EL Rincón de Yanka: YO DENUNCIO EL FEUDALISMO PARTIDOCRÁTICO CLEPTOCRÁTICO (PEDRO NIMO, MEDALLA DE ORO- ATLETA GALLEGO)

inicio








viernes, 7 de febrero de 2014

YO DENUNCIO EL FEUDALISMO PARTIDOCRÁTICO CLEPTOCRÁTICO (PEDRO NIMO, MEDALLA DE ORO- ATLETA GALLEGO)



Yo, denuncio:



A/ 
POLÍTICA Y POLÍTIC@S



El hartazgo de una sociedad que asiste impertérrita o impotente, o ambas cosas, a la declive moral de una casta, la política que lejos de amilanarse o pedir perdón a los ciudadanos ante las evidencias de falta de moral, ética y capacidad, escudados en el control difuso y partidista de su conducta, siguen malversando el dinero de millones de ciudadanos de este país sin ningún parámetro que el enriquecimiento personal, (ya sea durante o después de su cargo).



Vaya por delante que sigo creyendo en la existencia de políticos válidos, con conciencia social y sobre todo, capacitados como GESTORES que deben ser pues un cargo político no debe ser simplemente una figura pública, debería ser un gestor, responsable y eficaz, de los recursos de cada ayuntamiento, comunidad o país. Como seres humanos que son, es comprensible el fallo e incluso la parcialidad puntual, pero en ningún caso, el fraude premeditado o encubrimiento de los mismos.

Harto de ver que nos gobiernan multitud de imputados penales.

Harto de ver como los que nos gobernaron u ocuparon cargos de relevancia y que han sido condenados no lleguen a entrar en prisión, no lleguen a devolver prácticamente nada de lo que se llevaron.

Harto de promesas que ni los propios acólitos se creen.

Harto de los "cantos de sirenas" que hablan de mejoría, cuando esta no se percibe en la calle ni lo constatan las estadísticas del INEM. A caso no pisan las calles?, se limitan únicamente a las frías matemáticas de un folio lleno de cifras fácilmente interpretables?

Harto de "avisos y consejos" de cual debe ser mi comportamiento y posición si quiero un trato justo sin pensar que a pesar de que cometa muchos errores,(cuando así es, no dudo en pedir disculpas y admitirlo sin reparo), a mi me guía la humildad, el sacrificio, el compañerismo y todos los valores que el deporte me ha inculcado a lo largo de mis mas de 15 años de carrera deportiva... No soy como ellos.

Harto de ver que con una simple llamada se consigan cosas que a otros le cuestan meses, dinero, innumerables escritos e incluso lágrimas. Acaso, hemos perdido toda humanidad?

Harto de que dimitir sea una palabra tabú en nuestro país y que no exista el antiguo "escarnio público" para corregir las conductas de nuestros dirigentes a los que, como a algunos delincuentes, cogen "in fraganti" y que solo aluden a que "actuaron conforme a la legalidad" o que "los otros también actuaron así legislaturas anteriores".



Repito, creo y conozco políticos/gestores honrados y sumamente capacitados, conscientes de que ellos mismos han sido los únicos culpables del desprestigio social de su colectivo pero esto no basta, son necesarios hechos, pues las palabras ya no bastan. Al mismo tiempo, soy consciente de que este colectivo no es más que el reflejo de nuestra sociedad actual, pues un gran porcentaje de la población, habría utilizado cierta posición y privilegios en beneficio propio.


¡HÁGANNOS RECUPERAR LA CONFIANZA Y YO SERÉ EL PRIMERO A SU SERVICIO!

B/ 
POLÍTICA Y JUECES

Harto de ver una cada vez más elocuente "politización de la justicia",(con honrosas y destacables excepciones), dejando atrás a Montesquie y cualquier atisbo de imparcialidad. Reconozco que somos seres humanos y una imparcialidad total es prácticamente imposible, pero si al menos, la búsqueda del mayor grado de justicia.

Harto de que la justicia no valore con imparcialidad lo que el Estado quita a los ciudadanos,(las expropiaciones parecen hechas en un Estado comunista, a pesar de vivir en el Capitalismo, con total duplicidad moral y ética), amparada probablemente en directrices políticas,(altos cargos han llegado a realizarme afirmaciones tales como "el dinero que hay es poco y hay que repartirlo de la manera menos mala", "no olvides que los jueces los paga el Estado"...).

Harto de ver juicios rápidos para "chorizos de tres al cuarto" que estorban a la sociedad y que casos graves de corrupción en los cuales el dinero de todos los españoles fue malversado o expoliado, tengan una duración media de 10 años y finalice con rebajas de pena del Tribunal Supremo de 6 a 2 años,(caso Nuñez). Acaso este sistema no se asemeja al de las castas que esta vigente en la India?, nuestras castas son dos: el poder económico y político-jurídico por un lado y el resto de ciudadanos por otro.

El problema radica en que el primero, fuerte e intocable, lo compone un 8% de la población y el resto, sin privilegios, sumisos y cansados, hemos de pagar los errores y delitos de otros, a pesar de ser el 92%.

Es acaso normal que un Fiscal recurra imputaciones?, la llamativa rebaja de penas del Tribunal Supremo en aras a que algunos banqueros y políticos no entren en la cárcel,(caso Matas), es normal que un Juez investigue siguiendo su propia conciencia a un banquero, dicte auto de prisión contra el mismo y por ello pretendan inhabilitarlo 20 años,(acaso no sabía los requisitos que deben concurrir para acordar prisión provisional?).

Es normal que se haya vedado a muchos ciudadanos el acceso a la justicia mediante la implementación de tasa en uno de los escenarios de crisis más graves por los que ha atravesado este país?. Hay sentido común en la medida?. Limitar y eliminar el acceso a una segunda instancia no deja el poder de los jueces en un papel de privilegio e indefensión al ciudadano.

Entiendo que los jueces son personas antes que jueces pero en ocasiones, o bien por una situación de desborde o por adaptación a la realidad actual, parecen carecer de una perspectiva humana e imparcial y su conducta dista mucho de administradores de la justicia y el respeto entre ciudadanos, instituciones y empresas. Necesitamos jueces comprometidos, independientes y con conciencia social, al servicio de los ciudadanos y con el valor suficiente para hacer justicia entre hombres y por encima de nombres.

C/ 
POLÍTICA Y DEPORTE

Harto de ver la politización del deporte, de sentir el mismo como un arma política más, al servicio de intereses partidistas. Los que rigen el deporte no son ya amantes del mismo;(sea cual sea la disciplina), tristemente muchos de los dirigentes deportivos, carecen de la experiencia o sensibilidad necesarias para gobernar un ente deportivo o lo que es peor, lo único que les guía es el afán de notoriedad y rentabilidad económica del cargo.

Es cierto que la clave y valor de un presidente federativo radica en su equipo, pero también en su compromiso total con el deporte y su independencia con respecto a "factores externos", por otro lado, al igual que todo proyecto ya sea deportivo o empresarial, se hace indispensable una evolución, la adaptación del mismo a la sociedad en la que se desarrolla y en este sentido, NO debería ser frecuente ni normal encontrarnos con directivos de federaciones con 15, 20 o 30 años en sus cargos.

Harto de ver como el que "alza la voz" en contra de lo que considera injusto o que puede y debe mejorarse, sea señalado y perseguido. Y en este sentido, compañeros de deporte u otras disciplinas, al igual que yo mismo, hemos encontrado trabas posteriores de todo tipo a la hora de obtener ayudas y becas, donde otros han tenido facilidades incluso sin reunir los suficientes méritos deportivos.

Harto de ver como gestos profundamente humanos, solidarios y llenos de sentimiento, sean ejemplos para deportistas y sociedad pero no sean acompañados de los mismos valores por parte de los que rigen el deporte.

El deporte NO son solo resultados, no son solo medallas, el deporte es un largo camino, lleno de sacrifico, superación y lucha, una serie de valores que surgen con independencia de nuestro nivel deportivo y que extrapolados a la sociedad, aportan y ayudan a una convivencia mejor, claro está que sin haberlo vivido desde dentro, difÍcilmente seremos poseedores de esos valores y sentimientos. Los gestores/directivos deben hacer lo posible por generar recursos y distribuirlos de la mejor manera posible por el bien del deporte que representan, no poner este al servicio de la corriente política que haya impulsado su candidatura a la presedencia de dicha federación y reunir un equipo que preste la atención necesaria desde la base hasta la élite de las fotos, medallas y portadas.

D/ 
POLÍTICA Y EMPRESA

Harto de ver como un trabajador en una empresa sea un lujo y que cada vez sea más frecuente encontrarnos con jornadas laborales de 15 horas, al tener que prescindir de ese lujo para poder sobrevivir y no echar el cierre

Harto de no poder competir desde el pequeño negocio que enriquece los barrios y ciudades con los grandes "monstruos" tanto físicos como "virtuales", pues cada vez nos encontramos más con empresas que nacen y mueren en horas, vía internet, con precios descontrolados y fuera de mercado que hacen imposible la viabilidad de estos pequeños negocios.

Harto de ver que en España, aquel país que vivía en una nube opulenta de riqueza y bienestar, muchos millones de españoles no puedan permitirse ni el más mínimo y pequeño de los lujos, pues eso implicaría no poder dar de comer a sus hijos al día siguiente.

Harto de ver noticias con promesas de ayudas, subvenciones y facilidades que no llegan o están llenas de "letra pequeña"

Harto de escuchar cifras llenas de frialdad, procedentes de cómodos despachos y que no necesitan más que la humildad y humanismo de echarse a la calle para caer en la cuenta de que "no son del todo ciertas"

Harto de distintas varas de medir. Mientras un empleado comete un error que perjudica a su empresa es despedido de la misma, los dirigentes llevan años cometiendo "errores" de todo tipo y lejos de dimitir, continúan en sus cargos olvidando lo que con anterioridad he dicho, son gestores y administradores de los recursos del pueblo y por lo tanto, deben rendir cuentas y mostrar eficiencia y ejemplaridad, "los cargos van con sus cargas".

Esta es una crítica al sistema en general y al político en concreto, siendo consciente de que estos son parte del mismo y unos ciudadanos mas, es una crítica al mal gobierno que rige nuestras vidas, al hecho de que alzar la voz no sirva de nada,(en la violencia y odio me niego a creer), a que nadie entone el "mea culpa" y solo veamos reproches mutuos sin alcanzar responsabilidades ni soluciones, es una crítica de hartazgo, de un BASTA YA sin rastas,(aunque con todos mis respetos), de un SE ACABO!.

En lo que a mi concierne, ni represento a esta Galicia ni a esta España en mi carrera deportiva, ni me siento representado en lo civil, por unas personas que, lejos de ruborizarse y dimitir,(o al menos disculparse), ante la mala conducta evidente, se crecen amparados en la (IN) justicia. Que no me pidan implicación, que no me pidan emprender, que no me pidan sacrificio, que dejen de pedir en este sentido... que pidan 47 millones de perdones... a los ciudadanos de a pie, pues estos son/somos los que tendremos que salir adelante o los que "cargaremos con el muerto".

Mucha gente se pregunta "¿por qué ahora?", la respuesta es sencilla;

Toda situación llega a un límite, NO es la expropiación de una finca motivo de plantearse medidas radicales, y en este sentido tampoco perderé la cabeza, no es una situación concreta y puntual la que lleva a un ciudadano, a un atleta y un emprendedor al desánimo o el grito, es el cúmulo de situaciones, es el cúmulo de humillaciones personales y de los que me rodean, es la mentira injustificada, es la falta de humanismo y conciencia, es la falta de valores y es la necesidad de dormir con la conciencia tranquila la que me lleva a explotar.

La expropiación viene sucedida de otro problema judicial cuando hace 3 años, encargaba una obra a un constructor, hacía entrega de un dinero,(previamente retirado en el banco), me firmaba un recibí y se esfumaba con el dinero sin hacer la obra. Es curioso como hasta YO tuve que encontrarlo y hacer llegar al juzgado la dirección a la cual hacer llegar las notificaciones,(no fueron capaces de encontrarlo), este admitió mi entrega de dinero y su intención de hacer finalmente la obra... en fin, ni obra, ni dinero, ni justicia alguna,(acompaño documentación sobre el caso).

Con el tiempo, mi abogado descubrió que este "señor" había estafado a muchas familias y que las denuncias se contaban por decenas, pues bien, alguien así, continúa en libertad y "riéndose" de otros ciudadanos.

Escuchar comentarios por parte de miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en los cuales mas de una vez me han comentado que "según el juez de guardia", se realizan operaciones o no, pues algunos "no quieren problemas". Y mi pregunta es: es tal la desesperación del juez con una justicia que sabe obsoleta o ineficaz, o es un problema personal de actitud.

El tema becas es "caso aparte" pues año a año se reduce su duración y cuantía, entiendo normal esta circunstancia, pues si no hay para comida, difícilmente podremos tener para "un extra" como es el deporte de élite, pero al tiempo que sufrimos esta circunstancia, vemos como clubes de fútbol se benefician de ventajas fiscales, no pagan a la SS o lo hacen "cuando buenamente pueden" o quieren.

En un escenario así, tenemos el descaro de pedir unos JJOO mientras muchos de nuestros deportistas a penas pueden llegar a fin de mes,(en este sentido me siento un privilegiado), pero deportes minoritarios se convierten en ejercicios de pasión, milagro y admiración. Son nuestros dirigentes conscientes de esto?, no lo ven... o prefieren no hacerlo?...

