EL Rincón de Yanka: 💔 EVANGÉLICOS, UNA COMUNIDAD CRISTIANA QUE VA A MÁS EN GALICIA

inicio








jueves, 25 de enero de 2018

💔 EVANGÉLICOS, UNA COMUNIDAD CRISTIANA QUE VA A MÁS EN GALICIA

Evangélicos en la Comunidad 

de Galicia 💔
Entre 1875 y 1931 aparecen en Galicia 
unas sesenta y seis congregaciones
                    Capilla evangélica de Marín
En la actualidad más de doscientas congregaciones o iglesias evangélicas están repartidas por las provincias gallegas y la mayoría tienen sus raíces en la predicación del Evangelio proclamado por misioneros y colportores desde 1870. También especial relevancia han tenido en Galicia los emigrantes retornados que habían contactado con el Evangelio y en muchos casos se habían convertido, en países como Reino Unido, Francia, Venezuela o Cuba. Su llegada con la Biblia en la mano sirvió para introducir el protestantismo en zonas de gran dificultad. Pero también sería la emigración la que hizo que algunas congregaciones como Celanova, Rivadavia o Monforte, desaparecieran. La Guerra Civil y la Postguerra del nacional catolicismo frenaron el avance progresivo del protestantismo gallego, hasta que la ley de Libertad religiosa de 1980 ha dejado trabajar, aunque los poderes públicos siempre favorezcan al catolicismo cuando es un estado aconfesional. 

Los colportores en Galicia expresan el buen hacer de unos hombres que no solo vendían biblias y repartían tratados y revistas por una comisión que les permitía vivir malamente, sino que fueron auténticos evangelizadores. En ocasiones eran ellos los que abrían congregaciones y predicaban, cubriendo las actividades de algún pastor o misionero en su ausencia. Dice Evangelina Sierra: “Son muchas las anécdotas que los descendientes de estos colportores pueden contarnos y que ilustran acerca de las enormes dificultades y peligros que esta actividad misionera entrañaba: amenazas, agresiones, denuncias y prisiones eran habituales; pero un excelente manejo bíblico, unido al buen conocimiento de la idiosincrasia del país, libró a más de un colportor español en situaciones de riesgo real de sus vidas. Estos distribuidores españoles eran coordinados por los misioneros ingleses, que actuaban de agentes como intermediarios entre las sociedades bíblicas y los colportores: ellos los reclutaban, recogían los informes y les pagaban su sueldo. Ellos mismos los acompañaban en sus viajes y peligros: junto a Galo Páramo y a Ventura Vidal por ejemplo, pedalearon en no pocas ocasiones George Chesterman, Thomas Berkley o Thornton Turrall”. (i) Jaime Patton Wigstone 

En este sentido tenemos que agradecer el minucioso trabajo de González Raposo (ii) donde nos cita más de una treintena de obreros evangélicos en La Coruña durante 1875-1931 entre colportores, misioneros y cooperadores que estaban apoyados por sociedades como la National Bible Society of Scotland (NBSS), la Bible House of Los Angeles (BHLA) y la British and Foreing Bible Society en Londres (BFBS). Esto da idea de que la actividad evangelística se iniciaba con los colportores y eran el revulsivo religioso de aquella sociedad bastante atrasada. Así en el Ferrol la obra se iniciaría por el colportor Juan Flores, apoyado por (NBSS) National Bible Society of Scotland y en Monforte por el colportor Galo Páramo Eguía y su mujer Jacoba, apoyados por la misma sociedad. Según González Raposo los dos primeros colportores que viajaron por las provincias de Lugo y La Coruña fueron Emilio Rodríguez y Luis F. Villarejo contratados por la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera quienes habían tenido una extensa actividad también en Asturias. José Ríos en 1875 es contratado para distribuir biblias en Vigo, asi como L. López en 1879. Otros sin ser nombrados por las Sociedades realizaron labor de colportores como Rufino Fragua(1878) Manuel (Betanzos 1879) José Pérez (Marín 1883) Vicente García López (Muras 1923) Abdon González, Cesar Martínez, Cecilio Fernández o Ramiro Vázquez. También harían de vendedores de biblias misioneros como Blamire, Wingstone, o George Spooner. Las Sociedades Bíblicas distribuirían 5.149.841 volúmenes bíblicos desde 1880 a 1930 en España. En Galicia entre 1891 y 1901 unos 584.389 ejemplares. Detallan los autores González Raposo que la Armada Naval repartió por los puertos 6.400 evangelios entre 1898 y 1899. Se repartirían 10.000 evangelios de San Lucas entre las escuelas primarias entre 1912 y 1913. El 1921 se distribuirían 18640 volúmenes. 

Entre 1875 y 1931 aparecen en Galicia unas sesenta y seis congregaciones. Las primeras se situarían como hemos dicho en Pontevedra y La Coruña, pero poco después se asientan en dos poblaciones como Lugo y Orense. En Orense solo habrá una congregación y en Lugo cuatro lugares de culto, que se deben, entre otras cosas, al esfuerzo de los pastores Enrique Turral, Edmundo Woodford y Samuel Chappell que se desplazaban desde Marín. En Lugo destaca la labor de Vicente Rodríguez López que había sido contratado por la Bible House of Los Angeles en 1917. 

De estos lugares principales como el de La Coruña, se extenderá la evangelización a Arteixo y Loureda, Pedralonga y Meicende, asi como otros más alejados como Monforte y San Clodio de Ribas del Sil. Desde Ferrol el evangelio se extenderá a Betanzos, Graña, Serantes Narón, Mugardos y Ares. La congregación de Vigo tendrá presencia protestante en Morgadans, Transmañó, Teis, Cabral, Lavadores Redondela y Camposancos. La congregación de Piñeiro se extenderá a Ardán.Brea Pardavilla-San Xulián de Marín, Cela Beluso, Bueu y Meira. La congregación de Marín, se expandió a Santa María del Campo, Mogor, Moreira, Estibela-Lourizán, Pontevedra, ciudad,Castiñeiras-Ribeira, Sotomayor, Vilar-Silleda, Fragas- Campo Lameiro, Saians-Moraña, Cecedo, Meira, Cangas, O Grove, Portonovo. Sanxenxo, Ourense, Barxeles-Miuños, Ares y Lucí A Ramallosa (Teo). De los 32 lugares de culto que había en el siglo XIX, en el XX no hubo continuidad en nueve. 

Estos datos ya pueden darnos una idea global de la labor realizada tanto por los misioneros y colportores apoyados por sociedades bíblicas, como por personal que no era fijo, simples creyentes preocupados por la obra. 

EMIGRANTES GALLEGOS MISIONEROS POR EL MUNDO

Muchos gallegos emigraron y volvieron de nuevo a su tierra convertidos al protestantismo y trabajaron incansablemente por una Galicia evangélica. Sin embargo algunos entregaron su vida sirviendo en el extranjero, siendo personas destacadas como es el caso de Manuel Andujar que trabajó en la obra metodista de Puerto Rico. En su libro “La España de hoy desde dentro” (iii) nos aporta algunos datos biográficos y también su visión del protestantismo de aquellos días. Cuando él vuelve a España en 1906 está en el debate público si Victoria Eugenia de Battenberg se habría convertido verdaderamente al catolicismo, siendo ella protestante, o era solo por motivos políticos. Estos detalles “desde dentro” reflejan sus preocupaciones y su espiritualidad. 

Manuel Andujar Manuel Andujar Agrelot nació en Lamas, municipio de la Estrada en Pontevedra el 16 de junio de 1856. Segundo hermano de otros dos llamados José y Dolores. A los dieciséis años se embarca para la Habana (Cuba) donde permaneció nueve años en una tienda de cigarrillos de lujo que regentaba su primo Nicolás Brea, marchando a Nueva York el 19 de febrero de 1881 después de haber estudiado un año inglés y contabilidad. Acudió a la “Ferguson ville Academy” condado de Delaware, Nueva York que era una institución protestante metodista, donde le preguntaron si le gustaría unirse a la escuela dominical que se reunía en la iglesia. Allí la señorita Smith, de Walton le preguntaría si era cristiano, a lo que Andujar le respondió que había sido bautizado a los pocos días de nacer. Una de los maestros en Ferguson le había regalado una Biblia, versión Kinge James. Se convertiría el 19 de septiembre de 1886 en la iglesia de Washington Square asignándole como formador cristiano al Sr. John D. Slayback,s. Continuó en esa iglesia hasta 1895, cuando fue admitido a prueba en la Conferencia Anual de Nueva York. El casamiento de su hermana en 1890 le hizo sentirse más libre de responsabilidades económicas con ella y también pensar seriamente en el servicio para Dios. Hasta ahora se había ocupado como hijo mayor de su hermano llevándolo a Cádiz y luego a la Habana, cuidando también de su hermana y abuelo. Dice Andujar al sentirse más libre: “ Pensé entonces en los años necesarios para mis estudios. Si debería decidir ser un predicador, del dinero necesario para cubrir los gastos, y de mi mi pastor, el Sr. McCanny, que estaba enfermo en el Sur.” 

