EL Rincón de Yanka: 2013

inicio








martes, 31 de diciembre de 2013

LA TRAICIÓN DE LOS INTELECTUALES (LOS HABLAPAJA)


"El campo del intelectual es por definición la conciencia. Un intelectual que no comprende lo que pasa en su tiempo y en su país es una contradicción andante y el que comprendiendo no actúa tendrá un lugar en la antología del llanto pero no en la historia viva de su tierra".

"El pueblo aprendió que estaba solo... El pueblo aprendió que estaba solo y que debía pelear por sí mismo y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza".

"De los políticos sólo podíamos esperar el engaño, la única revolución definitiva es la que hace el pueblo y dirigen los trabajadores".

Rodolfo Walsh



"LA HIPOCRESÍA SE INSTALÓ 
ENTRE NOSOTROS, 
Y YA FORMA PARTE 
DE NUESTRA IDIOTEZCRASIA".

M. Enrique Duirán Ramírez


*********************************
Los HABLAPAJA son los que piensan 

como cubanos castristas 
y viven como gringos progres ricachones. 
¡Cuantos hay, estamos rodeados...!

Dan conferencias cobrando miles de $, son famosos dando entrevistas muy bien remuneradas, viviendo en mansiones y promocionando el comunismo para los otros...




LA TRAICIÓN DE LOS INTELECTUALES 



 La inteligencia NO DEBERÍA estar subordinada a los sentimientos POR ENCIMA DE LA RAZÓN.



"El intelectual debería de ser -según Benda- el defensor de lo eterno, de las verdades universales". 

En 1927, Julien Benda -filósofo y escritor francés de origen judío- publicó su libro más conocido- "La trahison des clercs" (La traición de los intelectuales)-, que se inserta de lleno en el núcleo duro de su pensamiento. Este, nítidamente racionalista, afirma que el hecho de que la realidad sea siempre dinámica no quiere decir que también tengan que ser dinámicos los conceptos mediante los cuales esta realidad es aprehendida. La movilidad de la realidad no es la de los conceptos. Estos, pues, deben ser defendidos, sin relativizaciones de oportunidad. En este núcleo se encuentra la tesis de "La traición de los intelectuales", que ya anticipó en una entrevista concedida en 1925 a las Nouvelles Littéraries, en el que denunciaba la apuesta generalizada por todo lo que es "puramente temporal", con "desprecio de todo valor propiamente ideal y desinteresado". "Los hombres - decía Benda - ya no tienen más que dos religiones: para unos, la nación, para otros, la clase. Dos formas, aunque pretendan lo contrario, de lo más puramente temporales. Los hombres que tenían como función predicar el amor a un ideal, el supratemporal (los hombres de letras, los filósofos, digámoslo con una sola palabra, los intelectuales, los homo academicus), no sólo no lo han hecho, sino que han trabajado para fortalecer estas religiones de lo terrenal: Barrès, Bourget, Nietzsche, Marx, Péguy, Sorel, D'Annunzio, todos los moralistas influyentes de este último medio siglo, han sido secos profesores de realismo [...]. Esto es lo que yo llamo la traición de los intelectuales". 

La traición de los intelectuales no es, pues, para Benda, comprometerse con una determinada opción política -alaba a Zola en el caso Dreyfus -, sino que radica en subordinar la inteligencia a unas posturas que vienen dadas por el sentimiento, infringiendo así su obligación principal: defender siempre los derechos de la razón frente a los asaltos de los que es objeto, desde finales del siglo XIX, en nombre de la familia, la raza, la patria y la clase. El intelectual debería ser -según Benda- el defensor de lo eterno, de las verdades universales, sin fijarse como objetivo inmediato un resultado práctico, pero -añade- se observa una tendencia general de los intelectuales contemporáneos a perder de vista los valores desinteresados y abrazar las disputas contingentes. "Nuestro siglo -decía refiriéndose al siglo XX- habrá sido propiamente el siglo de la organización intelectual de los odios políticos". Los odios aludidos por Benda son las pasiones de raza (el antisemitismo, la xenofobia y el nacionalismo judío), las pasiones de clase (el radicalismo burgués y el marxismo), y las pasiones nacionales (el nacionalismo y el militarismo). En conclusión, Benda denunció como traidores -según Michel Winnock- a los escritores que adoptaron el culto de lo particular abandonando lo universal, siguiendo en esto el pensamiento romántico alemán del siglo XIX y con abdicación de la razón frente a la embestida del sentimiento. Se ha destacado que la obra de Benda fue doblemente profética. Por un lado, denunció la inteligencia que daba justificaciones eruditas y literarias para el desencadenamiento de las pasiones particulares, y, por otro, anunciaba aquello en lo que se convertirían las sociedades que anulasen todo poder espiritual independiente: en regímenes totalitarios. 

