiento precede e ilumina la acción y debemos ser conscientes de esa realidad para incidir en ella.
Sin pretender con ello comparar nuestro tiempo con el de Hitler, creo que los grandes asuntos sobre el ser humano, su naturaleza, dignidad y derechos fundamentales están sufriendo una deconstrucción programada cuyos resultados son evidentes en la legislación que afecta al matrimonio (desnaturalizado al perder su identidad esencial de unión entre hombre y mujer), el aborto (convertido en un derecho para la mujer y una obligación para los profesionales sanitarios), la procreación artificial (a la carta, mediante la selección de embriones, utilizando mediante contraprestación económica el vientre de una mujer …) y la identidad sexual de las personas (voluble al transmutarse en género que uno puede legalmente elegir desde la niñez, según las nuevas legislaciones).

Los fundamentos de esta realidad cambiante, que percibimos todos los días, los analiza con gran lucidez y claridad la profesora noruega Janne Haaland Matlary en su libro Derechos humanos depredados. Hacia una dictadura del relativismo (Ediciones Cristiandad). Es un libro cuya lectura aconsejo vivamente porque demuestra cómo la manipulación de los derechos humanos (los de 1945) es, en realidad, una espiral hacia los totalitarismos.

Y es que, como recuerda en el prólogo al libro el catedrático Rafael Navarro Valls, los derechos humanos tienden hoy a alargarse hacia el infinito convirtiéndose en una «espiral de reivindicaciones infinitas». El problema es que si los derechos humanos formulados en 1948 como una Declaración Universal se alteran constantemente al margen de la naturaleza y la dignidad de la persona, cualquier cosa que puedan imaginar, decidida por el legislador de turno, acaba convirtiéndose en derecho y todos nos tenemos que subordinar a él.

Por eso resulta fundamental que nuestros sistemas sociales y políticos y el marco jurídico que los refleje esté claro y sea conforme a la naturaleza, a la realidad y a la dignidad de la persona humana. Difícil tarea cuando la llamada «segunda transición» que se prevé en España no tiene más referencia ética que el deseo de algunas minorías y la acción organizada de determinados lobbies afanados por cambiar la realidad según sus gustos.

Me propongo trasladarles, con su permiso, breves reflexiones sobre esta silenciosa «revolución» de los derechos que, a la larga, pretende dinamitar nuestro modelo de convivencia.



VER+:

Informe sobre la vulneración y recorte de derechos fundamentales en las nuevas leyes autonómicas sobre «igualdad de género»


¿Qué valores democráticos?

Cada vez que los islamistas montan una escabechina en el pudridero europeo, hay que aguantar a los figurines con mando en plaza que, después de cumplir sus minutines de silencio, nos apedrean con una morralla de tópicos resobados y delicuescentes, infaliblemente rematados por una apelación retórica a los «valores democráticos» que «los violentos» nunca podrán derrotar. En esta apelación vacua (verdadero brindis al sol negro del eclipse moral) coinciden con la Liga de Imanes de Bélgica, que acaba de emitir un comunicado regadito de lágrimas de cocodrilo en el que invoca «los valores democráticos de la tolerancia y la vida en común»; y coinciden también con Cheffou, el «tercer hombre» del aeropuerto de Bruselas y reportero freelance que denunciaba gallardamente los «atropellos antidemocráticos» sufridos por los presos musulmanes en las cárceles belgas.

Y es natural que los figurines coincidan en su invocación de los valores democráticos con los imanes belgas y el terrorista Cheffou, puesto que todos ellos se están burlando de nosotros. Aunque, puestos a elegir entre burladores, nos quedamos con el terrorista Cheffou, que –como los bárbaros de Kavafis– al menos cuenta con una solución (aunque sea una «solución final») para el pudridero europeo, frente a los figurines, que sólo aspiran a que nos sigamos pudriendo, hasta convertirnos en una piara sensiblera e invertebrada a la que luego los terroristas puedan apiolar más fácilmente.

¿A qué «valores democráticos» se referirán estos figurines? Porque lo cierto es que el pudridero europeo se ha convertido en un parque temático de los contravalores más peregrinos, siempre en continua expansión gracias, precisamente, a los desvelos de sus figurines: ahora, por ejemplo, se acaba de proclamar democráticamente el «derecho» de los niños madrileños a recibir tratamiento hormonal si desean cambiar de sexo, para que el día de mañana tengamos Agustinas de Aragón con pene y Don Pelayos con vagina que defiendan como auténticos jabatos los valores democráticos contra los yihadistas.

Es, en verdad, demencial que sociedades hedonistas, escépticas y pusilánimes que chapotean en su propio vómito terminal mientras dejan que el mundialismo ausculte todos los orificios de sus hijos, se consuelen pensando que los asisten unos «valores democráticos» más fuertes que el odio de sus enemigos. Cuando lo cierto es que en el pudridero europeo no hay otro valor que la divinización/animalización del hombre, lograda a través de unos derechos humanos en constante mutación que primero destruyeron la vida social y familiar, después arrasaron las conciencias y ahora se disponen, en un asalto final, a mutar y destruir nuestra propia naturaleza.

Solzhenitsyn, refiriéndose a los grandes eclipses morales del siglo XX, afirmaba que Europa era víctima de un «arrebato de automutilación» y de «una conciencia humana privada de su dimensión divina». Este «arrebato de automutilación» a la postre se resume en un laicismo frenético, erigido en idolatría de obligado cumplimiento, que pretende erigirse en religión civil e imponer unos falsos dogmas por los que la gente estaría supuestamente dispuesta a dar la vida.

Pero las idolatrías sólo engendran gente dispuesta a matar mediante métodos cobardes (un venenito por aquí, un bombardeo con drones por allá), nunca a morir generosamente en defensa de los hijos (para entonces hormonados) o de la patria (para entonces un conglomerado plurinacional). Más pronto que tarde lo comprobaremos; pero cuando llegue ese día los figurines que hoy apelan vacuamente a los «valores democráticos» exclamarán prosternados: «¡Alá es grande!».


martes, 29 de marzo de 2016

DEL TERRORISMO FUNDAMENTALISTA AL LAICISMO NIHILISTA


Del terrorismo al laicismo
Eso del minuto o los minutos de silencio fue en sus orígenes una propuesta masónica para que no predominara en ningún funeral o expresión pública de condolencia la plegaria de ninguna confesión religiosa concreta. Es decir, quitaos de en medio todos los demás para quedarme yo solo en la tribuna pública.
Los terroristas islámicos volvieron a causar una matanza de personas indefensas e inocentes el martes 22 de marzo, ahora en Bruselas. ¿Autores? Sujetos relacionados con los causantes de los atentados de París en noviembre último. Primera deducción: los servicios de información y la policía belgas se han cubierto de gloria. ¡En buenas manos están las instituciones europeas y sus funcionarios, aunque tengan sueldos de fábula!

Como es habitual en estas situaciones, inmediatamente los políticos españoles de toda clase y condición montan el número -para que se les vea bien vistos- de concentrarse a las puertas del organismo al que representan, desde el más alto al más chico, a fin de guardar el masónico minuto o minutos de silencio en homenaje a las víctimas, como mandan los cánones laicistas. Minutos de nada. O sea, la nada como sublimación de la propia nada. Por lo que se ve, las víctimas del terror o la desgracia no se merecen una consideración mayor que su reducción a la nada. Ni siquiera una pequeña oración colectiva y pública. Si acaso el del violón tocando el ídem, acompañando a los mudos.

Eso del minuto o los minutos de silencio, que todo el mundo acata como si se tratara de una orden militar de obligado cumplimiento, fue en sus orígenes una propuesta masónica para que no predominara en ningún funeral o expresión pública de condolencia la plegaria de ninguna confesión religiosa concreta. De modo que, al imponerse el silencio, cada cual pudiera rezar en su intimidad lo que quisiera, pero sin condicionar o “molestar” a los demás con oraciones privativas de esta o la otra confesión, como si el silencio ritual no fuese una manifestación sectaria propia del laicismo. Es decir, quitaos de en medio todos los demás para quedarme yo solo en la tribuna pública.
El laicismo es una ideología de carácter totalitario, en tanto que pretende imponer su forma de ser y actuar a todo el mundo. En este sentido totalitario, es semejante a todas las ideologías totalitaria que han sido y son, como el marxismo-comunismo, el nazismo alemán, el fascismo italiano, etc. Menos violento que estos últimos, pero de objetivos igualmente absolutos y dominantes.
En su día, el laicismo fue una ideología de origen masónico que se decía liberal, pero hoy es sostenido y propagado por las formaciones marxistas, al menos en España, como el ya casi desaparecido PCE, IU, Podemos, las siglas regionales y locales que se mueven en su entorno, y el apoyo, a veces entusiasta, de algún tonto útil -los tontos útiles de toda la vida- como el PSOE, que no termina de superar los viejos resabios marxistas de sus orígenes, y ciertos dirigentes acomplejados del PP, como Cristina Cifuentes con sus numerosos modelitos de pasarela, el gallego Alberto Núñez Feijóo, la malagueña Celia Villalobos, esposa de Pedro Arriola, sociólogo de cabecera de Mariano Rajoy, etc.

Como España, según la Constitución, es un Estado aconfesional, muchos retuercen el concepto hasta convertir los actos públicos en meras expresiones laicistas. Si nos fijáramos un poquito en los USA -sólo un poquito, pero sin exagerar, no sea cosa que se irrite el alcalde comunista de Valencia-, recordaríamos que tras el ataque salvaje a las torres gemelas de Nueva York, el 11 de septiembre de 2001, las autoridades de la Unión, encabezadas por su propio presidente, el “malvado” George Bush jr., celebraron por las víctimas un funeral plurirreligioso, en el que participaron con sus oraciones un sacerdote católico, un pastor protestante, un rabino judío y un clérigo musulmán. Todos en perfecta armonía y absoluto respeto a los otros.

Hay que recordar también que los Estados Unidos, formados por emigrantes de muy diverso origen y distintas confesiones cristianas, crearon la primera democracia moderna, regida por la primera constitución de los tiempos nuevos que dejaban totalmente atrás al absolutismo. Democracia y constitución en las que se han inspirado todas las que vinieron después, y que todavía está vigente, sin que a ningún americano se le ocurra decir que, como tiene tantos años, se ha quedado vieja y hay que modificarla, como repiten aquí los que quieren dinamitar la Carta Magna española. Es la diferencia entre los que son demócratas de verdad desde su nacimiento y los “parvenu” batuecos. En fin, que a los españolitos nos toca convivir con indocumentados, necios, sectarios de izquierda y acomplejados de derecha. Al parecer es nuestro sino.


ISLAMIZACIÓN COMPLACIENTE DE EUROPA: DECADENCIA DE OCCIDENTE




lunes, 28 de marzo de 2016

GRACIAS A QUE ÉL VIVE. ÉL VIVE HOY: BÚSCALO PORQUE ÉL, PRIMERO YA TE ENCONTRÓ


GRACIAS 

A QUE ÉL VIVE. 

¡ÉL VIVE HOY!: 
BÚSCALO... 



Él vive
Metanoia

No se enciende 
una luz,
Para no dejarla brillar,
Ni se emprende un camino
Que luego no has de seguir.
No se escucha del cielo
Un mensaje para callar
Ni se puede ser libre.
Si piensas que has de morir.
No se puede creer en Cristo,
Solo por lo que oyes o has visto.
Tú debes creer porque Él se entregó,
Con todo su ser, por ti, por amor.


Él vive en ti y en mi,
Y en aquel que cree en su nombre
Y practica el bien, sabe esperar,
Aún sin ver pone su confianza en Dios.

Él vive
Él no esta allí,
Mira bien, la tumba vacia nos dejo,
El amor venció al final,
Y en la cruz selló su victoria



Él VIVE.
Puede caerse el cielo
O cubrirnos la tempestad,
Y hasta puede que el miedo
Llegue a nuestro corazón.
Pero ten la certeza
Que no existe oscuridad,
Que haga cesar el fuego
Que alumbra la salvación.
No existe sombra ni penumbra,
Que empañe su amor que deslumbra.
De Él es el poder, la gloria y la verdad,
El que crea en Él,
NUNCA MORIRÁ.




domingo, 27 de marzo de 2016

EL "BUENISMO" ES LA PIEL DE CORDERO CON QUE SE CUBRE EL LOBO ULTRAIZQUIERDISTA FRENTE AL TERRORISMO


"El buenismo es la piel de cordero 

con que se cubre el lobo extrema izquierdista". 
Ante el crimen islamista de Bruselas contra ciudadanos en el aeropuerto y metro de la capital belga, se repetirá por pretendidos especiliastas y analistas sobre el Yihadismo.
A raíz del atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11-S de 2001 se debatió profusamente en los medios periodísticos y entre los políticos occidentales sobre la naturaleza del Islam, del salafismo (Hermanos Musulmanes y otros grupos afines) y del yihadismo (Estado Islámico, Al Qaeda, Hamás, Hizbulah, Boko Haram, Movimiento Islámico del Turkestán Oriental, Al Shabab, Emirato del Cáucaso, Lashkar-e-Taiba, Ejército Islámico de la República Chechenia de Ichkeria y Daguestán, Frente Moro de Liberación Islámica, Yihad Islámica Egipcia, Talibán, Ansar Al Sharía, etc.) en general todas ellas con una enorme ignorancia sobre el tema y tomando postura sobre ello en función de la ideología del medio de comunicación y del periodista y del político correspondiente.

Los líderes de opinión occidentales, de medios periodísticos, políticos gobernantes y de la oposición, en general ignoran los textos sagrados del Islam, la lengua del Corán –el árabe- así como la historia del Islam y la del islamismo. Aquellos emiten comunicados que no se basan en ningún análisis riguroso sobre el tema, sino en función de la ideología que ellos mismos profesan, ocultando, banalizando, o justificando los crímenes yihadistas la mayor parte de las veces, o culpabilizando a chivos expiatorios – antaño al pueblo judío, y hoy al Estado de Israel-. También otros líderes de opinión culpabilizan a toda la colectividad musulmana de todo ello.

Pero a enorme distancia intelectual y de conocimiento de los líderes de opinión -periodísticos y políticos-, se dan tres escuelas de pensamiento en el campo de los especialistas sobre el tema del yihadismo, salafismo, e Islam.

En este artículo denominaremos a los musulmanes nominales a todos aquellos musulmanes que han nacido en familias musulmanas y que creen en mayor o menor medida en Alá, el Corán y siguen sus preceptos de una manera no muy rigurosa o apenas, aunque puedan desear que todo el mundo sea musulmán, pero por vía pacífica y por la prédica. Los salafistas son aquellos que quieren vivir bajo los preceptos de la Sharía, la ley islámica, y pretenden que la humanidad acabe siendo musulmana por la prédica y por la Yihad, y los yihadistas son aquellos que combaten por Alá en la Yihad.

Una escuela –que cada vez cuenta con mayor número de miembros- considera que el salafismo y el yihadismo son el auténtico y verdadero Islam. Otra escuela cree que el Islam es una religión que combina paz y guerra y que dependiendo de si las circunstancias le son favorables entra en guerra, como las erupciones de un volcán.

Una opinión, que no cuenta con muchos especialistas- considera que el Islam es una religión de paz y que el yihadismo y el salafismo han secuestrado, malinterpretado el auténtico Islam. Esta escuela es incapaz de explicar cómo es que tantos líderes mundiales del Islam no repudian la Yihad, ni emiten fatwas –en nombre de Alá- condenando a los yihadistas y salafistas, ni declararan “infieles” a los yihadistas, ni explican cómo es que tantos musulmanes malinterpretan el Islam, así como tampoco piden a los fieles musulmanes que expulsen de sus mezquitas a los salafistas y yihadistas.

Los buenistas, hoy en día, en general circunscritos a la izquierda o extrema izquierda del espectro político occidental, reproducen alegremente la opinión de estos últimos (que el Islam es una religión de paz y que el yihadismo y el salafismo han secuestrado, malinterpretado el auténtico Islam ) y creen que el colectivo musulmán aislará más a los salafistas y yihadistas cuanto más se profundice en la democracia en Occidente y cuando mejoren las condiciones de vida de los inmigrantes musulmanes y de los habitantes del mundo musulmán. Aquellos (los buenistas) culpabilizan a los occidentales en general, y a los europeos en particular, por las cruzadas, por el colonialismo y por la explotación económica a que pueden sometidos muchos de los inmigrantes musulmanes en el Viejo Continente como factores causantes de las simpatías y filias de muchísimos musulmanes hacia el salafismo y el yihadismo.

Estos buenistas extrema izquierdistas o izquierdistas apelan a la superioridad europea etnocentrista que cree que cualquier inmigrante musulmán admirará las bondades “supremas” de una Europa más justa, solidaria, igualitaria, fraterna y libre. Así mismo estos buenistas, como nuevos misioneros del medioevo pero en versión moderna siglo XXI, creen que si Europa ahonda en la libertad, igualdad y fraternidad los musulmanes en general, y los salafistas y yihadistas en particular, se convertirán en firmes partidarios de la democracia y abandonarán las veleidades terroristas del yihadismo.

Estos izquierdistas buenistas, muchos de ellos nostálgicos del Gulag y herederos de Stalín, que como nuevos conversos han abrazado tardíamente la democracia formal de los países capitalistas, parecen haber olvidado que a nivel histórico la democracia en Europa es muy reciente, y que el Islam, el salafismo y el yihadismo llevan una andadura íntimamente entrelazada de 13 siglos de historia. También estos buenistas “olvidan” que para los salafistas y yihadistas la Sharía, (la ley islámica), es muy, muy, superior en rango a la democracia, al considerar y aceptar firmemente que aquella (la Sharía) es de naturaleza divina al haber sido dada por Alá. Por lo que para un salafista y un yihadista es anatema y condenación espiritual obedecer las leyes humanas si entran en contradicción con la Sharía. La Sharía predica la superioridad del Islam sobre cualquier otra creencia religiosa o ideología, y pide la exclusión paulatina de las otras religiones que no sea el Islam. La Sharía prohíbe abandonar y apostatar del Islam, bajo pena de muerte; predica la inferioridad de la mujer respecto al hombre y su sumisión a éste; obliga a la mujer ir velada; exige la pena de muerte al homosexual; castiga con la flagelación al que ha bebido alcohol y con la lapidación al que comete adulterio asi como la amputación de manos y pies cruzados al ladronzuelo, (no al ladrón de guante blanco ni al corrupto); impone la decapitación del infiel; la obligación de la Yihad para expandir el Islam, y una larga serie de castigos y prohibiciones siendo muchísimo más fácil encontrar la cuadratura del círculo que encuadrar la Sharía en la democracia.