El 16 de septiembre de 1891 ingresaría en el Seminario Teológico Drew, habiendo antes pasado como asistente del pastor en la iglesia Cornell Memorial de Nueva York. Había escogido unos estudios para dos años, pero pronto se dió cuenta de que necesitaba más tiempo. La muerte de su hermano en La Habana en 1892 fue el acontecimiento que obligó a Andujar a tomar cursos regulares pues tuvo que abandonar por este hecho sus estudios. Sintiéndose preparado para ir al campo de trabajo, Manuel Andújar el 22 de junio de 1901 salió de Nueva York a San Juan de Puerto Rico a hacerse cargo de la obra española en esta ciudad.En ese mismo año creó una escuela biblica y otras dos escuelas más en La Perla, predicando en el presidio del Paseo de la Princesa en el Viejo San Juan. En agosto de 1903 comenzaría, como editor y director, la publicación de “El Defensor Cristiano” órgano de la Misión Episcopal y primer periódico evangélico publicado en la isla con una tirada de 2500 ejemplares y cuatro páginas todas en español. Fue este periódico instrumento defensor contra los ataques fulminantes y persecución de la Iglesia Católica Romana a los esfuerzos evangelísticos de las iglesias protestantes En 1920 inauguró un jardin de infancia como extensión del Colegio Robinson del Condado. Se llamó “The Mckinley Free School and Kindergarden”, conocida como “ la escuelita del corralón”. Operó hasta 1950. El Instituto Bíblico que organizó el Obispo Wilbur P. Thierkield, nombrando al Rvdo. K. Hubbard como decano y a los misioneros Samuel Culpeper y Manuel Andújar como maestros fue uno de los intentos para una formación teológica más elevada. Las asignaturas se dividían entre ellos, aunque la mayor parte recalaba en el Decano J.K. Hubbard, quien residía en la Institución. Culpeper y Andújar viajaban semanal o quincenalmente para dar sus clases. 

Uno de los promotores de la Conferencia Misionera que duró 28 años (1913-1951) tuvo como líder a Manuel Andujar, personal misionero de los primeros días y tenía la ventaja de su origen e idioma español, al mismo tiempo que conocía la idiosincrasia hispánica. Andújar se había distinguido en sus estudios en Drew, en su incansable trabajo literario y pastoral, de modo que al morir en 1929 sus cenizas fueron depositadas en la grada posterior del templo de la Santísima Trinidad, iglesia que sirvió y que tanto amó. 

OTROS EMIGRANTES ILUSTRES 

De esta iglesia evangélica de Marín salieron personas relevantes que influyeron en el mundo evangélico. Es el caso de Jonatán Medinilla maestro de la escuela evangélica que tuvo que emigrar a Argentina ante la persecución religiosa. Dice Marcos Gago sobre este asunto:”Además, en 1939 se cerró la escuela evangélica de Marín que venía funcionando desde 1883 y a la que acudían tanto católicos como evangélicos «porque la enseñanza era de calidad y además, gratis». El entonces profesor, Jonatan Medinilla, «se salvó de ser fusilado porque un alto cargo de la base naval -aún no existía la Escuela Naval- lo avisó de que iban a por él y le dio tiempo a marcharse para Argentina». Su único delito fue negarse a que los alumnos cantaran el himno de España con la letra fascista, como le habían mandado. En su lugar, «elaboró unas estrofas en las que se pedía paz para España, y al día siguiente, se cerró la escuela» 

El caso de Francisco País no sería la Guerra el motivo de haber emigrado, aunque su marcha a Cuba sería una conmoción en la iglesia de Marín por ser una persona muy querida. La Ley de Inmigración de cubana de 1906 que favorecería la llegada de gallegos a la isla pudiera haber sido la causa de esta decisión. Fue País un hombre destacado de la iglesia de Marín, siendo profesor de su escuela, aunque solo había cursado estudios primarios. Su primer trabajo fue una zapatería y posteriormente una peletería. Le gustaba la música de manera que ingresó en la banda de música de la ciudad. Tocaba varios instrumentos y era solicitado en las romerías. Fue a los diecinueve años que entró en una capilla evangélica sorprendiéndose de la diferencia entre su catolicismo y lo que allí se predicaba. Sería bautizado el 8 de octubre de 1882 a la edad de 20 años. La discriminación de los niños evangélicos en las escuelas públicas hizo que el joven Francisco País se hiciese maestro por necesidad dirigiendo la escuela hasta 1907. Las necesidades escolares de gente mayor llevó su preocupación hasta abrir una escuela en el barrio de Estribela, junto al miembro de la iglesia Ramón Pereira. 

Su primer matrimonio fue en Marín el 4 de mayo de 1889 con María Dolores Rodríguez Fernández. La hija de este primer matrimonio, Sara País Rodríguez escribió una biografía de su padre en en Galicia y en Cuba. Nacida en Marín, había sido bautizada por inmersión en 1903, cuando tenía 13 años. En 1904 sería enviada al Instituto Internacional donde haría el bachilerato. Francisco País la reclamaría desde Cuba, como la mejor ayuda a su ministerio de pastor. El primer destino de Francisco sería en Santiago de Cuba, después pasaría por Alto Songo, La Habana y Santi Spiritus para volver a Santiago de Cuba. 

En 1914 estando en Santi Spiritus la esposa María Dolores, enfermó, aconsejándole los médicos volviese a España. Francisco permaneció seis meses en Galicia y ante la perspectiva de una enfermedad prolongada, volvió a Cuba. Sin embargo en abril de 1918 Francisco recibe la noticia de que María Dolores había muerto. Tras veintinueve años de matrimonio fallecería a los 49 años. 

En 1925 Francisco País fue atropellado por un tranvía. La iglesia se movilizó para ayudar al pastor. Rosario García Calviño, emigrante en Cuba, también de Marín, se haría imprescindible en aquellos meses, prendiendo el amor entre ambos. Su hija Sara rechazaría la intención del padre de casarse con una joven de 28 años y él con 65. Pero todos aceptarían el 27 de octubre de 1927 aquel matrimonio celebrado en Santiago en el poblado El Cristo. Pasaron seis años y los hijos no llegaban. En 1933 este matrimonio hizo un largo viaje por España y poco tiempo después Rosario quedó embarazada de Frank País, naciendo en Santiago de Cuba el 7 de diciembre de 1934. En 1936 nacería Agustín y en 1937 Josué. En 1939 moriría este hombre, pastor de almas, maestro y predicador elocuente, a los 77 años. 

(i) Historia De Las Asambleas De Hermanos En España. (1838-1936) Evangelina Sierra. Historia para el debate. 2008 (ii) Liberdade religiosa e asentamento dos protestantes en Galicia Volumen 37 de Ensaio / Galaxia Autores María del Salvador González Raposo y Benito González Raposo, Editorial Galaxia, 2007 (iii) Spain of To-day From Within; Manuel Andújar. Edital Caribe 1909, reimpresa en Londres. Libros olvidados. 2013


La aportación de los evangélicos


El cristianismo evangélico está conformado por iglesias que tienen sus raíces o puntos de contacto con la Reforma del siglo XVI, conocida como Reforma Protestante, si bien el término evangélicos ya se había aplicado con anterioridad a grupos cristianos que se mantuvieron al margen de la iglesia oficial.
Aunque Lutero no fue el primero ni el único, sin duda fue quien marcó un punto de inflexión en la historia del cristianismo, por las repercusiones que tuvo. Lutero no pretendía fundar otra iglesia, sino reformar la suya, pero no se lo permitieron. La necesidad de una reforma venía dada por razones personales, espirituales, teológicas, y por la corrupción en la institución romanista. Lutero experimenta una lucha interior que solo logra calmar cuando, en lugar de prácticas religiosas, descubre, estudiando la Biblia, que el perdón de los pecados y la salvación se logra por la fe y no por el esfuerzo personal, y mucho menos se puede comprar con dinero. Destaca la frase: «Sola Escritura (la máxima autoridad en materia de fe y conducta), sola gracia (la salvación es inmerecida), sola fe (la salvación no es por obras), solo Cristo salva y solo a Dios la gloria» (cuyas iniciales, S.D.G., aparecen en las partituras de muchos compositores famosos).

