EL Rincón de Yanka: LIBRO "EL VENEZOLANO FEO" DE ADRIANA PEDROZA

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

martes, 11 de agosto de 2015

LIBRO "EL VENEZOLANO FEO" DE ADRIANA PEDROZA


- Pana ¿y eso que te regresaste? pensé que estabas super instalado y relajado afuera…
- Que va pana, me vine, no me gustó esa vaina para nada, uno se va buscando algo mejor pero afuera te das cuenta que Venezuela no está tan jodida.
- ¿Cómo es eso? si tu dijiste que este gobierno escoñetó esto y que ya no se podía vivir aquí.
- Que va mi pana, eso lo dice uno pero cuando te vas, te das cuenta que uno aquí tiene como echar para adelante.
- ¿Tan jodida es la cosa afuera?
- Burda, fijate que me fui, con los dolares que pude sacar con los cupos y en SICAD II, lleve más o menos plata porque yo no iba a llegar a esa vaina a estar limpiando pisos o cortando grama por 7 dolares la hora, que va, tu sabes que yo soy es empresario y estaba pendiente de montarme en esa vaina.
- Coño, ¿y entonces que fue lo que pasó?
- Bueno nada, que en esa vaina es un peo, para empezar con los impuestos, cobran impuestos para toda vaina y tu sabes que aquí uno resuelve pero allá pagas o pagas, y coño ok, todo está fino, las carreteras cuidadas, todo limpio, pero coño, de pana que exageran.
Llegué averiguando para meterme en el negocio de la compra-venta de carros y pffff… montar un puesto de hamburguesas y pepitos es un peo, todo es una burocracia, no sé como hace esa gente para vivir ¿ves que aquí uno tiene más chance de progresar?
Y no solo eso, es que no sé, son muy diferentes, tu vas a la playa y eso es calladito, no hay bulla y que va mi pana, playa sin el carro metido hasta la orilla vacilando un reggaetton bien duro no es lo mismo.
Uno se aburre, vas al cajero y sales ahí mismo porque no hay cola, uno no tiene con quien conversar, igual el supermercado, por un lado es chevere pero aquí uno hace la cola y conoce gente, echas chistes, ese calor del latino que lo hace único, afuera la gente es muy seca.
Entonces está el peo de la migra y uno no puede adelantar por el hombrillo, pasarse un stop, armar una rumbita el viernes escuchando su musiquita… nojoda pana, mejor estoy aquí que hago todo eso y no jodo a nadie, no pasa nada.
- ¿Y que planes tienes?
- Coño, arrancar con el negocio que está dando real ahorita, bachaquear, me puse a sacar cuentas y por unas horas de colas cuadro lo que cualquier guevón cobra por un mes de trabajo ¿ves? eso allá no lo puedes hacer, aquí estamos hasta mejor, el peo es que la gente es muy ambiciosa chamo.

El venezolano feo es un libro escrito por Adriana Pedroza cuya primera edición salió a la venta en el 2008, en sus paginas vemos una radiografia de las contradicciones con las que convive el venezolano, ese que vive con el mojón de creerse la verga porque tiene toda la vida oyendo que “Venezuela es el mejor país del mundo” y que el venezolano es chevere y que además es más arrecho que todo el mundo.


La respuesta está en este libro donde, con una pizca de humor negro y sincero, se analiza las razones que llevaron a un país con un futuro brillante a ser un país que parece carecer de futuro para sus habitantes. El hilo conductor es uno, simple y duro de reconocer: todos los venezolanos llevan un Chávez interno, enquistado en lo más profundo de su inconsciente. Cada venezolano actúa, en su propia escala de poder, como lo hace Chávez. ¡Ese es el venezolano feo!

La crisis venezolana se explica con un solo elemento: el venezolano feo. Es ese personaje el que infringe las normas básicas de convivencia ciudadana, el que critica, culpa a los demás de los problemas propios y colectivos, el que ignora los derechos de sus conciudadanos y se jacta de ser más astuto que los demás.

¿Cómo un país rico, como Venezuela, con una democracia sólida y con un futuro esperanzador termina eligiendo a un militar golpista de Presidente? ¿Por qué no han podido sacar a Chávez del poder?Estas son dos peguntas que cualquier extranjero que sepa algo de Venezuela suele hacerle a cualquier venezolano. Y son dos preguntas que quizá pocas veces se hagan los venezolanos a sí mismos. ¿Cómo hemos llegado a la actual situación política, económica y social que vive el país en la actualidad.La respuesta está en este libro donde, con una pizca de humor negro y sincero, se analiza las razones que llevaron a un país con un futuro brillante a ser un país que parece carecer de futuro para sus habitantes. 

El hilo conductor es uno, simple y duro de reconocer: todos los venezolanos llevan un Chávez interno, enquistado en lo más profundo de su inconsciente. Cada venezolano actúa, en su propia escala de poder, como lo hace Chávez. ¡Ese es el venezolano feo! 

La crisis venezolana se explica con un solo elemento: el venezolano feo. Es ese personaje el que infringe las normas básicas de convivencia ciudadana, el que critica, culpa a los demás de los problemas propios y colectivos, el que ignora los derechos de sus conciudadanos y se jacta de ser más astuto que los demás.En este libro se exponen y analizan los valores cívicos en Venezuela. Se destruyen los mitos de felicidad y superioridad nacional. Pero también se le echa un vistazo al resto del mundo, para darnos cuenta de que el Chávez interno no es una enfermedad exclusiva del venezolano, ni siquiera de aquellos pueblos que han elegido presidentes chavistas. 

Hay una pandemia latente en el mundo, hay un Chávez metido en la conciencia de los habitantes del planeta y de esto no se salva la Comunidad Internacional. Para que el mundo sea capaz de prevenir el ascenso de líderes tipo Chávez, es necesario que el mundo entienda cómo se destruye una sociedad desde adentro, con la complicidad de las organizaciones multilaterales, que deberían velar por el funcionamiento de los estamentos democráticos en el mundo.El venezolano feo es la radiografía de un error que toda sociedad democrática debe evitar.


En este libro se exponen y analizan los valores cívicos en Venezuela. Se destruyen los mitos de felicidad y superioridad nacional. Pero también se le echa un vistazo al resto del mundo, para darnos cuenta de que el Chávez interno no es una enfermedad exclusiva del venezolano, ni siquiera de aquellos pueblos que han elegido presidentes chavistas. Hay una pandemia latente en el mundo, hay un Chávez metido en la conciencia de los habitantes del planeta y de esto no se salva la Comunidad Internacional.


Para que el mundo sea capaz de prevenir el ascenso de líderes tipo Chávez, es necesario que el mundo entienda cómo se destruye una sociedad desde adentro, con la complicidad de las organizaciones multilaterales, que deberían velar por el funcionamiento de los estamentos democráticos en el mundo.

El venezolano feo es la radiografía de un error que toda sociedad democrática debe evitar.





VER+:

LA REVOLUCIÓN DEL INDIVIDUO POR RAFAEL VIDAL