EL Rincón de Yanka: DOCUMENTAL"BANGLADESH, CUERO PIEL TÓXICO", EXPLOTACIÓN Y ESCLAVITUD

inicio








martes, 25 de junio de 2013

DOCUMENTAL"BANGLADESH, CUERO PIEL TÓXICO", EXPLOTACIÓN Y ESCLAVITUD





Documentos TV emite el documental Bangladesh, cuero tóxico"sobre uno de los lugares más terribles del planeta, convertido en un centro global de producción de artículos de cuero piel  gracias a la deslocalización y los bajos costes de fabricación.


Hazaribagh es un suburbio de Dhaka, la capital de Bangladesh, donde miles de personas trabajan en condiciones infrahumanas para transformar 14 millones de pieles en el cuero con el que se confeccionan cada año las chaquetas, los bolsos y otros artículos de piel baratos que llenan nuestros armarios.

Esta industria, que reporta al país más de 350 millones de euros al año, emplea a miles de personas que trabajan más de doce horas al día por unos 40 euros al mes. Estos trabajadores, muchos de ellos niños, están expuestos a diario a sustancias tóxicas que queman su piel, causan cáncer y acabarán con su vida antes de cumplir los 50.



Graves consecuencias para la salud 
y el Medio Ambiente


«Cubrimos las pieles con cal viva, las enjuagamos y las secamos, les aplicamos los productos químicos y finalmente las lavamos. Repetimos el proceso tres veces», cuenta en el documental un trabajador que, con bastante probabilidad, formará parte de ese 90% de empleados que desarrollan cáncer, úlceras o dolencias cardíacas y que no vivirá más allá de los 50 años.

Amonio, ácidos, cromatos y mercurio son solo algunas de las sustancias altamente inflamables, explosivas y corrosivas con las que tratan a diario hombres y mujeres sin formación alguna, ni contrato. Los trabajadores no reciben ningún tipo de guía sobre cómo usar estos productos químicos y no tienen derecho a baja remunerada cuando enferman.

Ganando la mitad del salario, los niños también trabajan para la industria del cuero y no se rebelan; algo por lo que los sindicatos bangladesíes llevan años luchando, junto a la mejora de condiciones en el trabajo y de seguridad, sin resultado alguno.
Bangladesh, cuero tóxico muestra también las consecuencias ambientales de la actividad en las curtidurías, 280 en el entorno de Hazaribagh, que cada día vomitan 15.000 metros cúbicos de residuos y lodos tóxicos que contaminan los ríos y el subsuelo. 

La única manera de salvaguardar a la población y al Medio Ambiente sería trasladar estas empresas fuera de la capital, o invertir en hacerlas más respestuosas con el entorno, pero eso dispararía los costes de producción e implicaría sacrificar parte de los beneficios. ¿Estaríamos dispuestos los europeos, principales consumidores de ese cuero, a pagar más por él?

La cadena de responsabilidad

La última gran tragedia en Bangladesh, el derrumbe del inmueble que albergaba cinco talleres textiles donde se producía ropa para destacadas marcas extranjeras, hizo saltar todas las alarmas sobre la situación en qué trabajan estas personas. Más de 1100 muertos y casi 2500 heridos han sido las víctimas de un obsceno sistema de producción al que seguimos alimentando consumidores, gobiernos, propietarios de fábricas y multinacionales, mientras eludimos responsabilidades

Un rodaje complicado

El documental tardó en rodarse dos años. En un primer viaje, el equipo fue arrestado y expulsado del país y todo el material rodado destruido. Año y medio después, y tras varios intentos frustrados, otro equipo consiguió entrar a través de Pakistán y regresar a Hazaribagh para mostrarnos una tragedia alimentada por la globalización.






VER+: 
TRABAJO Y CONSUMO DIGNO Y JUSTO: