EL Rincón de Yanka: LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN "HE AIN´T HEAVY, HE´S MY BROTHER"

inicio








sábado, 3 de febrero de 2018

LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN "HE AIN´T HEAVY, HE´S MY BROTHER"



La historia detrás de la canción 
“He Ain’t Heavy, He’s My Brother”

Un auténtico himno para todos los hermanos

“He ain’t heavy, he is my brother (Él no es una carga, es mi hermano)” es una balada escrita por Bobby Scott y Russell Bob. Originalmente grabada por Kelly Gordon en 1969, la canción se convirtió en un éxito mundial con la versión grabada por The Hollies al final de ese año, y de nuevo por Neil Diamond en 1970.

Dicen que el hecho que inspiró esta canción es el siguiente: cierta noche, en una fuerte tormenta de nieve, en la sede de un orfanato en Washington DC, un sacerdote que estaba de guardia oyó a alguien llamar a la puerta.

Al abrirla descubrió a un niño cubierto de nieve, con poca ropa, llevando a la espalda a otro niño más pequeño. Con el hambre pintada en el rostro, el frío y la miseria de ambos conmovió al sacerdote, que les hizo entrar y exclamó: “¡Debe ser muy pesado!”, refiriéndose al niño cargado a la espalda.

El niño que lo cargaba dijo: “él no pesa, es mi hermano. (He ain’t heavy, he is my brother) No eran hermanos de sangre realmente. Eran hermanos de la calle.

¿Es cierta esta historia? La verdad es que hay otras versiones anteriores: en una de ellas, que se remonta a 1884, quien cargaba con el peso del pequeño era su hermana mayor. Otra versión de la historia apareció publicada en la revista Kiwanis en 1924: Allá por 1918, un niño fue abandonado por su madre en el Hogar para Niños del Padre Flanagan. El niño tenía polio y usaba aparatos ortopédicos pesados ​​para las piernas, lo que hacía que caminar fuera muy difícil. Pronto, varios de los muchachos mayores del Hogar lo llevaban a donde quiera que fuera. Un día, el padre Flanagan le preguntó a Reuben Granger, uno de esos muchachos mayores, si llevar a Howard era difícil. Reuben respondió: "Él no es pesado, padre ... él es mi hermano". Esta estatua fue hecha y grabada con esa cita. Sin embargo, muchas sociedades benefactoras han hecho y exhibido estatuas similares en una amplia gama de lugares en todo el condado.

Pero la historia de los dos muchachos sí se convirtió en un icono cuando el sacerdote católico Edward J. Flanagan la eligió como logotipo de su Ciudad de los Muchachos (Boys Town) en Omaha (Nebraska), un orfanato que daría esperanza a cientos de muchachos abandonados en las calles a principios del siglo XX. La obra del padre Flanagan fue inmortalizada por Hollywood en 1938 con Spencer Tracy en el papel del padre Flanagan, y Mike Rooney como protagonista.

La versión de The Hollies, que contó con Elton John al piano, fue lanzada en el Reino Unido el 1 de septiembre de 1969, donde alcanzó el tercer puesto, y el 1 de diciembre de 1969 en EE.UU. (7º lugar del ranking). La canción fue relanzada a finales de 1988 en el Reino Unido después de su utilización en un anuncio televisivo para la cerveza Miller Lite. Alcanzó el 1º puesto durante dos semanas en septiembre de 1988.