EL Rincón de Yanka: CONVENCIONAL, CONVENCIDO, CONVINCENTE O CONVERTIDO

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

domingo, 5 de junio de 2016

CONVENCIONAL, CONVENCIDO, CONVINCENTE O CONVERTIDO

¿Convencional (llegar juntos), 
Convencido (vencer juntos), 
Convincente o Convertido? 


Mucha gente hoy en día esta convencida de cosas de la cual habla la Biblia, es más, hay muchos cristianos convencidos PERO no todo cristianos esta convertido, y eso es una gran diferencia.
1. La palabra convencer significa: Llegar a saber o creer algo con firmeza, persuadido de una cosa.
a. Esta persuasión siempre es intelectual y superficial y no practica.

b. Mucha gente esta convencida de la existencia de un DIOS y de Su Hijo Jesucristo, que los hombres necesitan la salvación, que debemos adorarle, que el pecado le condena.
c. Algunos se han convencido por los hallazgos arqueológicos, la ciencia, la medicina, otros por la evidencia Bíblica.
d. Es mas, el libro de Santiago habla de demonios convencidos Cap. 2:19-20. Y uno muchas veces no esta tan lejos de ser un demonio.
e. Pero todo esto es intelectual y superficial, no práctico, es decir no cambia a las personas. 
f. Convencerse es fácil, no causa dolor. La persona cree muy importante sus convicciones pero no son imperativas. Puesto que la fe y la comprensión son únicamente el poseer los hechos adecuados, ella acepta los hechos, se apoya en unos cuantos hábitos nuevos necesarios, y continua viviendo una vida "normal." Su vida es sencilla, fácil, y no considera decisiones complicadas. Ella esta a gusto con su vida y se asegura en sí misma que todo marcha bien porque ella ha aceptado estos hechos correctos. Ella goza de la máxima comodidad de vida sin problemas de conciencia. 

2. La Escritura nos revela que muchos estaban convencidos pero no cambiaban su forma de vida.
a. Juan 12:42-41
I. Estaban convencidos en Jesús PERO no le confesaban por causa de los hombres.
II. Hoy es lo mismo: "Es verdad PERO..." 
III. Un hermano es enseñando o amonestado y dice: "Es cierto, es verdad PERO..."
b. Hechos 26:24-29
I. El Rey estaba convencido.
II. Pero dice que "Por poco..."
III. Por poco nadie se salva. Aunque estaba convencido lo poco no le cambio la vida.
IV. Asi hay muchos cristianos en la iglesia del Señor. Simplemente convencidos.

3. La palabra convicción significa: Hacer que alguien se transforme en algo distinto de lo que era.
a. La conversión es mas allá que una verdad intelectual, es la verdad aplicada y transformadora. Muchos sacerdotes, obispos, laicos nunca experimentaron una conversión "conversionando" que es en gerundio...
b. Pablo dice en Romanos 12:2 que debemos transformarnos (metamorfo [Mudar]) por medio de la renovación de nuestra mente. 
c. Esta palabra metamorfo es utilizada en cuanto a la mutación del gusano a la mariposa, metamorfosis. ¿Usted sabe como es el cambio verdad? Pues asi debe ser en nosotros.
d. La conversión no es fácil ni sencilla, pero no imposible de hacer. Ella causa dolor. La persona mira honestamente las realidades ásperas en si, observa su pecado, su condición y la necesidad de un cambio urgente, un abandonar la vida anterior.
e. Muchos cristianos están convencidos en que deben llevar una vida santa. Pero eso es mas en la teoría que en la practica. No están convertidos a esta verdad. Citan I Pedro 1:14-16, pero la verdad sobre llevar una vida santa es relativa y no absoluta. Otros, convencidos en la adoración Dominical, pero tampoco están convertidos a esta verdad. Para ellos es igual venir como no venir. Citan Mateo 18:20, pero la verdad sobre la presencia de Jesús es relativa y no absoluta.

4. Hay un gran ejemplo de conversión en las Escrituras.
a. Pablo estaba convencido de algo (Hechos 26:9-11)
b. Pero no estaba convertido a la verdad (Hechos 26:15)
c. Pero la conversión de Pablo no fue fácil, le causo dolor y sufrimiento (Hechos 26:19-21)
Conclusión:Estar convencido no implica estar convertido. Algunos cristianos solo se convencen de ciertas verdades "simples" de hacer. Muchos no están tan lejos de ser "demonios" convencidos. Aprendamos del ejemplo de Pablo, digno de imitar. El bautismo y la adoración Dominical no lo es todo, es una parte. Algunos cristianos "Por poco" alcanzaran una verdadera conversión. Pero no llegaran porque siempre estuvieron "por poco".
VER+:

Se discute desde hace tiempo entre los exegetas si se debe seguir hablando de la conversión de san Pablo; algunos prefieren hablar de "llamada" o "vocación", más que de conversión. Hay quien quisiera que se aboliera incluso la fiesta de la conversión de san Pablo, desde el momento en que conversión indica un alejamiento y un renegar de algo, mientras que un hebreo que se convierte, a diferencia del pagano, no debe renegar de nada, no debe de pasar de los ídolos al culto del Dios verdadero.
Hay muchos cristianos que se han quedado con la fotografía estática de Jesús y no le conocen “cara a cara” porque nunca han tenido un encuentro personal con él.
Hay predicadores en la Iglesia que sólo repiten lo que los teólogos han escrito o sus maestros les enseñaron en las aulas, pero ellos no tiene experiencia personal de la resurrección de Cristo Jesús. Mientras no se haya tenido ese encuentro personal con Jesús resucitado se estarán repitiendo teorías y enseñanzas que otros dijeron que otros habían dicho. Estamos llamados a ser testigos de lo que predicamos. Mas, para ser auténtico testigo se necesita tener experiencia personal de lo que se proclama, haberlo vivido en carne propia.
La vida eterna consiste precisamente en conocer, es decir, experimentar a Dios y su enviado Jesucristo.

VER+:

PARA QUE HAYA UNA NUEVA EVANGELIZACIÓN SE REQUIERE PRIMERO UNA NUEVA CONVERSIÓN, UNA NUEVA ECLESIOLOGÍA, UNA NUEVA PASTORAL: UN NUEVO PENTECOSTÉS


No se puede perseverar en una evangelización fervorosa si uno no sigue convencido, por experiencia propia, de que no es lo mismo haber conocido a Jesús que no conocerlo, no es lo mismo caminar con Él que caminar a tientas, no es lo mismo poder escucharlo que ignorar su Palabra, no es lo mismo poder contemplarlo, adorarlo, descansar en Él que no poder hacerlo. No es lo mismo tratar de construir el mundo con su Evangelio que hacerlo sólo con la propia razón. Sabemos bien que la vida con Él se vuelve mucho más plena y que con Él es más fácil encontrarle un sentido a todo. Por eso evangelizamos. 

El verdadero misionero, que nunca deja de ser discípulo, sabe que Jesús camina con él, habla con él, respira con él, trabaja con él. Percibe a Jesús vivo con él en medio de la tarea misionera. Si uno no lo descubre a Él presente en el corazón mismo de la entrega misionera, pronto pierde el entusiasmo y deja de estar seguro de lo que transmite, le falta fuerza y pasión. Y una persona que no está convencida, entusiasmada, segura, enamorada, no convence a nadie.