EL Rincón de Yanka: POLÍTICAMENTE CORRECTO O ESTÚPIDO: ALIENACIÓN BORREGUIL E INQUISIDORA

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

sábado, 12 de noviembre de 2016

POLÍTICAMENTE CORRECTO O ESTÚPIDO: ALIENACIÓN BORREGUIL E INQUISIDORA

Políticamente correcto
Políticamente correcto, 
el pensamiento de cemento
la corriente del momento
es llamar al rebelde violento.

No profundizar en las causas
banalizar los motivos sin pausas
establecer comparaciones infaustas.

LLegamos al esperpento
de las mentes monolíticas
cuyas cláusulas llevan dentro
el repudio de visiones críticas.

Una filosofía de rebaño
de corderito que bala mientras rumia 
tranquilamente el engaño.

"Lo políticamente correcto 
es lo correctamente falaz, 
es extremismo tener demasiada mano izquierda, 
como también, de derecha". 
Yanka

"Por hipocresía llaman al negro, moreno; trato a la usura; a la putería, casa; al barbero, sastre de barbas y al mozo de mulas, gentilhombre del camino". Francisco de Quevedo


"Un fantasma tiránico e inquisidor recorre nuestro diario convivir, el fantasma del lenguaje políticamente correcto".  Edilberto Aldán

Es políticamente correcto hablar de "trabajadoras del sexo" en vez de "prostitutas" -por supuesto decir "putas" es sacrílego-. Nunca se ha escuchado insultar a nadie diciendo "¡hijo de sexoservidora!", pero eso sería lo correcto.








"Contra lo políticamente estúpido"

Lo políticamente correcto es una de las formas más edulcoradas de la estupidez. Se basa en la negación de la realidad, y por ende inhabilita para su análisis, pues se crea una ficción llena de beaterías y cortinas de humo, que degenera en una colección de tópicos que podría servir para transitar en Alicia en el país de las maravillas". Enrique de Diego 

"La Peste de lo "Políticamente Correcto" que vino a sustituir a la tan denostada CENSURA y resulta mucho más amordazadora que aquélla. Porque contra la censura estaba bien visto rebelarse, puesto que venía impuesta desde fuera, pero la corrección política no es otra cosa que AUTOCENSURA. 
Miedo a decir lo que uno piensa y a no estar en sintonía con la "moral" al uso, cuando a veces esa moral completamente ESTÚPIDA". Carmen Posadas 

"La corrección política es la incapacidad para pensar con claridad: Lo que no se puede decir no se puede pensar, no es que no se pueda decir lo impensable, es que no se puede pensar lo indecible. Alain Badiou


El célebre actor y humorista John Cleese, estrella de los Monty Python, afirma que la “corrección política” podría conducir a una sociedad al estilo de “1984”, en la que no se permita la libertad de expresión.

Según Cleese, el temor a ofender a ciertos grupos que se ha instaurado en nuestras sociedades y la pérdida del sentido del humor, conducirá a un estado policial distópico como el que anunciaba George Orwell en su novela.
Se le ha pedido que no actúe en los campus universitarios debido a su humor corrosivo, puesto que cualquier idea que pueda interpretarse como crítica con algún grupo social, es interpretada rápidamente como “cruel” y “políticamente incorrecta”.
Es por culpa de las personas que no pueden controlar sus emociones, y que por lo tanto, tratan de controlar a los demás.

Si empiezas a pensar ‘ooh, no debo criticar o ofender a tal o cual grupo’, el humor se acaba, el humor lleva incorporado un sentido de la proporción, y por lo tanto, en lo que a mí respecta, estamos viviendo en 1984.
Cleese, cuyos chistes sobre alemanes y sobre el camarero español Manuel en la célebre serie de TV Fawlty Towers serían considerados ofensivos en la actualidad, afirma que “toda la comedia es crítica”.
Cómo los periódicos británicos le ofenden todos los días con sus noticias repletas de “pereza, maldad y mentiras”, pero él no espera que eso deje de suceder, sino que simplemente habla sobre ello.
La gente no tiene el derecho de ser “protegida de cualquier tipo de emoción incómoda” y defiende a ultranza el derecho de expresión de los comediantes de todo el mundo.
Citando al psicólogo Robin Skynner, diciendo: “Cuando la gente no puede controlar sus propias emociones, entonces empieza a querer controlar el comportamiento de otras personas”.
Cuando estás rodeado de gente hipersensible que se ofende fácilmente y por cualquier cosa, no puedes relajarte y ser espontáneo, porque no tienes idea de lo que les va a molestar”
Sí, estamos de acuerdo con John Cleese y lo decimos claramente: estamos hartos de tanta hipocresía y tanta tontería.
La infecta epidemia social de la “corrección política” no tiene nada que ver con la protección o el respeto, sino con el control de la libertad de expresión y sienta las bases para una represión sutil pero férrea de la libertad de expresión en todas las sociedades, que empezará con la protección de determinados grupos considerados “débiles”, evolucionará hacia la eliminación de toda referencia a “elementos sensibles” que puedan ofender a alguien.
Y puesto que quien definirá lo que es “sensible” y lo que no será la autoridad y el poder, al final viviremos en una dictadura, donde nos podrán sancionar incluso por soltar “tacos”.



¿A dónde nos conducirá la corriente actual hiper-sensibilizada de la corrección política? Este vídeo nos muestra en tono de humor, aunque con toques distópicos, hacia dónde nos conducirá la intención de igualarlo todo mediante estándares políticamente correctos. ¡Qué lo disfruten!


VER+: