EL Rincón de Yanka: CAMINO DE SAN ANDRÉS DE TEIXIDO

inicio








jueves, 17 de abril de 2014

CAMINO DE SAN ANDRÉS DE TEIXIDO


"A SAN ANDRÉS DE TEIXIDO VAI 
DE MORTO QUEN NON FOI DE VIVO"
(Va de muerto el que no fue de vivo)




Este es el dicho más famoso de este mítico santuario donde se venera al apóstol de Jesús, San Andrés. Cuenta la leyenda que San Andrés estaba triste, ya que su templo se encontraba solitario y contaba con muy poca devoción, en contraposición del de Santiago Apóstol que rebosaba de peregrinos y devoción, con lo cual le pidió ayuda al Señor.





Un día se le apareció el Todopoderoso en compañía de San Pedro. Al ver a San Andrés tan desanimado le prometieron que a su templo acudirían todos los mortales, y aquel que no lo hiciera de vivo, lo haría después de su muerte reencarnado en un animal. Así fue como el santuario de San Andrés de Teixido, también llamado S. Andrés de Lonxe (Lejos) o S. Andrés do cabo do mundo (esquina del mundo), se convirtió en el segundo centro de peregrinaje de toda Galicia y es considerado como la Meca de los Gallegos. Otra leyenda cuenta como San Andrés embarrancó en los acantilados convirtiéndose su barca en una roca que hoy se le conoce como la barca de San Andrés. En compensación, Dios, le concedió este santuario.




San Andrés se encuentra situado a 140 m sobre el mar, en un marco de incomparable belleza y ello contribuyó a que desde hace miles de años ya se rindiera culto a los muertos, como así lo atestiguan los múltiples enterramientos prerromanos distribuidos por toda la sierra da Capelada donde se sitúa el santuario. Se dice que aquí se encuentra la "puerta del más allá de los celtas". Es tan hermoso llegar a la iglesia, como el camino o caminos que se han de recorrer para llegar hasta aquí. San Andrés se localiza en el único punto en donde las laderas de las montañas son más suaves y permitieron su ubicación. Alrededor, son todo agrestes acantilados gigantescos, tan grandes que se dice que son los más altos de Europa central y del Sur. En Europa tan sólo alguna elevación de los fiordos noruegos los superan.


Llegar hasta San Andrés es tan impresionante como llegar a Santiago, sobre todo si el camino se realiza andando. Caminar por estos lugares recónditos y de naturaleza indomable, obtiene su satisfación cuando escondido entre los acantilados se nos aparece un pequeñito pueblo blanco en donde se ubica la iglesia de San Andrés. (Al final de la página tendréis unos links donde se hablan de las rutas.) Sin duda es aconsejable recorrer todas las zonas próximas, pues encontraremos lugares y miradores de inusitada belleza, como el mirador de Chao de Monte o el de Os Carrís situados a unos 400 m de altura sobre el mar. Más impresionante si cabe es el mirador de "A Garita da Herbeira", ya que se eleva a más de 600 m y prácticamente se encuentra a pie de mar Desde estos lugares disfrutaremos de vistas de Punta Candieira, Punta Robaliceira y del pueblo de San Andrés, así como de la infinidad de los mares, y decimos mares pues a poca distancia de aquí se encuentra otro lugar de visita obligada como es Cabo Ortegal, donde se juntan el Mar Cantábrico y el Océano Atlántico.

A todo ello hemos de sumar un fantástico marco natural, aunque en los últimos años los incendios se han cebado sobre la zona y han dejado rastros de sus llamas por enormes áreas. La fauna más representativa está compuesta por cormoranes, águilas y halcones peregrinos entre otros. Podreis ver numerosos caballos salvajes y diverso ganado vacuno de raza gallega. Abundan tambíen numerosas especies de anfibios y reptiles. En cuanto a la vegetación encontraremos la aquí famosa "Armeria Pubigera" o más conocida en Galicia como Herba namoreira o de namorar (de enamorar). También se encuentra en la zona orquídeas, retamas, pinos y otros.

