EL Rincón de Yanka: ORACIÓN ECUMÉNICA POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS (18 al 25 de enero 2012)

inicio








jueves, 5 de enero de 2012

ORACIÓN ECUMÉNICA POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS (18 al 25 de enero 2012)







 


Para tener en cuenta

Esta es la versión española del texto para la SEMANA DE ORACIÓN DE LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS 2012.

El material, con miras a su difusión internacional, ha sido preparado por una comisión mixta nombrada por el Pontificio Consejo para la promoción de la unidad de los cristianos y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias, con base en una propuesta de un grupo ecuménico de Jerusalén. Las Comisiones ecuménicas de las Conferencias Episcopales y de los Sínodos de las Iglesias católicas de rito oriental han sido invitadas a adaptar el texto de acuerdo con la situación ecuménica local y las distintas tradiciones litúrgicas presentes en el territorio.
Si desea obtener una copia del texto adaptado a su contexto, le invitamos a ponerse en contacto con la Comisión ecuménica de su Conferencia episcopal o su Sínodo local.

Traducción preparada por la Comisión para las relaciones interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española

Materiales para la SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS y para el resto del año 2012



Todos seremos transformados por la victoria de nuestro Señor Jesucristo
(Cf. 1 Co 15,51-58)

Preparados conjuntamente por el Consejo Pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias

IN MEMORIAM
Monseñor Eleuterio Francesco Fortino

Durante la reunión de la Comisión Internacional celebrada en Varsovia (Polonia), en septiembre de 2010, se ha recibido la noticia de la muerte de Mons. Eleuterio Francesco Fortino, Subsecretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, y también durante mucho tiempo miembro del Comité Internacional para la preparación de la semana de oración por la unidad de los cristianos. Su pasión y su dedicación a la causa de la unidad de los cristianos y especialmente la promoción de la oración por la unidad cristiana fue una de las cualidades importantes que poseía y compartía con los otros miembros de la Comisión. El texto de este año está dedicado a su memoria. Con estos textos, podemos apresurar la plena realización de la oración de Cristo: "Que todos sean uno... para que el mundo crea".

Las citas bíblicas de la versión española están tomadas de la Biblia Traducción Interconfesional (BTI), Madrid 2008.

A TODOS LOS QUE ORGANIZAN LA SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS
Buscar la unidad durante todo el año

En el hemisferio norte, la Semana de oración por la unidad de los cristianos se celebra del 18 al 25 de enero. Estas fechas fueron propuestas en 1908 por Paul Watson para cubrir el periodo entre la fiesta de san Pedro y la de san Pablo. Esta elección tiene un significado simbólico. En el hemisferio sur, donde el mes de enero es tiempo de vacaciones de verano, se prefiere adoptar igualmente otra fecha, por ejemplo en torno a Pentecostés (sugerido por el movimiento Fe y Constitución en 1926) que representa también otra fecha simbólica para la unidad de la Iglesia.

Guardando esta flexibilidad de espíritu, os animamos a considerar estos textos como una invitación para encontrar otras ocasiones, a lo largo del año, de expresar el grado de comunión que las Iglesias ya han alcanzado, y orar juntas para llegar a la plena unidad querida por Cristo.

Adaptar los textos
Estos textos que han sido propuestos, cada vez que sea posible, se procurará adaptarlos a las realidades de los diferentes lugares y países. Al hacerlo, se deberá tener en cuenta las prácticas litúrgicas y devocionales locales así como el contexto socio-cultural. Tal adaptación deberá comportar normalmente una colaboración ecuménica. En muchos países, las estructuras ecuménicas existen y permiten este género de colaboración. Esperamos que la necesidad de adaptar la Semana de oración a la realidad local pueda animar la creación de esas mismas estructuras allí donde éstas no existen todavía.

Utilizar los textos de la Semana de oración por la unidad de los cristianos

• Para las Iglesias y las Comunidades cristianas que celebran juntas la Semana de oración en una sola ceremonia, este folleto propone un modelo de Celebración ecuménica de la Palabra de Dios.
• Las Iglesias y las Comunidades cristianas pueden igualmente servirse para sus celebraciones de las oraciones y de otros textos de la Celebración ecuménica de la Palabra de Dios, de los textos propuestos por el Octavario y de las oraciones presentes en el apéndice de este folleto.
• Las Iglesias y Comunidades cristianas que celebran la Semana de oración por la unidad de los cristianos cada día de la semana, pueden encontrar sugerencias en los textos propuestos para el Octavario.
• A las personas que desean realizar estudios bíblicos sobre el tema del año 2012, pueden servir de apoyo igualmente los textos y las reflexiones bíblicas propuestas para el Octavario. Los comentarios de cada día pueden concluir con una oración de intercesión.
• Para las personas que desean orar en privado, los textos de este folleto pueden animar sus oraciones y su llamada a la comunión con todos aquellos que oran en todo el mundo por una mayor unidad visible de la Iglesia de Cristo.

TEXTO BÍBLICO
1 Co 15,51-58

Mirad, voy a confiaros un misterio: no todos moriremos, pero todos seremos transformados. Súbitamente, en un abrir y cerrar de ojos, cuando suene -que sonará- la trompeta final, los muertos resucitarán incorruptibles mientras nosotros seremos transformados. Porque es preciso que este ser corruptible se revista de incorruptibilidad y que esta vida mortal se revista de inmortalidad.
Y cuando este cuerpo corruptible se revista de inmortalidad, cuando este ser mortal se revista de inmortalidad, entonces se cumplirá lo que dice la Escritura: La muerte ha sido devorada por la victoria. ¿Dónde está, muerte, tu victoria? ¿dónde tu venenoso aguijón? El aguijón de la muerte es el pecado, y el pecado ha desplegado su fuerza con ocasión de la ley. Pero nosotros hemos de dar gracias a Dios, que por medio de nuestro Señor Jesucristo nos concede la victoria. Por tanto, hermanos míos muy queridos, manteneos firmes y constantes; destacad constantemente en la tarea cristiana, seguros de que el Señor no permitirá que sea estéril vuestro afán.
Biblia Tradución Interconfesional



SEGUIR AQUÍ: