EL Rincón de Yanka: 📕📒📕 ESPAÑICIDIO: EL SISTEMA POLÍTICO PARTIDOCRÁTICO DE ESTADO ESTÁ PODRIDO

inicio








miércoles, 17 de julio de 2019

📕📒📕 ESPAÑICIDIO: EL SISTEMA POLÍTICO PARTIDOCRÁTICO DE ESTADO ESTÁ PODRIDO


"EL ESPAÑICIDIO"


“El Españicidio”, el cuarto libro de Lucio A. Muñoz, está escrito en clave de economía política y es la segunda parte de su anterior obra “El sistema está podrido”. El citado libro plantea soluciones políticas a los problemas económicos de España. Y todo ello, debido a que el principal hándicap de la economía española tiene un origen causal de índole político. En este sentido, esta obra analiza en primer término y de forma fundamental la antidemocrática herencia política que la Transición dejó a España, y cuyas económicamente ruinosas consecuencias está padeciendo nuestro país en pleno Siglo XXI. Tanto en cuanto, la politización de la Justicia, la corrupción política institucionalizada en la Administración Pública, el despilfarro autonómico, los movimientos independentistas regionales y el desempleo estructural (el resultado de todo lo anterior) amenazan con destruir España a nivel político, social, territorial, económico, etc. Igualmente, el referido libro también desarrolla un profundo análisis en relación a las corruptas razones que impiden al bipartidismo democratizar a nuestra gran nación. Y, además, esta obra aborda la actual problemática que el modelo tetrapartidista está provocando, llegando a la conclusión relativa a que el mismo no es la solución política que necesita España, puesto que esta alternativa es aún más nociva para nuestra pseudodemocracia. Máxime, considerando que Podemos es una formación antidemocrática y el proyecto nacional de Ciudadanos está fracasando estrepitosamente. Consiguientemente, El Españicidio propone a los españoles, como única solución democráticamente regeneradora, conformar una verdadera sociedad civil, al estilo de las sociedades civiles de las democracias occidentales consolidadas, que pueda convertirse en el “quinto poder” y enfrentarse a los abusos de nuestra corrupta partitocracia.

Una tesis permea, desde el prólogo, la obra que tenemos entre manos: la crisis a todos los niveles por la que transita España durante los últimos años y que, lejos de solventarse, se ha agravado. En efecto, Rojo y Muñoz trascienden el mero análisis económico para prestar atención a las raíces sociales, políticas y culturales del problema que no solo escrutan sino que proponen también formas de resolución. Estas últimas tienen un protagonista fundamental (la sociedad civil) que deberá llevar a cabo la compleja misión de la regeneración, tarea de la que excluyen a los partidos tradicionales (PP y PSOE) así como algunos de nuevo cuño (Podemos).
La obra, igualmente, supone un recorrido trepidante por los cambios que se han observado en los principales actores políticos españoles. Al respecto, el hecho de que el libro sea el resultado de una compilación de artículos de opinión escritos por el autor ordenados cronológicamente, nos permite apreciar el hundimiento de UPyD (formación llamada a ser una de las alternativas al bipartidismo de PP y PSOE), la emergencia de Podemos y Vox o la transformación de Ciudadanos en partido de ámbito nacional.

Lucio Muñoz se muestra políticamente incorrecto en su análisis. El resultado es una crítica, mordaz en ocasiones, bien argumentada sobre algunos aspectos que han conformado el panorama político español desde 1978, empezando por el sistema autonómico y siguiendo por la partitocracia de PP y PSOE, a los que acusa de manifestar una peculiar concepción de la democracia (consistente en votar cada cuatro años) y del diálogo con el independentismo catalán (estrategia que entienden como sinónimo de ceder permanentemente ante sus acometidas rupturistas). En este sentido, pone como ejemplo la actuación del Gobierno de la Nación ante la consulta ilegal del 9 de noviembre de 2014, a la que define como “referendo de cartón piedra”.
Asimismo, Lucio Muñoz también nos advierte de algunas soluciones que podrían resultar aún más nefastas que el contexto actual, como por ejemplo otorgar la confianza a la formación liderada por Pablo Iglesias. Podemos, a pesar de sus tretas por disfrazarse de socialdemócrata, supone únicamente una traslación del marxismo-leninismo al siglo XXI. Dicho con otras palabras: persigue imponer en España el modelo de Gobierno de Venezuela e Irán, lo que aumentaría el intervencionismo gubernamental y reduciría la libertad de los ciudadanos (particularmente de los disidentes).