Otros valores que promovió e influyeron en la sociedad son la libertad de conciencia, la educación, la igualdad de todas las personas, la democracia moderna, el fomento de la educación, la revolución científica. Destaca la ética del trabajo, que no es visto como un castigo, sino como algo bueno y un servicio a Dios y al prójimo, lo cual dignificó al trabajador y trajo progreso a los países con influencia protestante. Los españoles Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera traducen la primera Biblia impresa en castellano, poniéndola al alcance del pueblo.

Lutero se quedó corto en la Reforma, por eso le sucedieron diversos movimientos de restauración, que avanzaron en la recuperación de los principios cristianos que emanan de la Biblia y su aplicación al mundo actual. La Inquisición aplastó todos los ecos de la Reforma en España, y no sería hasta su abolición en 1834 cuando comenzaría una pequeña apertura para la entrada de la Iglesia evangélica, con no pocas dificultades, hasta la llegada de la Constitución actual.

La Iglesia evangélica señala el sacerdocio universal de todos los creyentes, de manera que no hay clero y laicos, todos participan en el culto. Introdujo la música coral y con ritmos populares. La lucha contra la esclavitud fue liderada por dirigentes evangélicos, que también se señalaron combatiendo la superstición. Fueron fundadores de oenegés como la Cruz Roja y el Ejército de Salvación, en cuyo mismo espíritu se inscribe, más recientemente, la labor de Remar, de Reto, de los comedores sociales, roperos, centros de acogida de menores y la actividad social desde las propias iglesias.

El quinto centenario de la Reforma se celebrará en Galicia con numerosos actos a lo largo del próximo año; habrá exposiciones de biblias, incluidas algunas que fueron prohibidas, conferencias y conciertos de música evangélica y góspel. El cristianismo evangélico recordará en esta ocasión su énfasis en la predicación del Evangelio, que es capaz de cambiar la vida de las personas, las familias y la sociedad, trayendo paz y esperanza. Creemos que Jesucristo y su palabra son la verdad (no la religión), y la verdad nos hace libres.



*
Evangélicos, una comunidad cristiana 
que va a más en Galicia

De las treinta iglesias de hace dos décadas, hoy cuentan con doscientas // Los pastores que atienden el culto suman 250

He estado en varios colegios y en ninguno he sido discriminada por causa de la religión, lo que sucede es que, de entrada, te consideran un bicho raro, pero luego cuando te van conociendo se dan cuenta de que eres una persona igual que el resto de los compañeros y te tratan como tal. Soy aceptada al mismo nivel que los profesores de religión católica".
Esta afirmación de Maika Cancela, docente de religión evangélica o protestante que es los mismo, resume lo que sucede con esta confesión religiosa en Galicia. Está pasando de "ser un bicho raro" a la normalidad y la visibilidad, aunque todavía queden tópicos y ciertos prejuicios por superar, tal como reconocen desde el Conssello Evangélico de Galicia.

Las cifras evidencian que la religión protestante en Galicia se consolida y crece, dejando atrás el ostracismo, la invisibilidad y la persecución en la que estuvo sumida en los tiempos que siguieron a la contienda civil española.

En el último cuarto de siglo, de las poco más de treinta iglesias que tenían los protestantes en Galicia han pasado a 200. La provincia de A Coruña es la que concentra el mayor número de templos, casi la mitad. Alrededor de un 30% se localizan en la de Pontevedra, mientras que el 20% restante se lo reparten por igual las de Lugo y Ourense. El número de pastores- el equivalente de los curas católicos- que prestan servicio a esta comunidad religiosa suma unos 250.

Desde el Consello Evangélico de Galicia, que reúne las diferentes confesiones protestantes de nuestra comunidad, señalan que "el número de fieles comulgantes mayores de edad ronda ya los diez mil", una cifra a la que si se suman personas no bautizadas, niños y simpatizantes sube a más de 25.000.

¿Qué diferencia a estos creyentes cristianos de los católicos? Básicamente que no aceptan las normas de la Iglesia católica, su jerarquía, la autoridad del papa y los dogmas de fe.

Para las diferentes confesiones evangélicas la Biblia es la única forma de fe y conducta y la salvación es una gracia divina, no se obtiene por las obras . Se bautizan en edad adulta, por convencimiento y rechazan el culto a las imágenes, que se centra exclusivamente en Dios.

Al margen del debate de la Religión en las escuelas, lo cierto es que esta asignatura pierde miles de estudiantes a medida que estos avanzan en su trayectoria académica. Es, en buena medida, un indicador del sentir religioso en nuestra sociedad. Así, durante este curso en Galicia solo el 13% de los escolares no se decantaron por alguna religión en Primaria, mientras en Secundaria este porcentaje subió hasta un 35% y en primero de Bachillerato (en segundo no se imparte) llegó al 49%, casi la mitad prefiere las actividades de estudio.

Barómetro escolar. Aún así, la evolución de la Religión en los colegios públicos gallegos es diferente en función de la confesión. Mientras la católica perdió un 5,5% de alumnado en dos años, la evangélica (la segunda en número de alumnos) subió un 33%, pasando de 626 escolares en el 2005-06 a 831 en el curso actual, repartidos en algo más de medio centenar de colegios.

Uno de los problemas que encuentran los estudiantes de confesiones diferentes a la católica es que se precisa un mínimo de 10 alumnos por centro para conceder un profesor, por lo que hay escolares que pese a haber escogido una opción religiosa deben conformarse con las materias alternativas, algo que no ocurre, por ejemplo, con la católica. En el caso de la asignatura de Evangélica, el incremento del profesorado ha sido espectacular en los últimos años, pasando de tres en el año 2000 a 40 en el presente curso académico.


BUENAS NOTICIAS, CON RAÍCES GALLEGAS

••• La iglesia Buenas Noticias, una de las que se integran en la familia evangélica, nació a finales de los 70 en el seno de la Universidad de Santiago. Un grupo de estudiantes universitarios comienzan a leer la Biblia y a reunirse regularmente. Posteriormente las iglesias se van fundando en las distintas ciudades gallegas, como Pontevedra, Vigo, A Coruña, Ferrol, Lugo, Santiago de Compostela y en pueblos y villas de nuestra geografía.

••• Las iglesias evangélicas gallegas, registradas y constituidas legalmente según la normativa estatal vigente en esta materia, se agrupan en la FEREDE (Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España), y tienen suscritos cuerdos con el Estado español desde 1992. Su sostenimiento económico procede de las ofrendas voluntarias de sus fieles y de las donaciones que reciben.

Los evangélicos gallegos difunden su fe 
en más de cien iglesias en Galicia

La comunidad protestante está representada en todas las comarcas 

-es la segunda confesión religiosa de la comunidad- y data de 1875


El padrón municipal de la ciudad de A Coruña incluía en 1882 a un vecino natural de Bealo (Boiro), Manuel Sendón Rey, que describía su actividad laboral con el actualmente extinto oficio de colportor. Bajo este nombre se describía a un vendedor ambulante, nada extraño por otra parte, pero que, en vez de la mercancía habitual del siglo XIX, vendía biblias. Era uno de los líderes del naciente movimiento evangélico o protestanteque se había establecido en Galicia en 1875. Los colportores fueron unas figuras muy populares -y también vilipendiadas por los enemigos de la libertad religiosa- en la España anterior a la Guerra Civil. Un intelectual de la talla de Manuel Curros Enríquez desarrolló esta profesión durante un tiempo cuando vivió de joven en Madrid. Allí era miembro de una iglesia evangélica -fue bautizado por inmersión en el Manzanares-.

Más de 140 años después, los evangélicos gallegos representan a varios miles de personas, son la segunda confesión religiosa de Galicia y se hallan en plena expansión. Algunas estimaciones los elevan a entre 5.000 y 9.000, en más de cien iglesias y puntos de misión en las cuatro provincias. Están más representados en las ciudades y en la costa, pero los hay en todas las comarcas y forman comunidades arraigadas en lugares tan diferentes como Marín, Ares, Ribeira, Vilar (Silleda), Vigo, A Coruña o Lugo. No es posible ser más precisos con el número total porque los protestantes de Galicia no pertenecen a ninguna estructura jerarquizada, a semejanza de la iglesia católica o de las estatales como la luterana o la anglicana.

Aquí predominan abrumadoramente las llamadas iglesias libres, es decir, sin una vinculación a un estado y en muchísimos casos, se trata de congregaciones independientes unas de otras que se relacionan entre sí por la común fe que las une. No busquen entre los protestantes gallegos un papa, ni un arzobispo. Solo hay un órgano representativo ante la Administración, el Consello Evanxélico de Galicia, que aglutina a 47 iglesias en siete grupos o movimientos protestantes.

El Consello es un organismo representativo. No puede actuar en los asuntos internos de cada congregación, ni tampoco pautarles su doctrina ni su práctica. Todas sus iglesias miembros coinciden en un credo básico, pero después las peculiaridades de cada rama del diverso mundo del protestantismo gallego se desarrollan con total libertad.

Los locales son fácilmente identificables. En muchos casos, un sencillo cartel de «iglesia evangélica» o «centro cristiano» refleja su misión. En otros, sobre todo los procedentes o influidos por corrientes ideológicas más recientes, los nombres son más largos. Los cultos, principalmente los celebrados los domingos, son abiertos al público. No busquen imágenes, ni misa, ni sacerdote con vestimenta talar. La mayoría son iconoclastas, es decir, no aceptan ni pinturas ni esculturas en sus templos y creen en el sacerdocio universal de los creyentes, no existe una clase sacerdotal. Los pastores, en aquellas iglesias que los tienen, pueden casarse y tener hijos. Muchos comparten su cometido religioso con una profesión secular. En algunas congregaciones, las mujeres tienen pleno acceso a todas las funciones, en otras no y en cada cual son sus miembros los que lo deciden.

El impacto social se despliega en numerosas oenegés, canalizando de esta forma un papel que realizaron desde su llegada. En el siglo XIX, en una Galicia medio analfabeta, misioneros extranjeros y españoles abrieron escuelas gratuitas, lo que sirvió de revulsivo a los católicos para las suyas. La alfabetización era importante, porque la lectura personal de la Biblia es muy relevante en su vida religiosa. Un ejemplo de esta circunstancia se ve en Marín. En 1882 los evangélicos Tomás Blamire y Francisco Pais abrieron una diaria y una nocturna. Pocos años después Marín empezó el siglo XX con más escuelas que cualquier localidad de su entorno. Hoy los evangélicos gallegos son responsables de muchos centros de rehabilitación de toxicómanos, comedores sociales y roperos.
Tras más de un siglo de discriminación, la fe evangélica se mantiene activa y, superando los problemas que se les causó en el pasado desde los sectores sociales más cerrados, hoy conviven con los demás ciudadanos sin dificultad. Eso sí, la mayoría no son ecumenistas. Aferrados a sus biblias y al lema básico de la Reforma -la justificación por la fe sola en Cristo- para muchos lo que digan incluso un papa como Francisco, les es indiferente.

O PROTESTANTISMO EN GALICIA: 
UNHA HISTORIA CENTENARIA, ESQUECIDA
BENITO GONZALEZ RAPOSO 



O protestantismo en Galicia. Unha historia centenaria, esquecida constitúe unha obxectiva e novidosa achega sobre a experiencia histórica doutros crentes galegos non católicos. Un libro que estudia a xénese e a difusión do protestantismo en terras galegas, e mais os factores que incidiron no seu desenvolvemento histórico, co gallo de analiza-la vixencia, vida e alcance en Galicia do exercicio do dereito de liberdade relixiosa entre as constitucións de 1869 e a de 1931. Encuadernación: Rústica.

LIBERDADE RELIXIOSA 

E ASENTAMENTOS DOS PROTESTANTES
BENITO GONZALEZ RAPOSO

Este libro é froito dunha intensa investigación realizada co obxectivo de analizar o exercicio do dereito de liberdade relixiosa na realidade histórica da xénese e irradiación do protestantismo en Galicia, desde 1868 ata 1931. 
Cal é a xénese e desenvolvemento do protestantismo en Galicia? Como pode explicarse a implantación de comunidades evanxélicas de fondo arraigo no seu territorio? Factores socioeconómicos e relixiosos, psicosociais e xurídicos interactúan e inflúen dun xeito simultáneo na penetración, instalación e difusión do protestantismo en Galicia.



VER+: