EL Rincón de Yanka: BAILANDO CON LA SOLEDAD

inicio

CALENDARIO DE ADVIENTO 2017

CALENDARIO DE ADVIENTO 2017








miércoles, 22 de marzo de 2017

BAILANDO CON LA SOLEDAD

"SOLÍA PENSAR QUE LA PEOR COSA EN LA VIDA ERA TERMINAR SOLO… 
NO LO ES. LO PEOR DE LA VIDA ES TERMINAR CON ALGUIEN 
QUE TE HACE SENTIR SOLO". 
Robin Williams

BAILANDO CON LA SOLEDAD 


CONFERENCIAS:
LA SOLEDAD Y LA PERSONA
LA PALABRA Y LA IDENTIDAD (LA ALTERIDAD)


"A veces tengo la sensación de que todos tenemos algo de islas. Vivimos en contacto con otras personas (muchas o pocas, eso ya depende, pues cada historia es única). Nos vemos a distancia (mayor o menor, pero distancia). Y entre esas gentes cuya vida se entreteje con la tuya va habiendo de todo: padres, hermanos, hijos, compañeros de trabajo o de comunidad, amigos, amores, jefes, subordinados, pareja, gente a quien atendemos, otros que nos atienden…



Y por más que se cruzan nuestros caminos, que nos reconocemos y compartimos partes del trayecto; por más que buscamos y, en ocasiones, hasta encontramos intimidad, cercanía, o amor… también hay en cada uno de nosotros un punto de soledad, de unicidad, de hondura a donde nadie más se asoma. Hay tantos pensamientos, ideas y emociones que nunca compartiremos… Tanto secreto en nuestros deseos, ilusiones, llantos o miedos. Hay tanta vida oculta, cotidiana, anónima, en nuestros días.



Ésa es una de las tensiones más fecundas, aunque también más dolorosas, de la vida. Moverse entre la soledad y el abrazo, entre la distancia y el encuentro, entre la diferencia y la unidad. Y así vivimos, tendiendo puentes o buscando barcos que nos ayuden a atracar, aunque sea por un tiempo, en puertos ajenos; abriendo nuestra tierra para que puedan hollarla pies distintos. Entre la alegría de descubrir a otros próximos en la vida, y el dolor de no poseerlos, de dejarlos marchar cuando llega el momento, de respetar sus tiempos, sus espacios, sus silencios.



Somos creados para el encuentro y la comunión. Y por toda la gente sola; por todos los llantos velados; por las heridas silenciadas; por los miedos ocultos; por tantos puertos cerrados; por los abrazos negados… no podemos rendirnos". J.M.R.O

Estamos rodeados de muchos discursos, de muchas palabras. Todos estamos conectados con todos, no somos islas pero todos alguna vez nos sentimos islas. Formamos un “archipiélago humano”.


"Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado y sentimos muy poco. Más que máquinas necesitamos humanidad. Más que inteligencia, necesitamos amabilidad y cortesía. Sin estas cualidades la vida será violenta y todo estará perdido". 
El Gran Dictador, Charles Chaplin

Trataremos el tema de la soledad en tres puntos:



1) LA SOLEDAD INHERENTE AL SER HUMANO:



En todas las vidas hay soledad. No solo en personas célibes sino también en personas que viven en pareja. Encontramos soledad en las dificultades de comunicación entre la pareja, con los hijos, con la vida que te hubiera gustado vivir y no has vivido, soledad relacionada con el envejecer, con la pérdida de seres queridos.

La soledad es diferente en cada persona.

No siempre es hiriente, puede ser deseada.



2) MOTIVOS DE LA SOLEDAD CONTEMPORÁNEA:



a) Incertidumbre ante el futuro: Relacionada con las diferencias. Las vidas de las personas son tremendamente diferentes. Antes las vidas eran más previsibles. Actualmente vivimos en un “mundo líquido” como dice Bauman y las biografías son “líquidas”.

b) La soledad de la responsabilidad personal ante la toma de decisiones: nadie va a decidir por nosotros.

c) Soledad en nuestras relaciones. En Facebook todos parece que tengamos unas vidas entretenidísimas y risueñas y estemos siempre de viaje, pero en todas las vidas hay de todo: heridas, frustraciones….. Desde “la ventana de enfrente” la vida de los otros parece mucho más fácil. Podemos tener soledad a pesar de tener muchas relaciones. (Ejemplo: un hombre que murió y nadie se dio cuenta a pesar de tener 3500 amigos en Facebook.)

d) La soledad de la comunicación. Hay mucha incomunicación, muy pocos espacios para conversar y no sabemos conversar. Tenemos temas tabú. Solo sabemos hablar con personas que piensan como nosotros. El verdadero diálogo es entrar en las diferencias.

e) La agresividad mediática. Hay una enorme mayoría silenciosa que no habla, que no se expresa pero que está mucho más de acuerdo y que no se identifica con posturas extremistas.