El santuario data del siglo XII cuando pertenecía a la Orden de Malta. Aún así se dice que el culto en el lugar viene de siglos atrás y quizás los pueblos prerromanos ya rindieran culto a alguna divinidad local, culto que perviviría a lo largo de los siglos, como el caso de Monte Facho en Cangas, aunque este último dejó de existir unos siglos después del primer milenio de nuestra era. La primera noticia que se tiene de peregrinación es un texto de 1391 de una mujer de Viveiro donde nos cuenta que ha de visitar a San Andrés para que se cumplan sus promesas. Imaginaos la peregrinación de esta mujer hace 700 años y a más de 50 km de distancia por aquellos caminos de la época. Que sería aquello que llamara la atención de gentes de lugares tan distantes y como los favores de San Andrés se propagaron por toda la región.


Hay quién, al igual que Santiago, la mancha blanquecina que cruza el cielo nocturno estrellado de este a oeste, la Vía Láctea, era conocida como Camino de San Andrés y decía que justo acababa en este lugar. Al final del siglo XII el templo pasó a manos de la orden de San Juan de Jerusalén. Siglos después pasaría a manos de los Andrade de San Sadurniño, quienes controlarían las riquezas que generaba este centro de peregrinación. La iglesia actual fue construída en el XVI y reformada y acabada en los dos siglos posteriores. Apreciaremos detalles góticos en su exterior y en su retablo, construído en 1665, un cierto aire barroco. Según la leyenda es aquí donde se encuentra un hueso del Apóstol. En 1781 se edificó la actúal fachada que fue realizada por Miguel López de la Peña.
Da lo mismo si alguién no cree en esta tradición, pero lo que sin duda hay que hacer es venir a conocer este magnífico e impresionante rincón de Galicia que a la postre es uno de los lugares más bellos de nuestra comunidad y uno de los más hermosos de toda la península.

Las fechas más especiales para venir a San Andrés son el viernes, sábado y domingo de Pentecostés, el 24 de junio, entre el 16 de agosto al 29 de septiembre, el tercer viernes, sábado y domingo del mismo mes y en durante la festividad de San Andrés Apóstol entre el 27-30 de noviembre. Para saber las tradiciones, leyendas, caminos y rutas os remitimos a estos links. Por favor leedlas antes de peregrinar a San Andrés de Teixido. Más vale venir y disfrutar en vivo que arrastrándose y reencarnádo en un animal. No olvideis llevar una piedra para depositarla en algún milladoiro y beber de la fuente de los tres caños o también llamada Fonte do Santo. Si quereis saber sobre el futuro amoroso no tendreis más que encontrar la "herba de namorar".

LUAR NA LUBRE - ROMERIO AO LONXE
Esta canción se inspira en la leyenda que dice que, a San Andrés de Teixido, quien no va de vivo, va de muerto. Los peregrinos compartían el camino con los animales, que son las almas de los que no pudieron cumplir en vida la peregrinación, reencarnadas en lagartos, culebras o cormoranes que no debían recibir maltrato alguno. Los romeros solían vestir una larga camisa blanca y en algunos puntos del camino depositaban piedras que formaban 'milladoiros'. Según la creencia popular, estas piedras dirán en el Juicio Final quién ha cumplido con la promesa de ir a San Andrés. La 'herbiña de namorar' de la que habla la canción nace cerca de los ancatilados y tiene fama de casamentera.
EL CAMINO DE SAN ANDRÉS DE TEIXIDO

El santuario de San Andrés de Teixido (también conocido por San Andrés de "Lonxe" o San Andrés "Do cabo do mundo" se encuentran a unos 12 kilómetros de Cedeira en medio de la sierra "Da Capelada" al borde de la costa de Ortegal. Se halla escondido entre las rocas y los bosques, en una zona de escarpada orografía. El lugar está protegido de los temporales, gracias al abrigo de los afilados acantilados y su situación, sin duda, es la característica de los promontorios celtas, que buscan los espacios mágicos que penetran en el mar.

Se trata de un lugar alucinante donde las historias y el rugir del viento y mar nos hacen ver imágenes increíbles y fascinantes. Son muchas las leyendas que sobre este lugar se han ido perpetuando en el tiempo. Dicen en esta tierra que se ha de llegar en vida a visitar a San Andrés en Teixido y temen que al llegar la última hora, no exista descanso para los mortales de mala condición que en su inmensa incredulidad y rebeldía no hayan ofrendado al Santo con, al menos, una visita al santuario.


Ruta de San Andrés de Teixido.



Desde el neolítico a los tiempos de la dominación romana los difuntos se enterraban en las zonas de tránsito, los caminos -ver la disposición de túmulos a lo largo del camino de San Andrés-. Con el cristianismo no desaparecen estos viejos lugares de culto, se conservan los ritos primitivos, la costumbre de acompañar a las ánimas, y sobre todo la obligación de hacer ese camino.



Este camino fue recorrido por el Padre Sarmiento en el verano de 1755, quien saliendo desde Xuvia nos deja su descripción del itinerario, por tierras de Narón, Valdoviño y Cedeira aunque camino que trazó en su recorrido difería del que realizaban la mayoría de romeros, dado que su objetivo, además de alcanzar Teixido, era el de conocer con mayor amplitud el territorio.



Salida: Monasterio de San Martiño do Couto (Concello de Narón)
Llegada: San Andrés de Teixido
Longitud: 42 Km estimados Pulse sobre el mapa para ampliar
Duración: 10 horas en total
Dificultad: Media

Camino de San Andrés a su paso por Narón (13 kms.)

Iniciamos nuestro recorrido en la entrada de la iglesia de San Martiño de Xuvia siguiendo las indicaciones que nos marcan la ruta. Comenzaremos subiendo cara al Outeiro del castro de Petouzal, cubierto de bosque, para llegar en un rápido descenso al Molino de "As Aceas" (único molino mareal de la ría).

Siguiendo las indicaciones, a continuación atravesaremos la Carretera de Castilla, para pasar cerca del castro de Sequeiros, recorriendo el camino de Feal y otros caminos que nos llevarán cara a la Pena de Embade.

Seguiremos por los límites entre los municipios de Narón y Valdoviño, Carreira de Arriba, Monte Boeira, Carballo y las laderas del Monte Esperón, desde cuya cumbre podremos disfrutar de impresionantes vistas del valle de Ferrol, Narón, los montes de Campelo A Lagoa de Valdoviño, el gran arenal de A Frouxeira y el parque eólico "Novo" por medio del cual continuará parte de nuestro camino.

Camino de San Andrés a su paso por el Concello de Valdoviño (11,5 kms.)

Una vez abandonamos el concello de Narón entramos en el de Valdoviño por la zona da Carreira por la que apenas recorreremos 150 m antes de internarnos nuevamente en Narón, por su parroquia de Sedes.

Volvemos a entrar en tierras de Valdoviño a través de la necrópolis megalítica do "Monte dos Nenos", cerca del monte Esperón, para pasar luego por el lugar de Portonovo (marco indicador con la inscripción M3T, en ese punto coinciden los tres términos municipales de Valdoviño, Narón y San Sadurniño).

En esta zona el camino sufrió modificaciones con respecto a su trazado original (pasaba por los lugares de a Pena y Portodoso). En la actualidad caminamos por la pista asfaltada al borde de la cual están las mámoas de Portonovo, y las de Pena da Moura. En la ladera oeste del Monte da Pena Moura encontramos el Castro de Aviño. En las proximidades a esta zona aparecieron hace años columnas y capiteles romanos.

La ruta continúa a través de los lugares de Pena y de Vilaboy para llegar al lugar de Pazos donde al caminante se le presenta una disyuntiva: dirigirse hacia la antigua Iglesia de San Pedro de Loira (ruta con mayor número de romeros) o tomar el camino que pasa paralelo al río Donelle y llega a misma iglesia. El camino cruza el río por la presa del pantano As Forcadas (cerca de este lugar quedó sumergido el puente medieval que unía las dos orillas).

