EL Rincón de Yanka: EL MILENARIO E HISTÓRICO ÁRBOL SAMÁN DE GÜERE DE VENEZUELA

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

viernes, 24 de junio de 2016

EL MILENARIO E HISTÓRICO ÁRBOL SAMÁN DE GÜERE DE VENEZUELA

Samán de Güere


"Oh viejo Samán de Güere, 
alero de los patriotas, 
hoy tienes las alas rotas, 
pero el recuerdo te quiere. 



Tu regio tronco se muere ya huérfano de fulgores, 
en ti los libertadores hallaron brazos tendidos 
con tu bandera de nidos 
y tu clarín de verdores. 

De Maracay a Valencia, 
por san Joaquín y Mariara, 
levanta serena y clara la luz de la independencia, 
en todo está la evidencia de un pueblo noble y bravío. 

Valencia parece un río de sol y mujeres bellas, 
el cielo reluce en ellas la gracia del señorío. 
En Carabobo la gloria de plenitud se desvela, 
aquí encontró Venezuela su incomparable victoria. 

Bolívar alzó la historia con temple de heroicidad, 
y con amor y lealtad, 
pisando el alma aguerrida, 
la patria fue bienvenida al sol de la libertad".

                                     ▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀
Monumento Histórico 
Samán de Güere 
(Aragua) Venezuela

El Samán de Güere es el legado histórico vegetal más antiguo, en torno a él giran historias dejadas oralmente por los extintas etnias arawuak.En el año 950 los indios Caribes se enfrentarían en batalla contra los Arahuacos quienes perdieron la batalla. El chamán de los Arahuacos perdió la vida y encontraron su cuerpo junto a un pequeño árbol que pasó a ser conocido como Shamá, en representación del fallecido chamán y de allí que el árbol hoy se le conoce como «samán».Leyendas populares afirman que el gran árbol comenzó a secarse y deteriorarse rápidamente después del maldito juramento hecho por el golpista castrocomunista Hugo Chavez en 1982.

Estando en Londres Andrés Bello, por su parte, escribió un poema titulado "Alocución a la poesía" en donde compara al Libertador Simón Bolívar con el Samán de Güere: 

"...Mas no a mi débil voz la larga suma 
de sus victorias numerar compete;
a ingenio más feliz, más docta pluma,
su grata patria encargo tal comete;
pues como aquel samán que siglos cuenta,
de las vecinas gentes venerado,
que vio en torno a su basa corpulenta
el bosque muchas veces renovado,
y vasto espacio cubre con la hojosa
copa, de mil inviernos victoriosa;
así tu gloria al cielo se sublima;
Libertador del pueblo colombiano;
digna de que la lleven dulce rima
y culta historia al tiempo más lejano".

El Samán de Güere recibió su nombre del valle donde se ubica, llamado Güere, un vasto territorio entre las poblaciones de Turmero y Maracay. La palabra Güere es de origen indígena y significa «zona de rayado», probablemente porque en los terrenos que rodean al monumento se sembraba, cosechaba y "rayaba" la yuca en la preparación del casabe de yuca indígena.

Una montaña de pequeña altura en la vecindad de Turmero también es llamada Güere, al igual que el río Güere que nace en el estado Anzoátegui y vierte sus aguas en el Mar Caribe. Güere es el nombre de una pequeña población de indígenas que vivían en diferentes puntos a orilla del río Güere. Un censo realizado por Pedro de Brizuela identificó unos 200 indígenas entre los Güeres del siglo XVII.

El Samán de Güere es el nombre dado a un árbol de samán (Samanea saman) situado en la avenida Intercomunal Santiago Mariño del municipio homónimo, estado Aragua, Venezuela. El árbol fue declarado monumento nacional en1933 por el entonces presidente de Venezuela Juan Vicente Gómez.

Junto al árbol se encuentran, rodeándolo, elementos de la Independencia de Venezuela, incluyendo cañones de la era y rifles de la época independentista que rodean en estilo de cerca el árbol. El árbol y su ambiente inmediato constituyen unmonumento histórico natural por ciertos eventos del pasado, incluyendo haber sido el punto visitado por el Libertador Simón Bolívar con sus tropas en su paso por Aragua.

En el año 1492 ya la tribu local arawak era próspera, todos vivan en torno a su Dios "El Samán de Güere" el Samán estaba rodeado con 13 piedras algo esféricas y achatadas en su parte superior las piedras no invadían la sombra del follaje y estaban en perfecta ubicación circular al Samán de Güere, detrás de cada piedra a su vez estaba sembrada una planta de Chaguaramos (Roystonea venezuelana) que los arawak llamaban (araugua / arawuac/ arawuak) el Samán de Güere simbolizaba al Dios Chamán encarnado, y los chaguaramos a los indígenas arawak ante el universo, los indígenas caribes adoptaron dicha palabra recordando sus guerras en contra de los arawak. La parte chata de las piedras eran usadas para cortar la carne, triturar los huesos y extraerle el tuétano de los animales cazados, el tuétano era condimentado con "Capsicum frutescens" en Venezuela "aji chirel", y se usaba para comerlo junto al una especie de galleta redonda de yuca hoy conocida como casabe. 
Se podían preparar los alimentos en su entorno, pero estaba prohibido hacerlo bajo su sombra, debajo de él sólo era permitido alimentarse, previamente bañado en el Sagrado Río Tuelaw (hoy río de Turmero), los integrantes de la etnia que estuviesen amonestados por algún motivo no podían comer debajo del Samán, lo hacían a su alrededor sin pasar el limite de las piedras, era el lugar donde nacían todos los niños arawak, por contar con protección divina, Se permitía la visitas a jefes de otras etnias para pactar acuerdos diplomáticos debajo de su sombra. 

Los arawuak cuentan que había una indígena de su tribu llamada Hirimay que debajo del Samán entraba en suave trance y con voz profética contaba historias a los niños arawak: 



"Cuando ya no estemos con vida en esta tierra todavía vivirá nuestro Dios, aunque con el tiempo caerá por el olvido de los nuevos hombres, algunas manos de gente buena le levantará, el quedará en el alma de todo de quien le conozca nuestro dios árbol, el Samán de Güere nunca morirá…" 

Canto arawuak que recuerda a la india Hirimay. 

Nuestro Libertador Simón Bolívar en plena campaña admirable , a su paso hacía Caracas, descanso a su Sombra junto a sus Tropas.
Según el barón Alejandro de Humboldt, el Libertador acampó junto a sus soldados bajo la sombra de este árbol el 3 de agosto de 1813, durante la Campaña Admirable, donde se inmoló el prócer de la Independencia Antonio Ricaurte.

Humboldt midió el árbol, obteniendo una circunferencia a nivel de la corona de 180 m, el diámetro era de aproximadamente 60 m con un tronco irregular y retorcido de 2,8 m de diámetro y una altura de 19 m. Humboldt mencionó en su reporte que se decía que el árbol había obtenido pocos cambios desde la colonización española de Venezuela. Humboldt estimó que el samán podría ser tan viejo como el Drago milenario de Icod de los Vinos. 
Humboldt reportó en su descripción del Samán de Güere que estaba siendo infestado por varias especies de parásitos vegetales, entre ellos Tillandsias, Loranteas y Pitahayas que cubrían las ramas y desgarraban su corteza.
Otro científico alemán Anton Goering, al describir la variada flora de Venezuela, también destacó la presencia del árbol, afirmando que su copa es tan inmensa que hasta mil hombres podían pararse bajo su sombra.


En 1957 cayó de la copa una inmensa rama del árbol que acabó matando a un hijo del samán que había sido sembrado a su lado. En homenaje al hecho, el padre Borges de la zona compuso el conocido: 


"Himno al Samán de Güere"
                                    ▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀▀

«¡Noble Samán de Güere!
¡Símbolo de la Patria!
Aunque tu tronco viere 
rasgarse sus entrañas 
la garra de los siglos, 
¡tu gloria nunca muere! 
Bajo el paterno amparo 
de tu glorioso dueño 
a quien la Providencia 
diera en galardón, 
tu juventud renace, 
y se realiza el sueño 
de Bolívar y Gómez. 
¡Patria y Unión!»

El 18 de septiembre del año 2000 se cayó el milenario árbol, después de años de agonía. Sus restos fueron petrificados por el artista Wiliam Mercay y el 22 de junio de 2001 se volvió a disponer para su exhibición ante el público, bajo el patrocinio de la Fundación Museo de Arte e Historia Samán de Güere.
Actualmente sus restos petrificados pueden observarse en la plazoleta donde siempre estuvo, en la avenida Intercomunal de Turmero.