EL Rincón de Yanka: ¿POR QUÉ DEBO BUSCAR LA EXCELENCIA?

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

miércoles, 13 de enero de 2016

¿POR QUÉ DEBO BUSCAR LA EXCELENCIA?


¿POR QUÉ DEBO BUSCAR LA EXCELENCIA?




"La Excelencia no es elitesca (elitista). 
Es que cada uno de nosotros 
nos esforcemos en ser lo mejor en nuestro campo". 
Arturo Uslar Pietri


No confundir la excelencia con el elitismo 
y la meritocracia con el privilegio


La palabra excelencia es una palabra muy popular en la iglesia contemporánea. Quizá has oído alguien decir “la alabanza se debe hacer con excelencia” o “el servicio de los niños se debe hacerse con excelencia.” ¿Pero cual es el significado de la palabra excelencia?

La excelencia es un talento o cualidad de lo que es extraordinariamente bueno y también de lo que excede las normas ordinarias. En términos sencillos, es hacer algo de tal manera que excedes las normas.

Cuando lo entendemos de esa manera, podemos decir sin duda que todo lo que hagamos, debemos hacerlo con excelencia. Jesús dijo que el mandamiento mas importante en la Biblia es “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente” Mateo 22:37. Quiere decir que debemos amar al Señor de tal manera que excedemos el amor ordinario. Y si amamos al Señor de esta manera, todo lo que hagamos para El será excelente.

Pero si queremos lograr la excelencia, tenemos que entender que va mas allá del servicio a Dios. Mira la que dice la Biblia en Colosenses 3:23: “Trabajen de buena gana en todo lo que hagan, como si fuera para el Señor y no para la gente.” Dios nos esta diciendo claramente que debemos trabajar con excelencia en todo.


Entonces, ¿Cómo llegamos a ser más excelentes?

1. La búsqueda de la excelencia es continua
Si excedes la norma ordinaria, quiere decir que hay una nueva norma. La idea es entender que siempre hay lugar para mejorar.

2. Establezca metas realistas
La búsqueda de la excelencia a veces puede ser una tarea desalentadora. Comience tomando pasos pequeños luego poco a poco tome pasos más grandes hacia la excelencia. Como dice el dicho: El que mucho abarca, poco aprieta

3. Sea disciplinado
No se desanime. Recuerde que la excelencia agrada a Dios. Recuérdese a sí mismo de la gracia que Dios le ha mostrado.

4. Dios recompensara tu trabajo
Recuerde que Dios es justo. Cuando hacemos las cosas con excelencia, Dios mismo es quien nos recompensa. Seguimos leyendo en Colosenses 3: “23 Trabajen de buena gana en todo lo que hagan, como si fuera para el Señor y no para la gente. 24 Recuerden que el Señor los recompensará con una herencia y que el Amo a quien sirven es Cristo”.