EL Rincón de Yanka: octubre 2016

inicio

CALENDARIO DE ADVIENTO 2017

CALENDARIO DE ADVIENTO 2017








lunes, 31 de octubre de 2016

LOPE DE AGUIRRE Y EL INDIVIDUALISMO ENVIDIOSO ESPAÑOL EN EL DORADO DE CARLOS SAURA


CARLOS SAURA Y LOPE DE AGUIRRE 

Aquellos aventureros heroicos que con un solo compás y sin mapa, impulsados por la Fe descubrieron y conquistaron un nuevo mundo...


España ha sido vilipendiada durante mucho tiempo por culpa de la leyenda negra, mentiras que la envidia propagó por todo el mundo, pero que han encontrado acomodo y se han asentado más rápidamente en los países hispanos y sobre todo en España, gracias al desprecio que la izquierda tienen hacia su país.
¿Es El dorado una película llevada por la leyenda negra? Pues yo creo que algo lleva, pero no mucho. 
El dorado cuenta la historia de Lope de Aguirre, traidor confeso y personaje que Coppola usó como inspiración para crear al coronel Kurtz en Apocalypse now.
¿Cómo es que habiendo tantas historias y tantos personajes en la conquista de América eligieron a un traidor? 
Creo que es por eso por lo que la rodaron. España para la izquierda española es algo, aparte de discutido y discutible, malo y cualquiera que se rebele contra ello para esa gente es buena.
Pero el caso es que la película es buena, muy buena. Y creo que sin quererlo pega un cierto palo a la leyenda negra sobre la conquista.

¿Por qué?
Porque cuenta, más o menos verazmente cómo era la vida de aquellos españoles. Las calamidades, la tensión, las intrigas que sucedían. Desmitifica la mentira que mucha gente cree de que la conquista fue cosa de españoles de la península, españoles eran todos los habitantes de América, y de Filipinas y de Guinea y del Sahara, y en el descubrimiento participaron gentes de todas las razas.


En 1987 Carlos Saura filma El Dorado, una película de dos horas y treinta y siete minutos acerca de la expedición de Pedro de Ursúa por el Amazonas y la rebelión de los maraftones; el tema lo tenía obsesionado, según dijo en una entrevista, desde que había leído La aventura "equinoccial" de Lope de Aguirre (1962), de Ramón J. Sender más de veinte años antes. Esa novela es por eso el principal antecedente de su película, pero él se había dado cuenta de que en ella "faltaban muchas cosas y que no dejaba de ser, como es natural, una interpretación personal de los hechos que se narran en las crónicas históricas," por lo que había tenido que "rebuscar en ellas de forma concienzuda". 

En una nota que escribió acerca de su película, Carlos Saura señala que Si bien en esta historia hay violencias que son difíciles de justificar, otras se explican intergrando al personaje en su época y conociendo los lugares donde sucedieron los hechos: la selva tropical, la lluvia, la humedad, el calor sofocante, los ríos interminables flanqueados por una vegetación impenetrable, el hambre y el aburrimiento que fueron minando a los españoles hasta convertir la expedición en un infierno de envidias y traiciones". 

En esa forma, Saura retoma la principal tesis de Sender, que para situar los hechos rellenó su novela de información zoológica y entomológica, botánica y etnológica sobre la región amazónica. 
De la historia misma, Saura observó que En ella confluyen todos los elementos de una gran tragedia sobre la lucha por el poder, con numerosos temas accesorios y personajes muy fuertes. 

Saura le da la mayor dimensión posible a un personaje que había ido creciendo en las novelas de Sender y Otero Silva, y éste es el principal acierto de su versión. Acerca de la hija de Aguirre no se dice mucho en las crónicas, y Sender lo que había hecho era explicar que Aguirre se haya mostrado indulgente con Pedrarias de Almesto, que era el escribano de la expedición, pues supone que Lope tenía esperanza de que se casara con su hija y la protegiera. 

