EL Rincón de Yanka: REALIDAD PARROQUIAL, DIOCESANA, ECLESIAL

inicio








domingo, 6 de octubre de 2013

REALIDAD PARROQUIAL, DIOCESANA, ECLESIAL


CÓMO DEBEN SER LAS HOMILÍAS. 
CÓMO DEBEN SER NUESTRAS PARROQUIAS. 
CÓMO DEBEMOS SER ECLESIALES



  • "No puede comprenderla [la pasión] quien no la experimenta".  Dante Alighieri

    "La capacidad de entusiasmo es signo de salud espiritual".  Gregorio Marañón


    "Es preciso elevarse con las alas del entusiasmo. Si se razona, no se volará jamás". Anatole France    


«La homilía constituye una actualización del mensaje bíblico, de modo que se lleve a los fieles a descubrir la presencia y la eficacia de la Palabra de Dios en el hoy de la propia vida. Debe apuntar a la comprensión del misterio que se celebra, invitar a la misión, disponiendo la asamblea a la profesión de fe, a la oración universal y a la liturgia eucarística. Por consiguiente, quienes por ministerio específico están encargados de la predicación han de tomarse muy en serio esta tarea.

Se han de evitar homilías genéricas y abstractas, que oculten la sencillez de la Palabra de Dios, así como inútiles divagaciones que corren el riesgo de atraer la atención más sobre el predicador que sobre el corazón del mensaje evangélico. Debe quedar claro a los fieles que lo que interesa al predicador es mostrar a Cristo, que tiene que ser el centro de toda homilía. Por eso se requiere que los predicadores tengan familiaridad y trato asiduo con el texto sagrado; que se preparen para la homilía con la meditación y la oración, para que prediquen con convicción y pasión. La Asamblea sinodal ha exhortado a que se tengan presentes las siguientes preguntas: “¿Qué dicen las lecturas proclamadas? ¿Qué me dicen a mí personalmente? ¿Qué debo decir a la comunidad, teniendo en cuenta su situación concreta?” El predicador tiene que “ser el primero en dejarse interpelar por la Palabra de Dios que anuncia”.» 

(S. S. Benedicto XVI, Exhortación Apostólica Verbum Domini, 59)



**********************************************



Recordó también lo bello que es que los párrocos conozcan a sus fieles, incluso el nombre sus perros, ironizó. 

El Papa Francisco ha pedido a los sacerdotes que escuchen más a Dios antes de predicar para no dar homilías largas que nadie entiende.


"El obispo debe caminar junto al pueblo, delante para guiar la comunidad, en medio para motivarla y sostenerla, detrás para tenerla unida", ha añadido.Además, ha puesto el acento en el papel de los Consejo Pastorales. "Un obispo no puede guiar la diócesis sin los consejos pastorales, un párroco no puede guiar la parroquia sin los consejos pastorales, esto es fundamental", ha dicho el Papa Francisco.


En muchas homilías que he escuchado, siempre pensé lo mismo: NO PROCLAMAN A JESUCRISTO Y SU REINADO AQUÍ Y AHORA. No hay Autoridad, no hay vivencia ni experiencia personal ni social, no hay credibilidad. No hay comunidad eclesial. 


En las Eucaristías hasta en las vigilias Pascuales y de Pentecostés o Pentecostales no hay "celebración", mas bien lamentación... Hasta el mismo saludo de la paz, es todo menos de saludo y muchos menos de paz, y si te dan la mano no te miran a los ojos. Sigue un modelo eclesial individualista... 

He ido a muchas bodas eclesiásticas sin homilía y sin espíritu...

Cuando me cruzo por la acera con sacerdotes, se hacen los locos para no saludarme. Parecen autistas sociales... Llevo muchos años en mi parroquia participando como lector y sé que ningún sacerdote conoce mi nombre. He mandado más de dos correos-e. a la parroquia para comentar alguna conferencia que han dado en el centro parroquial y no contestan ni por educación, ni tampoco el mismo conferenciante... 

Y sobre los consejos pastorales parroquiales o diocesanos no son consejos eclesiales, son mas bien direcciones clericales o eclesiásticas. No hay consulta, no hay cuestionarios, no hay espacios para el diálogo, para la edificación conjunta, nada de nada...






VER+: