EL Rincón de Yanka: EL CÍCLOPE TOTALITARIO DE NELSON RIVERA

inicio








sábado, 30 de mayo de 2015

EL CÍCLOPE TOTALITARIO DE NELSON RIVERA


«El mundo está patas arriba. A los más honestos se los llevan a los campos de concentración, a las cárceles y a las celdas solitarias, y la escoria gobierna a grandes y pequeños, pobres y ricos.»  Diario de Ana Frank 


El Cíclope Totalitario de Nelson Rivera
Los cíclopes totalitarios perdurarán a menos que algún Ulises los enfrente


Al igual que el Polifemo de la Odisea, el cíclope totalitario, engulle a quien quiera que se atraviese en su camino y, a través de su único ojo, detecta, persigue y subyuga a quienes lo adversan hasta reducirlos a un dócil rebaño sin voluntad y sin carácter. Las ovejas descarriadas, las que no se someten, deberán sucumbir. 



Mientras unos se aferran a la evasión, otros a la indiferencia y unos más se dejan llevar por la sombre o se corrompen, hay gente en Venezuela que durante estos años se ha dedicado a leer, a pensar y a escribir sin pausa sobre lo que nos pasa, sobre lo que ha pasado antes en otras partes del mundo, y sobre los tenebroso vínculos que pueda haber entre los horrores exóticos y anteriores y el horror nuestro del aquí y el ahora.

Los "ismos" más aterradores están atrapados en este libro: nazismo, antisemitismo, terrorismo, fascismo, comunismo, no importa cuán extremas o diferentes sean las ideologías que cobijan, convergen todos en el vector de la intolerancia y la obcecación contra el oponente o el objeto de su persecución.
Es difícil encontrar un libro más pertinente en esta hora menguada que vivimos en Venezuela. Mientras la sumisa Asamblea Nacional aprueba una excluyente ley sobre procesos electorales, discute otra que proscribe la propiedad privada y prepara la que manipulará la educación, la fiscal general de la República propone una Ley de Delitos Mediáticos que genera considerable rechazo y se retira, lo cual no impide que Conatel cierre casi cuatro decenas de emisoras de radio en un sólo día. Tenemos un periodista preso recientemente en Táchira y varios reos políticos desde hace años. Por si fuera poco, una enajenada de cabellos oxigenados lidera la banda de delincuentes que asalta un canal de televisión y arroja bombas lacrimógenas contra los trabajadores. Todo esto —y de seguro mucho más— sucede bajo la mirada instigadora de un caudillo que siente el rechazo de su pueblo, que teme perder los privilegios que una vez conquistó con elecciones y que pretende mantenerlos con la complicidad de las instituciones del Estado, a pesar de que tenga que “quemar” a dos mujeres incondicionales. 
El cíclope totalitario es un libro tremendamente pertinente aunque su autor, Nelson Rivera, apenas roza con su escritura la década que hemos vivido en peligro bajo el asedio de Hugo Chávez. Tampoco le hace falta. Sus textos son más elocuentes que cualquier arenga de panfleto.
Este volumen inquietante reúne una selección de artículos y ensayos publicados por Rivera, entre 2004 y 2008, tanto en las páginas del Papel Literario de El Nacional, que dirige desde 1995, como en su columna de todos los lunes en el mismo diario, así como algunos materiales inéditos. Es un libro extenso, amplio, profuso, que se lee con pasión pero sin facilismo. No es lectura ligera. No propone escapismo. Sus textos conforman un corpus de reflexiones sobre lo que alguna vez se llamó la tentación totalitaria y que ha devenido en una vertiente de la historia latinoamericana y venezolana contemporánea. El punto medular se halla en el análisis de los sistemas totalitarios, sus consecuencias tiránicas, sus matanzas históricas, la crueldad del fanatismo y el testimonio de las víctimas. Algo más: sus enseñanzas.

El cíclope totalitario no se lee de un tirón, como reza el lugar común. Requiere atención, tiempo e interés. Tardé un par de meses en leerlo, alternándolo con otros títulos de ensayo y narrativa. Su estructura permite esa aproximación fragmentaria y contextual a la vez. Se leen dos o tres textos y se abandona el libro para retomarlo después, en algunos días o en algunas horas. Al leer los otros artículos es posible establecer la visión conjunta del autor. Uno puede apreciar la dimensión reflexiva de Vasili Grossman, en un texto particularmente importante, como comprender el legado de Hanah Arendt reinterpretado en la contemporaneidad y rechazado en este renacer del totalitarismo. Pero en todos sus pasajes, diversos y específicos, se observa la persistencia de una intencionalidad que se despliega en temas y personajes aparentemente inconexos.

Su título ilustra la tragedia que encarna un monstruo que todo lo ve con un solo ojo. Un esperpento de la historia que se repite con variantes. Las experiencias soviética y nazi son apenas lunares en un panorama lamentablemente más amplio, que se extiende por todos los continentes y a lo largo del siglo XX y lo que va del actual. El monstruo del autoritarismo rebasa las fronteras del caudillismo y chapotea en las aguas del pensamiento religioso pata convertir en asunto de fe. Extrañas creencias que convocan la enajenación colectiva. Un libro para entender, para obtener luces, para otear caminos.


Nelson Rivera nos avisa sobre la doctrina chavista comunista de PODEMOS


"Los pueblos ni siquiera sus intelectuales son capaces de prever la tragedia perversa de lo totalitario. Hemos sido formados para pensar que el futuro debería ser necesariamente bueno y mejor. No estamos capacitados para discernir el mal que se aproxima: una fuerza destructiva anti-sistema con una potentísima hambre de poder sin principios a costa de lo que sea y justificando los medios que sean necesarios..." Nelson Rivera

EUROPA: "DECLARACIÓN DE PRAGA" sobre Conciencia Europea y Comunismo


MANIFIESTO CONTRA LA MUERTE DEL ESPÍRITU Y DE LA TIERRA


LA NUEVA TIRANÍA





"Desde el principio de la humanidad hasta nuestros días, multiples demonios ocultos en apariencia de humanos, llegan desde los infiernos al poder de los hombres. Son persistentes; buscan el mejor momento para actuar y con sus pérfidas imposiciones subyugan a sus súbditos para su propio beneficio. Algunos hombres los descubren, los combaten, arriesgando su vida por la eliminación de lucifer de nuestro mundo, librando una batalla entre el bien y el mal que todavía está por terminar. Un día los demonios viendo las dificultades de imponer sus falacias, pensaron en el mejor método para dominar el pensamiento de sus súbditos, y así, controlar su voluntad. Para ello decidierón centrarse en los más débiles: ADOCTRINAR Y ALIENAR A LOS MENORES: RESOLUCIÓN 058".   Kaleshi Moros




VER+:

‘EN VENEZUELA, DECÍAMOS QUE NO HABÍA COMUNISMO, QUE ESTO NO ERA CUBA. EN ESPAÑA, DICEN ESTO NO ES VENEZUELA’