Al parecer, Saura no sólo quiso restablecer la verdad sobre la Conquista en contra de la historia oficial española, sino también en relación con la película que Werner Herzog ya había filmado sobre Aguirre, pues el alemán manejó los datos históricos a su antojo. Para empezar, confunde la expedición de Ursúa con la de Orellana cuando al principio de su película menciona que de ella sólo sabemos por el diario de Fray Gaspar de Carvajal. Además hizo varios arreglos. El gobernador no es asesinado, sino que sus hombres lo someten a juicio y lo sentencian a muerte, pero don Fernando de Guzmán interviene y conmuta la pena por un castigo ridículo: 

Ursúa no recibirá parte alguna del tesoro de los omaguas. Más tarde, Aguirre ordena que se cumpla la sentencia, y el gobernador es ahorcado. Doña Inés se interna en la selva y en esa forma se suicida en vez de morir acuchillada. Tampoco Elvira es apuñalada por su padre sino que la mata una flecha disparada por los indios, y todo termina en la desembocadura del Amazonas y no en lo que ahora son tierras venezolanas. Por si todo esto fuera poco, la película incluye otro anacronismo tal vez involuntario que los críticos no dejaron de señalar, pues después de saquear un pueblo de indios los marañones aparecen cargando pencas de plátanos, aunque esa fruta no se introdujo al continente americano sino mucho después. En cambio, Saura se toma menos libertades con los hechos registrados por los cronistas: por un lado condensa varios episodios cuando Aguirre manda matar a Guzmán, Montoya, Gonzalo Duarte, Salduendo y el padre Henao, pues estos asesinatos no ocurrieron el mismo día; por otro, llena algunos huecos que había en las crónicas cuando desarrolla personajes como Elvira y doña Inés. 

Es cierto que Saura nos da una versión contraria a la de la historia oficial, pero se limita a reinterpretar los hechos aceptados y a iluminar algunas "áreas oscuras" de las crónicas, mientras que Werner Herzog reemplaza esos hechos, pues al parecer no le interesaba realmente lo que pasó en el Amazonas en 1560 con la expedición a Omagua sino lo que pasó en Alemania con el nazismo. 

En mi opinión, la película debería terminar en el momento en que Aguirre despierta horrorizado, pero una voz fuera de cuadro nos entera de la derrota de Aguirre en lo que ahora es Venezuela durante tres pesados minutos. 
La expedición de Aguirre acabó en una guerra civil entre españoles,' dice Saura.



domingo, 30 de octubre de 2016

AMAR LAS PREGUNTAS Y TRIUNFO DE LA ESPERANZA

AMAR LAS PREGUNTAS

Ten paciencia con todo aquello
que no se ha resuelto en tu corazón
e intenta amar las preguntas por sí mismas,
como si fueran habitaciones cerradas
o libros escritos en una lengua extranjera.

No busques ahora las respuestas
que no estés preparado para vivir,
pues la clave es vivirlo todo.

Vive las preguntas ahora.
Tal vez las encuentres, gradualmente, sin notarlas,
y algún día lejano llegues a las respuestas.

Rainer Maria Rilke

FACUNDO CABRAL 
“LA ESPERANZA”

La alegría me abre todas las puertas, hace que toda tarea sea bella y útil, multiplica mis aciertos y atenúa por no decir perdona mis errores. Indudablemente, aunque el tango diga lo contrario, la alegría siempre vence la tristeza, es decir, la ética siempre vence la estadística. La alegría me obliga a vivir el presente de tal manera que no hay lugar para la nostalgia, que solo aparece cuando uno se distrae de la vida que está en el presente. Cuida el presente decía mi madre, porque en esta estación pasarás el resto de tu vida. 

TRIUNFO DE LA ESPERANZA 
No hay hijos ni cosecha con la tristeza que digo con la tristeza! Que no hay mejor futuro que un buen presente que digo que un buen presente! El hombre solo es dueño de lo que goza que digo de lo que goza! No hay fuerza que detenga a la esperanza que digo a la esperanza, con ella nadie me alcanza! No hay peste mas dañina que la ignorancia que digo que la ignorancia! No hay hembra más inútil que la nostalgia que digo que la nostalgia! La libertad es la madre de las bellezas que digo de las bellezas! No hay fuerza que detenga a la esperanza que digo a la esperanza, con ella nadie me alcanza!



Mi encuentro 
Peregrinos de María 

Como olvidar que me diste la vida, 
cuando ocurrió la daba por perdida, 
sentí latir en mi corazón tan fuerte, 
que todo comenzó a ser diferente. 

Al caminar nos fuimos conociendo, 
me sorprendió que me conoces bien por dentro, 
te confesé que nunca había encontrado, 
alguien que como Tú me hubiera mirado. 

Y desde entonces no puedo vivir sin Ti, 
soy peregrino desde el día que te Vi, 
ayudarme a seguir Tus pasos 
a ser fiel al Señor y contarle a todos 
que encontré Tu amor.



sábado, 29 de octubre de 2016

VENEZOLANO: NO TE DEJES VENCER POR EL DESALIENTO Y POEMA A LOS MÁRTIRES DE LA LIBERTAD DE VENEZUELA


NO TE DEJES VENCER POR EL DESALIENTO
WALT WHITMAN

No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho
a expresarte, que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu
vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras
y las poesías sí pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.

La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tú puedes aportar una estrofa.

No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.

No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes.
Huye (Resiste).
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.

Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.

Vívela intensamente, sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida.

La sociedad de hoy somos nosotros
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti
sin que la vivas ...

AL MÁRTIR VENEZOLANO


Si alguna vez tuviste que sufrir;
si corrieron lágrimas por tu rostro;
no creas que Dios se olvidó de ti,
ni que tú estás lejos de nosotros.
Si alguna vez tuviste que desistir;
todavía tienes fe para insistir;
tienes fuerzas como las de un oso,
adheridas a tus años de mozo.
Vuelve a empezar a construir,
lo que el tirano te quiso destruir;
tus ideales no te van a tumbar,
porque Dios te protege a ti.
Tus pensamientos y fe no tienen fin,
levanta los brazos y empieza a gritar:
que se unan los pueblos a luchar,
hasta vencer aquél maldito ruin.
Levanta tu voz contra el opresor,
que por años te obligó a callar;
que por años no te dejó vivir,
aunque en la cárcel tuviste que pernotar.
Las torturas: tus ideales no lograron apagar,
los castigos no lograron inhibir,
al hombre que hoy puede percibir:
como a su pueblo lograron humillar;
como a sus hermanos hicieron ejecutar.
Más todo esto ha llegado a su fin,
hoy estamos dispuestos a luchar,
nuestras vidas contigo vamos a entregar,
lucharemos hasta al opresor vencer.
Juntos vamos unidos a exclamar: 
¡Hermanos! ¡Hermanos! ¡ Viva la libertad!

En el número 6 de 1813 se informó sobre la realización de una misa por los "mártires de la libertad de Venezuela". En este ejemplar Camilo Henríquez publica bajo el título de inscripciones, un poema de su autoría que hacen referencia al tema. SE celebraron en la Catedral con digna pompa, y asistencia del Gobierno y Corporaciones las decretadas exequias à los martires de la libertad de Venezuela. Pontificó el Illmo. Sr. Obispo de Epifania, Gobernador del Obispado. Se insertarán, con el titulo de inscripciones, algunas de las poesias, que adornaban el templo (AURORA DE CHILE. SANTIAGO DE CHILE). 

INSCRIPCIONES
A los martires de la libertad 
de Venezuela

VICTIMAS del furor de los tiranos,
Y del error, que adora sus cadenas,
Almas ilustres, gloria de la patria,
Vuestra fama y virtud seràn eternas.
 
Las grandes causas tienen contratiempos,
La fortuna es ya prospera, ya adversa ;
Pero el animo grande no se rinde,
Ni se humilla á los monstruos, que detesta.
 
  El sabe que tendra sus vengadores,
Que la patria no muere, y que lo observa:
Y dexa á los futuros sus agravios,
Y sus resentimientos en herencia.
 
Sus exemplos de esfuerzo y de constancia,
Sus descuidos talvéz, y su imprudencia,
Servirán a los pueblos vengadores
Para estímulo y para la cautela.    
 
Sucesores tendràn en las virtudes,
En el ardor heroico y las proezas,
Y la memoria de sus grandes nombres
Inspirará á los heroes mas fiermeza.
 
Que tienen que esperar de sus verdugos
Crueles, aunque impotentes y en miseria,
Y que alimentan oidos inmortales,
Y por ley solo tienen á la fuerza?
 
Mas ya sin fuerza están : aun han perdido
El nombre de nacion : en su soberbia
Tiemblan despaboridos ; y su frente
Toca al polvo en nuestra misma America.
 
Riaden las armas ; y al pie del arbol sacro
De nuestra libertad piden clemencia:
Y pues hacen tratados reconocen
La MAGESTAD del PUEBLO, y su POTENCIA.
 
Entre tanto ceñida de laureles,
Sacando de las sombras la cabeza,
Va la gran patria â donde los destinos
Inmutables la llaman, y la elevan.
 
Sobre sendas de gloria marcha augusta,
Llena de magestad y fortaleza,
Hollando monstruos, planes y delirios
Del colonial y barbaro sistema.
 
En sus gozos triunfales no olvidando
La suerte de la infausta Venezueta,
Esta funebre pompa le consagra,

Y EL PODER ARAUCANO la derceta.

Premonitorio, autoreferente y profético resultó ser el poema escrito por Henríquez para el pueblo venezolano, ya que en el se refiere a la pérdida de la libertad y el retorno por medio de las armas, del espíritu emancipador.
Continüan las Inscripciones 
á los martires de la libertad de Venezuela. 

  EL pabellon sombrio de la muerte
Se eleva allí donde en otro tiempo
El de la libertad tremoló augusto
Para la dicha y gloria de los pueblos. 
     Sucede melancolica tristeza,
El pabór, sobresalto y desconsuelo
A aquellos dulces dias de esperanzas
De sucesivos engrandecimientos.
     Corren rios de sangre Americana,
Cubrese de cadaveres el suelo,
Y el carro del terror difunde el luto
Y de la servidumbre el desaliento
     Ya no floreceràn, qual se esperaba,
Las ciencias, y las artes, y talentos:
Donde hay esclavitud son infructuosas
Las blandas influencias de los cielos. 
     Que clima mas feraz que el de la Grecia
En elevados, y floridos genios?
Empero baxo de los Musulmanes
Qual es hoy la cultura de los Griegos?
     La ignorancia, barbarie, y fanatismo,
Y la supersticion tienen su imperio
En las regiones á que la desgracia
Impuso el yugo de los Sarracenos.
    Estas dolencias de la mente humana,
Exaltadas por crimenes internos,
Causaron los desastres que lloramos,
Y nos ofrecen saludable exemplo.
    Mas no podemos creer que á los insultos
Contra las leyes del Autor Supremo,
Promulgadas por la naturaleza,
No se reserve su condigno premio. 
     Se và acercando el formidable dia
En que el mismo Venezolano pueblo
Haa centir à todos sus verdugos
Su indignacion y su resentimiento.
     La sangre de los heroes es fecunda
En espiritus fuertes y guerreros;
La causa es grande, la libertad es dulce;
No la abandona tan facilmente el pecho.
     Se elevará de nuevo el estandarte
Contra la tirania, y los perversos;
Y todo el continente Americano
Ha de oprimirlos con su peso inmenso.

IMPRESO EN SANTIAGO DE CHILE
EN LA IMPRENTA DE GOBIERNO,
Por los Sres. Samuél Burr Johnston, 
y Simón Garrison.


VER+:



YO ME QUEDO POR DIOS, POR MIS HIJOS, POR MI PATRIA


AMÉRICA - POEMA DE MARCELO MARTÍN


AMÉRICA

Allí estaba ella, 
con harapos,
con hambre,
y un niño con su cantinela:
"si me regala una moneda,...";
frente a sus ricos,
sus tesoros y su ladrón de oficio;
y en la noche la guitarra,
una guitarra vieja,
vieja de cuatro siglos,
con el mismo canto,
siempre, siempre,
el mismo canto.

Se llama América.

¡América!,
la morena,
con la sangre fogosa 
del tambor y las arepas, 
sudores de África regados por la estepa;
la indígena,
con su mirada mística,
la callada artesanía
del solidario bohío,
¡tú y yo somos tribu!;
la blanca,
con la codicia franca
su silla europea,
presuntuosa y altanera,
su estética, su visión,
y un emigrante pobre,
que vino y se quedó.

En la América mestiza,
el génesis se repitió, 
y del barro americano
un nuevo Adán surgió
un arco-iris de hombres
cocidos en el mismo sol.

Pero la América india, blanca y morena, 
se tiñó de otro color,
un rojo como escarlata,
la historia nos deparó.

Rojo del indio muerto
al pie de la choza;
rojo del misionero
en titánica labor;
rojo de los esclavos
azotados por el peso del cacao;
rojo de los héroes
que prendidos en fiebre,
por la libertad que no duerme,
soñaron un mundo diferente;
rojo del niño desnutrido,
frente al niño "MacDonald";
rojo de la deuda y su rapiña,...
¡No hay fondos!,...
¡Qué el pueblo ponga el lomo!
¡Deuda maldita!, 
que exprimes, ahogas, marchitas;
rojo de guerrilla y narcotráfico;
y un hombre sin casa,
y un hospital sin camas,
con un sueldo que no alcanza,
y una clínica elegante,
insultante, agresiva,
y un Centro Comercial de lujo,...
¡Pobre cacique Tamanaco! 

Eres roja América,
ríos de sangre fluyen de tu vientre,
pariendo la nueva tierra,...

Monte Calvario,
monte americano,
donde Jesús es crucificado,
con el madero insertado,
desde México hasta Argentina,
en cada desempleado,
en cada torturado,
en el niño hambreado,
en el pueblo saqueado,
sangra Jesús,
sangra América.

Pero la sangre de Jesús,
derramada en Viernes Santo, 
fue semilla de luz,
en Cristo Resucitado,
y de mi pueblo martirizado
la historia parirá
un continente de hermanos.

Esperanza, ¡alza la frente!
los Andes despiertan,
amanece la tierra buena.
América llama a sus hijos,
para que juntos en racimo,
hagamos el nuevo vino.
América fraterna,
América hermana,
un puñado de hombres,
una sola esperanza,
y un soplo divino,
y una nueva Pascua.

América,
de tu color rojo,
se prendió una llama,
que regó los huertos,
en llanos y pampas,
es la llama que hoy nos quema, 
que arde encendida,
en las manos inquietas,
del que construye la Vida.

Latinoamérica sin harapos,
sin pesito mendigado,
sin hambre, sin espanto,
con una nueva guitarra,
y un nuevo canto

27 de febrero de 1990.
A un año del Caracazo.

@elblogdemarcelo



viernes, 28 de octubre de 2016

CUANDO MAHALIA JACKSON "ORACANTA" "LORD" SEÑOR

poema a Cristo 
de Armando Rojas Guardia


"Que el Señor remueva las aguas de nuestra existencia, 
estancadas por la "cómoda herejía de la indiferencia", 
como precisaba Papini". 

Cuando Mahalia Jackson dice 
("oracanta" ora y canta) Lord,
reservándole a esta nítida palabra
la nota más pura de la voz,
yo enseguida lo comprendo: 
sé que allí,
en la negrura abismal de su garganta,
sangra la única carne que me importa,
el cuerpo amado hasta dolerme,
mi hijo ajusticiado, 
hermano íngrimo,
padre a quien engendra mi ternura,
mi Señor que apaleo, 
último amigo
al filo de la noche, 
en plena duda,
por debajo del asco y la vergüenza
y más allá del estruendo de la dicha,
porque no hay otro amor, 
otra respuesta:
apenas sus dos ojos que me otean,
sus oídos que me auscultan,
ese tacto inasible despertándome
a la pulpa redonda de mí mismo
cuando nada me importa, 
excepto Él
arrinconado allá (desván o sótano)
junto al soldado de goma y la muñeca
payaso en el circo de los locos,
camarada del poeta y de la puta,
príncipe de flores y leprosos,
majestad harapienta, 
Dios proscrito
a quien unos cuantos, 
negra tribu,
llamamos con ronquísima dulzura compañero.

De "Poemas de quebrada de la virgen",
Armando Rojas Guardia, 
Poeta Venezolano




ESCUCHAR+: