EL Rincón de Yanka: SEMANA DE ORACIÓN ECUMÉNICA POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS (DEL 18 AL 24 DE ENERO)

inicio








sábado, 25 de enero de 2014

SEMANA DE ORACIÓN ECUMÉNICA POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS (DEL 18 AL 24 DE ENERO)




¿Es que Cristo está dividido?

(1 Corintios 1, 1-17)



El “intercambio ecuménico de dones espirituales” es un modo de responder a la preocupación de Pablo de que los corintios se habían divido en diferentes facciones y a su desafío: “¿Es que Cristo está dividido?”. No podemos vivir en la soledad de nuestras comunidades cristianas individuales y pensar que tenemos unidad. Debemos querer y ser capaces de recibir los dones de los otros. Esto implica ir un paso más allá de simplemente dar nombre a un don que debemos dar. Nos demanda tomar en consideración a los otros y ver en ellos carismas que enriquecen a todo el cuerpo de Cristo. Se explica más abajo en detalle este “intercambio”. Requiere algo de preparación previa. Proponemos lo siguiente:

Invitar a representantes de las diferentes Iglesias locales a reflexionar juntos sobre los “dones” que reciben de los demás. La finalidad es de identificar juntos un “don” de cada comunidad que los demás reconocen recibir de ella.

Lo deseable es que también se obtenga una representación simbólica de cada don que puede ser llevada durante el “intercambio ecuménico de dones espirituales”.

Mientras se llevan estos dones se van anunciando con estas palabras u otras similares: De la Iglesia................ recibimos con agradecimiento el don de................... representado aquí por.........................................

Evidentemente, este “intercambio ecuménico de dones espirituales” puede adaptarse según las circunstancias locales.





ORACIÓN


Oremos y vivamos por un mundo en que los pueblos de todas las naciones estarán unidos en el pensamiento, la palabra y la acción; ayúdanos a ser trasparentemente honestos, puros y llenos de amor en nuestras relaciones con los otros en nuestro mundo y en cada mundo. Oremos por la armonía y la realización de cada alma en esta nación y en cada nación; ayúdanos a trabajar y a vivir para que el hambre, la pobreza, la ignorancia y la enfermedad desaparezcan y tu Reino llegue. 

Dios misericordioso, unidos a todos los que invocan el nombre del Señor, en nuestra desunión oímos tu llamada a ser santos. Sin embargo, has hecho de nosotros una raza elegida, un sacerdocio real, una nación consagrada. Por el poder de tu Espíritu Santo, reúnenos en la comunión de los santos y fortalécenos para hacer tu voluntad y proclamar las grandezas de Jesucristo Nuestro Señor.

Dios de amor y de misericordia, te damos gracias por los dones de tu gracia que experimentamos en nuestra propia tradición y en las tradiciones de otras Iglesias. Por la gracia del Espíritu Santo, te pedimos que nuestra gratitud siga aumentando al encontrarnos entre nosotros y experimentar tu don de la unidad en modos nuevos. Te lo pedimos por Jesucristo, Nuestro Señor.

Padre de amor, tú nos has llamado a la unión con tu Hijo y nos has pedido que demos fruto en nuestro testimonio del Evangelio. Por la gracia de tu Espíritu, haznos capaces de amarnos los unos a los otros y de permanecer en la unidad para que nuestra alegría sea completa.

Te damos gracias, oh Dios, porque nos bendices a todos y a cada uno de los miembros del cuerpo de Cristo con los dones de tu Espíritu. Ayúdanos a que nos sostengamos los unos a los otros, a que respetemos nuestras diferencias y a que trabajemos por la unidad de los que en todo el mundo invocan a Jesús como Señor. 

Dios de clemencia, nos enviaste a tu Hijo Jesucristo en el poder del Espíritu Santo para redimir a tu pueblo. Únenos en nuestra diversidad, para que podamos afirmar y proclamar juntos la buena noticia de la vida, muerte y resurrección de Cristo para un mundo necesitado de su evangelio.  Amén.