Los izquierdistas buenistas niegan la Historia al considerar que el salafismo y yihadismo no son parte del Islam, creyéndose ellos (los buenistas) poseedores de la gracia y potestad de calificar quienes son parte del Islam, así como de conocer el “verdadero” Islam. Estos izquierdistas buenistas no tienen reparo alguno en calificar la Inquisición como Católica pero si repudian aceptar que el salafismo y el yihadismo son parte de la historia del Islam. Considerar que el salafismo y el yihadismo y sus horrendos crímenes, asesinatos y carnicerías, no son parte del Islam, es como rechazar que la Inquisición no es parte de la historia de la Iglesia Católica, cuando los mismos últimos Papas han pedido perdón repetidas veces a judíos, así como también a protestantes y valdenses por los crímenes perpetrados por la Inquisición e Iglesia durante siglos. Argumentar que el salafismo y el islamismo y sus horrendos crímenes no son parte del Islam es como rechazar que el nacional-socialismo y sus horrendos crímenes en campos de concentración y de exterminio no son parte de la historia de Alemania.

No toda la historia de la Iglesia Católica se circunscribe a la Inquisición, en absoluto; ni toda la historia de Alemania a la del nazismo, en absoluto; ni toda la historia del Islam se contienen en el salafismo y yihadismo. Pero no menos cierto es que desde el mismo nacimiento del Islam, el salafismo y el yihadismo han acompañado al Islam como una parte constituyente y esencial de este.

Estos buenistas obvian y evitan recordar que al nazismo no se le ganó con el buenismo, ni con la autoflagelación de las víctimas. Al nazismo se le venció con las armas, no se le convenció, así mismo al terrorismo yihadista no se le convence, se le vence.

Aparentemente en las antípodas de los extrema izquierdistas buenistas se hallan los seguidores de Donald Trump, el aspirante a la nominación republicana para las elecciones de Presidente de los EEUU, que estigmatizan a todo musulmán por el hecho de haber nacido musulmán, lo que empujará a los musulmanes nominales a los brazos de los salafistas al verse rechazados por el resto de conciudadanos por el mero hecho de profesar la religión del Islam. Tanto unos como los otros (los buenistas como los Donald Trump) son cara y cruz de la misma moneda. Unos retroalimentan a los otros, y tanto unos como los otros mienten y faltan seriamente a la verdad.

La realidad se impone a pesar de las teorías buenistas y de las estigmatizadoras de los Donald Trump de turno que pretenden esconderla. Cuanto más pronto se desenmascaren ambas teorías, mucho mejor para llevar a cabo la defensa de las víctimas del yihadismo, calificadas de “infieles” por los muyahidines (yihadistas): judíos, cristianos, yazidíes, musulmanes nominales, aunque precisamente en su mayor cuantía las víctimas son estos (los musulmanes nominales), conceptuados por los verdugos salafistas y yihadistas de “hipócritas” y falsos musulmanes a los que es “lícito” (por la Sharía) asesinar.




Buenismo frente a terrorismo

Existe en prácticamente toda la Europa Occidental, y por supuesto en España, una ola de lo que ha venido en llamarse “buenismo” en relación a la guerra que mantenemos contra el Daesh. Personalmente no sé cuál es la mejor táctica para enfrentarse a ellos. Es posible que la guerra indiscriminada no porque en ella siempre caerán inocentes que nada tienen que ver con el conflicto. Pero tampoco la habitual vía civilizada del diálogo. Sabido es que cualquier tipo de fanatismo, ya sea religioso o político deja convertidas a las personas en los animales que más tiempo resisten sin pensar racionalmente.

