EL Rincón de Yanka: EL ELOGIO DE LA LOCURA: SENTIRNOS HUMANOS - HUMANISMO

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

sábado, 23 de abril de 2016

EL ELOGIO DE LA LOCURA: SENTIRNOS HUMANOS - HUMANISMO

Sentirnos humanos

El humanismo, en el sentido amplio, significa valorar al ser humano y, sobre todo, la condición humana. Está relacionado con la generosidad, la compasión y la preocupación por la valoración de los atributos y las relaciones humanas.

El humanismo en las ciencias
El debate para determinar la división entre las asignaturas de ciencias y las humanistas es permanente hasta no definir los tópicos entre unos y otros. No se trata de inclinar la balanza hacia un lado u otro, solo debemos admitir que ambos lados del conocimiento y sus profesiones tienen el mismo valor y peso.

El Humanismo ha sabido transmitir la necesidad de un desarrollo igualitario en todos los ámbitos del conocimiento buscando que es el ser humano sea mejor en su conjunto: música, medicina, literatura, arte, filosofía, etc., desde aquella época dorada donde el pensamiento empezó a enfocarse en el hombre como principio y centro de un todo y que hasta nuestro días, sus obras siguen aportándonos deleite tanto estético como intelectual.
Al paso de los siglos se ha olvidado aquel propósito y hoy en día empezamos a caminar hacia el individualismo que se refleja en rivalidades, competencia desleal y egoísmo.
Las ciencias y las humanidades se complementan en su esencia, por lo tanto, aquello que se hace por diferenciarlas es absurdo.

Los profesores tienen que contribuir con su trabajo ante la sociedad para romper esas fronteras, ese paradigma en el que se ha encasillado a las ciencias y las humanidades. En los recintos educativos es común que los profesores opinen que los estudiantes con promedios bajos sean encaminados a las ciencias sociales, pues para esta área “no se necesita mayor esfuerzo”.
Es un acto egoísta y discriminatorio encaminar a los alumnos sobresalientes a un ámbito determinado, por lo regular al de la ciencia, y es injusto que los alumnos que eligen las áreas sociolingüísticas tengan que soportar las opiniones de quienes piensas que están ahí por ser lo más fácil.
Reflexionando ante todo este panorama, las ciencias necesitan un enfoque humanista, todos necesitamos un criterio humanista.
El progreso de una sociedad no se debe medir por su tecnología o su competitividad, más bien el progreso debe de traducirse como bienestar individual y social.

El humanismo es el respeto a las diferencias personales y al entorno. Su preocupación reside en rescatar valores de respeto, solidaridad, libertad, responsabilidad y tolerancia, en una sociedad llena de tecnología y competencia.
El humanismo ha tenido varios episodios y significados a través de la historia, por ejemplo, el Renacimiento es un proceso que se verifica en Europa en el siglo XIV, y se manifiesta en primer lugar en el Sur. El Renacimiento es una nueva actitud frente al mundo, a la vida, a la sociedad y a la cultura. El culto a las lenguas muertas, el estudio de los manuscritos antiguos, la edición de las obras maestras de la literatura greco-latina, constituyeron en aquella época, las actividades por excelencia de los intelectuales.

Debemos reinventar este concepto día a día para adaptarlo a los esquemas culturales del siglo XXI y que no quede como una vieja promesa, tenemos la necesidad de reflexionar ante los problemas que aquejan a la sociedad actual como la desigualdad económica, la discriminación racial, el rechazo a los grupos con preferencias sexuales diferentes y sobre todo, la segregación de los grupos étnicos.
Retomemos la filosofía humanista como un estandarte para la lucha diaria contra la falta de valores éticos en un mundo lleno de avances tecnológicos pero vacío de amor por sus semejantes, donde el individualismo es predominante, donde la naturaleza y el medio ambiente sufren y se deterioran ante la indiferencia de muchos. Hagamos de solidaridad y el respeto el pilar de la dignidad humana y no pensar en el Humanismo como una utopía.


El Elogio de la Locura 
de Erasmo de Rotterdam


¿No es peculiar que el pilar mismo de la razón, la tierra fértil del humanismo, estén fundamentados en un libro que se hace llamar “El Elogio de la Locura”? 

El Elogio de la locura es un ensayo puntual y satírico sobre el origen de todos los hombres; la locura, ¿No hay nadie tan ciego o idiota, que deba creer que fue concebido baja los efectos de la virtud y la mesura? 

La locura es sincera, transparente; no existe en ella daño alguno. No se puede ocultar, por más que se intente siempre se muestra de alguna manera u otra. Proviene del amor propio, de la adulación, del olvido, de la pereza, de la voluptuosidad, de la molicie(blandura), y la demencia. Adquiriendo así un poder que lo eleva sobre los mismos emperadores.
Así mismo, la locura es la fuente y el principio de la vida.

¿Que seria de la vida sin una mínima gota de locura?

Seria algo triste, aburrido, fastidioso, insípido y desagradable.
¿Que es la vida sino locura? (entendiendo vida en su máxima expresión, en su mayor realización). Al igual que locura es vida
Los niños son los que más agradan a la locura. Pues, ¿de donde proviene ese encanto irresistible que tienen los infantes en sus primeros años de vida?. Ese encanto se debe únicamente al atractivo de la estulticia. Y los viejos también, ya que mientras más mayores son se vuelven más estultos y así se van pareciendo cada vez más a los niños.

La locura dice: “Sin mi, el mundo no puede existir ni por un momento, pues, ¿no está lleno de locura todo lo que se hace entre los mortales?, ¿ no lo hacen locos y para locos? Ninguna sociedad, ninguna convivencia pueden ser agradables o duraderas sin locura, de modo que el pueblo no podría soportar a su príncipe, el amo a su sirviente, la doncella a su señora, el preceptor a su alumno, el amigo a su amigo, la mujer a su marido por un solo momento, si de vez en cuando no se descarriaran, se adularan, toleraran sensatamente las cosas o se untaran con un poco de la miel de la locura.” Este párrafo contiene el resumen de su pensamiento: la locura es sabiduría mundana, resignación y tolerancia

La locura es más importante que la razón ya que gracias a esto nos olvidamos de las preocupaciones y de los malos ratos y la razón nos hace recordar todo ver lo bueno y lo malo y no nos quitamos los problemas de encima.
La mujer es reflejo de la locura, se complementan pues vemos que la mujer actúa mas por los sentimientos y por las pasiones en cambio el hombre actúa mas por la razón pero gracias a ella uno puede satisfacerse y olvidarse de los problemas.
Y tan vieja es la locura como el origen de los tiempos, y ha sido tan importante que si no existiera no hubiera nada, no hubiera inventos, distracciones, vicios, sentimientos, no existirían los humanos así de sencillo pues se hubiesen suicidado al ver que la vida no tenían sentido.

Y he dicho ya que la locura esta desde los niños hasta la gente de avanzada edad, se pueden divertir o entretener con cualquier cosa, sin que esta llamase mucho la atención y hacen parte de que esas etapas de la vida las hacen más agradables.
Ahora quisiera aclarar que la locura es lo mejor y un buen beneficio y comparado con los dioses sus beneficios son mejores. Ya que no da solo actos como la lluvia, comida, luz del sol, etc. 

Sino que nos dan los mejores placeres de la vida. Gracias a estos placeres la vida es más agradable y por eso los seres humanos nos alejamos de la muerte y la queremos evitar, nos encantan tanto las pasiones que vivimos que no quisiéramos el cambio y quisiéramos aprovechar al máximo antes de morir.




 


Mägo de Oz - Ancha es CAstilla 



"Las locuras de don Quijote"


Lo que más sorprende de la novela es la forma en la que entra en la locura y sale de ella. Casi todo el tiempo Alonso Quijano se cree Don Quijote de la Mancha pero hay momentos en los que parece cuerdo. Un loco lleno de lúcidos momentos. La locura como la forma más extensa de la razón.

Cervantes dice que un hombre muere cuando pierde su capacidad de soñar. En la obra muere Alonso Quijano, pero Don Quijote sigue vivo en todos los espíritus independientes.