EL Rincón de Yanka: ESTAMOS ENVUELTOS DE MISTERIO, DE COMUNIÓN CÓSMICA UNIVERSAL

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

sábado, 1 de octubre de 2016

ESTAMOS ENVUELTOS DE MISTERIO, DE COMUNIÓN CÓSMICA UNIVERSAL

Radiaciones, fragmento


"Sólo en el Silencio, 
el hombre encuentra la palabra 
que pueda salvar el misterio". 
*
Decir “Encuentro a una persona” 
es lo mismo que decir “Descubro el Ganges, 
Arabia, el Himalaya, el Amazonas”.


“También recibimos radiaciones del ser humano, de nuestros prójimos y de quienes nos quedan lejos, de nuestros amigos y de nuestros enemigos. ¿Quién conoce las consecuencias de una mirada que nos rozó furtivamente, quién conoce el efecto de la plegaria que por nosotros rezó un desconocido? […] El primer movimiento de la vida después de la fecundación es una radiación sutilísima –la obertura de individualización. En cada instante estamos envueltos en haces de luz que nos tocan, nos rodean, nos traspasan.

¿Quién conoce y quién mide los efectos que esas radiaciones causan en nuestro cuerpo, en nuestros sentidos, en nuestro espíritu –el orden, el equilibrio a que sin cesar estamos compelidos? Hasta la propia belleza se contradice a sí misma, como lo enseña la fatiga subsiguiente al recorrido por los museos donde se hallan reunidas obras maestras. Estamos así esforzándonos sin pausa en dirigir, en armonizar, en elevar al nivel de las imágenes las ondas de luz, los haces de rayos. No significa otra cosa vivir”.


Radiaciones. Ernst Jünger. Ed. Tusquets.
















Un poema tiene larga vida 
en la medida en que el poeta experimentó 
un contacto trascendente.
Ernst Jünger, 'La Tijera'

Así como la luz hace visible el mundo y su figura, 
así el lenguaje lo hace comprensible en lo más íntimo, 
y no cabe prescindir de él, 
pues es la llave que abre las puertas 
de los tesoros y secretos del mundo. 
La ley y el dominio en los reinos visibles 
y aun en los invisibles comienzan 
con poner nombre a las cosas.
Ernst Jünger, 'La emboscadura'



"La Poesía no explica el mundo,
da fe de su misterio". 
Beatriz Vilacañas