Una vez que se atraviesa el río se sube hacia el lugar de Liñeiro, donde se encuentra la Capilla de "Nosa Señora da Fame", conocida popularmente como "A Capela da Fame", es la más singular capilla del Camino. La capilla que servía de reposo espiritual y punto donde recobrar fuerzas los peregrinos.

El camino continúa en dirección a Escola donde se nos presenta otra disyuntiva: seguir hacia Arnela donde se toma el camino por la ladera que desciende a Folgueiras, y que se encuentra señalado por la presencia del dolmen da Pena da Moura o bien seguir por el Camino Real hacia el lugar de Quengo, y desde aquí sumarnos de nuevo al camino una vez pasado Folgueiras.

Desde Folgueiras se desciende por una ladera pronunciada hacia Porto de Arriba y para rematar a orillas del río en la Aldea de Porto do Cabo, lugar emblemático en la ruta hacia San Andrés. En este lugar coincidían las distintas rutas que llevaban a los romeros hacia Teixido, era punto de encuentro entre los peregrinos procedentes de Portugal, Rías Bajas, Santiago, Neda, Narón, y de los que llegaban por Somozas desde Castilla.

En este lugar los caminantes disfrutaban de varios edificios destinados al albergue, de los que se conserva la denominada Casa da Bastona, casa del siglo XVI con un arco gótico sobre una de sus puertas. Hasta hace apenas veinte años, al pie del puente medieval de Porto do Cabo, mujeres del lugar, conocidas como "caldupeiras" servían, por poco dinero, tazas de caldo caliente a los romeros.

Porto do Cabo es el lugar elegido por muchos caminantes, que prefieren hacer la ruta en dos etapas, como final de la primera jornada. Para los que no traigan coche de apoyo, indicar que menos de un kilómetro hay una parada de autobús que cubre el recorrido Ferrol - Cedeira (ida y vuelta).

Camino de San Andrés a su paso por el Concello de Cedeira (17,5 kms.)

Después de cruzar el puente y dejar atrás Porto do Cabo, continuamos nuestro peregrinar a Teixido. A partir de aquí comienza el tramo más duro de la senda. El camino que arranca con una pronunciada pendiente de tierra en la cuesta de Aro no lo abandonaremos hasta las proximidades del lugar de Sisalde A partir de aquí volvemos al asfalto de la carretera de Montoso y San Román. Otro cruce de carretera y vuelta a subir por pista asfaltada hacia Campo del Hospital en le lugar de Viciñeira - en todo este tramo podemos disfrutar de grandes vistas -.

Continuamos nuestro peregrinar hasta el lugar de Viriño. Una vez superado este, a unos cientos de metros en una curva podemos ver la capilla de San Roque de Reboredo (en sus proximidades hay una fuente con agua fresca, muy de agradecer a estas alturas del recorrido). Continuamos subiendo por pista de tierra, atravesando el Chao de Uzal, para llegar hasta el mirador del "Cristo dos Carris" (cruceiro). En este lugar nos encontramos en la cota más elevada de nuestra ruta rozando los 600 metros de altura. Entramos en la "Serra da Capelada" a poco más de kilómetro y medio de nuestra "meta", buen momento para disfrutar del entorno que nos rodea: pinares, caballos salvajes, la montaña de piedras (milladoiro, situado al borde del camino justo en el punto que divisamos, abajo, la costa y San Andrés), etc… y si de tradiciones hablamos y por mantener las mismas depositemos una piedra en el montón. Nos queda el pronunciado descenso de camino serpenteante y pedregoso hasta alcanzar las primeras casas de Teixido.

Ya en San Andrés de Teixido, pendiendo de la creencia de cada cual o del nivel de superstición de cada uno…. es el momento para cumplir con los ritos:

Entrar en la Iglesia y visitar al santo. Creyentes o no, su retablo barroco bien merece ser visitado.

En un rincón de la iglesia gran número de figuras de cera que representan manos, pies, cabezas, cuerpos enteros, cerdos, vacas.. Son la ofrenda en cera que testimonia la intercesión milagrosa del apóstol en la curación.

En "A fonte do Santo", los romeros deben de beber agua de sus tres caños (hay quien habla de 7 tragos de cada uno de ellos. Si no es mucha la sed, con uno llega). Tras pedir un deseo, pueden saber si este será concedido, para saberlo se echa una miga de pan en la pila del agua. Si la miga flota, el deseo se cumplirá, si por el contrario se hunde la petición será rechazada.

Otra creencia, de San Andrés de Teixido, es que una planta que crece en este entorno (a "herba namoradeira") provoca el enamoramiento de las parejas o de la persona deseada.

Una vez visitado el lugar, oídas las leyendas que sobre el mismo cuentan lo lugareños y disfrutado de este mágico entorno, una buena forma de poner colofón a nuestro viaje , si disponemos de vehículo de apoyo, sería acercarnos al mirador natural de "Vixía de Herbeira", en la que nos encontraremos con el acantilado sobre el más alto de Europa con 620 metros de altura.

Algunos lugares de interés en el camino:

Monasterio do Couto: aunque no se conoce su origen, en algunos documentos del siglo X este monasterio cluniacense de Xuvia se cita como muy antiguo. Ya por esa época era uno de los más importantes de la comarca. La edificación del actual monasterio do Couto es obra de comienzos del siglo XII, merced a una donación del conde de Traba realizada en 1137. Entre sus grandes protectores hay que destacar al rey Fernando II de Galicia y León. Junto al monasterio, que está declarado monumento artístico nacional por el Ministerio de Cultura, se encuentra la iglesia de San Martiño, con una construcción actual que data del siglo XII, si bien su fachada y la torre son del siglo XVIII. La iglesia representa un estilo arquitectónico propio dentro del románico gallego. Tiene tres ábsidas que culminan en una planta basilical de tres naves y una puerta principal con arquivoltas. En su interior existe una tumba de la familia Esquío y varios ataúdes de cantería en su contorno.

Molino das Aceas: el molino de mareas de As Aceas fue una de las principales fábricas de harinas de Galicia en el siglo XIX, cuando recibía el trigo desde Ucraína y América. Creado a finales del siglo XVIII, y promovido por una sociedad de empresarios gallegos y franceses, el edificio consta de represa, molino, vivienda, almacenes y casa de recreo adosada, todo cerrado con un muro de piedra. Esta Real Fábrica de harinas es una obra de grandes dimensiones, que permite la entrada de las mareas a través de una compuerta giratoria y embalsa más de 50.000 metros cúbicos de agua, energía suficiente para mover las grandes piedras moledoras de que dispone.

Pazo de Libunca o "Chalet de Cabezas": esta casona de A Pena de Embade es una construcción realizada por la familia Montenegro en 1918. De esa época mantiene su decoración de líneas modernistas, con columnas y balconadas reberetadas de cerámica traída de Levante. El pazo, convertido en la actualidad en hotel, también conserva las verjas de rejería, el pórtico de columnas neoclásicas y un mini jardín botánico, en el que se encuentra una bonita fuente de cerámica.

Monte de Nenos: "O Monte dos Nenos", en la parroquia de Sedes, conserva los vestigios más antiguos del ayuntamiento, con más de 3.000 años de historia. El cementerio prehistórico tiene más de 17 castros catalogados, unos de los cuales es visible desde la pista que recorre la ruta.

Iglesia antigua de San Pedro de Loira: La Iglesia de San Pedro de Loira, en la actualidad se encuentra muy alterada por la construcción en su subsuelo de la conducción de abastecimiento de agua a Ferrol, y por construcciones modernas hechas sin criterio. Aún conserva una cúpula nervada de un gótico tardío, donde se encuentran representados el Sol y la Luna, junto con los atributos de San Pedro (Santo portador de las llaves del cielo que recibe del más allá de las ánimas), entre los que destacan unos lazos de antiguas reminiscencias.

