EL Rincón de Yanka: 👫 ECONOMÍA DE LAS CARICIAS: ¿COOPERAR O COMPETIR?

inicio








jueves, 16 de noviembre de 2017

👫 ECONOMÍA DE LAS CARICIAS: ¿COOPERAR O COMPETIR?


Quiero compartir el vídeo “La economía de caricias” por Álex Rovira, escritor y economista, conferenciante internacional y emprendedor. 
Álex Rovira, habla de soluciones empresariales y personales a través de conceptos y teorías como la economía de las caricias, el efecto Pigmalión o la gestión de equipos. Este vídeo, de menos de siete minutos, lleva a una reflexión perfectamente aplicable a dar soluciones a situaciones de crisis, soluciones ligadas a la optimización organizativa de los recursos humanos en su día a día.

Hay algo que es obvio, pero que acabamos obviando precisamente porque es obvio: los seres humanos para desarrollarnos necesitamos alimento, oxígeno y agua.... pero sobre todo necesitamos caricias.
William Faulkner, extraordinario novelista, en una de sus novelas ("Las Palmeras Salvajes") dice lo siguiente: "entre el dolor y la nada, prefiero el dolor". Creo que esa frase ilustra muy bien el principio que enunció Claude Steiner (discípulo de Eric Berne, que fue a su vez discípulo de Freud) Steiner desarrollo una teoría muy interesante: la teoría de la economía...

Que percibimos la sensación de vacío emocional mucho peor que la del sentimiento de dolor, ya que este último, de alguna manera nos hace sentir que estamos vivos y que somos tomados en cuenta.

La reconocida psicóloga Claudia Steiner ha podido comprobar los efectos que ejerce sobre el ser humano el hecho de crecer y vivir en una situación donde hay abundancia de “reconocimientos”, o por el contrario, donde existe escasez de los mismos.

A este estudio le dio el nombre “Economía de Caricias”.

De acuerdo a esta perspectiva, chicos, jóvenes, adultos, ancianos, requerimos en una enorme medida, del afecto, la ternura, la caricia, la mirada, la palabra, el gesto, el contacto del otro.
“Hay un intercambio fundamental más allá del económico y que es el principal motor de la vida, un intercambio esencial a partir del cual se construye la esperanza y el sentido de la vida: el intercambio de caricias” . 

“Todo ser humano necesita caricias positivas”, con esta frase nos invita a concluir que no sirven de nada las relaciones de conflicto y es contraproducente el insulto, la humillación, el acoso moral, la presión. Para alejarnos de estas pautas que se generan a menudo en el ámbito laboral, es más propio aproximarse al otro, buscar su bienestar, pues eso mejorará nuestra organización.

“¿Competir o cooperar?” 

En esta reflexión no elige una u otra, sino pone cada acción en su sitio. “La competencia es necesaria para nuestra propia excelencia”, es decir, sirve para superarnos a nosotros mismos, pero compararnos con el otro es perder. La cooperación, unida a la confianza da mejores resultados de desarrollo.