EL Rincón de Yanka: CARTA DE DESPEDIDA A ZAPATERO DE Armando Robles

inicio








domingo, 20 de noviembre de 2011

CARTA DE DESPEDIDA A ZAPATERO DE Armando Robles





"Nunca nadie la ha cagado tanto en tan poco tiempo
y tan seguido como Zapatero".
.
"No hay nada más peligroso que un estúpido
con iniciativa y con poder".
.
"La estupidez no pertenece a nadie,
salvo a Zapatero, el hijo del pedo".



ZAPATEITOR

Carta de despedida a Zapatero
Armando Robles





Infame y execrable presidente: La gente decente de este país (que es España y que no es ni discutido ni discutible) al que tanto aborreces se siente dichosamente encauzada a la euforia estos días. Y no es que los que vendrán a sustituiros nos inviten al entusiasmo, no, pero habéis infligido tanto daño a esta nación que hasta yo, de general solidario con los que pierden, no puedo resistirme al hechizo de desearos lo peor, en especial a tí, Zapatero. Arrebatado por la perspectiva de perderte de vista, se me ocurre expresarte un deseo: que recibas en vida todo el daño que has hecho a España, la patria común e indivisible que contigo dejó de serlo.

Por todos esos compatriotas que han perdido su empleo, por todos esos hombres que han perdido su dignidad, por todas esas víctimas del terrorismo que han perdido hasta el derecho al consuelo, por todos esos jóvenes que han perdido su derecho a un futuro decente, por todos esos españoles que han perdido la oportunidad de restañar viejísimas heridas, por todas esas familias arrastradas a los servicios asistenciales, por todos esos niños que dejaron de nacer, por todos esos ideales morales que reduciste a cenizas, por cómo llegaste al poder, por todo el mal que nos dejas, espero que Dios te conceda una muy larga vida y que el resto de ella se resquebraje entre estertores de dolencias salvajes.



Sembraste esta nación de pobres morales y materiales, de sombras humanas con apego sólo al instinto; instalaste telarañas mentales en los jóvenes; esterilizaste la cultura poniéndola al servicio de tus innobles ideales; enfrentaste a hijos contra padres, a españoles de una idea contra españoles de otra, a mujeres contra hombres; promocionaste a la chusma y degradaste a los excelentes; llenaste nuestras calles de ilegales; fomentaste el odio a los católicos; encenegaste la educación y el modelo tradicional de familia; manchaste la memoria de tu abuelo poniéndonos en la antesala de otro conflicto fratricida; alimentaste con subvenciones a las peores hienas de la selva; hiciste del ejército una opereta bufa dirigida por una modistilla; soterraste los valores y principios que tuviesen algún interés trascendental; exaltaste las peores taras del individuo en la telebasura al servicio de tu partido; convertiste las instituciones democráticas en un lodazal de corrupción y en un avispero de ilegalidades; denigraste las creencias de muchos para solaz de unos pocos; promocionaste a políticas sin entrañas; confraternizaste con los verdugos; te arrojaste a los brazos de los nacionalistas sin alma; abonaste el suelo español con fielmo de la peor calidad. Fuiste y serás siempre el protagonista de nuestras peores pesadillas, el dirigente grotesco que estrechó lazos con los líderes menos recomendables del mundo; el hazmerreír de Angela Merkel y el tondo inútil de Sarkozy. Fuiste una soga en nuestro gaznate a punto siempre de cumplir su letal función.

Sosiego y alegría porque te vas para siempre. Sería deseable que alguien con tiempo, paciencia y afición te llevara ante los tribunales internacionales por todo el mal cometido. Sería un suceso reparador, solamente comparable al de verte convertido en inmunda basura el resto de tus días.

Quizás, sólo quizás, no tuviste tú la culpa de todo. Ya sabemos que el socialismo español es, más que un partido político, un clima inmoral, un cuervo tricéfalo que sobrevuela las logias francesas, la tumba de don Julián y las alcantarillas.
Hasta nunca, Zapatero.




VER "
SOBRE IMBÉCILES Y MALVADOS DE PÉREZ REVERTE: