EL Rincón de Yanka: 📧 CARTA A LOS "TEÓLOGOS" MARXISTAS Y COMUNIDADES DE BASE

inicio








viernes, 3 de noviembre de 2017

📧 CARTA A LOS "TEÓLOGOS" MARXISTAS Y COMUNIDADES DE BASE



Que El Señor esté contigo...



Yo pertenecía al comité de solidaridad por América Latina "OSCAR ROMERO" DE LA CORUÑA, ESPAÑA. 


Y lamento la nula ayuda y solidaridad de los comités y de las comunidades de base con respecto al sufrimiento del pueblo venezolano reprimido y crucificado por el régimen castrochavista en #SOSVenezuela. Por eso, por su indiferencia, por su platonismo fundamentalista materialista, los acuso por ser culpables...

Las ideologías han cegado la causa de Jesús que es el ser humano en sí mismo. Toda dictadura tanto de derechas como de izquierdas es liberticida y criminal de lesa humanidad.

Ese es problema de ustedes los intelectualoides... 
Su ideología y su "teología" ha sido promotora de la barbarie y del mismo castrochavismo genocida y liberticida que ha herido de muerte a mi Venezuela como a Cuba. 
"Creer en Dios no es pensar en Dios, 
sino sentir -sentipensar- a Dios". Pascal
"EXISTE UN REMEDIO PARA CUALQUIER CULPA: 
RECONOCERLA". GRILLPARZER 
"LOS FILÓSOFOS DISECAN PERO NO CURAN".
"LAS IDEOLOGÍAS NOS SEPARAN, LOS SUEÑOS 
Y LA ANGUSTIA NOS UNEN". EUGENE IONESCO

EL AFÁN DE PERFECCIÓN HACE A 
ALGUNAS PERSONAS TOTALMENTE 
INSOPORTABLES. PEARL S. BUCK

“Aléjame de la sabiduría que no llora, 
la filosofía que no ríe y la grandeza 
que no se inclina ante los niños”. Khalil Gibran
"No hay nada tan absurdo que no haya 
sido dicho ya por un filósofo". Cicerón



He escuchado a muchos teólogos y me han parecido muy soberbios y muy racionalistas. Además van de intelectuales. Son muy teóricos y muy egoístas. Hablan de cosas que no han experimentado ni vivenciado. Creen pensando y no sentipensando a Dios.



Son los nuevos escribas. Jesús no escogió a ningún escriba o teólogo como discípulo.
“Fuego, Dios de Abraham y de Sara, Isaac y Rebeca, y Jacob y Raquel”, y no, Dios de los Filósofos y los sabios”. Es decir, que Pascal apuesta por el Dios Fuego, por el Dios vivo en contraposición a un Dios teórico o conceptual. Él experimentó al Dios vivo, al Dios de la Fe, y en tal vivencia transformadora, comprendió con asombro gozoso que la irrupción de la realidad de Dios es muy diferente en comparación con lo que la filosofía griega o la filosofía matemática de un Descartes pudieran explicar sobre Dios. 
El cardenal Joseph Ratzinger (papa emérito Benito XVI) señala que el Dios de la Fe es el Dios del Nombre, del monoteísmo, y el Dios de los filósofos es el de Aristóteles como el Dios concepto, el Dios Motor Inmóvil o el Dios garante de Descartes. Se debe tener presente que Blaise Pascal (1623‐1662) forma parte del pequeño grupo de filósofos que escriben para conocerse a sí mismos, dedican su vida a ello y no para resolver problemas conceptuales. La religión es vivencia, la filosofía es teoría, luego, el Dios de la religión es vivo y personal mientras que el Dios de los filósofos, vacío y rígido.

Por eso, la genuina teología de La Liberación no ha arraigado en Latinoamérica. El pueblo desconfía de los intelectuales. 
LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN HA SIDO MANIPULADA Y FALSIFICADA. NO ES IDEOLOGÍA. ES PROFECÍA DESDE EL EVANGELIO
"La teología es una reflexión sobre la fe, y la fe lo que tiene que hacer es movilizar a las personas para cambiar". Gustavo Gutiérrez Merino

Cualquier liberación que no venga con amor palpable no es apreciada ni valorada. 
Me contaba una misionera seglar que después de hablar a unos campesinos en Guatemala defendiendo sus derechos, quiso coger y acariciar a un niñito que estaba en los brazos de su madre, pero ésta no se lo permitió. Le llegó al alma este desaire. A los pocos días en una eucaristía la mujer, arrepentida, vino de lejos a darle la paz. Le preguntó la misionera: ¿Por qué no me dejaste el niño? Porque me pareció que aunque nos defendías no nos querías.

Finalmente, desde mi punto de vista, Dios no se ha revelado para ser estudiado, sino para ser vivido. Sabe mucho más de Dios quien lo vive, que quien lo estudia, porque Dios se sigue revelándose a los pequeños y sencillos de corazón.
Ud. no cree en Cristo. Cree en Marx. Pura habladera de paja. Mientras el venezolano lo matan de hambre y de represión y de balas... 

Me despido igual como comencé, sabiendo que pensará que soy un pobre ignorante. No pasa nada...

Que El Señor le bendiga y nos quebrante...

Juan Carlos, servidor.


EXAMEN DE CONCIENCIA 



Como teólogo de la liberación y como cristiano de base (Sin examen de conciencia no hay arrepentimiento ni conversión) 


“Se os pidió despojarse del hombre viejo al que vuestras pasiones van destruyendo, pues así fue vuestra conducta anterior, y renovarse por el espíritu desde dentro.”. Ef 4, 22-23 

"No entristezcan al Espíritu santo de Dios; Éste es el sello con el que vosotros fuisteis marcados y por el que serán reconocidos en el día de la salvación. Ef 4, 30 

"Hay un remedio para las culpas, reconocerlas". Franz Grillparzer 
Antes que nada pedimos al Espíritu Santo, la Sabiduría para RECONOCER nuestros pecados, la Gracia para arrepentirnos de ellos y el Temor (Respeto) de Dios para no ser indiferentes a Su Real Causa: Su Reinado. 
Yo confieso que he confundido al pueblo de Dios por mi soberbia, mis ideologías, mis envidias, mi egocentrismo egotista y ególatra, por mis normas y códigos. He contribuido a deshacer los puentes de Dios y de la comunidad y de la fraternidad. Hemos tergiversado la teología de liberación con doctrinas e ideologías... 

Yo confieso que he anunciado "mi evangelio" y mis prejuicios. 
Yo confieso que he pensado más en mis razones o conveniencias sin pensar en las consecuencias de la división entre hermanos y grupos. Porque he elegido lo urgente por lo importante; he cambiado los medios en fines; y, he usurpado Su pertenencia, Su propiedad y Su Gloria. 

Yo confieso que he entristecido al Espíritu Santo por mi hipocresía, mi incoherencia, mi frialdad con mi prójimo; mis miedos, mis ídolos, mi ingratitud, mi arrogancia, mi superficialidad, mi tibieza, mi indiferencia. 

Yo confieso que he buscado la gratificación de mis obras y mis teorías, y no he dejado a Dios ser Dios. De perder el respeto al Mismo Dios. 
Yo confieso de no ser testigo de su Gratuidad; de no ser místico en la acción. De confiar más en mi ascética, en mi filosofía, en mi teología, en mi ideología. 



Yo confieso ante Dios Todopoderoso, y ante vosotros hermanos de la Teología de liberación que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. 



Por eso ruego a Santa María siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a vosotros hermanos, que intercedan por mí ante Dios, Nuestro Señor. Amén.