EL Rincón de Yanka: LA REVOLUCIÓN DE LA INTELIGENCIA POR LUIS ALBERTO MACHADO

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

miércoles, 24 de febrero de 2016

LA REVOLUCIÓN DE LA INTELIGENCIA POR LUIS ALBERTO MACHADO

La Revolución de la Inteligencia
Luis Alberto Machado

  • “La base del éxito en la vida está en tener una meta muy grande”.
  • “Para lograr cualquier grande meta en la vida hay que: Creer que se puede hacer, quererlo hacer y aprender a hacerlo”.
  • “Tenemos que democratizar la ciencia para democratizar la inteligencia”.
  • “Tenemos que tomar todas esas técnicas para aprender a ser inteligentes y dárselas a todas las personas por todos los medios disponibles actualmente”.
  • “Esta tiene que ser una acción de toda la sociedad”.
  • “Hoy sabemos por la ciencia actual… que el genio se forma”.
  • “Esta es la revolución más grande de toda la Humanidad… Se trata de que todos seamos genios”.
  • “Con esta Revolución de la Inteligencia… Con más genios… Las enfermedades irán desapareciendo al igual que la pobreza”
  • “Los pobres son pobres… porque no han aprendido a dejar de Serlo”.
  • “Cuanto más inteligente se es… se abren más caminos…más alternativas”.
  • “La inteligencia nos debe de dar el modo y el medio para ser Felices”…
  • “El aprendizaje es una tarea de toda la vida”.
  • “El ser humano tiene que tener como meta en la vida el morirse joven lo más tarde posible”.

En 1975, Luis Alberto Machado publicó su libro titulado "La Revolución de la Inteligencia", en el que expone sus ideas sobre la posibilidad de desarrollar la inteligencia de todos y cada uno de los seres humanos. Machado va más allá, y afirma en su libro que todos los seres humanos tienen el potencial, no solo de desarrollar su propia inteligencia, sino de llegar a ser geniales. Esto, tanto en el aspecto de la inteligencia abstracta tradicional, como en el aspecto artístico. Él nos dice que los dones artísticos como el de la música, la poesía, y la plástica, pueden ser desarrollados a plenitud por cualquiera. Todos tenemos el potencial de llegar a ser un Einstein, Platón o Aristóteles, pero también un Picasso, Miguel Ángel o Mozart. Todavía hoy, la sola idea expuesta por Machado en su libro es verdaderamente revolucionaria.



Luis Alberto Machado define la inteligencia como la capacidad del ser humano para relacionar ideas, sonidos, espacios, colores, sabores, olores, palabras. La capacidad de relacionar estos elementos nos permite entender nuestro entorno y desarrollar obras maestras en la física, en la ingeniería y en las matemáticas, pero también en la arquitectura, en la música, en la poesía y en las artes plásticas. El pensamiento efectivo, ya discutido ampliamente en esta columna, y el propio pensamiento sistémico, son metodologías que nos permiten relacionar ideas de forma mucho más efectiva e integral. Estas también son ventanas, herramientas, para el desarrollo de la inteligencia.


A cuatro años de la publicación de su libro, en el año 1979, Luis Alberto Machado fue nombrado ministro de Estado para el Desarrollo de la Inteligencia. El cargo, creado audazmente por el presidente Luis Herrera Campins, le dio por primera vez, un verdadero impulso a la educación integral en Venezuela. Durante ese quinquenio, la educación en Venezuela tuvo un lugar privilegiado. Como nunca antes lo había tenido, ni lo tuvo después, hasta nuestros días.

Por esos tiempos el Maestro José Antonio Abreu, al frente del Sistema Nacional de Orquestas, le había dado validez y pertinencia a las ideas de Machado. El Maestro Abreu ha demostrado una y otra vez la posibilidad real de reunir a un grupo de niños sin ningún tipo de conocimiento de música y ponerlos a tocar en unas semanas, como orquesta, los movimientos de la IX sinfonía de Beethoven. Jaime Lusinchi, de quien se podría argumentar que disputa junto a Rafael Caldera la peor gestión pública de la era democrática en Venezuela, dio al traste con este ministerio, y con todo el programa. Es así, que el experimento masivo de Desarrollo de la Inteligencia en Venezuela no duró más de 5 años. Afortunadamente, todavía mantenemos el Sistema Nacional de Orquestas, con el Maestro Abreu al frente. Este proyecto, que efectivamente desarrolla la inteligencia de quienes participan en él, sobrevive como faro de inteligencia emocional para nosotros y para el mundo.

El Ministerio para el Desarrollo de la Inteligencia, ejecutó diversos proyectos durante los 5 años en que se mantuvo. Uno de los más conocidos fue el entrenamiento a 150.000 madres en técnicas y procedimientos de estimulación precoz, con el fin de potenciar al máximo el desarrollo intelectual y afectivo de sus hijos. Diferentes versiones de estos programas para el Desarrollo de la Inteligencia se comenzaron a ejecutar fuera de nuestras fronteras. Cabe destacar la iniciativa de Nelson Mandela, quien durante su presidencia en Suráfrica, abrazó las ideas de Machado. Mandela implantó un programa para que los niños que habían vivido en el Apartheid y que se sentían psicológicamente inferiores, pudieran "repotenciarse". En Israel, en México y en China tienen sus versiones de programas para el Desarrollo de la Inteligencia. Lamentablemente, a 38 años de la publicación del libro "La Revolución de la Inteligencia", los venezolanos no tenemos nada, más allá del Sistema Nacional de Orquestas.

Las ideas revolucionarias de Luis Alberto Machado son evidentemente peligrosas para aquellos que detentan el poder con base en la ignorancia del pueblo. Lo fueron en su oportunidad para los regímenes democráticos que poca importancia le dieron a sus ideas, y a la educación en general. Es más fácil la manipulación de un pueblo ignorante por la procura de votos, que liderar a un pueblo inteligente.
Más peligrosas aún son las ideas de Luis Alberto Machado para el régimen chavista. Es más fácil estafar a un pueblo ignorante que a un pueblo inteligente. Recientemente, el régimen chavista decretó la creación del viceministerio para la suprema felicidad social del pueblo venezolano, para realizar la coordinación de las misiones. Se trata de la sistematización del opio del pueblo, el populismo, para mantener al pueblo adicto y dependiente de las dádivas del Ejecutivo, una vía para fomentar el Retroceso de la Inteligencia de los venezolanos. Realismo mágico en pleno desarrollo.