No se trata de una crítica teórica o sectaria, sino avalada por la experiencia. Para ello, desentraña algunas de las iniciativas que las diferentes marcas de Podemos han establecido en los municipios que gobiernan en los cuales cabe apuntar que han reducido a la irrelevancia a IU, partido que hasta hace poco aspiraba a capitalizar el descontento de los votantes del PSOE.
En cuanto a Ciudadanos, aunque le suscita mayor optimismo, también enumera sus limitaciones de cara a realizar exitosamente la regeneración de nuestro sistema y de nuestra democracia. La principal de ellas tiene que ver con su conversión “en tiempo récord” en partido nacional, lo que ha permitido que en sus cuadros dirigentes se hayan instalado oportunistas que en su día militaron en PP o PSOE. Esta afirmación resulta compatible con el reconocimiento de la positiva labor desarrollada en Cataluña combatiendo el nacionalismo.

Finalmente, dentro de los modelos a seguir, el autor propone el de Reino Unido bajo el Gobierno de David Cameron. Las razones de ello descansan en la capacidad mostrada por los conservadores británicos para incentivar la creación de empleo privado (en detrimento del público), revirtiendo la compleja herencia económica que le transmitió el laborismo.

PRÓLOGO DE ALFONSO ROJO

¿El "modelo tetrapartidista" es la solución?

Cuando Lucio, mi amigo y colaborador de Periodista Digital, el periódico que fundé y actualmente dirijo, me pidió que escribiera el prólogo de su cuarto libro, supuse que sería un trabajo extremá­damente fácil porque pensé en un primer momento que para cen­trar el texto bastaría con identificar alguno de los duros mensajes que, de manera común y repetidamente, lanza en todos y cada uno de los capítulos del libro.
Y a partir de la identificación de alguno de estos mensajes, tenía pensado construir un prólogo con un marcado perfil crítico, al objeto de seguir la línea profundamente crítica del libro.

Máxime,tanto en cuanto soy un lector habitual de los artículos que escribe Lucio sobre economía política en Periodista Digital. Y, en este sentido, conozco su enfoque ideológico, su independiente línea de pensamiento, sus estrictas reflexiones de índole so­ciopolítica, sus propuestas económicas para aportar soluciones a los problemas estructurales de nuestra economía y,en definitiva, los análisis político-económicos que habitualmente desarrolla.

No obstante, estructurar y dar vida a este prólogo me ha resultado una tarea más ardua de lo que en un primer momento pude pensar. Puesto que cada capítulo del libro aborda una temática diferente y complicada, evidentemente, relacionada con los problemas políticos, económicos, laborales, sociales, etc., que actualmente tienen en vilo a España. Aunque, en este sentido, y es justo reconocerlo también, cada uno de los capítulos aporta una solución para cada problema planteado.

En consecuencia, y debido a que resumir el libro de Lucio en un breve prólogo también es una labor harto complicada (esta es otra de las opciones que barajaba como estrategia para escribir el prólogo), be seleccionado finalmente un asunto de vital relevancia, que además se trata de uno de los ejes temáticos sobre los que gira el contenido del libro, con el objetivo que el mismo protagonice este prólogo.

