EL Rincón de Yanka: SUMA DE TALENTOS DE MICHEL QUOIST (LA HUMANIDAD ENTERA TE NECESITA) Y LA ÚLTIMA PLEGARIA DE GANDHI

inicio








lunes, 11 de mayo de 2015

SUMA DE TALENTOS DE MICHEL QUOIST (LA HUMANIDAD ENTERA TE NECESITA) Y LA ÚLTIMA PLEGARIA DE GANDHI


SUMA DE TALENTOS - MICHEL QUOIST

More presentations from anita

La humanidad entera te necesita

Si la nota dijera:
"No es una nota la que hace una música"
...no habría sinfonía.

Si la palabra dijera:
"No es una palabra la que puede hacer una página"
...no habría libro.

Si la piedra dijera:
"No es una piedra la que pueda montar una pared"
...no habría casa.

Si la gota dijera:
"No es una gota la que puede hacer un río"
...no habría océano. 

Si el grano dijera:
"No es un grano de trigo el que puede sembrar un campo"
...no habría cosecha.

Si el hombre dijera:
"No es solo un gesto de amor lo que puede salvar la humanidad",
jamás habría justicia y paz, dignidad y felicidad en
la tierra de los hombres.

Como la sinfonía necesita cada nota.
Como el libro necesita cada palabra.
Como la casa necesita cada piedra.
Como el oceáno necesita cada gota del agua.

Como la cosecha necesita cada grano de trigo.
La humanidad entera TE necesita, pues donde
estés, eres único y, por tanto, insustituible.

Autor: 
Michel Quoist



****************************************
LA ÚLTIMA PLEGARIA DE GANDHI



Ya te sientas fatigado o no ¡oh hombre!, no descanses;
no ceses en tu lucha solitaria,
sigue adelante y no descanses.

Caminarás por senderos confusos y enmarañados
y solo salvarás unas cuantas vidas tristes.
¡Oh hombre!, no pierdas la fe, no descanses.

Tu propia vida se agotará y anulará,
y habrá crecientes peligros en la jornada.
¡Oh hombre! soportas todas esas cargas, no descanses.

Salta sobre tus dificultades
aunque sean más altas que montañas,
y aunque más allá solo haya campos secos y desnudos.
¡Oh hombre!, no descanses hasta llegar a esos campos.

El mundo se oscurecerá y tú verterás luz sobre él
y disiparas las tinieblas.
¡Oh hombre!, aunque la vida se aleje de ti, no descanses.

¡Oh hombre!, no descanses;
procura descanso a los demás

*
(Esta oración fue hecha en la mañana del 15 de Enero de 1948; 
a las 5´15 de la tarde de ese mismo día, 
murió asesinado, repitiendo: 
¡Hai Rama! –¡Oh, Dios!- )