EL Rincón de Yanka: SCHOLAS OCURRENTES: CAMBIAR EL PARADIGMA EDUCATIVO: INCLUYENTE Y UNIVERSAL

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

viernes, 8 de abril de 2016

SCHOLAS OCURRENTES: CAMBIAR EL PARADIGMA EDUCATIVO: INCLUYENTE Y UNIVERSAL




Scholas es una Organización Internacional de Derecho Pontificio aprobada y erigida por el Papa Francisco desde la Ciudad del Vaticano el 13 de agosto de 2013.
Vincula la tecnología con el arte y el deporte para fomentar la integración social y la cultura del encuentro por la paz. Está presente en 82 países a través de su red que integra a más de 400.000 escuelas y redes educativas. Con sedes en la Ciudad del Vaticano, Argentina, España, Paraguay y Mozambique. Su misión es lograr la integración de las comunidades, con foco en aquellas de menores recursos, a través del compromiso de todos los actores sociales, integrando escuelas y redes educativas de todo el mundo a partir de propuestas tecnológicas, deportivas y artísticas. Trabaja con todo tipo de escuelas, tanto públicas como privadas y de todas las confesiones religiosas.

La interacción entre el arte, el deporte y la tecnología es la propuesta de Scholas para hacer posible desde la educación la cultura del encuentro. Las principales figuras y organizaciones del mundo entero ya han respondido al llamado del Papa Francisco a través de Scholas de trabajar por un mundo integrado y en paz.

CAMBIAR LA EDUCACIÓN construyendo juntos un mundo integrado y en paz, haciendo de la cultura del encuentro una experiencia educativa.



Scholas propone hacer realidad la cultura del encuentro que propone el Papa Francisco para el mundo entero a través del cambio educativo. Para esto viene trabajando las tres dimensiones, deporte, arte y tecnología en cuatro líneas de acción.

"En el tema de la educación, 
el Papa mete los pies en el barro"


José María del Corral dice que el papa Francisco es "exactamente igual" al Jorge Bergoglio que conoció hace años en Buenos Aires: "Como él suele explicar, anda con las luces bajas. Ve de cerca, es un intuitivo que toma decisiones según los problemas que tiene adelante". Y de todos los problemas que se le cruzan, pocos lo obsesionan tanto como la educación.

"Hay una crisis que abarca a todo el mundo y él está dispuesto a jugarse todo por revertirla. Éste es un papa que mete los pies en el barro", afirma Del Corral, director ejecutivo de Scholas Occurrentes, la red global de escuelas que fundó el Papa para enfrentar la exclusión a través de la interacción entre adolescentes de distintos orígenes. En casi dos años, 400.000 colegios se incorporaron a este proyecto, que es una réplica a escala mundial de una experiencia que Bergoglio y Del Corral habían impulsado en la Argentina años atrás. Ex director del colegio San Martín de Tours, teólogo de profesión, Del Corral se dedica ahora a tiempo completo a gestionar el programa educativo del Vaticano. Todos los meses pasa una semana con el Papa.

La dimensión de su amistad puede medirse con el gesto que tuvo Francisco en la misa inaugural de su pontificado, cuando ubicó en primera fila a Del Corral -con su guardapolvo blanco de maestro- al lado de un cartonero. Ayer, Unicef España distinguió a Scholas con el Premio Moviliza por su trabajo en pos de la educación. 

-¿Qué balance haría de lo que consiguieron en estos dos años?

-Lo primero que pasó fue lo que nosotros aprendimos. Primero, que la crisis educativa, que yo pensé que era algo de la Argentina, está instalada en el mundo entero. Con sus matices, pero es una crisis mundial. Todos los gritos son los mismos, a los adolescentes les pasa lo mismo y tienen las mismas necesidades.

-¿Es posible cambiar el sistema?

-Lo estamos demostrando. El ministro de Educación que diga que no, miente. Falta coraje en la dirigencia.

-¿Cómo enmarcaría el proyecto educativo en otras jugadas fuertes que está haciendo el Papa, como la encíclica ambiental?

-La encíclica puede ser más o menos distinta a otras. Pero en el tema de la educación, éste es un papa que mete los pies en el barro. Se la juega para implantar la cultura del encuentro por la paz. Para eso nos tenemos que meter en el fútbol y en el barro del fútbol, nos tenemos que meter en los celulares, que es donde están los chicos.

-¿Qué papel juega la tecnología para el Papa?

-Él convocó a las grandes empresas tecnológicas del mundo para hablar de educación. "Hace 40 años hubiéramos llamado a arquitectos para diseñar un aula, ahora son ustedes", les dijo.

-¿Cómo es como jefe?

-Muy exigente. Delega, pero está en cada detalle. No es que planifica a 10 años. Suele decir: "Yo ando con las luces bajas". Ve de cerca. Es un intuitivo que toma decisiones según lo que tiene adelante. En Buenos Aires era igual, pero había un estereotipo de Bergoglio que no era real. Él siempre fue así y por eso tuvo los amigos y los enemigos que tuvo.

-Bueno, ahora muchos de sus enemigos de entonces son sus amigos.

-Y... la gente cambia. Pero él es el mismo.