EL Rincón de Yanka: GRADUARSE DE BUENA PERSONA

inicio








domingo, 13 de octubre de 2013

GRADUARSE DE BUENA PERSONA


"El agradecimiento es la parte principal 
de un hombre de bien".  
Francisco de Quevedo Villegas


"El ser humano es bueno cuando hace mejores a los otros". Proverbio ruso

"No se puede ser bueno a medias". 
León Tolstoi

"En todo hombre bueno habita Dios". 
Lucio Anneo Séneca

"No puede ser bueno el que no sabe luchar y resistir". 
Concepción Arenal

"Las buenas personas son benedicentes 
menos para los maledicentes". 
Yanka




Graduarse de buena persona

Tengo una amiga que tiene dos hijas. La menor cursa el sexto grado y quiere ser Maestra. La mayor está en primer año de Preuniversitario y quiere ser Médico. Me cuenta esta amiga que suele decirle a sus hijas que a lo mejor en un futuro cambian de idea y escogen otra profesión pero que lo más importante de todo es… graduare de Buena Persona.

Y me ha gustado eso. Graduarse de Buena persona, de buen ser humano, de persona honesta, civilizada y altruista. Cuánta gente no nos encontramos en la vida diaria que son licenciados, tienen uno o dos másteres y a veces hasta un doctorado en cualquier rama del saber… pero miren que contrariedad… no se han graduado de Buenas Personas.

No imagino un mundo en que se pueda llegar al mercado y pedir tres kilogramos de alegría, cinco metros de libros, dos pedazos de ternura. Aunque no falta el que cree que la verdadera felicidad está en tener muchos kilogramos de objetos, muchos metros de algo o pedazos de cosas que no van a durar la eternidad.

Tuve un regocijo interior al levantarme el jueves pasado y ver una ciudad inundada de un amarillo inusitado. Niños, muchachas, ancianos, bicicletas, taxis y árboles. Se comenzaba a mover una mística que nació de una canción, un poema, un reclamo. Un breve gesto de lo que en realidad podemos llamar Buena Persona.

Debemos tener derecho a la quimera aunque alguien nos repite al oído que el futuro dura mucho tiempo. Podemos pensar en convertirnos en buenos maestros, excelentes jardineros, grandes profesores universitarios, cocineros de alta cocina, pero si en esa universidad de la vida que es nuestro andar por el mundo no nos graduamos de buenas personas seremos malos jardineros, torpes profesores o cocineros de muy mala calidad.

A mi me gustaría graduarme de Buena Persona. ¿Y usted?

Reynaldo García Blanco