Capela da Fame de Liñeiro: El edificio fue trasladado de su emplazamiento original, a los pies del Camiño Real, a finales del siglo XIX, debido a que los peregrinos dejaron de utilizar esta ruta prefiriendo subir por Basteiros, camino más corto. Este hecho suponía una pérdida económica importante para la Iglesia, por lo que el párroco del momento, a través de una serie de señales divinas, la Virgen salía de la capilla y levitando se dirigía al lugar que hoy ocupa, convenció a los vecinos de la necesidad de su traslado, llevándose a cabo una ampliación del edificio.

Parte de la construcción conservada, del siglo XVI se debe a los Andrade de San Saturnino, tiene un retablo de estilo popular-renacentista, de gran belleza e ingenuidad realizado en piedra policromada. Más interesante que su programa iconográfico es su interpretación popular que quiere ver representada a Fame, entre dos medallones con la efigie de Fernando de Andrade e Inés de Castro e Lanzós.

Puente medieval de Porto do Cabo: El puente de origen medieval, hecho de mampostería con arcos de medio punto y calzada de piedra, servía de paso a los peregrinos al vecino concello de Cedeira.

Monasterio de San Andrés de Teixido: El monasterio de San Andrés existe desde al menos desde el siglo XII, siendo en esta época patrimonio de la Orden de Malta. El edificio actual data del siglo XVI y sus obras continuaron durante los siglos XVII y XVIII. Muestra un estilo gótico en la entrada y en los murales representativos del martirio de San Andrés. Encontramos un cierto estilo barroco en el retablo mayor y en la imagen del relicario, el cual contiene un supuesto hueso del Apóstol.

Leyendas del Camino

* La leyenda o leyendas sobre el lugar datan de fechas remotas e indefinidas. Según tales historias el Santo, algo envidioso de la afluencia de peregrinos a Santiago, permanecía triste y apagado. Un día recibió la visita del mismísimo Señor en compañía de San Pedro. Como quiera que el Santo formulara sus quejas a tan insignes autoridades el Todopoderoso le prometió que a su santuario acudirían en romería todos los mortales y, quien no lo hiciera de vivo, vendría a verle de muerto.

* Por otro lado la leyenda cambia y se cuenta señalando que uno de los doce Apóstoles llegó en barco a los acantilados de Teixido y que su barca naufragó quedando convertida en el peñasco conocido como A Barca de San Andrés. El mal trago fue compensado con la promesa que Dios le hizo, según la cual tendría un santuario y una romería que duraría hasta el fin del mundo y que, vivos o muertos, habrán de acudir al lugar todos los mortales.
Así las almas de los que no fueron a San Andrés, en peregrinación, de vivos, se reencarnan en el cuerpo de un lagarto, sapo o culebra, y en tales condiciones, se verán obligados a hacer la romería.

* El marco de Portonovo (intersección de los concellos de Valdoviño, Narón y San Sadurniño) tiene una marca de una planta de pie, atribuido por el acervo popular a una pisada de Dios, que lo dejó impreso cuando al venir de peregrino por el Camino hacia San Andrés inundó la ciudad de Portonovo de Valverde por negarle sus habitantes hospitalidad y un zapatero unas sandalias viejas.

Tanta superstición no podría ser realidad sin la existencia de amuletos. Las reliquias de San Andrés o "sanandreses" son pequeñas figuras de masa de pan, sin fermentar, endurecidas al horno y pintadas de colores. Las figuras tradicionales en forma de palomas, la mano, la rosca trenzada y las representaciones humanas, aunque ahora existen más modelos: anclas, ruedas, corazones, tréboles y otros motivos vegetales. Las figuras representan símbolos que tuvieron mucho que ver con la llegada del apóstol a Teixido.

Calendario de Romerías:
El viernes, sábados y domingo de Pentecostés. 
El 24 de junio.
Desde el 16 de Agosto al 9 de Septiembre.
El tercer viernes, sábado y domingo de Septiembre
El 29 de Septiembre. 
Desde el 27 al 30 de Noviembre (San Andrés Apóstol).

Cancioneiro de San Andrés
("Etnografía. Cultura espiritual" - Vicente Risco)

A romaxe de San Andrés tén seu cancioneiro propio, do que se ocuparon Maciñeira e Xosé Ramón Fernández:
Fun ó Santo San Andrés
aló no cabo do mundo;
sólo por te ver meu santo
tres días hai que non durmo.  
Tres días hai que non como,
tres días hai que non durmo,
para ir a San Andrés
que está no cabo do mundo.  

A San Andrés de Teixido
fun coa cesta na cabeza,
fun por mar e vin por terra
o santiño mo agradeza.  

Meu divino San Andrés,
este ano aló non vou;
pola falta de diñeiro
moita xente se quedóu.  

Indo para San Andrés,
aló na punta do cabo,
díxome unha caldrupeira:
romeiro, tí qués o caldo?  

Paséi a ponte do Porco,
paseille a man polo lombo,
meu divino San Andrés
o voso camiño é longo.  

Meu señor San Andresiño
que está na alta ribeira,
véñolle pedir, meu santo
a salvación verdadeira.
Fun ó santo San Andrés,
fun alá e hei de volver,
quedoume a miña mantilla
no seu altar por coller.  
Fun ó santo San Andrés,
fun coa miña empanada:
anque o santo é milagroso
é amigo da fuliada.  

O San Andrés de Teixido
está dereito na porta
mirando para os romeiros
como lle baixan a costa.  

Meu divino San Andrés,
tellas do voso tellado,
elas de lonxe parecen
outro fino amartelado.  

Meu señor San andresiño
que estás na alta montaña,
este ano vin, solteira
pró o que vén, virei casada.  

Indo para San Andrés
seica me veu un agoiro,
non poiden levar a pedra
ó primeiro amilladoiro.  

O divino San Andrés
mandóu empedrar o mar
para que os seus romeiriños
o foran a visitar. 
    A iste cancioneiro de San Andrés de Teixido semella pertencer o soado romance de "Dama Gelda":
Camiño de San Andrés
nas ponlas dunha silveira
en onde estaba encantada
a hermosa moura Zulema.
Encantouna cando estaba
collendo nas azucenas
en o xardín do seu pazo
Aldonza Cambas a meiga,
camiño de San Andrés
deixouna nunha silveira
para encantar ós romeiros
que iban por aquela terra.
...............
    Moi diferente é o das "Tres Comadres, do que coñecemos a seguinte versión, que pomos en comparanza coa que da Manciñeira: 
Elas eran tres comadres
e dun barrio todas tres,
fixeron unha merenda
para ir ó San Andrés.
Unha puxo vinte ovos
outra puxo vintetrés,
outra puxo unha empanada
coas cortezas ó rives
....
....
Alá pola media noite
todas falaban inglés.
Unha dixo pola lúa:
"Mira que doblón de a dez".
Outra pola pel do viño:
"Mira que neno sin pés".
Aló pola media noite
chega o marido de Inés,
palos nunhas, palos noutras,
palos levan todas tres.
  
Retrouso:
O xancuminé
pirixel cun cómini
á trispilistrás
pola túa fe,
a xacodalber
que xan pirulé
Elas eran tres comadres
e dun barrio todas tres
fixeron a merendiña
para ir o San Andrés.
Unha puxo trinta ovos
para cada unha dex,
outra puxo unha empanada
de tres codos a un través.
Outra dixo: "Hai que ir por viño;
comadre, canto hei traer?"
"Traiga osté canado e medio
para volver outra vez".
Unha dixo pola lúa:
"mira que bolo alí tés".
Outra dixo polo boto:
"Mira que neno sin pés"
Aló pola media noite
veu o marido de Inés,
pau á unha, pau á outra
iba o demo en todas tres.  
Retrouso:
Ó cabo de tara meses
tarará todas as tres.
Sargento Miguelez,
peregil con tres con tres.
Con dominum quod
Con dominum olé e olé,
pola túa fe
e o salto das vertes do champirulé. 
SAN ANDRÉS DE TEIXIDO 
LA PUERTA AL MÁS ALLÁ

VER +: