EL Rincón de Yanka: OBEDECER ES SABER ESCUCHAR COMPRENDIENDO Y PARA HACER LO QUE SE DEBE SER

inicio








¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

¡BIENAVENTURADA NAVIDAD!

viernes, 9 de octubre de 2015

OBEDECER ES SABER ESCUCHAR COMPRENDIENDO Y PARA HACER LO QUE SE DEBE SER


"Si realmente escuchas al Señor tu Dios, 
y cumples fielmente todos estos mandamientos 
que hoy te propongo, 
el Señor tu Dios te pondrá por encima 
de todas las naciones de la tierra". 
Deuteronomio 28:1

"No se contenten sólo con escuchar la palabra, 
pues así se engañan ustedes mismos. 
Llévenla a la práctica". 
Santiago 1:22


La palabra "obedecer" viene del latín y significa "saber escuchar". Normalmente se entiende como hacer caso a la fuerza. Esto es erróneo. Si somos atentos y sabemos escuchar, no sólo oír, sino captarlo, analizar y pensarlo bien; entonces podemos discernir y tener libertad de escoger lo que debemos hacer y seguir la instrucción. O si no, no podemos seguir la instrucción, ni a palos, pues no la entendemos. Según el DRAE, "obedecer" viene de un supuesto latín vulgar *oboedescere que estaría compuesto con el sufijo -scere (como en adolecer y enloquecer) sobre el verbo oboedire. Este verbo esta compuesto con de ob audire. El prefijo ob- indica enfrentamiento u oposición y lo encontramos en palabras como obsceno y objetivo. Audire en latín significa escuchar y es la raíz de otras palabras como "audio" y "audífono".

Es interesante notar como los romanos asociaban los sentidos con diferentes facultades intelectuales:
  • El oído se relaciona con la recepción de información y la habilidad de aprender de ella, incluso cuando confronta (ob-) una paradigma que tenemos establecida.
  • El tacto se relaciona con cuidado y mesura. De ahí que la palabra tacto, aparte de la sensación de tocar, significa tratar a alguien con delicadeza.
  • El olor se relaciona con la capacidad de prevenir el futuro descubriendo claves del presente. De ahí la expresión "Esto me huele mal" y la palabra sagaz (de sagax = dotado de olfato fino).
  • La vista se relaciona con la capacidad de análisis, de ahí palabras como perspectiva y prospectiva.
  • El sabor se relaciona con el buen juicio y de ahí los dos sentidos de la palabra saber.
También en griego y alemán, la noción de 'obedecer, cumplir un mandato', tiene relación con el oír y el escuchar con entendimiento. En griego akúein, ('escuchar; prestar atención; obedecer'); y en alemán gehorchen, 'obedecer', donde horchen significa escuchar.