EL Rincón de Yanka: NI DIÁLOGO NI CONCESIONES AL CHANTAJE NAZIONALISTA

inicio








jueves, 19 de octubre de 2017

NI DIÁLOGO NI CONCESIONES AL CHANTAJE NAZIONALISTA



"Ni diálogo ni concesiones" 
"Los rebeldes deben arrostrar las consecuencias 
de sus actos y penar por sus delitos"

"LA PATRIA NO SE HACE, LA DEMOCRACIA, SÍ. 
¿Derecho a Decidir? 
Sin Poder de Decidir.

Una Nación es algo dado, 
que no depende de la voluntad. 
Igual que no podemos decidir 
quién es nuestro padre". 

Antonio García-Trevijano"

Ya no. Se acabó. Lo que hasta ayer fue soportado ha dejado de ser soportable. Ni una concesión más. El diálogo ya no es admisible. No hay interlocución posible porque ya no hay nada de lo que hablar. Los que se han declarado en rebeldía y se han puesto a sí mismos -y a las instituciones catalanas- fuera de la ley no se pueden ir a su casa sin más y pretender establecer una negociación como si su delito de rebelión les hubiera ganado el derecho a ser escuchados y a ver sus demandas atendidas.

El diálogo y la concesión de demandas no hacen sino fortalecer la posición del beligerante; y que esa fue la dolorosa lección de la locura de Chamberlain y Daladier de no hacer honor al compromiso adquirido por Inglaterra y Francia con Checoslovaquia tras la I Guerra Mundial.
El incumplimiento de sus obligaciones por parte de los primeros ministros inglés y francés por mor de su bello pacifismo provocó 70.000.000 de muertos.

No puede haber diálogo ni más concesiones. Los delincuentes rebeldes deben arrostrar las consecuencias de sus actos y penar por sus delitos. Se han rebelado contra el estatuto de Cataluña, contra la constitución, y lo más grave, contra la unidad del sujeto constituyente español. Hay que acabar con la monstruosa idea partidocrática -creada por el consenso del 78'- de que hacer política consiste en esquivar y pisotear la Ley.

No caben el diálogo ni las concesiones. Sólo la Ley.




DE LA SEDICIÓN A LA REBELIÓN


LA ESPAÑOLIDAD

VER+:



VER+:

El diálogo y la concesión de demandas no hacen sino fortalecer la posición del beligerante; y que esa fue la dolorosa lección de la locura de Chamberlain y Daladier de no hacer honor al compromiso adquirido por Inglaterra y Francia con Checoslovaquia tras la I Guerra Mundial.
El incumplimiento de sus obligaciones por parte de los primeros ministros inglés y francés por mor de su bello pacifismo provocó 70.000.000 de muertos.