Este referido tema no es otro que "la decepción del modelo tetrapartidista como alternativa al tradicional bipartidismo".
En base a ello y tomando como referencia a varios capítulos del libro que analizan este fenómeno político en España, coincido plenamente con Lucio en la siguiente y fundamental idea. Es decir, básicamente en que el modelo tetrapartidista está decepcionando actualmente a gran parte de la sociedad española que, en un principio y en el momento en el que aparecieron los partidos emergentes abanderando la regeneración democrática, estaba ilusionada con las nuevas formaciones políticas. Pero la realidad se está imponiendo y el remedio puede ser peor que la enfermedad.

En virtud de lo anterior y descartando a Podemos, que nunca ha engañado a los españoles de bien porque es una formación clo­nada del chavismo venezolano, la gran esperanza residía en Ciu­dadanos. No obstante, el proyecto nacional del partido liderado por Albert Rivera está fracasando debido, sobre todo, a que los dirigentes de esta formación bao intentado crear una estructura política a nivel nacional en un tiempo récord y el resultado ha sido nefasto.
En definitiva, los partidos políticos o la partitocracia, sea bi­partidista o tetrapartidista, no solucionarán los problemas de España ni de los españoles, porque el único objetivo que persiguen todas las formaciones políticas españolas es lograr el poder y mantenerlo a toda costa.
Por tanto, la única solución que tenemos los ciudadanos es con ­ formar una verdadera sociedad civil que luche verdaderamente por nuestra libertad y nuestra democracia y, paralelamente,ejerza un verdadero contrapoder a los abusos del Estado y del gobierno de tumo,tal como hacen,por ejemplo, los ciudadanos en USA.
Fado. Alfonso Rojo.
Fundador y director de Periodista Digital 
y colaborador en diferentes 
medios de comunicación.

INTRODUCCIÓN

La sociedad civil debe tomar las riendas del destino de España y convertirse en "el quinto poder ".
Mi cuarto libro, titulado "El Españicidio" y escrito en clave de economía política, corresponde a la segunda parte de mi anterior libro "El sistema está podrido".
El titulo del presente libro no ha sido producto de la casualidad ni de la imaginación,todo lo contrario, puesto que el mismo refleja fielmente el terrorífico entorno sociopolítico y económico en el que actualmente se encuentra inmersa España. Y, en base a ello, el citado titulo hace referencia a un supuesto suicidio de nuestro país.
Porque España, sobre todo desde el 11-M-2004, está padeciendo una gravísima depresión que la puede conducir al suicidio político, económico, social, moral, estatal, monárquico, religioso...
No obstante, los primeros síntomas de esta terrible enfermedad política que sufre España aparecieron en la Transición, aunque los mismos pasaron interesadamente desapercibidos.

Debido a ello, las numerosas carencias, tan antidemocráticas como inconstitucionales, derivadas del "Régimen del 78" amenazan en la actualidad con destruir España a todos los niveles y borrar nuestra identidad nacional.
Tanto es así, que nuestro sistema, erróneamente denominado constitucional y democrático, está totalmente podrido en base a que el mismo se encuentra sustentado por una pseudo democracia estrafalaria que ha permitido la politización de la Justicia, la institucionalización de la corrupción política en la Administración Pública, la ruina económica provocada por el despilfarro de 17 au­tonomias deficitarias y endeudadas (algunas de ellas quebradas), el avance de los movimientos independentistas regionales, nuestra alta tasa de desempleo (que es la consecuencia económico-laboral de todos los anteriores problemas políticos), etc.

En función de lo anterior, es factible afirmar que la fuente de donde emanan todos los males político-económicos de España es la Transición. E, igualmente, los españoles también hemos podido comprobar en pleno siglo XXI que los "traidores de la patria" diseñaron un producto político, tan marketiniano como defectuoso, denominado Constitución Española, únicamente con el objetivo de perpetuar en el poder a una oligarquía política corrupta y depravada a través del Estado de las autonomías.
Y aunque es relevante identificar las causas y el origen de las deficiencias de nuestro sistema, más importante aún es intentar buscar soluciones para guiar y reconducir a nuestro país por la senda de la unión nacional, el crecimiento económico, la regeneración democrática, la paz social, la libertad, el respeto a la propiedad privada...