Las Comunicaciones incompletas llevan al adelgazamiento de los lazos. (Ejemplo: película “Crazy stupid love”).

f) La soledad de los grandes enigmas:

i) La “herida del amor”: actualmente es más inseguro, todos se preguntan ¿será para siempre?
ii) La “herida de la muerte” que curiosamente siendo la muerte la mayor certeza en nuestra vida, está oculta.
iii) La “herida de la FE”. El silencio de Dios. Es difícil. La duda forma parte de la Fe. Estamos constantemente cuestionándonos. En otras culturas es más fácil pero nuestro mundo cuestiona y ridiculiza la Fe y casi hemos de pedir perdón.

3) ALGUNAS HISTORIAS EVANGÉLICAS DE SOLEDAD Y SUPERACIÓN
a) Soledad ante las decisiones: María, José, el joven rico han de tomar decisiones personales y afrontar las consecuencias de sus decisiones. Para tomar decisiones es importante tener la conciencia bien formada pues solo nosotros podemos discernir los matices que afectan a cada decisión.
Nos hemos de preguntar:
- ¿En qué creo?
- ¿Qué es innegociable en mi vida? ¿Por qué?

b) Soledad ante el fracaso: El hijo pródigo es la historia de un fracaso. (Nos recuerda la soledad del que vive en una burbuja y solo ve las cosas desde su punto de vista. Ejemplo: una persona que debía un dinero y le debían un dinero a él y él solo sabía exigir que devolvieran su dinero mientras pedía que le perdonaran a él su devolución.)

Hemos de ver la soledad o los problemas de un momento en CLAVE TEMPORAL: es decir saber situar el momento presente dentro de una historia con pasado y futuro, y relativizar el momento difícil recordando buenos momentos del pasado y posibles buenos momentos del futuro. Y en CLAVE RELACIONAL: es decir saber pedir ayuda, volver al padre. Los leprosos, la gente excluida. (Ejemplo de “La boda de Muriel “ en la que ella intenta ser aceptada por un grupo que la margina, sufre y no se da cuenta de la gente que la quiere y tiene cerca. ) Hemos de tener conciencia de la radical dignidad de las personas, somos mucho más de lo que digan nuestros vecinos. Como dijo Nicolai Gogol: “Si me queréis, queredme por mis defectos, que por mis virtudes me quiere cualquiera”.
c) Soledad ante la culpa: Pedro, el culpable por excelencia. Todos podemos ser culpables en algún momento. Hemos de perdonar y saber pedir perdón. El perdón de otro no se puede exigir, solo pedir y hemos de estar dispuestos a vivir sin el perdón. El perdón es sanador.
d) La soledad ante la muerte como Jesús en el huerto de los olivos. Jesús pide ayuda a sus amigos. Tenemos dos brazos: Uno para pedir y otro para dar. En el caso de una muerte, dejar llorar. Llorar es parte del amor. Ya llegará la resurrección.
e) La soledad ante Dios: Jesús en la Cruz ¿Por qué me has abandonado? La sensación de duda, de noche oscura hay que aceptarla.

Nos gustaría que alguien besara “nuestras cicatrices”, pero no siempre lo conseguiremos. Lo que sí podemos proponernos es “besar las cicatrices” de otras personas.

 
 








La soledad es una frontera donde 
acaba la soledad y empieza el vértigo.
Donde acaba la seguridad 
y empieza el vértigo, 
allí, justo allí, 
tu mano tendida, 
invitándome a cruzar.

Donde acaba el ruido 

y empieza la soledad,

allí, justo allí, 
tu palabra, protegiéndome.

Donde acaba el egoísmo 
y empieza la justicia,
allí, justo allí, 
tu compasión, transformando la mirada.

Donde acaba la nostalgia 
y empieza el futuro,
allí, justo allí, la esperanza.