He representado a mi país y a mi comunidad, y cada vez siento mas desprestigiado el hacerlo por medio de una federación u otra, seguimos moviéndonos por ese romanticismo, pero empiezo a sentirme igual de orgulloso y ligado a mi tierra poniendo la bandera de mi comunidad o mi país en la camiseta mientras corro en cualquier ciudad del mundo y presumo de español, gallego o compostelano.

Son muchos los atletas populares que no dudan en poner esta bandera en su camiseta y eso tiene el mismo valor y orgullo,(al menos para mi).

No me planteo correr por otro país, pues eso es algo que solo haría por dinero, en lo bueno y lo malo, siento mi tierra, mi gente y mis costumbres, quiero seguir saliendo cada día al asfalto y sentir aquella frase que tantas veces he escuchado: "Pedro corre pero muchos empujan" tocan esfuerzos y sacrificios, toca pérdida de privilegios... pero ha de ser para todos por igual.

Como atleta he dejado de ir a competiciones o recibir ayudas por criterios personales y faltos de objetividad, pero he seguido trabajando, entrenando día a día, pues la pasión por mi deporte me lleva a mantener viva una ilusión que puede mucho mas que el dinero. He tenido graves lesiones en las cuales apoyos médicos y económicos se han esfumado, quien ha permanecido a mi lado?, mi familia y amigos. He tenido que escuchar palabras tales como "terminó el mundial por la beca", ya no es solo el desprecio en esa frase, sino la aplicación de aquel refrán "se cree el ladrón, que todos son de su condición", al hacerlo, perdí 2 años de mi carrera deportiva. Mi vuelta, con mínima Olímpica en Berlín, 2 años y 1 mes después fue mucho más que algo económico o deportivo, fue algo personal.

Como empresario, y aunque esta palabra me venga grande, decidí iniciar una andadura en solitario y abrir mi propio negocio en mi ciudad, Santiago. Alentado por las noticias y comentarios de ayudas a nuevos emprendedores, abrí una tienda de deportes y club de corredores, pues bien, hasta el día de hoy, las ayudas todavía las espero y lo más importante, no caen en la cuenta de que cuando son mas necesarias es los primeros 6 meses???, menos mal que cierta desconfianza me hizo mantener siempre un "colchón" y el apoyo de mi familia,(los de siempre), hizo el resto... No se si sobreviviré en el mercado, ni si podré mantener a mis empleados o aumentar la plantilla, pero lo que si se es que no quiero más promesas faltas, quiero poder contar con lo que me dicen o se me promete y quiero que las ayudas sean eso, ayudas.

Tengo muchas mas,(demasiadas), razones más para manifestar mi malestar, pero soy consciente de que nada es comparable a la situación de miles de familias que no pueden acceder a los derechos más mínimos como son una vivienda digna, un trabajo o un plato de comida, ELLOS SI TIENEN DERECHO A UNA QUEJA en toda regla.

Varias han sido las personas que me han preguntado si temo represalias, claro que si!, y esto me preocupa todavía más, el hecho de que vivamos en una política del miedo, puede que no haya una dictadura como la imaginamos, pero si hay miedo, temor a represalias, temor a venganza... algo no funciona, pues entiendo debemos tener libertad de expresión, y al hilo de esto, varios han sido los medios de comunicación que me han dicho no poder apoyar incondicionalmente mis palabras y actos por miedo a dichas represalias... periodistas parados por la búsqueda de la verdad y compromiso con su profesión, medios manipulados... esto me suena a dictadura o "república bananera".

Desde HOY y por el presente escrito, renuncio a toda beca o ayuda pública como atleta al tiempo que renuncio a participar en cualquier competición nacional o internacional con las selecciones de mi comunidad o mi país.

Como he manifestado anteriormente, renuncio a la posibilidad de recurso de la sentencia de expropiación, pues no creo en la justicia en este pais.

Ahora me centraré al 100% en intentar sacar adelante mi negocio y con mis impuestos ayudar aportando mi granito de arena a un futuro mejor y representar a mi país, mi comunidad y mi ciudad en uno de los maratones más importantes del Mundo, Londres, después, estaré en todas y cada una de las manifestaciones o plataformas de lucha por la dignidad de un pueblo y una ciudadanía que no aguanta mas incompetencia, son las autoridades las que deben demostrar estar a la altura del pueblo, este ya ha demostrado estar muy por encima de los que nos gobiernan o representan.

Próximamente seré el primero en organizar carreras y marchas que luchen por los derechos mínimos, puede que algunas personas continúen en sus "situaciones de confort", ajenos a sus ciudadanos, pero las llamadas de algún político diciéndome que tengo razón y que luche, me animan y mucho, pues esto significa que todavía hay esperanza...

Pedro Nimo del Oro 
Santiago de Compostela 31 de Enero del 2014