EL Rincón de Yanka: FRANCINE CHRISTOPHE, SUPERVIVIENTE DEL HOLOCAUSTO JUDÍO

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

martes, 16 de febrero de 2016

FRANCINE CHRISTOPHE, SUPERVIVIENTE DEL HOLOCAUSTO JUDÍO



Mi hija me dice: - "Mamá, ¿si hubierais tenido psicólogos, psiquiatras cuando volvisteis, os habría ido mejor?- Probablemente, pero no había, y a nadie se le habría ocurrido, le dije.

Francine Christophe, superviviente del holocausto judío, tiene ahora 82 años y una cruda historia sobre su infancia a sus espaldas. A la edad de 8 años, Francine tuvo que lucir en su pecho la estrella amarilla con la palabra 'Juif' ('judío'), como muchos otros en aquella época. En 1944, ella y su madre fueron capturadas y deportadas al campo de concentración de Bergen-Belsen. Entonces, sólo tenía 11 años.

Durante el año que estuvieron capturadas, hasta que en 1945 fueran liberadas, Francine guarda entre sus recuerdos y sus memorias una historia que tiene como protagonistas dos onzas de chocolate y el bebé de una mujer con la que ella y su madre habían hecho buenas migas. Una historia que no ha dudado en compartir una vez más, en este caso, para las cámaras del documental 'Human': un proyecto a gran escala que pretende ofrecer al público la esencia de lo que significa ser 'humano' mediante historias e imágenes de nuestro mundo.

"A los deportados con suerte se les permitía entrar con una pequeña bolsa donde meter algunos enseres personales", comienza Francine su historia. La madre de Christophe metió dos onzas de chocolate en su bolsa para dársela a su hija cuando necesitase fuerzas para recomponerse. Sin embargo, Francine no las necesito. La madre pidió permiso a su niña para dárselas a su amiga Helene, a la que la falta de comida imposibilitaba casi verla, porque se había puesto de parto y pensaba que no sobreviviría.

Francine Christophe ha dedicado su vida entera a compaginar su profesión como escritora y poeta con la de oradora de la historia, contando su experiencia personal de primera mano a las generaciones siguientes en numerosas conferencias. En una de esas charlas, muchos años más tarde, Francine recibió una sorpresa de lo más inesperada: una mujer se acercó y rebuscó en su bolsillo de donde sacó una onza de chocolate y se la dio diciendo: "soy el bebé".

Desde 2012, el equipo detrás de 'Human' ha estado reuniendo contenido excepcional para su proyecto. Una colección de entrevistas, testimonios e imágenes que nos inviten a reflexionar sobre nuestras vidas y el sentido de nuestra existencia.