EL Rincón de Yanka: ¡RECÍBEME EN EL CANTO! DE FRAY ALEJANDRO FERREIRÓS

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

lunes, 7 de septiembre de 2015

¡RECÍBEME EN EL CANTO! DE FRAY ALEJANDRO FERREIRÓS



Músico no es aquel que toca un instrumento. 
Músico es aquel que a través de un instrumento 
toca el alma y el corazón de la gente 
(y eso sólo lo puede hacer El Mismo Dios; 
el músico es otro instrumento).

*
“Somos Música, Melodía, Silencio, 

Inspirados por el Mismo Dios”.
Yanka








¡RECÍBEME EN EL CANTO!

¡Recíbeme en el canto de la aurora
que despierta encendida en mi presencia!
pues si la noche se tiñó de ausencia
soy luz que la cautiva y enamora.

¡Recíbeme en el viento que envuelve!
mensajero del cielo en el que te espero,
es aliento del pecho en que recreo,
el Soplo que la vida te devuelve.

¡Recíbeme en el fuego del ocaso
que, ensangrentado, envuelve el horizonte!
en el canto nupcial que se esconde
la sangre de la tarde con su abrazo.

¡Recíbeme en la noche que, estrellada,
cobijará tu sueño son su manto!
y enjugará las lágrimas del llanto
que el rocío le entregue a la alborada.

¡Recíbeme en el ritmo del silencio
que dejan las cigarras cuando callan!
que Yo llego en las olas cuando estallan
contra los acantilados de mi lienzo.

Fray Alejandro Ferreirós
Del libro "Canto del Corazón"

*
“Si Dios habla al hombre también en el silencio, 
el hombre igualmente descubre en el silencio 
la posibilidad de hablar con Dios y de Dios. 
Necesitamos el silencio 
que se transforma en contemplación, 
que nos hace entrar en el silencio de Dios 
y así nos permite llegar al punto 
donde nace la Palabra, la Palabra redentora” 

 Benedicto XVI


"¡Que pequeñas son mis manos
en relación con todo 

lo que la vida ha querido darme!"
Ramón J. Sénder


“BENDITO, ALABADO, CELEBRADO, EXALTADO, ADORADO, VENERADO, GLORIFICADO, SEA EL NOMBRE DEL SANTO DE LOS SANTOS.

BENDITO SEA EL NOMBRE DEL QUE ESTÁ POR ENCIMA DE TODA BENDICIÓN, DE TODOS LOS CÁNTICOS, DE TODAS LAS ALABANZAS QUE PUEDAN SER EXPRESADAS EN TODOS LOS MUNDOS, EN TODOS LOS TIEMPOS...

AUN CUANDO NUESTRA BOCA ESTUVIERA INUNDADA POR EL CANTO COMO EL MAR, NUESTRA LENGUA HENCHIDA POR LOS HIMNOS COMO LA MULTITUD DE LAS OLAS, NUESTROS LABIOS LLENOS DE ALABANZA COMO LA INMENSIDAD DEL FIRMAMENTO.
AUN CUANDO NUESTROS OJOS BRILLARAN COMO EL SOL Y COMO LA LUNA, Y NUESTRAS MANOS ESTUVIERAN EXTENDIDAS COMO LAS ÁGUILAS EN LOS CIELOS.
AUN CUANDO FUESEN NUESTROS PIES LIGEROS COMO LOS CIERVOS, NO DARÍAMOS ABASTO, DIOS ETERNO, A DARTE GRACIAS NI A BENDECIR TU NOMBRE POR UNO SOLO DE LOS MILLONES DE BENEFICIOS QUE NOS CONCEDES. AMÉN”.
+
(Bendición del Canto)
(VIRMAT KOL-HAY)

*

Que todo lo que dice mi boca
y el susurro de mi corazón,
sean agradables ante Ti.

Sal 19,15

¡Ojalá… Te agrade mi canción de amor!
Quiero cantar a Dios toda mi vida
y tocar para Él mientras exista.
¡Ojalá que Le agraden mis versos!
Yo encuentro mi alegría sólo en Él.
Sal 104,34

Que toda mi vida sea canción de Amor,
Que sea fragancia de Dios.
¡Ojalá Te agrade mi letra, mi melodía
porque la Música eres Tú…