En 1955, Raymond Aron publicó "L'opium des intellectuels" (El opio de los intelectuales), libro que los críticos relacionaron con la obra de Benda . Un libro en el que trata de "bajar la poesía de la ideología al nivel de la prosa de la realidad". Es una crítica del fanatismo , de cualquier fanatismo . Porque -dice Aron - " no se deja de amar a Dios para que se renuncie a convertir a los paganos y a los judíos por las armas, y para que no se repita que fuera de la Iglesia no hay salvación". Por lo tanto, tampoco "se dejará de aspirar a una sociedad menos injusta y a un destino común menos cruel por negarse a transfigurar una clase, una técnica de acción o un sistema ideológico". El tema es, por tanto, el desorden moral e intelectual que provoca adherirse a ciertas ideologías. ¿Por qué -se pregunta Aron- hay intelectuales que son "implacables con los defectos de la democracia pero están dispuestos a tolerar los peores crímenes siempre que sean cometidos en nombre de la doctrina correcta? "El título del libro de Aron es una inversión de la frase de Marx de que la religión es "el opio de los pueblos". En realidad, el marxismo nunca ha sido el narcótico del pueblo (¿?). Ha sido el opio de los intelectuales. 

La crítica de la época de la aparición del libro de Aron mostró una división social en bloques. La izquierda -con Maurice Duverger al frente- descalificó a Aron sin miramientos, y le acusó de querer justificar su falta de compromiso, la derecha encomio su crítica de los "mandarines "ensoberbecidos, y el centro aceptó, con matizaciones y reservas, su crítica del dogmatismo de los intelectuales progresistas. Hoy , más de medio siglo después, tanto "El Opio", como "La traición" de los intelectuales siguen estando vigentes por lo que tienen de denuncia de lo que constituye la perversión máxima de la actividad intelectual: defender un dogma -sea el que sea - sin contrastarlo a la luz de la razón, para ponerlo al servicio de un proyecto de dominación disimulado bajo la más variada gama de apelaciones sentimentales. Se dice que Diógenes paseaba por Atenas con una lámpara, a la luz del día, buscando un hombre y no lo encontraba. Tal vez lo tendría aún más difícil hoy, para encontrar un intelectual que preserve su independencia al servicio de las cuatro ideas básicas que definen nuestra civilización. 


VER+: 
Se puede ser intelectual sin ser inteligente



*************************************





lunes, 30 de diciembre de 2013

¿DÓNDE ESTÁN LAS ROSAS? ¿LAS ROSAS DE LA ALEGRÍA DE VIVIR? ¿DÓNDE ESTÁN?


"Siempre hay aroma en las manos 
que regalan flores"



¿Dónde están las Rosas?
¿Las Rosas de la Alegría de Vivir?
¿Las Rosas de las cosas bellas y buenas?
¿Dónde están?
Pocos las ven, pocos oyen hablar de ellas.

¿Dónde han ido a parar las Rosas
de aquellas pequeñas alegrías que existían en
nosotros y que podíamos ofrecernos 
los unos a los otros?
Tú tienes un corazón y alguien necesita de TI.
Prepara tus Rosas.
Las Rosas realizan milagros.
Rosas corrientes y sencillas:
una sonrisa, una palabra amable, 
un gesto amigable.

La Rosa más sencilla si sale del corazón
habla de un trozo de Cielo sobre la Tierra,
donde para cada angustia,
cada sufrimiento, cada lágrima,
existe un dulce consuelo.

Creo en el milagro de las Rosas,
si no se olvida que cada Día
se nos da como una Eternidad para ser Feliz.
Creo en la Primavera sobre el mundo 
si en cada casa,
carretera o ciudad uno dice a otro:
"Te Amo!"

Digámoslo con o sin palabras,
con una sonrisa, un apretón de manos.
Digámoslo con mil pequeños detalles,
todos los días de nuevo:

"¡Te Amo!"

(Desconozco autoría)

*
Gracias por existir...
y dedicado a Rosa, Rosiña...
(El escaparate de Rosa)
¡GRACIAS POR TODO Y POR TANTO!
Gracias por ser Rosa para los demás...
Y por mostrarnos el particular perfume de tu amistad...
Yanka





VER+:
Cómo sigue tu rosa




sábado, 28 de diciembre de 2013

"NO ES LO QUE SOY, ES LO QUE TENGO": LA HIPOCRESÍA DE LA PUBLICIDAD: DECIR LO CONTRARIO DE LO QUE SE PUBLICITA

LA HIPOCRESÍA SE INSTALÓ 
ENTRE NOSOTROS, 
Y YA FORMA PARTE 
DE NUESTRA IDIOTEZCRASIA

******************************

"NO ES LO QUE SOY, 
ES LO QUE TENGO"



LA HIPÓCRITA PUBLICIDAD DICE 
LO CONTRARIO DE LO QUE PUBLICITA



Sólo la verdad es moral, la mentira es inmoral. La verdad purifica, la mentira corrompe. La sociedad es insensata e insiste en engañarse, y nosotros con ella. El continuo embuste que nos imponemos consume, como un lento veneno, todas nuestras fuerzas vitales, y hasta llegamos a encontrar cierta complacencia morbosa en alimentar con nuestra carne y nuestra sangre al gusano roedor que nos devora.
Sólo la verdad puede salvar al mundo. Ella debe permanecer siempre y en todo lugar con nosotros. La mentira es la causa de nuestra debilidad. Los seres humanos hemos seguido siempre, en toda nuestra historia y en la actualidad, el camino de la mentira, la sinrazón y la barbarie. Para que esta brutalidad y este abatimiento espiritual se disuelvan es imprescindible que seamos conscientes y obremos adecuadamente. Sólo las personas espirituales tienen ánimo, valor y fuerza suficientes para no mentir a los demás ni engañarse a sí mismas, para ser y conocer lo que son.

Un buen paso para apreciar el error que se encuentra en la sociedad es distinguir lo que son emociones mundanas y lo que son sentimientos profundos. Veremos la diferencia si comparamos lo que sentimos, por ejemplo, cuando nos aplauden y cuando vivimos la naturaleza, o cuando obtenemos algún éxito, cuando llegamos “arriba” y cuando disfrutamos realmente con nuestro trabajo, cuando somos los jefes y tenemos poder y cuando disfrutamos de la compañía de compañeros y de amigos.
Las emociones mundanas son ilusiones que únicamente producen vacío y dolor. Proceden de nuestra propia “glorificación” y “promoción”, es decir, de nuestro ego. Son inventadas por nuestra sociedad y nuestra cultura para que seamos productivos y podamos ser controlados. Ver la realidad nos libera de nuestros condicionamientos y del control que la sociedad ejerce sobre nosotros. Un control tan desmesurado y brutal que librarnos de él es tanto como morir.

La sociedad está llena de deseos y de apegos. Si un miembro suyo se encuentra apegado al poder, al dinero, a la prosperidad y al éxito, si desea y busca todas estas cosas como si su felicidad dependiera de ellas, será considerado como un miembro dinámico, trabajador y productivo para la sociedad. Pero casi nadie ve que si una persona persigue esas cosas destruirá su vida y se convertirá en un ser duro, frío e insensible con los demás y consigo mismo, en un verdadero infeliz. Es sorprendente cómo la sociedad le considerará entonces un ciudadano como es debido, y sus parientes y amigos se sentirán orgullosos del “status” que ha alcanzado. Es muy difícil conocer a nadie de los que llamamos respetables que vivan de manera espiritual, sensible y amorosa, y no cedan a la presión de deseos y de apegos. Si de verdad fuéramos conscientes de ello alejaríamos de nuestro interior todo deseo y todo apego, como haríamos con una serpiente que se nos hubiera caído encima. Quienes son espirituales ven la podredumbre de esta cultura que se basa en la codicia, el apego, la insensibilidad y la dureza del desamor. Por ello actúan con libertad.


VER+:
EL SER SUPERFICIAL
http://elrincondeyanka.blogspot.com.es/2013/05/el-ser-superficial-y-la-sociedad.html


PUBLICIDAD Y CONTRAPUBLICIDAD http://elrincondeyanka.blogspot.com.es/2009/08/publicidad-y-contrapublicidad-enganosa.html


viernes, 27 de diciembre de 2013

LA MASCULINIDAD VARONIL, POLÍTICAMENTE INCORRECTA







El hombre del siglo XXI se ha feminizado por el temor a manifestar una masculinidad que ahora se considera políticamente incorrecta y por la creencia social de que cualquier alarde de su genética supone un acto nocivo para el desarrollo personal y educativo, alerta la doctora universitaria María Calvo, experta mundial en educación diferencial.



“Tras siglos de una lucha más o menos silenciosa, la mujer ha conseguido situarse en el lugar que legítimamente les corresponde conforme a su dignidad y derechos, pero el hombre parece estar aún desubicado”, subraya Calvo en su reciente ensayo “La masculinidad robada”. La feminidad masculina

Así, las presiones inducidas por las teorías más feministas con poder institucional hace que haya cambiado el rol típico y tópico del hombre en la sociedad actual, “dejando tras de sí un paisaje social irreconocible que genera cierta confusión, y que prioriza las pautas de comportamiento femeninas y su habilidades, especialmente en un entorno escolar”. 

Según María Calvo “el estilo femenino de actuación se ha impuesto hasta tal punto que se ha producido un visible retroceso en los niños y en los jóvenes varones ya que sus intereses no son valorados y las tendencias de su comportamiento innato no son toleradas; no se comprenden, y por lo tanto no se respetan…”.

María Calvo sostiene que los varones se han feminizado por el temor a manifestar una masculinidad que, ahora, se considera nociva para el concreto desarrollo personal y educativo de los hombres, y se apoya en estudios e informes elaborados por prestigiosos profesionales.

Las feministas odian tanto la feminidad como la masculinidad

Esta doctora en Derecho Administrativo sostiene que la feminización del hombre se fomenta y esos componentes genéticos que les llevan a ser introspectivos, a tener actitudes en apariencia desafiantes o a la asunción y pasión por el riesgo, “ni se comprenden ni se respetan”.

“Aunque vivamos todavía en una sociedad dominada en gran medida por los hombres, las transformaciones en el mundo infantil son ostensibles, y no siempre para bien, y los varones sufren una grave crisis de identidad desde que comienzan a tener conciencia de sí mismos”, reflexiona María Calvo.

A su juicio, “en este ambiente social y educativo crece toda una generación de niños incomprendidos que aumenta la estadística de fracaso escolar, con problemas de conducta, depresiones, consumo de drogas en los casos más extremos, o hiperactividad.

El presente libro de María Calvo pone sobre la mesa una realidad actual aún políticamente incorrecta, explicando las causas que la han causado e intentando aportar soluciones.

Esta madrileña, que ejerce como profesora titular en la Universidad Carlos III de Madrid, ha dedicado toda su trayectoria profesional a la docencia y la investigación, tanto en España como en la Universidad de Harvard (Estados Unidos). 

Considerada una de las mayores expertas en educación diferenciada, ha escrito también los libros “Los niños con los niños, las niñas con las niñas” (2005); “Iguales pero diferentes”(2007); “ Hombres y mujeres. Cerebro y educación”; ( 2008), “Guía para una educación diferenciada” (Toromítico, 2009), y “La masculinidad robada”, (2011).


                                                 

                                                             EL VIDEO QUE EL LOBBY GAY NO QUIERE QUE SE VEA






jueves, 26 de diciembre de 2013

NAVIDAD ERES TÚ






NAVIDAD ERES TÚ….

Navidad 
eres tú cuando
 decides nacer de nuevo, 
cada día y dejar entrar a Dios 
en tu alma.

El 
pino
 de navidad 
eres tú cuando
 resistes vigoroso
 a los vientos y las dificultades
de la vida.

Los 
adornos 
de Navidad 
eres tú cuando 
con tus virtudes 
son colores que adornan 
tu vida.

La 
campana
 de Navidad
 eres tú cuando
 llamas, congregas 
y buscas unir.

Eres
 también
 Luz de Navidad
 cuando iluminas
 con tu vida el camino
 de los demás, con bondad,
 paciencia, alegría 
y generosidad.

El 
pesebre
 de Navidad
 eres tú cuando
 te haces pobre
 para enriquecer
 a todos y acoges al niño
 Dios en tu corazón.

Los
 Ángeles
 de Navidad 
eres tú cuando
 cantas al mundo
 un mensaje de paz,
 de justicia y de amor.

Eres
 también
 los Pastores
 de Navidad
 cuando llenas
 tu corazón con aquel
 que lo tiene todo.

La
 estrella
 de Navidad
 eres tú cuando
 conduces a otros
 al encuentro consigo 
mismo.

La
 vela
 de Navidad
 eres tú cuando
 decides iluminar
 el lugar en donde 
estás.

La
 música
 de Navidad
 eres tú cuando
 conquistas la armonía
 dentro 
de ti.

El
 regalo
 de Navidad
 eres tú cuando
 eres de verdad amigo
 y hermano de todo 
Ser Humano.

La
 tarjeta
 de Navidad
 eres tú cuando
 la bondad esta escrita
 en tus 
manos.

La
 felicitación
 de Navidad 
eres tú, cuando perdonas
 y restableces 
la paz.

La
 cena
 de Navidad
 eres tú cuando
 sacias de pan y esperanza
 al que no 
la tiene.

La
 fiesta
 de Navidad
 eres tú cuando dejas
 el luto y te vistes 
de gala.

Sí… 
tú eres
 la Noche
 de Feliz Navidad
 cuando humildemente
 y consciente recibes
 en el silencio de la noche
 al Salvador del Mundo, sin ruidos,
 ni gran aparatosidad; 
tu sonrisa de confianza
 y de ternura en la contemplación interior
 de una Navidad perenne que establece 
el Reino dentro 
de Ti.

Navidad eres tú cuando decides nacer de nuevo, 
cada día y dejar entrar a Dios en tu alma.


Desconozco autoría

VER+: 
TÚ MISMO ERES NAVIDAD



martes, 24 de diciembre de 2013

SAN FELIPE (FILIPPO) NERI: EL SANTO DEL BUEN HUMOR Y DE LA ALEGRÍA BENEDICENTE






Un rasgo de Felipe (Filippo) Neri que llamó profundamente la atención de Newman, porque reconoció allí convicciones y comportamientos que él mismo había formado y practicado en sus años anglicanos. Era una visión positiva del mundo y de sus posibilidades para abrirse al Evangelio. 

Felipe se “dio cuenta de que el mal había de ser vencido no con discusiones, ni con ciencia, ni con protestas o advertencias, ni tampoco por el religioso retirado del mundo, sino por medio de la gran fascinación contraria que surge de la pureza de alma y de la Verdad. Y para los que decían que el Evangelio era muy difícil, respondía que porque era Sencillo.





lunes, 23 de diciembre de 2013

DOROTHY DAY: LA PRIMERA QUE SERÁ SANTA PERIODISTA









































Una SANTA de NUESTRA ÉPOCA


Periodista y escritora, nacida en Nueva York en 1897. Se ha dicho de ella que es posiblemente la figura más importante del catolicismo norteamericano del siglo xx. Pero una católica practicante difícil de clasificar. Desde muy joven sintió una enorme atracción por los desheredados («yo estaba enamorada de las masas»; «los pobres y oprimidos llenaban mi corazón») y esto le llevó muy pronto a unirse como periodista a movimientos radicales. Pero al mismo tiempo, por un anhelo parecido, fue acercándose a la Iglesia católica, hasta bautizarse en ella a la edad de treinta años: «ser católico en Norteamérica no era elegante… los católicos eran la gran masa de pobres… y este hecho también me llevó a Iglesia». La contemplación de la realidad, su inmersión en ella, la permanente conmoción ante la indefensión de las mayorías la llevaron progresivamente a desprenderse de todo para poner sus talentos al servicio de los últimos y hacer que su genio periodístico despertara la conciencia pública: «Es tan poco lo que uno puede hacer… vaciar los bolsillos, dar lo que tiene… y escribir».

