EL Rincón de Yanka: LA DEMOCRACIA SIEMPRE SIGNIFICÓ LUCHA Y TIRANICIDIO

inicio

#GALICIANOARDELAQUEMAN

#GALICIANOARDELAQUEMAN








domingo, 13 de agosto de 2017

LA DEMOCRACIA SIEMPRE SIGNIFICÓ LUCHA Y TIRANICIDIO


"La libertad no está a más de una generación de extinguirse. No se la transmitimos a nuestros hijos a través de la sangre. Debemos luchar, protegerla y entregársela a ellos para que hagan lo mismo, o un día pasaremos nuestros años de retiro contándoles a nuestros hijos que alguna vez en los Estados Unidos los hombres eran libres". Ronald Reagan

La Democracia siempre 
significó Lucha

Lucha para conquistarla, Lucha para re-conquistarla, y Lucha permanente contra el desencanto, contra los que la bastardean, contra los que no entienden que en su imperfección, radica su mejor cualidad: La Democracia le devuelve al ciudadano hasta la magnífica oportunidad de equivocarse, porque las únicas que pretenden ser perfectas, son las tiranías. 

La Democracia es abierta, perfectible, es hacer la historia con los otros, aunque no piensen igual, y en Democracia, los otros, somos todos. 

Estamos hoy aquí, en pleno siglo XXI, y la Democracia debe ser re-inventada cada día, porque responde al cambio, porque responde a la Libertad. El gran trabajo de la Democracia es, cada día, más Democracia, reconocerle al ciudadano Soberanía y Poder, con Sentido y Coherencia, Responsabilidad y Dignidad. 

Estamos todos viajando en la punta de la flecha del tiempo. Depende de nosotros la dirección que tome nuestro destino. 

¡Somos los hijos de la Democracia. Somos la Vida. Somos la Paz con Justicia y Libertad!


"Y si alguien distraído al costado de camino cuando nos ve marchar, nos pregunta, como juntos, porque lucha, tenemos que contestarle con las palabras del preámbulo... que marchamos, que luchamos... ´para constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres del mundo que deseen habitar el suelo argentino". Raúl Alfonsín, preambulo cierre de campaña 1983.