En el diálogo se supone que se produce un intercambio de opiniones en ambos sentidos. Pero a los extremistas no les importa tu opinión. Es más: resulta dudoso que sus dañados cerebros puedan escuchar, y menos aún asimilar tus argumentos. Y si no me crees, trata de discutir con alguno de esos sectarios que se autodenominan parte del Cristianismo y que periódicamente llaman a la puerta de tu casa para inculcarte sus estúpidos principios. Paciente, incluso cortésmente es posible que te dejen hablar (un puntito a su favor) pero en cuanto acaben de hacerlo soltarán su espiche sin responder ni a una sola de las cuestiones por ti planteadas. No obstante, si les cierras la puerta en las narices, como suele ser lo habitual, se van pacíficamente sin tocarte ni un solo pelo.

No es el caso del enemigo al que nos enfrentamos ahora. Todos hemos visto fotografías de esos asesinatos inmisericordes que llevan a cabo los yihadistas, no ya sobre los enemigos que les combaten, sino contra cualquiera que se oponga a sus principios. Y yo últimamente he tenido la santa paciencia, o masoquismo, o llámese como se quiera, de ver completos algunos de esos espantosos vídeos.

Y si tú después de leer esto me acusas por no haberte avisado de que mi escrito podía herir tu sensibilidad, pues amigo, ajo y agua, porque poca cosa es tu sensibilidad herida frente a las heridas de verdad que estas personas(?) causan a algunos de sus semejantes.

Yo, como tú, he leído que degüellan a sus víctimas. Pero entérate de que no es un degüello limpio, sino más parecido a la matanza de un cerdo, pues eso somos para ellos. Con tremendos cuchillos tipo Rambo, literalmente sierran la garganta de sus víctimas lentamente, con lo cual te puedes imaginar el horrible sufrimiento de ese pobre ser humano hasta que muere.

Tampoco está mal otras ejecuciones que llevan a cabo introduciendo a los prisioneros en una jaula que van sumergiendo, también con sádica lentitud, gozándose en las contorsiones y desesperados esfuerzos de los enjaulados por forzar los barrotes y escapar, cosa que obviamente nunca consiguen. No tengo ni idea de cuan terrible pueda ser la muerte por ahogamiento, pero tápate la nariz y la boca un rato y me lo cuentas…

Hay otras ejecuciones bastante más espectaculares. Una fila de condenados, eso sí, como todos arrodillados frente a sus verdugos para mayor humillación, son unidos por unos cables que portan explosivos, uno para cada víctima. Con un detonador, o incluso con un móvil usado como mando a distancia, hacen explotar el invento, e inmediatamente, se pueden ver entre las nubes de humo, fragmentos de los condenados volar en todas direcciones… una cabeza por aquí, una pierna por allá… Y para rematar el espectáculo, se te ofrece una vista final de los restos. Es así como podemos observar un rostro inundado de sangre, al que le falta medio cráneo, con los ojos muy abiertos, mirando quién sabe hacia dónde…

Por no hablar de esos despeñamientos que reservan, por ejemplo, para los homosexuales, que son arrojados desde lo alto de una torre o cualquier otra elevación hasta que literalmente se estrellan contra el suelo. Sólo cabe esperar que las pobres criaturas al menos mueran rápidamente a consecuencia del impacto.

Y lamento confesarlo, pero mi escaso buenismo también vuela hasta perderse de vista al contemplar tan horripilantes espectáculos. Se me pone un velo rojo ante los ojos, me convierto igualmente en un animal salvaje que desearía ver destruidos a semejante calaña, no ya con bombas tradicionales, sino con algún arsenal atómico que los borre total y completamente para siempre del planeta y de la memoria.

¿Qué sentimiento está actuando sobre mí para convertir a un ciudadano tipo medio, razonablemente pacífico, dialogante y racional, en una bestia de destrucción masiva?

El miedo. Obviamente siento mucho miedo. ¡Qué digo miedo! Terror, pánico. Y sólo os pido que en lugar de esos pobres desdichados, imaginéis a vuestros hijos, padres, hermanos o amigos y entenderéis muy bien lo que os digo.

Así que no. Quizá belicismo total no, pero buenismo tampoco. Ya me diréis qué alternativas tenemos. Sí, sí… Pero esa, NO.





sábado, 26 de marzo de 2016

¡ALELUYA! ÉL VIVE: LA FE RENACE LA ESPERANZA Y CRECE EL AMOR



CANTO DE LA PASCUA

LA FE RENACE LA ESPERANZA, 
LA VIDA SURGE,
CRECE EL AMOR, FLORECE LA ALEGRÍA 
EN MEDIO DEL PUEBLO, 

PUES JESÚS RESUCITÓ,
EL DOLOR Y LA MUERTE 
Y LAS INJUSTICIAS NO HAN DE VENCER, 
SI JESÚS RESUCITA, 
OTRO MAÑANA, 
PUEBLO QUERIDO, TU VAS A VER.

Un canto me llena el corazón 
y despierta la alegría en todo mi pueblo, 
la muerte no es la última palabra 
y tampoco nuestra historia de sufrimiento,
ha resucitado, derrotó a la muerte. 
El que fue crucificado 
surgió triunfante como hombre nuevo, 
y su buena noticia va acabar con los miedos.

Un canto de vida y libertad resuena 
en nuestro pecho con gozo y fuerza; 
los brazos se ponen a luchar,
 creemos 
que la historia puede ser nueva,
Jesús resucita, su misión nos deja. 
Podemos también librar un mundo 
esclavo de sus cadenas; 
con Jesús venceremos opresión y miseria. 
Un canto de solidaridad ha nacido 
de la pascua y se esta escuchando, 
Jesús nos invita a caminar 
y a luchar todos unidos y a dar la mano; 
dar la mano al pobre y al desamparado, 
Jesús a resucitado podemos todos ya ser hermanos, 
¡Hay que unir nuestras manos! 
Nunca más separados.




SÁBADO SANTO: DIOS CALLARÁ DE GOZO AMOROSO POR TI



"Aquel día le dirán a Jerusalén:
“No temas, Sion;
No desfallezcan tus manos.
El Señor tu Dios está en medio de ti,
Salvador Victorioso;
Se gozará en ti con alegría,
En Su amor guardará silencio,
Se regocijará por ti con cantos de júbilo". 

Sof 3:16-17



El Sonido Del Silencio
Alex Campos

El sonido del silencio,
El que no quiero escuchar,
Es aquella noche fria,
La que quiero evitar
El sentirme descubierto
Cuando el sol me quemará

Para qué seguir riendo,
Cuando siento que no estás
Para qué quiero los mares,
Si mi barco se hundirá
Para qué seguir viviendo,
Si a lo lejos tú estás.

Que las fuerzas se me agotan,
Mi alba está por comenzar
Otro día en silencio
El que acaba de pasar…
Pasa y pasan los minutos
En mi oscura soledad
Soledad que se alimenta
Del silencio de tu boca
Esa boca que sonríe

Pronunciando así mi nombre
Aquel nombre que me diste,
Diciendo que sí mi amor
Es mi amor que en ti espera
Y que siempre esperará,
Es tu amor que me condena
A esta eterna libertad
Y aunque pasen mil silencios

Pronto sé que me hablarás
Pronto sé que me hablarás
El sonido del silencio,
Donde sé que escucharás
El susurro de mi canto
Y el grito de mi llamar
El llamado de mi alma

Pidiendo tu libertad
Yo quiero seguir riendo,
Aunque el llanto aquí está,
Aunque el barco se me hunda,
Sé que yo podré nadar…
La corriente de este río
A tu amor me llevará.

Tú eres mi fortaleza,
Mi escudo y mi lanza
Eres todo lo que tengo,
Cuando siento que no estás
Eres tú mi compañía
En esta oscura soledad…
Soledad que se alimenta,
Del silencio de tu boca…
Esa boca que sonríe, 
pronunciando así mi nombre
Aquel nombre que me diste,
Diciendo que sí mi amor
Es mi amor que en ti espera
Y que siempre esperará,
Es tu amor que me condena
A esta eterna libertad
Y aunque pasen mil silencios

Pronto sé que me hablarás…
Pronto sé que me hablarás…

Vuelve, vuelve el momento
De escucharte en tu silencio
Vuelve, vuelve el momento
De escucharte en tu silencio

Soledad que se alimenta,
Del silencio de tu boca
Esa boca que sonríe,
Pronunciando así mi nombre
Aquel nombre que me diste,
Diciendo que sí mi amor
Es mi amor que en ti espera
Y que siempre esperará,
Es tu amor que me condena
A esta eterna libertad
Y aunque pasen mil silencios

Pronto sé que me hablarás…
Pronto sé que me hablarás…


EL MESÍAS NAZI: ADOLF HITLER

Archivos secretos nazis: 




Adolf Hitler, un maníaco tirano empeñado en dominar el mundo. Como es posible que un artista en ciernes de Viena acabe convertido en el personaje más denostado de la historia? Un perfil psicológico ultrasecreto demuestra delirios, se creía la persona escogida por Dios para guiar a los alemanes al tercer reich, hasta el punto de creerse un dios, un faraón moderno. Esta es la increíble historia del auge y caída del mesías nazi.

