EL Rincón de Yanka: BIENAVENTURADOS AQUELLOS QUE ESCUCHAN

inicio








domingo, 9 de junio de 2013

BIENAVENTURADOS AQUELLOS QUE ESCUCHAN

Las Bienaventuranzas no son una moral, 
ni una filosofía, nada de eso. 
Las Bienaventuranzas expresan sencillamente 
la experiencia de Jesús. 

P. Adolfo Chércoles, sj


Bienaventurados aquellos que escuchan



Hay una voz que habla. Hay un Dios que desde los cielos da Palabra de esperanza al hombre.  Rm 15, 4

Hay un Dios cuya Palabra trasmite Vida y Luz y Fe.
Hay un Dios cuya Palabra lleva de la muerte de las formas y estructuras de los hombres a la esfera de una nueva creación donde el alma entra en contacto con lo eterno. 
Bienaventurados aquellos que pueden recibirla. 
Bienaventurados aquellos que no tienen esperanza en las cosas terrenales. Que no se fijan en la forma. 


Bienaventurados aquellos que quieren ir más allá de los limites de sus mentes y dejar que el corazón responda. 


Bienaventurado el que puede distinguir entre la forma y la realidad. Entre lo que es y lo que no es. 


Ellos son los bienaventurados


"Bienaventurado." "Bendición." Ojalá que pudiéramos entender esta palabra. Pensamos en bendición cuando se nos soluciona algún problema de salud, o de dinero, o de familia...Pero no. Bendición es cuando Dios llega a mi alma y toca allí con algo que vale infinitamente más que cualquier cosa terrenal. Cuando Él llega adentro hay algo que se derrite, hay cadenas que se rompen. Hay una oscuridad que huye y luz que brilla en el interior.

Bienaventurado cuando mi ser empieza a llenarse con la luz de Dios.

Bienaventurado cuando la vida y la fe empiezan a fluir libremente.
Bienaventurado cuando las cosas de la muerte y la desesperación son destruidas junto con esta frustración, que hunde la tierra, que hunde las iglesias, que hunde cada vida casi sin excepción.
Bienaventurado aquel que escucha la Palabra que Dios habla, porque en esa Palabra de Dios esta todo. Es el único lugar. 

Dios creó los cielos y la tierra a través de Su Palabra (Memra). 
Dios lleva y guía a Su Iglesia a través de Su Palabra. 
Dios obra, opera y bendice por Su palabra. ITim 4,5


Bienaventurado aquel que escucha, aquel que entiende,
aquel que VIVE por esta Palabra.

Paul Ravenhill