EL Rincón de Yanka: CORO MUNDIAL Y VIRTUAL DE MILES DE VOCES ARMONIZADOS EN RED

inicio








lunes, 21 de octubre de 2013

CORO MUNDIAL Y VIRTUAL DE MILES DE VOCES ARMONIZADOS EN RED







Mientras se debate si las redes sociales y la tecnología en general nos vuelven seres aislados y menos creativos, el mundo sigue su marcha dándonos sorpresa tras sorpresa. ¿Os podéis imaginar un coro de más de tres mil personas de todo el mundo? Pues Eric Whitacre lo ha hecho posible sin necesidad de que nadie se moviera de su casa. El resultado es más que asombroso tanto desde el punto de vista artístico como del tecnológico. Argumento irrefutable: ni menos creativos ni solitarios. He aquí a miles de personas conectadas para cantar una idea bella y brillante.

El poeta mexicano y premio Nobel de literatura en 1990, Octavio Paz, nos regaló las siguientes líneas en su poema “Agua nocturna”:

"La noche de ojos de caballo que tiemblan en la noche, la noche de ojos de agua en el campo dormido, está en tus ojos de caballo que tiembla, está en tus ojos de agua secreta. Ojos de agua de sombra, ojos de agua de pozo, ojos de agua de sueño.El silencio y la soledad, como dos pequeños animales a quienes guía la luna, beben en esos ojos, beben en esas aguas.Si abres los ojos, se abre la noche de puertas de musgo, se abre el reino secreto del agua que mana del centro de la noche. Y si los cierras, un río, una corriente dulce y silenciosa, te inunda por dentro, avanza, te hace oscura: la noche moja riberas en tu alma".

Pero el arte, como buena actividad humana, tiende al encuentro, estimula la creatividad de otros, mueve las fibras sensibles del artista que que todos llevamos dentro y, a veces, logra variarse dando como resultado una nueva obra de arte. Es una pena que el poeta no viva para contemplar lo que ha sucedido con su poema. Primero la traducción al inglés como “Water Nigth”, después la mano mágica de Eric Whitacre, compositor norteamericano, para sacar la música de las palabras y ponerla en una pieza coral. Nada más acorde al pensamiento del mexicano que reconocía la íntima relación entre la música y la poesía.



WATER NIGHT

Night with the eyes 
of a horse that trembles in the night,
Night with eyes of water in the field asleep
Is in your eyes, a horse that trembles is in
Your eyes of secret water.
Eyes of shadow-water,
Eyes of well-water,
Eyes of dream-water.
Silence and solitude,
Two little animals moon-led,
Drink in your eyes,
Drink in those waters.
If you open your eyes, 
night opens doors of musk,
The secret kingdom of the water opens
Flowing from the center of the night.
And if you close your eyes,
A river, a silent and beautiful current, 
fills you from within,
Flows forward, darkens you:
Night brings its wetness 
to beaches in your soul.



Lo peculiar de esta historia, y lo que realmente conmueve hasta las lágrimas, es que el coro que interpreta esta pieza se compone de una manera sumamente peculiar. Se trata, nada más y nada menos, de un coro virtual. ¿Virtual? Sí, virtual. 

Os cuento un poco de qué va la cosa. Eric Whitacre dice que lo que siempre había querido hacer era cantar para convertirse en un pop star, pero la suerte no le sonrío en ese sueño juvenil. No obstante, el destino le tenía preparado un camino todavía más grande que, como suele suceder, inicia con un paso no tan sorprendente: el coro de su Universidad en Nevada. Si bien no era lo que esperaba (a pesar de la agradable sorpresa de encontrarse con muy lindas chicas en la misma sala), le dio la posibilidad de tener una experiencia que marcaría su vida para siempre.

Sin duda que algo inmenso había comenzado a gestarse. No hablemos ya del efecto viral del vídeo que sigue acumulando millones de visitas, simplemente la posibilidad de tener las voces de miles de seres humanos unidas en un ejercicio coral de esta naturaleza, sin importar lo lejos que estén una de otra, resulta abrumadora para la sensibilidad humana. Así que Whitacre no se detuvo e inicio las audiciones para la versión 2.0 del coro virtual, la pieza en cuestión sería la misma que lo inició todo: “Sleep” (Duerme). Sin más, disfrutad del resultado de tener unidas más de dos mil voces de más de cincuenta países:






La historia sigue y es el poema de Paz hecho música el que nos da el cierre de esta nota. Inefable, realmente no hay palabras para describir este trabajo. ¿Quién dijo que la tecnología nos hacía menos creativos y seres más solitarios? El arte encuentra con un ejercicio como este una bocanada de aire fresco, un campo completamente nuevo para su desarrollo. ¿Quién en la historia de la música podría haberse imaginado el poder escuchar la voz del mundo?