VER +:




DÍA 1 
Preguntas


¿Qué significa para ti o para la tradición de tu Iglesia el término “comunión de los santos”?

La comunión de los santos es la unión común que hay entre Jesucristo, Cabeza de la Iglesia, y sus miembros, y de éstos entre sí.

¿En qué modo nuestra llamada a ser una "nación consagrada" nos obliga a ir más allá de nuestro contexto cristiano más próximo?
- En ser ecuménicos y macro-ecuménicos sin etiquetas sin denominaciones. Hermanos separados somos todos los que no trabajamos por la unidad...


DÍA 2

Preguntas


¿Cuáles son los dones de la gracia de Dios de otras tradiciones eclesiales que ya experimentamos en nuestras propias comunidades?

- El don de la música, del conocimiento a la Palabra de Dios, del ágape, de la acogida...
¿De qué manera podrían los cristianos de diferentes tradiciones recibir y compartir mejor los dones variados que Dios ha concedido a cada uno de ellos?

- Las comunidades eclesiales o parroquiales deberían acercarse más unos con otros, sirviendo con sus carismas para la construcción y la unidad eclesial. Y verdaderamente y realmente durante todo el año...

DÍA 3
Preguntas

¿En qué modo hemos olvidado la abundancia de los dones de Dios, proclamando en cambio que “nos falta el pan”?
- En todo: pensando en dogmas y en las diferencias, en vez de pensar en todo lo que nos une: Sobre todo con el misterio de la Santísima Trinidad...
¿De qué forma podemos compartir mejor los dones espirituales y materiales confiados a nosotros para que los compartamos con los demás?
- Siendo más humildes. Más compartidores, más acogedores unos con otros. Más espacios durante todo el año para la comunicación.

DÍA 4
Preguntas

¿De qué manera has constatado la fidelidad de Dios en tu vida y en la vida de tu comunidad durante el último año?
-  Ahora No la constato porque no hay comunidad real ni verdadera.
¿En qué modo la fidelidad de Dios nos anima a perseguir el objetivo de la unidad de los cristianos?
- Porque Él nos da fortaleza a seguir confiando....

DÍA 5
Preguntas

¿De qué manera experimentas la llamada a la comunión con Dios?
- De una manera de gracia, de gratuidad, de esperanza y de fe.
¿De qué modos te está llamando Dios a la comunión con otros dentro de tu Iglesia y fuera de ella?
- Tengo una gran sed de koinonía y de unidad plural

DÍA 6
Preguntas

¿Recuerdas alguna ocasión en que el nombrar proféticamente un doloroso desacuerdo dentro de la Iglesia haya supuesto el comienzo de un renovado esfuerzo por alcanzar mayor unidad?
- Recuerdo a Martin Luther King

¿Qué temas todavía causan divisiones entre los que estamos comprometidos con el ecumenismo? ¿Qué caminos ves hacia una mayor unidad?
- La curia romana, el estado del vaticano, los dogmatismos... 
Faltan realidades, pragmatismos, acciones, y sobre todo, pedirles perdón por tantos insultos y menosprecios que les hemos hecho. 

DÍA 7
Preguntas

¿Cuáles son los signos de “pertenecer a Cristo”? 
- El amor, la humildad, el perdón y la unidad.
¿De qué modos la expresión “pertenezco a Cristo” podría utilizarse para dividir a los cristianos en vez de unirlos?
- Utilizando denominaciones, calificativos, individualismos,  orgullos,  y no sentirnos todos Iglesia Plural.

DÍA 8
Preguntas

¿De qué manera el “evangelio” que has recibido está ligado a su transmisión cultural e histórica?
- Por la conversión en Cristo, por la renovación eclesial y por la teología de Liberación.
¿Ha sido eso un obstáculo para la unidad?
- Para los que vivimos la conversión y renovacíón carismática, y la teología de Liberación, no.
¿Cómo podría una mayor unidad en Cristo hacernos mejores testigos del Evangelio que hemos recibido?
- Sencillamente seríamos creíbles y veraces.



VER+:
¿CREES EN LA UNIDAD?