Donde acaban las heridas 
y empiezan las cicatrices,
allí, justo allí, la ternura que nos sana.

Donde acaba la memoria 
y empieza el olvido,
allí, justo allí, lo eterno, 
defendiéndonos de la ingratitud.

Donde acaba la risa 
y empieza el llanto,
allí, justo allí, la caricia. 
Y el llanto es de alivio.

Donde acaba a fiesta 
y empieza la rutina,
allí, justo allí, la música de dentro.

Donde acaba la noche 
y empieza el día,
allí, justo allí, tu amanecer.

Donde acaba la fuerza 
y empieza la debilidad,
allí, justo allí, un trozo de pan.

Donde acaba la rabia 
y empieza la paz,
allí, justo allí, tu abrazo.

Libro: Mosaico Humano.
José María Rodríguez Olaizola, SJ


SER CAUCE DE ALEGRÍA 

“Se acercó a él y le vendó las heridas, 
echándoles aceite y vino; y lo cuidó”. 
Lc 10,34-35

Cuando todo el mundo va a lo suyo, entonces solo unos pocos –los que tienen más suerte- “triunfan”. De algún modo toca ir “a lo de otros”… preocuparse para que las sonrisas adornen rostros ajenos. Desear el bien de quien sufre –más allá de las propias tormentas. Pensar “qué puedo hacer por ti…” y tratar de hacerlo. Tirar de otros con las fuerzas (muchas o pocas) que tengas. Transmitir esa pasión que a veces uno descubre en la vida, aunque no siempre la sienta. No es un camino fácil, y a veces cuesta tomarlo… pero es un camino bueno. Y, de paso, alguna vez nos encontraremos con quien nos susurre, con divertido cariño, palabras que encenderán en nosotros el júbilo.
Ansias de vivir

No sé qué hacer, Señor,
con estas ansias de vida,
que me van devorando 
cada día!
Si pretendo frenarlas,
ya no vivo.
Si las dejo correr,
¿dónde me llevan?
Tú eres la vida.
Yo sólo un hilo de tu fuente.
Manar, correr, verterme…
Sin mirar dónde, 
cómo y a quiénes,
derramarme.
Y a los pies de mi hermano,
de cualquiera,
estrellar mi alabastro
y dejar que la casa
se empape toda del perfume,
barato, que te traigo.

¿Eso es vivir?
Pues eso ansío
El morir a mi muerte,
el no acabarme
con algo tuyo, por dar, entre mis dedos.

Y, cuando haya partido,
continuaré, manando de tu fuente,
lo aprendido:
Muero, siempre que vivo;
Vivo, siempre que muero.

Ignacio Iglesias, S.J.

Hay que salir 
de la conformidad 
y la rutina,
de la seguridad y el refugio,
de la rendición prematura
ante lo establecido.
Al encuentro
de Dios, del mundo,

del otro, de ti mismo.

Por nuevos caminos,

peregrinos

y amigos 
en el Señor,
en la mesa,
en el pan compartido.

Salir, buscando
respuestas
-o nuevas preguntas-
inquiriendo a la historia
por el espíritu que alienta
en sus quiebros y veredas,
persiguiendo
el primer principio,
el fundamento último
de una creación 
posible, pero herida.

Salir
del propio amor,
querer e interés,
para encontrar
un Amor ardiente,
un querer fecundo,
el interés de tantos.

Es la hora.
J.M. Rodríguez Olaizola



Troy - Bailando en Soledad 


Carlos Varela - Una Palabra

VER+:

TU ROSTO EN CADA ESQUINA


“Lo opuesto al amor no es el odio sino la indiferencia,
lo opuesto a la fe no es la herejía sino la indiferencia,
lo opuesto a la vida no es la muerte, sino la indiferencia”. 
Elie Weisel 

*
"La memoria fortalece la cultura, 
alimenta la esperanza
y humaniza al ser humano". “... 
deseosos de pasar la página de la Historia, 
en el umbral de un nuevo desafío ético que excluya 
el dogma de la identidad, 
el “YO” SOY “YO”, frente a la alteridad, 
al “TÚ” ERES “TÚ”, 
que al tiempo niega o “ningunea”.
Sin ALTERIDAD no hay SOLIDARIDAD: 
Adherirse a la causa del otro”. 
 Elie Weisel 

* 
"El peor pecado es la indiferencia y la superficialidad". 
Yanka