EL Rincón de Yanka: 🚉 EL TREN DE LA VIDA: ¡FELIZ VIAJE COMPARTIDO! (Life is like a journey on a train)

inicio








domingo, 5 de noviembre de 2017

🚉 EL TREN DE LA VIDA: ¡FELIZ VIAJE COMPARTIDO! (Life is like a journey on a train)

El Tren de la Vida 

🚂

La vida se asemeja a un viaje en tren. Con sus estaciones y cambios de vía, algunos accidentes, sorpresas agradables en algunos casos, y profundas tristezas en otros.

Al nacer, nos subimos al tren y nos encontramos con nuestros padres, creemos que siempre viajarán a nuestro lado. Pero en alguna estación ellos se bajarán dejándonos seguir el viaje, de pronto nos encontraremos sin su compañía y su amor irreemplazable...


No obstante, muchas otras personas que nos serán muy especiales y significativas, se irán subiendo al tren de nuestra vida... Nuestros hermanos, amigos y en algún momento, el amor de nuestra vida...

Algunos tomarán el tren, para realizar un simple paseo. Otros durante su viaje pasarán por momentos de oscuridad y tristeza. Y siempre encontraremos quienes estén dispuestos ayudar a los más necesitados.

Muchos al bajar, dejan un vacío permanente. Otros pasan tan desapercibidos que ni siquiera nos damos cuenta que desocuparon sus asientos... 

Es curioso ver como algunos pasajeros, aún los seres queridos, se acomodan en coches distintos al nuestro. Durante todo el trayecto están separados, sin que exista ninguna comunicación. 

Pero en realidad, nada nos impide que nos acerquemos a ellos si existe buena voluntad de nuestra parte. De lo contrario, puede ser tarde y encontraremos a otra persona en su lugar. 

El viaje continúa, lleno de desafíos, sueños, fantasías, alegrías, tristezas, esperas y despedidas... 

Tratemos de tener una buena relación con todos los pasajeros, buscando en cada uno, lo mejor que tengan para ofrecer. En algún momento del trayecto, ellos podrán titubear y probablemente precisaremos entenderlos, pero recordemos que nosotros también, muchas veces, titubeamos y necesitamos a alguien que nos comprenda.

El gran misterio para todos, es que no sabremos jamás en qué estación nos toca bajar. Como tampoco dónde bajarán nuestros compañeros de viaje, ni siquiera el que está sentado a nuestro lado. 

A veces pienso en el momento en el que me toque bajar del tren. ¿Sentiré nostalgia, temor, alegría, angustia...? Separarme de los amigos que hice en el viaje, será doloroso y dejar que mis hijos sigan solos, será muy triste. Pero me aferro a la esperanza de que en algún momento, tendré la gran emoción de verlos llegar a la estación principal con un equipaje que no tenían cuando iniciaron su viaje. 

Lo que me hará feliz, será pensar que colaboré para que ellos crecieran y permanecieran en este tren hasta la estación final.

Amigos, hagamos que nuestro viaje en este tren tenga significado, que haya valido la pena. 
Vivamos de manera que cuando llegue el momento de desembarcar, nuestro asiento vacío, deje lindos recuerdos a los que continúan viajando en el Tren de la Vida.


¡FELIZ VIAJE!

MARK ANTHONY THE PSYCHIC LAWYER®





EL TREN DE LA VIDA 
En la vida se nos ofrece continuamente diferentes oportunidades que a veces dejamos pasar, otras las aprovechamos lo mejor que podemos y sabemos. 

Esta convivencia es una más, podemos quedarnos mirando como pasa el tren de la vida a nuestro lado, o podemos subir al tren e implicarnos, dando todo lo que tenemos, lo mejor que tenemos. 

Un tren avanza, espléndido y veloz, hacia su destino. Corta los campos como una flecha. Penetra las montañas. Traspasa los ríos. Cruza las ciudades se desliza como una serpiente mecánica, sin obstáculos. Su forma, su color, su velocidad: todo a la perfección. 

Dentro del convoy tiene lugar el desarrollo de un drama: 

el drama de la humanidad. Gente de toda raza. Gente que conversa y gente que calla. Gente que trabaja y gente que dormita. Gente que Contempla el paisaje. Gente que negocia, preocupada. Gente que nace y gente que muere. Gente que ama y gente que odia secretamente. Gente que hasta discute la dirección del tren: 
¡el convoy tomó una dirección equivocada! 
Gente que cree haberse confundido de tren. 
Gente que protesta. incluso, contra el tren mismo: 
"¡No debiera haberse construido ningún tren, puesto que...!" 
Gente que proyecta trenes más rápidos. Gente que acepta el tren agradecida, disfrutando y celebrando sus ventajas. Gente que no se hace problema: 
sabe que llegará con seguridad a su destino. 

¿Por qué preocuparse? Gente que corre nerviosa, hacia los vagones de cabeza: 

¡quisiera llegar más aprisa! Gente contradictoria, que va en dirección opuesta a la del convoy, caminando absurdamente hacia el vagón de cola: 
¡quisiera huir del tren! Y el tren sigue corriendo, impasible, hacia su prefijado destino. Transporta pacientemente a todos, sin distinguir entre el amargado y el comprometido. Ni deja tampoco de transportar gentilmente a sus contradictores. A nadie se niega. Y a todos ofrece la oportunidad de realizar un viaje espléndido y feliz, así como la garantía de llegar a la ciudad del sol y del descanso. 


El viaje es gratis para todos. Nadie puede salir ni evadirse. Se vive dentro del tren. Y ahí es donde se ejercita la libertad: se puede ir hacia adelante o hacia atrás: 
cabe modificar los vagones o dejarlos intactos: 
se puede disfrutar del paisaje o aburrirse con los vecinos: 
es posible aceptar gustosamente el tren o rechazarlo con acritud. Mas no por eso deja el convoy de correr hacia su infatigable destino ni de cargar cortés y gentilmente con todos. 
L. BOFF. 
"Gracia y liberación del hombre"
🚂
El tren de la vida, 
de poemas del alma

El tren de la vida pasa,
en él todos van viajando
y todos van recordando
los lugares que rebasa,
y la ilusión disfrutando.

Son anhelos, estaciones,
complacidas existencias
de vividas complacencias,
de sufridas situaciones,
ambicionadas vivencias.

Por la ventanilla vemos
los paisajes del placer,
ilusiones de un ayer,
contratiempos que retienen
recuerdos que mantener.

Paisajes de Primavera
con campos llenos de flores,
ilusiones de colores
en la juventud primera
y los primeros amores.

Campos yermos, eriales,
predios baldíos, quebradas,
sinrazones empeñadas,
contratiempos desiguales
en las vivencias pasadas.

Las amistades del viaje
van renovando ilusiones,
incrementando emociones
que componen el bagaje
por unas y otras razones.

Inmersos en confusiones,
el tren al túnel pasar,
de la mente ha de borrar
unas y otras estaciones
que anhelaban recordar.

Corriendo el tren de la vida
tras de una y otra parada,
en la estación de llegada
va la ilusión extinguida
con la ruta terminada...

Félix Abad Sánchez



EL TREN DE LA VIDA - TEO GALINDEZ