Máxime, tanto en cuanto los españoles estamos percibiendo que el modelo tetrapartidista, que en un principio generó ilusión y esperanzas de regeneración democrática, es tan corrupto e ineficiente como el bipartidismo tradicional o aún más.
Puesto que Podemos, un partido ultra izquierdista y financiado por el narco-Estado de Venezuela, solo aspira a implantar una dictadura comunista en España y sustituir a la actual y corrupta casta política por otra "castuza política podemita" todavía más corrupta.
Y Ciudadanos, abducido por el poder y espoleado por unas encuestas favorables (pero que empiezan a darle la espalda), ha intentado crear una estructura política de implantación nacional en varios meses y el resultado no es otro que la inclusión en casi todas las listas electorales de este partido de oportunistas,aspirantes a políticos profesionales, fracasados que proceden de otras formaciones políticas, corruptos, etc.

Consecuentemente y al objeto de solucionar el problema del independentismo catalán,la entrada de etarras en los gobiernos de las instituciones vascas, la corrupción política institucionalizada, la politización de la Justicia, la alta tasa de desempleo, el asfixiante intervencionismo público en la economía, etc., la sociedad civil tiene que empezar a actuar al modo en el que lo hacen las sociedades civiles de las democracias occidentales y avanzadas.
Al respecto, este libro plantea determinadas soluciones polí­tico-económicas pero que solo pueden implantarse en España si la sociedad civil presiona y se convierte realmente en un "quinto poder" que pueda hacer frente a la corrupción de la partitocracia.


"EL SISTEMA ESTÁ PODRIDO"
EL MODELO ECONÓMICO-POLÍTICO 
PARASITARIO Y CLIENTELAR DE España

  • “La economía española está intervenida por el poder dictatorial y la corrupción de los dos principales partidos políticos”
  • “Las autonomías enriquecen a la casta política y empobrecen a los españoles”
  • “El sistema en España es una cleptocracia disfrazada de democracia estrafalaria”
  • “La crisis es un engaño a los españoles: corrupción política, malversación de caudales públicos y politización de la Justicia”
  • “Las nuevas generaciones tienen derecho a conocer la farsa que ha supuesto la Transición”
  • “La actual y nueva lucha de clases en España: la oligarquía político- sindical y la élite financiera contra los ciudadanos”
España, en opinión de Lucio A. Muñoz, tiene un sistema parasitario, puesto que, el sector privado y, por tanto, la economía productiva está al servicio, fundamentalmente, de los dos partidos políticos más importantes y de los dos sindicatos de clase. En este sentido, gran parte de la subvencionada casta político-sindical española parasita y, por tanto, vive acomodadamente a costa de convertir a las pymes, los autónomos y las familias en verdaderos esclavos fiscales del SXXI. Casi todos los españoles piensan al respecto que más de la mitad de nuestra casta político-sindical es absolutamente prescindible.
Igualmente, España tiene un sistema clientelar debido a que las empresas y los ciudadanos que no tengan la condición de «clientes económico-políticos» de los dos principales partidos, se encuentran prácticamente fuera del círculo del dinero, de la influencia y el poder. Las subvenciones públicas inyectadas a empresas amigas de los partidos y las famosas «mordidas» cobradas por determinados políticos a empresas a cambio de la concesión de contratos con la Administración retratan la perversa conexión que existe en nuestro país entre economía y política y, del mismo modo, la confusión existente entre la «cosa pública» y la Cosa Nostra.

En el citado libro y en clave de economía política, el autor expone determinadas ideas que reflejan que el problema económico de España es de origen político y, por ende, la recuperación económica de nuestro país depende, sobre todo, de una radical regeneración de nuestro corrupto sistema político.

VER+:

📕 ESPAÑICIDIO: "CUATRIPARTITO KAMPORA"