Admirada y criticada al mismo tiempo por unos y otros. Socialistas y anarquistas respetaban su compromiso cotidiano con los pobres y su oposición al capitalismo, pero desconfiaban de su inserción eclesial. En el seno de la propia Iglesia ocurría algo parecido, generaba gran admiración su coherencia de vida y talante profético, pero no pocas veces se criticaba su radicalidad social y su pacifismo, que la llevó en distintas ocasiones a la cárcel. Ella deseaba la síntesis: sostener a un tiempo fe, esperanza, compromiso, espiritualidad, amor, militancia, revolución social. Una búsqueda hacia lo bello y lo justo para ofrecer su vida a la humanidad, el Cuerpo místico de Cristo.

La Biblia, la Doctrina Social de la Iglesia, los santos y los grandes de la literatura como Dostoievski, Tolstoi, Dickens, entre otros, la enseñaron a caminar por esta difícil senda del cristianismo. Una mujer entre la perfecta pobreza de Francisco de Asís y su alegría, entre el humor y la vitalidad emprendedora de Teresa de Jesús, entre la mística de Agustín de Hipona y la introspección de Ignacio de Loyola. No fueron sus únicos referentes, pero todos ellos alimentaron su espíritu. «Tengo hambre del pan de los fuertes. Yo también tengo que alimentarme para hacer el trabajo que he emprendido. Yo también tengo que beber en estos ricos manantiales para no ser una cisterna seca, incapacitada para servir a los demás».

En los años treinta, como respuesta a los males de la Gran Depresión (desempleo, desahucios, exclusión…) crea junto a Peter Maurin The Catholic Worker, un movimiento social dirigido en sentido amplio a trabajadores, pero muy especialmente a desposeídos y explotados. Desde entonces, su hogar será una de las casas de acogida del movimiento: «Yo soy madre, y la madre de una familia muy numerosa, por cierto. Ser madre es plenitud, es entrega a otros, es Amor, y, por lo tanto, es sufrimiento. Él ha hecho ‘asentar a la estéril en su casa’, madre feliz con hijos».

En sus textos y sobre todo en su autobiografía (La larga soledad), contemplamos el despliegue de su voluntad y su esperanza, el amor a los demás y a los más pobres en especial; la observamos como oyente de la Palabra; con un gusto siempre urgente por la soledad y el retiro, y un espíritu de adoración por todo. La descubrimos sosteniendo las polaridades del credo cristiano: providencia y justicia, tradición y revolución, religiosidad y política, porque todas ellas conformaron su hambre espiritual y la profunda búsqueda que orientó su vida.

De Dorothy Day podemos decir con verdad lo que ella misma escribió de su amigo Peter a los pocos días de su funeral: «Su amor a Dios le hacía amar al prójimo, sacrificar su vida por los hermanos, denunciar a voz en grito los males de la época: el Estado, la guerra, la usura, la degradación del hombre, la falta de una filosofía del trabajo… Cantó las delicias de la pobreza (no hablaba de indigencia) como un medio para avanzar en dirección a la tierra, para recuperar las queridas cosas naturales de la tierra y el cielo, del hogar». Las líneas de su retrato espiritual.

Dorothy viajó por media América durante 40 años hablando en escuelas, parroquias, visitando a huelguistas, ayudando a arrendatarios expropiados... "Hay que vivir con los pobres y tomar parte también en sus sufrimientos. Hay que renunciar a la vida privada y a todas las comodidades intelectuales y espirituales juntamente con las corporales". 

Cuando la amenaza atómica se hizo apremiante, el pacifismo ocupó el primer lugar de temas del "Catholic Worker" que ya, en la Segunda Guerra Mundial, había apoyado a los que se negaban a ir al servicio o a pagar impuestos. "Toda guerra es un crimen contra los más pobres y la crueldad de la guerra moderna ha de incitar a desenterrar de nuevo la tradición pacifista olvidada por los cristianos". 

En el último período de sus 83 años de vida siguió luchando contra la mentalidad de consumo que utiliza el capitalismo: -"Uno de los mayores pecados es instilar en el corazón del trabajador el ansia compulsiva de vender la libertad y el honor para satisfacer los deseos promovidos por la publicidad. Las guerras tienen que ver con la promoción de nuestro estilo de vida consumidor" e intentó animar a los jóvenes a vivir con la Iglesia a menudo tan difícil de comprender. Su propio movimiento era un ejemplo de la libertad que es posible dentro de ella.

Dorothy Day murió en 1980. The Catholic Worker contaba entonces con 70 casas de acogida, cuatro comunas agrarias y un periódico con una tirada de 95.000 ejemplares. «Somos la escoria de todo –como decía san Pablo– y, no obstante, sabemos que hemos conseguido grandes cosas en estos cortos años, y la gloria no es nuestra. Dios ha elegido lo débil para confundir a lo fuerte, a los locos de esta tierra para confundir a los sabios».
El periódico "The Catholic Worker" continúa en circulación y sigue costado el mismo precio que cuando recién fue lanzado: 1 centavo de dólar.

La Iglesia la ha declarado ‘sierva de Dios’ y su proceso de canonización sigue adelante.









domingo, 22 de diciembre de 2013

12 AÑOS DE ESCLAVITUD (12 YEARS A SLAVE) SOLOMON NORTHUP


"NO QUIERO SOBREVIVIR. 
¡QUIERO VIVIR!"




LA EXTRAORDINARIA HISTORIA REAL 

DE SOLOMON NORTHUP

En los años previos a la Guerra Civil de Estados Unidos, Solomon Northup (Chiwetel Ejiofor), un hombre negro libre que vive en Nueva York, es secuestrado y vendido como esclavo. Solomon deberá luchar no sólo por continuar vivo sino también por preservar su dignidad frente a la crueldad de su amo (Michael Fassbender). Su esperanza, alimentada por inesperados gestos de amabilidad y ayuda, no le abandonará a lo largo de su odisea de doce años. La oportunidad de Solomon de conocer a un abolicionista canadiense (Brad Pitt) cambiará su vida para siempre.








SUBLIME GRACIA (AMAZING GRACE): WILLIAM WILBERFORCE


«Somos demasiado jóvenes para darnos cuenta 

de que es imposible. Por eso lo haremos».





LA FE QUE IMPULSÓ SU LUCHA SOCIAL



Wilberforce era cristiano, pero muchos olvidan ese aspecto de su vida, por considerarlo secundario. La Biblia fue la que le inspiró a trabajar por la justicia y la libertad. “Si dejamos que sea Wilberforce el que hable por sí mismo, la respuesta es obvia. La motivación para enfrentarse a una tarea que parecía imposible de alcanzar, le vino de su experiencia de conversión a Cristo por un lado, y de un renovado estudio de las Escrituras por otro”.


"Me acusa de fanático. Si percibir vívidamente el sufrimiento de mis coterráneos es ser un fanático, entonces soy uno de los fanáticos mas incurables que jamás permitieran andar suelto".

Tanto Wilberforce como sus contemporáneos apuntaron a la importancia de la fe en varias ocasiones. “Gente como John Newton, autor de famoso himno Amazing Grace (“Sublime Gracia” ), y otros, le animaron”. Fue “la experiencia de la Gracia de Dios en Cristo lo que le motivó para luchar desinteresadamente por el bienestar de los más oprimidos”.

La Palabra de Dios es luz para la humanidad misma, “un libro tan denostado y desconocido como la Biblia haya sido a lo largo de la Historia, el catalizador de inmensos y profundos cambios sociales”. “Esta es una de las grandes sorpresas que se lleva uno al estudiar el proceso que llevó a la abolición del tráfico de esclavos, y de la esclavitud misma en el siglo XIX”.

“De un renovado estudio de la Biblia surge un dinámico movimiento de transformación social, como fue la lucha contra la esclavitud. Y es que hay una capacidad en las Escrituras para renovar constantemente nuestra visión de las cosas y para indicarnos el rumbo que debemos tomar”. “Fue un renovado estudio de las mismas lo que llevó a Wilberforce y su círculo a luchar contra la esclavitud”.