EL Rincón de Yanka: IDENTIDAD Y SENTIR LATINOAMERICANO: LATINOAMERICANIDAD

inicio








sábado, 21 de junio de 2014

IDENTIDAD Y SENTIR LATINOAMERICANO: LATINOAMERICANIDAD


"América es la tierra donde la gente 
encuentra lo que había perdido". 

Günter Grass

"Lo que desde ya sabemos afirmar de América 
es que estamos enamorados extrañamente de ella. 
Y ese amor, como todo gran amor, es una prueba. 
Prueba que arroja sobre nuestras incapacidades 
e imperfecciones una luz resplandeciente y cruel". 
Victoria Ocampo





En América Latina hay unión y sentimiento continental de LATINOAMERICANIDAD o PANAMERICANISMO. Mientas que en Europa no hay ese sentimiento ni esa europeidad... Prueba de ello que en los mundiales de fútbol en América Latina animan a uno de los suyos cuando no está su país en el partido. Mientras que en Europa, no.

Los mundiales de fútbol en Europa, con excepción de Suecia en 1958, los han ganado equipos de ese continente. Pero cada vez que el Torneo se ha mudado a otro continente, la corona ha sido de los latinoamericanos.


Latinoamérica Libre
Pablo Rafael Gómez González


Quiero caminar feliz del monte a la playa,
sin fronteras que amarren la libertad nuestra;
quiero escuchar las voces unidas en un eco,
gritando valientes: "Somos Latinoamerica"

Quiero andar libre de la playa a la selva,
sin fronteras que aten el pensamiento;
quiero sentir la mano conjunta de todos,
ya del negro, ya del blanco, ya del mestizo y del indio.

Quiero escuchar una sola melodía en esta tierra,
la sinfonía que proteste por libertad y grandeza,
la canción que alegue equidad con amor
y unión con corazón bravo y solidario.

Quiero caminar libre de norte a sur,
sin fronteras de dinero ni de pensamiento,
quiero a mi tierra, a nuestra tierra feliz
y gritando con voz altiva y orgullosa: "Somos libres"

**********************************

AMÉRICA, no invoco tu nombre en vano.
Cuando sujeto al corazón la espada,
cuando aguanto en el alma la gotera,
cuando por las ventanas
un nuevo día tuyo me penetra,
soy y estoy en la luz que me produce,
vivo en la sombra que me determina,
duermo y despierto en tu esencial aurora:
dulce como las uvas, y terrible,
conductor del azúcar y el castigo,
empapado en esperma de tu especie,
amamantado en sangre de tu herencia.


Pequeña América


CUANDO miro la forma
de América en el mapa,
amor, a ti te veo:
las alturas del cobre en tu cabeza,
tus pechos, trigo y nieve,
tu cintura delgada,
veloces ríos que palpitan, dulces
colinas y praderas
y en el frío del sur tus pies terminan
su geografía de oro duplicado.

Amor, cuando te toco
no sólo han recorrido
mis manos tu delicia,
sino ramas y tierra, frutas y agua,
la primavera que amo,
la luna del desierto, el pecho
de la paloma salvaje,
la suavidad de las piedras gastadas
por las aguas del mar o de los ríos
y la espesura roja
del matorral en donde
la sed y el hambre acechan.
Y así mi patria extensa me recibe,
pequeña América, en tu cuerpo.

Aún más, cuando te veo recostada
veo en tu piel, en tu color de avena,
la nacionalidad de mi cariño.
Porque desde tus hombros
el cortador de caña
de Cuba abrasadora
me mira, lleno de sudor oscuro,
y desde tu garganta
pescadores que tiemblan
en las húmedas casas de la orilla
me cantan su secreto.
Y así a lo largo de tu cuerpo,
pequeña América adorada,
las tierras y los pueblos
interrumpen mis besos
y tu belleza entonces
no sólo enciende el fuego
que arde sin consumirse entre nosotros,
sino que con tu amor me está llamando
y a través de tu vida
me está dando la vida que me falta
y al sabor de tu amor se agrega el barro,
el beso de la tierra que me aguarda.

Pablo Neruda