Para el célebre historiador y documentalista británico Laurence Rees, ninguno como de qué manera consiguió arrastrar tras de sí, en la terrible espiral de la guerra y el genocidio, a millones de alemanes. El oscuro "carisma" de Hitler. Y advierte: "El poder del odio está infravalorado. Es más fácil unir a la gente alrededor del odio que en torno a cualquier creencia positiva". Como persona, señala Rees, Hitler era bastante lamentable. Un tipo psíquicamente “muy dañado, un PSICÓPATA, PSICÓTICO, PARANOICO, HISTÉRICO CON DELIRIOS MESIÁNICOS”. 






viernes, 25 de marzo de 2016

PARA ENTRAR EN TU PASCUA: ES LA HORA DE LA VIDA NUEVA


"Este «Dios crucificado» no permite una fe frívola y egoísta en un Dios omnipotente al servicio de nuestros caprichos y pretensiones. Este Dios nos pone mirando hacia el sufrimiento, el abandono y el desamparo de tantas víctimas de la injusticia y de las desgracias. Con este Dios nos encontramos cuando nos acercamos al sufrimiento de cualquier crucificado. 
Los cristianos seguimos dando toda clase de rodeos para no toparnos con el «Dios crucificado». 
Hemos aprendido, incluso, a levantar nuestra mirada hacia la Cruz del Señor, desviándola de los crucificados que están ante nuestros ojos. Sin embargo, la manera más auténtica de celebrar la Pasión del Señor es reavivar nuestra compasión. Sin esto, se diluye nuestra fe en el «Dios crucificado» y se abre la puerta a toda clase de manipulaciones. Que nuestro beso al Crucificado nos ponga siempre mirando hacia quienes, cerca o lejos de nosotros, viven sufriendo".



"Humaredas de Gracia"  
Nuestra gloria es la cruz de Cristo - M. Frisina

PARA ENTRAR EN TU PASCUA

Pasar de nuestros refugios a la plaza,
del silencio a la denuncia,
del miedo a la valentía,
de la mentira a la verdad,
de la seguridad a la intemperie,
del sueño a la vigilia,
de la estupidez a la sabiduría,
de la cerrazón a la apertura,
de la petición a la alabanza,
de la ley al Evangelio...

Pasar de nuestro mundo a la aldea de enfrente
de la indiferencia al compromiso,
de la cobardía al coraje,
del odio al perdón,
de la tristeza a la alegría,
del rencor a la reconciliación,
del ruido al silencio,
del desarraigo al arraigo,
de la posesión al compartir,
de la esclavitud a la libertad...

Pasar de nuestros dominios al reverso de la historia,
del agobio a la paz,
de la injusticia a la justicia,
de la indeferencia a la solicitud,
del egoísmo al amor,
del poder al servicio,
de la oscuridad a la luz,
del temor al gozo
de la sorpresa al seguimiento,
del desaliento a la esperanza...

Pasar de nuestro mundo a tu regazo,
de nuestra soledad a tu compañía...
¡Soltar lastre!
y preparar así tu pascua,
para pasar de la muerte a la vida. 


ES LA HORA DE LA VIDA NUEVA
PREGÓN PARA LA SEMANA SANTA

Es hora de entrar en la noche sin miedo,
de atravesar ciudades y pueblos,
de quemar lo viejo y comprar vino nuevo,
de quedarse en el corazón del mundo,
de creer en medio de la oscuridad y los truenos.
¡Es la hora de la vida nueva!

Es hora de levantarse del sueño,
de salir al balcón de la vida,
de mirar los rincones y el horizonte,
de asomarse al infinito aunque nos dé vértigo,
de anunciar, cantar y proclamar.
¡Es hora de la vida nueva!

Es hora de romper los esquemas de siempre,
de escuchar las palabras del silencio,
de cerrar los ojos para ver mejor,
de gustar su presencia callada,
de andar por los desiertos.
¡Es hora de la vida nueva!

Es hora de despertar al alba,
de descubrir su presencia entre nosotros,
de iniciar caminos nuevos,
de andar en confianza,
de pasar a la otra orilla.
¡Es la hora de la vida nueva!

Es la hora de confesar la vida,
de hablar poco y vivir mucho,
de arriesgarlo todo apostando por Él,
de sentarse a la mesa y calentar el corazón,
de esperar contra toda esperanza.
¡Es la hora de la vida nueva!

Es la hora del paso de Dios por nuestro mundo
lavando los pies y las heridas más íntimas,
acercándose a nuestras miserias y sembrando esperanza,
levantando la vida que se cae o es derribada
llenando de semillas nuestras alforjas vacías.
¡Es la hora de la vida nueva!

Florentino Ulibarri

Dános la Paz - Salomé Arricibita