EL Rincón de Yanka: ¿CRISIS ECONÓMICA O CRISIS DE IDENTIDAD?

inicio








lunes, 16 de mayo de 2011

¿CRISIS ECONÓMICA O CRISIS DE IDENTIDAD?





"Nosotros debemos ser el cambio
que queremos ver en el mundo".
Gandhi





Es inevitable que en todas las reuniones con mis amigos acabemos hablando de la crisis, soy de un pueblo de costa de Cádiz, y todos mis amigos y casi toda la familia trabaja en el sector de la construcción, así que la crisis en nuestro círculo se nota mucha más.

Aquí el problema de la crisis es mucho mayor que en otros lugares de España, muchos jóvenes dejaron los estudios para trabajar en la construcción y ahora no saben lo que hacer, no saben hacer otra cosa, y lo único que hacen es esperar a que la crisis acabe, pero no son conscientes de que la crisis del sector de la construcción no tiene fin, esto no volverá a ser lo que era.

El gobierno les ha mentido, directamente, primero negando que hubiera crisis, y después con el Plan E y con las ayudas al desempleo, que lo único que han hecho es alargar la agonía de un sector que se muere.

Ayer mi amigo, el constructor que ha tenido que despedir a casi todo sus empleados, pero que al menos genera algo de negocio para dar de comer a 5 familias, me preguntaba “¿que harán los 5 millones de parados?¿que harán los albañiles que no saben otra cosa que hacer?”

Y ese es el problema, las medidas que está tomando el gobierno no están destinadas a ofrecer un futuro al país, están destinadas a callar al pueblo, a alargar esta enfermedad que tenemos desde lo más profundo de nuestro país. Construir carreteras y dar ayudas para comprar coches no soluciona nada, ¿no os dais cuenta?

Para levantar este país de nuevo, tenemos que generar negocio, tenemos que exportar, tenemos que generar valor, tenemos que ser importantes en el mundo, pero en estos momentos tenemos una crisis de identidad nacional, somos un país desmembrado, segmentado, no hay un sentimiento nacional, de hecho suena mal, el decir soy español está mal visto, no unimos nuestros esfuerzos para salir de la crisis, al contrario, luchamos entre nosotros, debilitando lo poco que queda de sentimiento patriótico.

El otro día me contaban, como vendíamos aceite de oliva a Italia que lo reetiquetaba y lo vendía como aceite suyo, como comprábamos pastas de té importadas de Inglaterra, que habían sido fabricadas en Estepa.

Gran parte del tejido productivo español está en manos de gente que no tiene ni la capacidad ni la formación necesaria para ser competitivos, gente que prefiere aguantar, que me dicen a veces “Yo no quiero crecer, me va bien como estoy”, y todo esto viene por la falta de formación y preparación.

No estamos creando un país competitivo, no estamos innovando, nos gusta la cultura del pelotazo, es increíble como han creado una burbuja de las energías renovables, ¿no lo sabíais? al gobierno no le interesa que se sepa, pero la burbuja de las renovables ha explotado, cientos de fabricas paradas, cientos de huertos solares destinados a morir. En España nos dan una subvención, y nos olvidamos de la rentabilidad, eso a matado la energía solar en España, no se ha invertido en innovar, se han montado negocios para sacar dinero de subvenciones.

Hay gente, como Carlos Barrabes, que se desvive con iniciativas como Factoría de Innovación, por intentar que este país mejore, que la innovación sea algo más tangible. Gente como Javier Martin, que crea Iniciador un evento a nivel mundial para que los emprendedores ayuden a otros emprendedores de forma desinteresada.

Y en cuanto al gobierno, tenemos el que nos merecemos, ni más ni menos, para solucionar esto, el gobierno tendría que tomar tales medidas drásticas, que se encontraría con huelga día si, día no. Aún no estamos preparados para oír la verdad, que esta crisis durará hasta el 2020, llevo diciéndolo desde el 2008. Hay que hacer cambios drásticos en el país, reformar el sistema educativo y orientarlo a la productividad e innovación, si, meter a la empresa en la educación, eso que muchos no quieren, que piensan que es una aberración, pero es la única solución. Tenemos que reducir gastos, reducir aumentar la competitividad de las administraciones públicas. Mientras en Europa se unen los países para ser más competitivos, en España se separan las comunidades autónomas, perdiendo capacidad de negociación, incrementando costes, reduciendo la productividad.

Hay que empezar desde abajo, enseñando a nuestros hijos a trabajar en equipo, a innovar, a cuestionarse todo, a crear riqueza, a competir con China, India que están generando al día más licenciados que toda toda Europa junta.

Tenemos que crear zonas de competencia e innovación, hay mucha capacidad, arte e innovación escondida en este país, la cocina, la biotecnología, el cultivo, el turismo, el diseño textil y calzado, tenemos mucho, pero no sabemos venderlo, no sabemos aprovechar el potencial que tenemos, tenemos, crisis de identidad, somos un país, desconocido para nosotros mismos.

El gobierno ha introducido una serie de mejoras sociales, ha introducido nuevas libertades, pero ha destruido otras muy básicas, como el empleo, la vivienda.

Los empresarios somos vistos como explotadores, no como generadores de riqueza y empleo, la gente, hay de todos, hay empresarios malos y empresarios buenos, pero tener que escondernos bajo el nombre “emprendedor” para que no te miren mal me parece una vergüenza.

Esto tenemos que arreglarlos entre todos, y no es normal que la única huelga que haya tenido este país, haya sido una falsa pactada con los sindicatos.

Somos excesivamente conformistas, y hasta que esto no reviente, no vamos a empezar a levantar el país.


JUAN MACIAS