EL Rincón de Yanka: LA BELLEZA DE LO MINÚSCULO Y LA POESÍA DE LO PEQUEÑO

inicio

CALENDARIO DE ADVIENTO 2017

CALENDARIO DE ADVIENTO 2017








domingo, 29 de junio de 2014

LA BELLEZA DE LO MINÚSCULO Y LA POESÍA DE LO PEQUEÑO

En lo pequeño 
Rainer M. Rilke

En lo pequeño hallarás un maestro
para el que nunca, en el fondo,
harás lo suficiente.


Arena de playa - Foto Gary Greenberg
"Cada vez que miro arena bajo un microscopio es una sorpresa. Es como ir a cazar tesoros, solo que los tesoros son muy pequeños y muy baratos".  
Gary Greenberg


La belleza de lo minúsculo: 



Si cambiamos la perspectiva, todo tiene un aspecto diferente. No hay más que ver las imágenes de la Tierra que los astronautas llevan décadas tomando desde el espacio. Desde ahí arriba, parecemos minúsculos y no son pocos viajeros espaciales que aseguran haber recibido una cura de humildad al comprobar que lo que desde aquí parece tan grande e importante es insignificante con solo subir un poco.



Bajar hasta el nivel microscópico es también un cambio de perspectiva, al que estamos menos acostumbrados a pesar de tenerlo a nuestro alrededor constantemente. Solo hace falta un microscopio para descubrir que los objetos cotidianos tienen un aspecto oculto, imponente y muy distinto al que estamos acostumbrados.


Hemos elegido 25 instantáneas que retratan ese mundo microscópico que nos rodea: alimentos, objetos o insectos que utilizamos en el día a día y que vistos muy, muy de cerca, parecen sacados, precisamente, de otro planeta.
Rocío P. Benavente


***************************

LA POESÍA DE LO PEQUEÑO
Desconozco autoría


¿Qué tendrá lo pequeño que a Dios tanto le agrada?
Gotitas forman los mares con sus paisajes de plata;
Puntitos llenan el cielo en una noche estrellada;
De unos granitos de trigo se hace un Dios en la Hostia Santa.
Gotitas…Puntos… Granitos ¿Qué hay más pequeñito? Nada.
Y, ¿qué hay más grande y sublime que el mar con sus olas bravas?,
¿El cielo con sus misterios y Dios a quien nadie alcanza?

¿Qué tendrá lo pequeño que a Dios tanto le agrada?
Y ¿Qué tendrá una sonrisa, una atención prodigada
con algo más de dulzura, una sencilla palabra…?
¿Levantarse en el momento en que toca la campana,
cumplir un punto de regla sorber, tal vez, una lágrima…?
¿No levantar hoy los ojos, guardar silencio mañana,
decir un “sí” que me cuesta vencer una repugnancia…?

¿Qué tendrán esos “puntitos” esas mil “gotitas” de agua
que han formado esos Bernardas y Teresitas tan santas…?
esos “mares” de virtudes, esos “cielos” de la gracia
esos “dioses” en quien Dios su imagen misma retrata…?
¿Qué tendrá lo pequeño que a Dios tanto le agrada?
Por raíz el heroísmo y por flor la exuberancia
de todo lo que es virtud, porque todo ahí se encuadra.

Tiene el sonreír de Dios escondido entre sus mallas,
tiene oculta la grandeza de todas las almas santas,
tiene aromas de martirio, de pureza, de constancia…
Es la senda más segura para la meta sagrada.
Y aquellos que lo desprecian perlas al aire esparraman,
no harán nunca nada digno de coronarse con palmas, 
no harán “mares”, no harán “cielos”, 

no harán “dioses" de las almas.


¿Qué tendrá lo pequeño que a Dios tanto le agrada?