EL Rincón de Yanka: PALABRAS MÁGICAS CON SIGNO CORTÉS Y NO CON SIGNO IMPERATIVO

inicio








viernes, 17 de febrero de 2017

PALABRAS MÁGICAS CON SIGNO CORTÉS Y NO CON SIGNO IMPERATIVO


En las normas de educación o de urbanidad usamos mal el signo de exclamación, porque más bien, la usamos con signo imperativo o exhortativo. Por ejemplo: ¡Dame un café, por favor! (de forma imperativa).Además, primero debería ir la norma de cortesía y después la petición: ¡Por favor, me das un café, cuando puedas. Gracias!
Los enunciados imperativos o también conocidos como exhortativos, son los que se utilizan para expresar una orden, petición, mandato, ruego o consejo. Los enunciados imperativos utilizan el verbo en subjuntivo, gerundio, presente o futuro, para expresar autoridad o jerarquía dentro de la oración. Las órdenes que se manifiestan de forma sintáctica en este tipo de enunciados usan gramaticalmente uno de los cuatro modos finitos del español moderno. Al utilizar sustantivos o adverbios en los enunciados imperativos se ponen signos de exclamación y se pronuncian con una entonación exclamativa-imperativa.


¡BUENOS DÍAS, POR FAVOR, GRACIAS! 
EDUCACIÓN ON
"LA CORTESÍA ES LA FLOR DE LA CARIDAD"
FRANCISCO DE SALES



Este es un saludo que a menudo muchos olvidamos, que ya no decimos en las grandes ciudades cuando nos cruzamos con alguien o alguien llega donde estamos. Y si el que llega nos da los buenos días, es muy posible que no sea correspondido. 
¿Por qué se ha perdido esta bonita costumbre de saludar? ¿Es que la individualidad esta reñida con la buena educación -mal educada-?

Por favor, seamos un poco más cercanos en la vida real o como le llamemos ahora la vida 1.0. Decir por favor no nos costará dinero, pero sí seremos más cordiales, más cercanos y más humildes.

En la “vida 2.0” somos muy sociables, quizá porque, en algunos casos, evita el contacto real, en otros casos quizás porque nos interesa y en otros porque sencillamente somos así. He conocido a gente maravillosa en la web y son exactamente igual o incluso mucho más cercanos personalmente.

Gracias… porque, por poner un simple ejemplo, cuando salimos de un sitio y sujetamos la puerta a quien entra, raramente escuchamos esta bonita palabra. Parece que la venden muy cara y, lamentablemente, escasea en el vocabulario de algunas personas.

Con esta breve introducción, simplemente quiero referirme a la comunicación, a la cordialidad, a la cercanía con las personas con las que convivimos cada día o simplemente con aquellas que nos cruzamos. El maravilloso mundo del 2.0 premia a aquellos que son amigables, que saludan, que comparten. ¿Por qué no rescatamos todo esto o este comportamiento también para la vida real?

Quizás en mi país de origen (Venezuela) somos demasiado cercanos cuando, por ejemplo, al ir al banco el empleado de éste (sin conocernos de nada) se dirige a nosotros: “Hola mi amor, ¿En qué te puedo ayudar?” Así que, como consecuencia, he de reconocer que después de 18 años en España mi “cercanía” hacia las personas ha cambiado. Pero creo que un término medio no estaría mal: empezando el día con un saludo, pidiendo las cosas por favor y dando las gracias.

Tres palabras mágicas que nos abrirán muchas puertas y nos recompensarán con unas cuantas sonrisas ¿Creéis que vale la pena pronunciarlas?

Para despedirme os dejo con estos vídeos de Abba, "¡Gracias por la música!" y "Estoy soñando".






ABBA - ESTOY SOÑANDO


Yo lo soñé 

y el corazón 

me habló de amor 
con emoción. 

Si vives la magia 
de hadas que hacen bien 
verás que el futuro 
sonríe también.