EL Rincón de Yanka: ⛺🌲 GALEN CLARK, EL GUARDIÁN DE YOSEMITE

inicio








martes, 5 de junio de 2018

⛺🌲 GALEN CLARK, EL GUARDIÁN DE YOSEMITE

El hombre de la montaña, 
el guardián de Yosemite
🌲⛰


Galen Clark (1814-1910) es uno de los pioneros de la conservación de la naturaleza, el llamado "Guardian of Yosemite", El hombre de las Secuoyas, un hombre que llegó a California en 1853, dos años después del descubrimiento del Valle de Yosemite*. Su historia es la de un hombre que durante cincuenta y siete años estuvo estrechamente relacionado con aquel Valle y la región adyacente.


*En 1851, el Gobernador de California creó el Batallón Mariposa para acabar con los ataques llevados a cabo por los nativos durante la Guerra Mariposa. Ese mismo año, el Mayor James Savage condujo al Batallón hasta el Valle de Yosemite en persecución de los 200 indios Ahwaneechees guiados por el Jefe Tenaya, de los que se sospechaba que había asaltado varios puntos de comercio en la zona, uno de ellos del propio de Savage. El 27 de marzo de 1851, una compañía compuesta de 50 a 60 hombres llegó al lugar actualmente conocido como Old Inspiration Point (el Lugar de la Antigua Inspiración) donde pudieron contemplar el paisaje que se abría ente ellos. Acompañaba al Batallón de Savage el médico Lafayette Bunnell, quién escribió tiempo después "El Descubrimiento de Yosemite", dónde narró sus impactantes impresiones.​


Lafayette Bunnell sugirió dar al valle el nombre de "Yo-sem-ity", utilizando el apelativo con el que los indígenas de las tribus de la Sierra Miwok (los cuales temían a la tribu que poblaba el Valle Yosemite) se referían a ellos.​ Savage, que hablaba algunos dialectos nativos, tradujo este nombre como "Oso Grizzly adulto". Posteriormente se averiguó que el vocablo provenía realmente de la palabra originaria de la zona sur de la Sierra Miwok "Yohhe'meti", que significa "son asesinos", y no de "uzumati" o "uhumati" que sí significa "Oso Grizzly". Sin embargo, ésta fue la palabra que se mantuvo para dar nombre al valle",​ y no "Ahwahnechee", manera en que se llamaban a si mismos los pobladores de la tribu que lo habitaba.

La historia de esta película biográfica inicia en agosto de 1855, cuando su protagonista, Galen Clark, tras ver como su salud había sido diezmada por la minería y las hemorragias pulmonares pronosticaron su muerte inminente, decide abandonar el trabajo y se dirigió a "morir" a un lugar natural que recordaba por su naturaleza pristina. En este viaje al valle de Yosemite le espera pues una sorprendente misión. Lamentablemente, el film no dice nada de sus habitantes nativos primigenios, los indios Ahwahneechee y Paiute exterminados por los colonizadores de la región durante la conquista del llamado "oeste"..

Sin embargo, es gracias a la ayuda de los indios de la región que este pionero de la conservación de la naturaleza sanó y pronto se estableció en este valle donde construyó una cabaña en la que posteriormente ofrecía refugio y descanso a los visitantes de la zona. Como anfitrión, cocinero, guía, científico y filósofo, el Clark era excepcional. El ingenio refrescante, la filosofía sana y su conocimiento de árboles, flores y animales le convirtieron en una leyenda en la zona. La película nos muestra también algunos de los momentos junto a su hija y sus nietos que precedieron a la declaración como espacio protegido del valle de Yosemite.

La vida en las montañas no sólo restauró por completo la salud del Galen Clark sino que dió un impulso a afrontar un destino vital suficientemente importante. Su vitalidad fue excepcional y lo prueba que vivió con fortaleza hasta los noventa y seis años. Cuando terminaba la temporada turística, exploraba las zonas aledañas. Se familiarizó con los indios, así como con la flora y la fauna de la región. Sin duda a él se debe en 1857, el descubrimiento del paraje conocido como Mariposa Grove de Big Trees, una arboleda de sequoias centenarios (Sequoia gigantea) que contiene trescientos sesenta y cinco árboles de gran tamaño y que fue el espolón para promover la conservación de todo el valle.

John Muir (1838-1914), el padre de la conservación de los grandes parques nacionales norteamericanos y un escritor prolífico fue un buen amigo de este pionero y de él escribió: "Galen Clark fue el mejor alpinista que he conocido, y uno de los amigos más cordiales y amables de todos mis amigos de la montaña. Su amabilidad hacia todos los visitantes y montañeros de Yosemite fue maravillosamente constante y uniforme... Fue uno de los amantes de los árboles más sinceros que he conocido".

Ningún otro pionero ha estado conectado con un espacio natural tan excepconal como Yosemite por tanto tiempo, y tan íntimamente como Galen Clark. El bosque Mariposa de Big Trees fue aprobado como Parque Estatal (y precursor de los futuros parques nacionales) por el propio presidente Abraham Lincoln (1809 - 1865) en 1864 delimitando la protección de 40.000 hectáreas de este valle gracias a la tenacidad de Galen Clark como se muestra en el filme. Luego, Frederick F. Low, Gobernador de California, nombró a Galen Clark miembro de la comisión para gestionar estos monumentales valles naturales. Más tarde fue nombrado Guardián del Parque recién creado al que llamó Yosemite en honor al oso que fue su amigo. Su largo y valioso servicio en esta posición, que ocupó durante veinticuatro años, le valió el título de "Guardián de Yosemite". Su cordial y generosa hospitalidad, su inagotable amabilidad hacia todos los turistas, gradualmente y permanentemente le otorgó el título más íntimo "Amado Hombre de Yosemite".

En 1890 Yosemite se convirtió en un Parque Nacional, pero Galen Clark continuó haciendo del Valle su hogar de verano durante casi veinte años. A lo largo de sus años, Galen Clark fue buscado por los turistas para que pudieran escuchar las experiencias y los cuentos de este pionero, que no carecía de ingenio y un agudo sentido del humor. Yosemite es el nombre que dió al valle que en la lengua nativa india servía para denominar al oso, un animal con el que convivió. La vida de Galen Clark son el ejemplo perfecto no sólo como la naturaleza es capaz de sanar sino también de convertir al ser humano en un precursor de su conservación. Este hombre fue el primer guarda de este inmenso parque nacional del que catalogó centenares de especies y defendió hasta el momento de su muerte en 1910.
Galen Clark es el autor de tres libros pequeños, todos los cuales fueron escritos cuando tenía noventa años de edad: The Big Trees of California, 1907, 104 página ilustradas; Indians from the Yosemite Valley, 1904, 110 páginas con ilustraciones de Chris Jorgensen; y The Yosemite Valley, his history, 1910, 108 páginas también ilustrado.



EL HOMBRE DE LA MONTAÑA

VER+: